Guru Puja: la declaración de Shri Mataji

London (England)

1979-12-02 Shri Guru Puja, Declaration, Opt, 17' Download subtitles: EN,ES,FA,FI,FR,HU,IT,PL,PT,RO,RU,SK,TH,TR (14)View subtitles:
Download video - mkv format (standard quality): Watch on Youtube: Transcribe/Translate oTranscribeUpload subtitles

Feedback
Share
Upload transcript or translation for this talk

Guru Puja, la declaración de Shri Mataji

Hace un mes le dije a Rustom que debía organizar un Puja este domingo. Es un día de luna llena. Y me preguntó ¿cómo debería llamarlo? ¿Es un Guru Puja, un Puja a Mahalaxmi, o un Ganesha Puja? Así pues, le dije llámalo Guru Puja. Más tarde, me preguntó -mientras me iba a India-. “¿Por qué no celebrar aquí también el Puja de Navidad?” Hoy es un día muy importante. Porque, hace mucho tiempo, cuando Cristo era tan solo un niño, leyó las Escrituras y declaró a las multitudes que él era el Advenimiento, la Encarnación que es el Salvador. Creían que iba a venir un Salvador. Hoy, hace mucho tiempo, un domingo, declaró que él era el Salvador.

Esa es la razón por la que hoy es el domingo de Adviento. Tuvo que vivir durante un periodo de tiempo muy, muy corto. Así que tuvo que declarar muy joven que él era el Advenimiento. Es notable observar que antes de esto, ninguna encarnación había dicho públicamente que fueran encarnaciones. Rama, por supuesto, había olvidado que él era una encarnación. En cierto modo, él mismo se lo hizo olvidar, creando una maya sobre Sí mismo para convertirse en un ser humano completo, Maryada Purushottama. Y también Shri Krishna, solo se lo dijo a una persona, Arjuna, justo antes de comenzar la guerra. Abraham nunca dijo que fuera una encarnación, aunque era la encarnación del Maestro Primordial. El mismo Dattatreya nunca dijo que fuera la encarnación del Maestro Primordial. Con estas tres fuerzas, actuando a través de la inocencia, Moisés vino a esta tierra para guiar y nunca dijo que… aunque sabían que Él era grande, había dominado la Naturaleza, pero nunca reveló que era la encarnación.

En la época de Cristo, era necesario decirlo, sino la gente no lo entendería. Si en ese momento hubieran reconocido a Cristo, no habría habido ningún problema. Pero los seres humanos tenían que evolucionar todavía más. Alguien tenía que cruzar el Agnya Chakra en el Virata para atravesar esa puerta. Es por eso por lo que Cristo vino a esta Tierra. Es muy sorprendente que, en este árbol de la Vida, cuando las raíces dan el brote, y el brote da las ramas, y las ramas dan las hojas, y las flores también brotan del mismo árbol, aquellos que conocen las raíces no quieren conocer los brotes, los que conocen el brote no quieren reconocer las flores. Esta es la típica naturaleza humana. Nunca he dicho nada sobre mí misma. Porque se sentía que los seres humanos han alcanzado ahora otra dimensión del ego. Incluso peor que en la época de Cristo.

Podéis culpar a cualquier cosa, podéis llamarlo Revolución Industrial porque estabais alejados de la naturaleza, o como queráis llamarlo. Pero los seres humanos habían perdido todo contacto con la realidad. Se identificaron con la falsedad, y aceptar una realidad tan grande les va a resultar imposible, por eso nunca dije una palabra acerca de mí misma hasta que, por supuesto, algunos santos hablaron de mí, algunas personas poseídas también hablaron de mí; y la gente también empezó a preguntarse, que cómo lo más difícil del despertar de la Kundalini, tiene lugar con esa velocidad en presencia de “Mataji”. Había un templo en India que nadie conocía, pero descubrieron que los barcos que se acercaban a un lugar determinado eran atraídos hacia la orilla. Y era difícil hacerlos retroceder y tenían que usar el doble de fuerza para salir de esa atracción, y no sabían que había algo que estaba actuando. Pensaron que algo andaba mal en la profundidad del mar. Pero les ocurría a muchos barcos constantemente. Entonces quisieron averiguar qué estaba pasando con esos barcos después de todo. ¿Por qué de repente todos los barcos empezaban a ser atraídos hacia la orilla? Así que intentaron averiguarlo, y cuando se adentraron en la selva encontraron un gran templo, y en lo alto del templo se guardaba una enorme masa magnética.

Por lo tanto, a través de la comprensión racional, la gente llegó a la conclusión de que Mataji tiene que ser alguien excepcional porque en ninguna parte de las escrituras estaba escrito que tal encarnación viniera a esta Tierra, cuya mera mirada, incluso pensamiento, pudiera elevar la Kundalini. Muchos santos que están alejados de la enloquecida multitud, sentados en las selvas, en los Himalayas, todos saben acerca de ello. Porque su conciencia está en un nivel en el que comprenden. Entienden mucho más que vosotros, porque todavía sois niños recién nacidos. Son adultos. Pero hoy es el día en el que declaro que soy aquella que tiene que salvar a la humanidad. Declaro que soy la Adi Shakti, la Madre de todas las madres, la Madre Primordial, la Shakti, el Deseo de Dios, que se ha encarnado en esta Tierra para darse significado a sí misma, a esta creación, a los seres humanos, y estoy segura de que a través de mi amor y paciencia y mis poderes lo voy a conseguir. Yo fui aquella que nació una y otra vez, pero ahora, en mi forma completa y con poderes completos, he venido a esta Tierra, no solo para la salvación de los seres humanos, no solo para su emancipación, sino para concederles el Reino de los Cielos, el gozo, la dicha, que vuestro Padre quiere otorgaros. Estas palabras deben mantenerse únicamente dentro de los límites de sahaja yoguis, por ahora. Y hoy es el día del Guru Puja, no mi puja, sino vuestro puja como gurus.

Yo os unjo a todos como gurus, y hoy os diré lo que os he otorgado y los grandes poderes que ya tenéis dentro de vosotros. Entre vosotros hay personas que todavía no han sido capaces de reconocer. Mi anuncio hará funcionar dentro de ellos el reconocimiento. Sin reconocimiento no podéis ver la obra. Sin ver la obra, no podéis tener confianza en vosotros mismos. Sin confianza no podéis convertiros en guru, sin convertiros en guru no podéis ayudar a los demás, y sin ayudar a los demás no vais a ser felices de ninguna manera. Así pues, romper la cadena es muy fácil. Pero construir la cadena un eslabón tras otro es lo que tenéis que hacer. Esto es lo que todos queríais ser. Así que, tened confianza, sed dichosos y sed felices, que todos mis poderes os protegerán, mi Amor os nutrirá, y mi Naturaleza os llenará de paz y gozo.

Que Dios os bendiga