Shri Chandrama Puja

Vaitarna (India)

Feedback
Share

Shri Chandrama Puja, Vaitarna (India), 18 de Febrero de 1984.

Vosotros elogiáis mucho a los indios y yo también os elogio a vosotros. Pero tenemos algunas características muy malas, y una de ellas es que somos gente extremadamente desordenada. Nuestro sentido de la estética es tan horrible que no entendemos la diferencia entre una bolsa de plástico y una jarra de plata. ¡Qué mezcla de cosas tenemos! Creo que os pediría que insistierais en ordenar las cosas vosotros mismos, porque así sabrán escoger y aprenderán lo que hay que hacer. Tenéis que aprender muchas cosas de ellos, pero ellos también tienen que aprender algunas de vosotros y son cosas muy importantes. Porque todo esto crea un ambiente y una atmósfera que es agradable para los Dioses. Pero este es el carácter de los indios. cualquier cosa que esté en mal estado, donde sea y como sea, se sigue usando. No se ve lo malo, no se habla de ello- es así. Si algo está estropeado, se deja como está.

Se deja que se oxide, se deja hasta que esté tan podrido que se vaya a caer sobre vuestra cabeza, y entonces se puede poner algún pequeño soporte. Esa es nuestra forma de ser. Somos demasiado tolerantes con todo, y eso nos ha llevado a esta especie de incapacidad para trabajar. Pero si veis a la Ritambhara Pragnya, mirad a la Ritambhara Pragnya, cómo trabaja, cómo hace todo maravillosamente, cómo crea todo tan bellamente. Hay tanta pulcritud que si vais a una selva, no encontraréis nada sucio, mugriento, que huela mal, nada. Todo se lava, se limpia. La naturaleza trabaja en círculos hermosos. Todo funciona de forma tan hermosa que cuando nos llamamos “naturales” deberíamos entender que Ritambhara Pragnya es lo más natural. Y la forma en que Ritambhara Pragnya trabaja es con completa pulcritud y completa limpieza. Los indios son en lo personal muy, muy limpios, extremadamente limpios, sin duda.

Pero colectivamente no entienden la limpieza. Si veis sus calles, si veis el exterior de sus casas, está todo sucio. Y de eso tengo que culpar a nuestros hombres indios. Son extremadamente conscientes de que son seres humanos. En India tenemos solo dos razas, mujeres y hombres. No hay una tercera raza. Se supone que los hombres no tienen que hacer ningún trabajo, ni dentro, ni fuera, en ningún sitio. No se ocupan del exterior de la casa. En Inglaterra los hombres están todo el tiempo barriendo, limpiando en el exterior. Cortan el césped, cuidan el jardín, todo.

Aquí los hombres se quedan de pie con las manos en la cintura dando órdenes a las esposas, o si no a los sirvientes. Puede ser que la esposa sea dominante en lo referente al dinero pero el hombre no se va a ocupar de esas cosas. Simplemente se rendirá y dirá: “Yo no tengo que hacer nada de eso”. Por eso colectivamente en este país nunca podremos ser personas limpias, porque nuestros hombres simplemente se quedarán sentados. No harán nada, simplemente no harán nada. Se supone que las mujeres lo hacen todo, y por eso nuestra limpieza colectiva es nula, absolutamente nula. Por ejemplo, si un W.C. no funciona en Inglaterra, no se me ocurre ningún hombre que se siente durante cinco minutos. Lo hará él mismo, conseguirá un fontanero, de un modo u otro intentará solucionarlo. Aquí, no está bien – no importa, está bien. No se ve el problema, se las apañan.

Así es como hemos vivido durante siglos y ya es hora de que todos los sahaja yoguis cambien. Ahora aquí hay muchos artistas sentados pero los hombres no hacen nada, las mujeres están haciendo el puja, y las mujeres no saben como hacerlo, por lo que puede resultar un completo desastre. Es nuestra forma de ser, somos así. Aunque por otra parte tenemos muchas cualidades. Tenemos tantas cualidades que no podéis imaginar todo lo que hemos conseguido a través de nuestras tradiciones. Somos gente muy humilde, somos extremadamente cariñosos, afectuosos, llegaremos a cualquier extremo para servir a los demás. No somos gente astuta, no somos puntillosos, no calculamos. Somos muy hospitalarios. Todas estas cosas están ahí, sin duda. Pero todo esto que tenemos que aprender de vosotros puede parecer grosero pero no lo es.

Ahora que está bien hecho que está agradable, al menos Yo me siento mucho más a gusto. Y todo el mundo se siente a gusto. Y cuando alguien vea la grabación se sentirá satisfecho de ver un vídeo donde todo está bien hecho y se han cuidado los detalles. También muestra una especie de entendimiento de que esta es la adoración de la Adi Shakti, y no se pueden tomar libertades con ella. Por ejemplo en los templos corrientes se gasta mucho dinero, incluso las paredes, puertas y ventanas, todo está hecho de plata. Hacen tanto para crear eso. Pero si vosotros lo dejáis pasar -me refiero a los indios- entonces va a ser muy peligroso para vosotros. Es preciso que entendáis que no se puede jugar con “Viene Madre”. Ni siquiera vinieron a llamarme. Alguien debería haber venido a llamarme.

Vine por Mí misma. Esta no es la manera de comportarse, y los indios deben aprender estas cosas, que alguien tiene que venir a llamarme. Después de todo, todos estos protocolos van a aprenderlos de vosotros, de los indios. Y si no tenéis ningún protocolo ¿cómo lo van a conseguir? Así que esto es lo que tenéis que entender, que los ingleses tienen que aprender digamos de los franceses, los franceses de los alemanes, los alemanes de los austriacos, los austriacos de los suizos y así sucesivamente. Es muy importante que los indios aprendan de los occidentales algunas cosas por ejemplo el respeto por sus mujeres, eso en primer lugar. Como respetan a sus mujeres. Por supuesto no se debe llegar al extremo en el que las mujeres dominen todo el tiempo. Quiero decir que algunas mujeres americanas son horribles. Pero aún así, debo decir que tenéis que aprender a respetar a las mujeres.

Las mujeres son seres humanos. Vuestra Madre es una mujer, y debéis a prender a respetar a las mujeres. Y si no aprendéis a respetar a las mujeres, entonces estoy segura de que en este pais no podrá haber vibraciones, hagáis lo que hagáis. Los hombres tienen que aprender esto, tienen que saber cómo hablar con sus hermanas, con sus madres, con sus esposas. Pero si hay una mujer dominante entonces se convierte en primer ministro en este país. Así somos. Si es una mujer dominante entonces puede dirigir. Si es una mujer sencilla, buena, religiosa y sumisa, entonces está acabada. Si son dominantes, entonces los hombres tendrán miedo de esas mujeres. Esto es muy triste y da muy mala imagen.

Así que siento que como Ritambhara Pragnya trabaja todo tan bien, en la naturaleza si veis cómo crea todo maravillosamente, cómo elige las cosas, cómo coloca las cosas, cómo cambian los colores. Nunca encontraréis nada ruidoso, nada molesto, nada que sea destructivo, vulgar, nuevo… nada. Lo encuentras todo tan bien hecho que crea una inspiración en la mente humana, en un corazón humano que puede ser incluso de piedra. Hasta los franceses se inspiran en la Ritambhara Pragnya. Así que es posible que personas con corazones de piedra puedan inspirarse gente que tiene ideas extrañas sobre los seres humanos puede inspirarse con Ritambhara Pragnya. Así que por qué los sahaja yoguis no deberíamos inspirarnos en Ritambhara Pragnya, e intentar que todo sea bonito, hermoso, y con coherencia para que podamos tener el canal adecuado para nuestras vibraciones. Y esto es lo que creo que falta en la coordinación entre Oriente y Occidente. Démosles esta sencilla cosa entender como respetáis a vuestras mujeres, como respetáis la estética, como cuidáis de las cosas. Sé que en Londres, si se hiciera un Puja no vería estas cosas en absoluto. Al contrario, me encanta cómo se hacen las cosas, siempre.

Aquí también funciona, no digo siempre, pero podría haber sido un poco mejor, ya que se está grabando y todo eso. Pero el problema es que en nuestra vida cotidiana, somos así. Veréis que en todos los pueblos el problema es que hay baños, hay W.C., pero nunca se reparan. Una vez estropeado significa estropeado para siempre. Si el teléfono está estropeado lo estará para siempre. Al menos en América la gente irá a comprar uno nuevo, no lo reparan, comprarán uno nuevo. Aquí no van a comprar uno nuevo, no tienen recambios, seguirán con él todo el tiempo. Ese es un mal hábito que tenemos y que debemos cambiar. Debemos intentar que todo funcione adecuadamente. Ahora pasemos a la Kundalini, suponiendo que la Kundalini se altere, ¿vamos a renunciar a ella?

Si un chakra no está bien, ¿lo vamos a abandonar? Si algo no funciona, en ese aspecto los indios son muy sensibles, mucho más que los occidentales, si la kundalini está fuera, irán a por ella. Si un chakra está fuera, ellos van a ir tras él, lo van a limpiar. Porque son las raices y la raiz no se preocupa de la belleza; pero el árbol tiene que cuidar de la belleza. Así que esta es una combinación que tiene que ser trabajada apropiadamente por ambos, y las cosas funcionarán muy bien, si entienden la co-relación que tienen unos con otros, lo que tenéis que aprender de ellos y lo que ellos tienen que aprender de vosotros. Hoy es un día especial en el que pensé en hacer un Puja, porque hoy es la luna -mirad, frente a Mí aquí- y hoy es el primer día de la luna menguante. En la ciencia de Sahaja Yoga, la luna es el espíritu en nuestro corazón. Es el espíritu en nuestro corazón, lo que significa en marathi -purnantara-. Es el espíritu en nuestro corazón, y brilla cuando el sol se refleja en él. Cuando el sol – el sol, que es el Hijo de Dios.

Cuando el Hijo de Dios se refleja en el corazón, entonces la luna brilla en el corazón humano. Pero cuando brilla como una luna, entonces Shiva mismo la levanta y la pone sobre Su cabeza. Así que los seres humanos que son bendecidos por el Hijo de Dios, que están siendo despertados por el Hijo de Dios, podéis decir que es Shri Ganesha o el Señor Jesucristo, cualquiera de Ellos, si iluminan el corazón de los seres humanos, entonces se convierte en una luna brillante. Y el “amavasya”, el día de la luna nueva, es cuando un hombre no es un alma realizada en absoluto. El alma realizada es como la luna llena. Hoy es el día en que la luna está ligeramente, un grado menos. Es un día importante para nosotros porque este es el primer día en que está menguando. Y ese es el día en que tenemos que afianzar nuestra luna dentro de nosotros mismos, que empezamos a menguar por grados, en dieciséis grados vamos a seguir menguando. Y cuando eso ocurre no nos damos cuenta de que no hay brillo. El brillo se está apagando y tenemos que tener cuidado, tenemos que cuidarlo, y tenemos que trabajarlo de modo que adoramos ese día cuando empieza a menguar.

Puede menguar por muchas cosas. Tenemos muchas maneras de acabar con la luz que Dios nos ha dado en nuestro corazón, que es el espíritu. Una de ellas, y muy grande, es pensar. Lo primero es cuando empezamos a pensar en ello, a racionalizarlo. Debéis saber que cuando hablo, en realidad no hablo, todo son mantras, y cualquier cosa que hago, la realizo de tal manera que lo que estoy diciendo funciona dentro de vosotros. Es el Krita Yuga, y funciona. Cuando Yo lo digo, toda la maquinaria se pone en marcha. Así que cuando digo algo, si empezáis a reflejarlo en vuestra mente os alejáis porque no estáis recibiendo lo que estoy tratando de hacer. Si es un mantra, eso significa que lo que estoy diciendo, esas ondas sonoras crearán ese ser dentro de vosotros que estoy describiendo. Si empezáis a pensar en ello no podréis recibirlo, porque habréis puesto la barrera de vuestro pensamiento.

Cuando Yo estoy hablando, sólo tratad de recibirlo. Sólo decid “sí, sí” en vuestro interior, para que lo recibáis dentro de vosotros. Este es uno de los mayores problemas de hoy en día, cualquier cosa que se diga todo el mundo tiene que responder, todos tienen que opinar, todos tienen que decir: “No, esto podría ser así, aquello podría ser asá, hay alternativas, esto, aquello” No es necesario hacer todo eso. Y cuando empezáis a hacerlo, entonces todos los Dioses y Diosas se enfadan uno a uno, y así es como empezáis a perder la luz dentro de vosotros mismos. Así que esto es lo más desagradable para los Dioses y Diosas, que no Me reconocéis, que no Me reconocéis plenamente, que todavía discutís conmigo. Todavía empezáis a hacer preguntas, todavía empezáis a darme alternativas. Es absolutamente innecesario que sigáis debatiendo, que sigáis discutiendo. Simplemente tenéis que asimilar lo que estoy diciendo, y esa asimilación en sí misma abrirá esas nuevas dimensiones dentro de vosotros, que Dios quiere que se abran. Así que mejor entregad vuestro ego. El ego es el que os hace decir algo, discutirlo, debatirlo.

Y ese es el mayor problema, que he visto cuando comienza la luna menguante. Así que hoy es el primer día en el que debemos decir que nuestro ego no debe iniciar ese declive. Fue bonito bailar, disfrutar de todo, pero luego cuando te sientas, mientras se baila no se puede pensar ¡gracias a Dios! Pero tan pronto como todo termina te sientas, de nuevo la mente empieza a funcionar, “tck, tck, tck, tck”, y entonces empezamos a pensar. Y una vez que empezamos a pensar, entonces estamos perdiendo esa luz que hemos recibido. Algo así como cuando la luna empieza a menguar. En ese momento hay que tener cuidado, porque esto es lo más importante. Si no permitís que ocurra la primera vez, entonces puede detenerse. Es muy fácil de entender, si se puede detener un sari o un último trozo de él, no se desprenderá porque lo estáis sujetando. Así que al comienzo mismo de la luna menguante, si tenéis cuidado, si estáis atentos, nunca sucederá, y lo que hayáis conseguido se mantendrá, y podréis crecer.

Pero este es un punto muy importante que pasamos por alto, y por eso tenemos tantos problemas en Sahaja Yoga. Así que ahora que os estáis preparando para vuestro próximo viaje, muchos habéis venido por primera vez, tengo que deciros: ¡no penséis! ¡no opinéis!. En esto debéis aprender de los indios. Ellos no piensan en estas cosas. Pero ellos tienen que pensar, y cuando piensen empezarán a pensar en cosas burdas que tienen que pensar. Es decir ¡no penséis! Abandonaréis todo aquello que no tiene sentido y que habéis estado pensando. Así que ¡no penséis en ello, no reflexionéis, no os preocupéis! Intentad ser cada vez más sutiles.

y no os confundáis con vuestras etiquetas que están en el exterior, como ganchos. La mente es como un gancho. He visto que todos vosotros tenéis una especie de gancho en el exterior y todos los hilos se enganchan en él, de nuevo otro hilo va y se engancha en él. Y toda la mente está unida a ese gancho. Ese es el señor Ego. Si podéis cortar los hilos de una manera u otra y decir: “No voy a pensar. He venido aquí para mi ascenso espiritual. Déjame ser lo que soy. Si Madre dice algo lo escucharé, si me regaña lo escucharé, si hace algo, cualquier cosa que haga, déjame ver que, ya que he venido aquí para moldearme, deja que Ella me moldee, que la Naturaleza me moldee, que todo el ambiente me moldee, el puja debería moldearme”. Simplemente os convertís en un hermoso jade en las manos del Divino, y permitís que el Divino saque toda vuestra belleza.

Solo permitid que el Divino saque vuestra belleza, y entonces podréis disfrutar de vuestra belleza. Pero si os apegáis a todas esas cosas viejas, entonces será muy difícil. Así que como es el primer día, lo he empezado el día en que la luna empieza a menguar. Así que espero que tengáis mucho cuidado. Estad atentos. Tenéis que estar muy atentos. Tenéis que ir más allá del tiempo. No tenéis que pensar en la comida. De vez en cuando si no coméis, no pasa nada. Nadie va a morir, os lo digo Yo.

Si no comemos durante días, no nos pasa nada. Así que la comida no ha llegado, la hora del desayuno, la hora de la cena es decir, allí la comida es una religión, creo, todo tiene su horario. Aquí no hay horario para nada. Lo haremos cuando lo sintamos. ¡Hagámoslo así! Así que tenemos que estar preparados para una buena limpieza a fondo, y para disfrutar de un tiempo muy agradable. Estas dos cosas pueden ir de la mano, si aceptáis que no tenéis que pensar. Si no pensáis, todo se puede hacer sin ningún problema, y disfrutaréis mucho de la vida. Eso es una cosa.