Shri Mahakali Puja: “El deseo”

(India)


Transcript PDF
Feedback
Share

Shri Mahakali Puja: “El deseo”. Lonawala, Pune, India. 19 de diciembre de 1982.

Doy la bienvenida a este gran país del yoga y a todos los sahaja yoguis. Hoy, antes de nada, debemos establecer en nosotros el deseo de ser buscadores y de alcanzar nuestro crecimiento total y nuestra madurez. El puja de hoy es para todo el universo. El universo entero debería iluminarse con este deseo. Vuestro deseo debería ser tan intenso que emitiera las puras vibraciones de Mahakali Shakti, que es el puro deseo de alcanzar el Espíritu. Ese es el verdadero deseo. Todos los demás deseos son como espejismos.

Vosotros sois las personas elegidas especialmente por Dios, primero para expresar el deseo y después para alcanzar ese intenso deseo de pureza. Tenéis que purificar el mundo entero, no solo a los buscadores, sino también a aquellos que no los son. Tenéis que crear alrededor de este universo un aura de deseo de alcanzar lo Supremo, el Espíritu.

Sin deseo, este universo no hubiera existido. Este deseo de Dios es el Espíritu Santo. Es el Poder Omnipresente, es la Kundalini dentro de nosotros. Kundalini solo tiene un deseo y es ser el Espíritu, y si deseáis otra cosa, la Kundalini no se eleva. Se despierta solo cuando sabe que este deseo va a ser satisfecho por alguien que está frente al buscador. Si no tenéis deseo, nadie puede elevarla. Un sahaja yogui nunca debería forzar el deseo en otras personas.

El primer obstáculo al que os enfrentáis tan pronto como recibís vuestra Realización, es que empezáis a pensar en vuestra familia. Empezáis a pensar: “Mi padre no la ha recibido ni mi madre; ni mi mujer ni mis hijos”. Debéis saber que estas relaciones son mundanas; en sánscrito es “Lokik”; ellos son “Alokk”, es decir, no están más allá de las relaciones de este mundo. Son relaciones humanas y estos apegos son mundanos. Si queréis, podéis jugar con esa fuerza, sabéis que Mahamaya os lo permite. Podéis seguir con ello tanto como queráis. La gente me trae a sus parientes, a sus padres, etc. y finalmente descubren que estaban equivocados. Perdieron un montón de momentos preciosos y tantas horas, tantos años malgastando su energía en gente que nunca mereció la atención de Madre. Cuanto antes os deis cuenta de que este deseo puede estar dentro de vosotros y quizá no en algunos de los llamados parientes mundanos mejor; es algo que no importa.

Cuando le dijeron a Cristo que sus hermanos y hermanas le estaban esperando afuera, Él dijo: “¿Quiénes son mis hermanos y quiénes mis hermanas?”. Uno tiene que darse cuenta de que aquellos que se implican constantemente en los problemas de sus familias y atraen mi atención, deben saber que caen en mi juego. Es algo que no tiene ningún valor para vosotros. Para vuestro ascenso, antes de nada, es importante que no tengáis ningún deseo, excepto el puro deseo. Este es el primer deseo para el establecimiento del Poder de Mahakali. Especialmente en la India, donde la gente está muy apegada a sus familias, este es un gran problema. Si dais la Realización a una persona, os asombraréis de ver que todo su parentesco constituye una gran familia de bhuts. Y una vez que dais la Realización a una persona, ya os habéis metido en problemas: todos los bhuts empiezan a colarse despacito, torturando mi vida, malgastando mi energía, siendo totalmente inútiles. Deberíais entender que esto no es auspicioso. Si queréis malgastar vuestro tiempo, yo os lo permitiré. Pero si queréis tener un ascenso rápido, lo primero de todo es que debéis recordar que estas relaciones son totalmente mundanas y que este no es vuestro puro deseo.

Intentad separar vuestro puro deseo de vuestro deseo mundano. De ninguna manera significa que dejéis a vuestra familia, a vuestra madre, a vuestra hermana. Nada de eso, sino que sois testigos de ellos y los veis como veríais a cualquier otra persona, y así veréis por vosotros mismos si realmente tienen algún deseo interno o no. Si están bien y son buenas personas, no deberíais descalificarlos porque son parte de vuestra familia. Esto funciona en los dos sentidos: no pueden ser cualificados por el hecho de ser vuestros familiares, pero tampoco pueden ser descalificados por el hecho de serlo. En Sahaja Yoga hacéis de vuestro deseo un deseo puro. Tenéis que salir de muchas cosas, pero aquellos que están apegados a sus familias y limitados por ellas, tienen que ver que no deben forzar Saja Yoga en ninguno de ellos. Al menos no me los impongáis.

Ahora bien, este deseo que hay dentro de nosotros, que es el Poder de Mahakali manifestándose, viene a nosotros de muchas formas. Como ya os dije, después de la Realización lo primero que nos viene, pues somos sahaja yoguis, es hacer algo por nuestros familiares. El segundo deseo que viene a nosotros es el intentar curar a aquellos que son nuestros parientes. Este es el segundo deseo. Deberíais interiorizar y ver dentro de vosotros que esto os ha pasado a muchos. Desde la lepra hasta cualquier pequeña cosa, como un resfriado o un estornudo, cualquier cosa que tengan, piensan que deberían llevársela a Madre. Y que todas las preocupaciones de la familia se me deberían traer; entra en vuestra atención cualquier cosa, como un embarazo o un estornudo, cosas muy simples y que son naturales. Y cuando las tenéis en vuestra atención, os digo: “¡Vale, seguid adelante con ello e intentad resolverlo si es posible!” Pero si no tenéis a ninguno de ellos en vuestra atención, entonces están en mi atención. Los dejáis en mi atención, yo ya me las arreglaré. Pero entonces entráis en un círculo vicioso, es una proyección muy sutil de la mente que piensa: ” De acuerdo, Madre, este asunto no lo tenemos en nuestra atención, es mejor que Tú cuides de él”. Pero esta no es la manera de hacerlo. Deberíamos tener un solo deseo intenso dentro de nosotros: “¿Me he convertido en el Espíritu? ¿He alcanzado mi destino último? ¿He ascendido por encima de los deseos mundanos?” Purificaos. Una vez que empezáis a purificaros, comienzo a cuidar de cualquier cosa que caiga fuera. Esto es simplemente un seguro, pero no una garantía. Si merece mi atención, estad seguros de que me haré cargo de ello. Tenéis que valorar vuestra atención como yo valoro la mía. Creo que tenéis que valorar mucho más vuestra atención que yo, porque yo puedo arreglármelas muy bien por mí misma, ya que todo está en mi atención.

Intentad purificar vuestros deseos lejos de los problemas mundanos que están frente a vosotros. Si lo lleváis más allá, empezáis a pensar: “Madre, ¿y qué hay de los problemas de nuestro país?” Muy bien, dadme el mapa de vuestro país; se acabó, con eso es más que suficiente. Y ahora purificaos a vosotros mismos. Dejad los deseos que tengáis. Una vez que estéis purificados, esa área estará cubierta gracias a vuestra atención. Es muy interesante. Cuando lo superáis, solo entonces podéis emitir luz. Pero si estáis dentro de ello, entonces vuestra luz está escondida. No se emite ninguna luz.

Tenéis que superar cualquier deseo. Cuando tengáis un deseo, elevaos por encima de él hasta que vuestra luz se emita sobre toda la extensión del problema que estáis afrontando, del que pensáis que yo debería resolver. Todo lo que os echáis encima constituye mis dolores de cabeza. Solo tenéis que hacer una cosa y es llegar a ser el Espíritu. Eso es todo; es una cosa muy simple y el resto es mi dolor de cabeza.

Ahora bien, el problema de llevar vuestro deseo al colectivo debería ser muy diferente. Para establecer vuestra pureza, para ser fragantes con ella, vuestra atención debería estar en el otro lado. Ahora no estáis frente a mí, sino que estáis junto a mí frente al mundo entero. ¿Veis? Así la actitud global cambiará totalmente. Vuestra actitud debería ser: “¿Qué puedo dar? ¿Cómo puedo dar? ¿Cuál es mi error cuando doy? Tengo que estar más alerta, ¿dónde está mi atención? Tengo que estar más alerta hacia mí mismo. ¿Qué estoy haciendo? ¿Cuál es mi responsabilidad? Deberíais desear ser puros. Deberíais ser puro deseo, lo que significa que deberíais ser el Espíritu. Pero, ¿cuál es la responsabilidad hacia vosotros mismos? Deberíais desear que esa responsabilidad hacia vosotros mismos se manifestara y fuera completa.

Luego está vuestra responsabilidad hacia Sahaja Yoga. ¿Cuál es vuestra responsabilidad hacia Sahaja Yoga? Se trata del trabajo de Dios que ha empezado y vosotros sois mis manos. Tenéis que hacer el trabajo de Dios y tenéis que luchar contra los elementos que van contra Dios, es decir, contra el elemento satánico. Ya no sois los responsables de vuestras familias. Aquellos que lo siguen siendo son los sahaja yoguis a medio hacer y, como os dije, son inútiles, no sirven absolutamente para nada. Todos ellos saldrán, sus familias sufrirán y yo sé que esto va a suceder. Porque ahora las fuerzas se están uniendo de tal manera que la selección está a punto de empezar.

La responsabilidad que tenéis con vosotros mismos es la de ser el Espíritu. Sois responsables de Sahaja Yoga, de entenderme mejor cada día y de comprender este mecanismo que hay en vuestro interior, de cómo funciona y cómo se comporta. Tenéis la responsabilidad de ver cómo llegar a ser vuestro propio Guru; de cómo conseguir ser una persona digna, grande, respetable y nada vulgar. Cada uno de vosotros merece el universo entero, si es que queréis llegar hasta ahí. Si queréis elevaros hasta esa magnitud, que está dentro de vosotros y que podéis alentar, los universos de otros universos caerán a vuestros pies.

La gente que todavía quiere vivir en un nivel muy bajo no puede crecer. Por ejemplo, los sahaja yoguis occidentales tienen algunos problemas porque cometen pecado contra la Madre, y los sahaja yoguis orientales tienen el problema de pecar contra el Padre. Superarlos no es nada difícil. Vuestra atención ha de mantenerse pura. En Sahaja Yoga conocéis todos los métodos para mantener esta atención pura. Si no lo está, entonces el deseo siempre será atacado por cosas inútiles e insignificantes que no tienen sentido en vuestro ascenso. La persona que es buen sahaja yogui no se preocupa por su ropa; no le importa lo que los otros le digan ni cómo le pueden tratar. La atención no está en la crítica; no importa si una persona es así o asá, ni si hay agresividad porque nadie es el otro. El problema es que, cuando os digo esto, ninguno de vosotros piensa que estoy hablando de ellos mismos. Aquellos que son agresivos toman su papel y los que no, piensan al contrario. Por ejemplo, si le digo algo a una persona que es agresiva, la persona que no lo es inmediatamente pensará que me estoy refiriendo a la agresiva y no a ella. Directamente pensáis en la otra persona y encontráis sus defectos, en lugar de miraros a vosotros mismos. Poco a poco el deseo va siendo menor debido a la carga que le ponéis encima.

Por lo tanto, es muy importante estar alerta, en continua atención (SATARKTA). Deberíamos mantener nuestra atención pura para así conservar nuestro deseo puro. El deseo viene del Corazón, y estáis tan bien hechos que vuestro BRAHMARANDRA es también vuestro Corazón. Si no tenéis un corazón limpio, no puede mantenerse limpio. Hay gente que piensa que por hablar de Sahaja Yoga ya están bien. Pero si su corazón no está abierto, se están engañando a sí mismos. Así que, intentad abrir vuestro Corazón.

Espero que hoy, cuando hagáis este Puja y adoréis a Mahakali y a este Yagna especial, establezcáis definitivamente este aura e iluminéis el mundo. Pero vuestro punto de mira debería ser: ¿Cuánto he contribuido a ello? ¿Todavía pienso en otras personas? ¿Todavía me preocupo de cosas pequeñas e insignificantes o pienso en mi Espíritu?

El lado izquierdo empieza y termina con Shri Ghanesa. Shri Ghanesa tiene una sola cualidad básica: está totalmente entregado a su Madre. No conoce otro Dios; ni siquiera conoce a su padre. Solo conoce a su Madre y se entrega a Ella por completo. Pero este puro deseo ha de tener acción, y sobre este tema os hablaré más adelante, cuando hayamos hecho más Pujas. Pero hoy establezcamos en nosotros el puro deseo de ser el Espíritu.

La mente occidental dirá: ¿cómo? Siempre se pregunta: ¿cómo lo hago? Es muy sencillo, de verdad. Adi Shankaracharya escribió el Vivek Chundamani y otros muchos libros y tratados. Los grandes intelectuales de la época siguieron su vida y dijeron: “Tened esto y aquello, conseguidlo.” Pero él dijo que nos olvidáramos de ellos. Entonces escribió el Saundarya Lahari, la descripción de su Madre y de la devoción que sentía por Ella. Cada pareado que escribió es un mantra. No es la rendición de vuestra mente a través de la mente, sino la de vuestro corazón. Es la rendición completa de vuestro corazón. Los sahaja yoguis occidentales saben muy bien que ha habido muchos ataques de la negatividad sobre ellos, especialmente cuando gente horrible como Freud vinieron para destruir sus bases, sus raíces. Y ved cómo Occidente lo aceptó ciegamente y comenzó a seguir el camino del infierno. Todo esto ha de ser eliminado. No tiene sentido, están equivocados por completo y va contra Dios. Entonces os daréis cuenta, lucharéis contra ello y diréis: “Esto significa la destrucción de nuestros fundamentos, de nuestras raíces. Estáis cortando nuestras raíces, cuando en verdad nuestra Madre es la fuente de todo lo sublime y noble; es la base de nuestro florecimiento, de nuestro ascenso y nuestra emancipación.” Ya habéis peleado contra ello y este mal quiere haceros caer hasta ese nivel tan bajo de los seres humanos, como si fuerais criaturas animales que se dan en algunos casos patológicos. Por lo tanto, es importante que entendáis estos ataques contra vosotros, que estéis alerta y no os identifiquéis con ninguno de ellos.

Por último os quiero decir que habéis venido a este país para ver lo profundo. Cambiad la actitud de la vida occidental. Aquí los teléfonos van muy mal y son incapaces de arreglarlos. El correo va fatal y los trenes, peor. Pero la gente es excelente. Saben lo que es el dharma. No son atacados de ninguna manera porque este país es la Kundalini; Shri Ganesha está sentado aquí. ¿Quién se atrevería a atacar a la gran Maharastra cuando ocho Ganeshas la protegen? No sé si la gente de Maharastra sabe esto. Y hay tantos Marutis que pueden atacar este país. Sin embargo, no hay ataques de la negatividad, excepto que están bastante orientados al dinero. Es la única maldición que tienen. Si son capaces de superarla, se convierten en gente maravillosa.

Habéis venido a este país para disfrutar de los placeres del Espíritu y no de los de Occidente, así que, cambiad vuestra actitud hacia la India. Y no me refiero a Air India, por ejemplo. Es erróneo pensar que tenéis que venir con Air India porque sois sahaja yoguis. En absoluto. Air India no tiene nada que ver con Sahaja Yoga. Tampoco las líneas de ferrocarril ni nada de eso. Entonces, ¿qué? Por amor de Dios, sed patriotas y volad con vuestra propia compañía aérea. Cuando lleguéis aquí, veréis que la gente es muy inocente. No pueden entender a Freud. No les podéis explicar nada de él porque están sobre él. A este respecto son gente superior porque no han sido atacados; mientras que vosotros también sois superiores porque habéis logrado salir de ello. Simplemente volved la cabeza y estaréis en el otro lado. Es algo grande. Tendréis la seguridad de que en este enorme país, donde hay una gran población que mantener, hay mucha gente que cree en las mismas cosas que creéis vosotros. No tenéis por qué sentiros perdidos.

Así que, hoy tenemos que empezar con el Puja a Mahakali Tattwa. Y hoy es el día de Gauri, es decir, de Ganesha. Puede que no lo sea según el calendario, pero yo lo creo así. Establezcamos en nosotros, en nuestro nivel sutil, el deseo de ser puros y de estar limpios de todas las barreras y de toda la suciedad que hay en nuestro interior.

Desead ser grandes sahaja yoguis responsables. Desead rendiros a vuestra Madre. No es difícil. Ese es el ego, el último en irse, porque si no, ¿qué rendís? No quiero nada de vosotros excepto que aceptéis mi Amor. Rendirse significa simplemente que abráis vuestro Corazón para aceptar mi Amor. Solo tenéis que abandonar este ego y funcionará. Estoy intentando entrar en vuestro Corazón y me quedaré allí definitivamente.

[Madre habla en Marathi durante unos 20 minutos]

Mahakali tiene una capacidad especial de llorar, porque Ella es del lado izquierdo. Cuando no puede hacer nada, cuando no puede actuar, llora. Esta es la única manifestación de Mahakali, que desea, y si no se cumple Su deseo entonces llora, eso es lo único que puede hacer cuando no puede hacer nada más. Y a veces cuando está llena de Amor, como hoy cuando os he visto a todos viniendo hasta aquí, todos aquí sentados, cuando no puede expresarse completamente, con todo el corazón, también siente ese gozo saliendo como lágrimas.

Que Dios os bendiga por el puja de hoy, espero que todos vosotros os lo toméis de tal manera que se despierte en vuestro interior lo más sutil de lo sutil, la sensibilidad en todo, y el Amor, que culmina en gozo. Que el Amor que florece en la fragancia del gozo se manifieste en el puja de hoy.

Que Dios os bendiga.