Programa público, segundo día

Hove Town Hall, Hove (England)

1984-07-26 History of Self-realization, Hove, England, DP-RAW, 58' Download subtitles: EN,ESView subtitles:
Download video (standard quality): Download video (full quality): View and download on Vimeo: View on Youku: Listen on Soundcloud: Transcribe/Translate oTranscribe

Feedback
Share

Programa público 26-7-1984

Me inclino ante todos los buscadores de la verdad.

Ayer hablamos del poder que yace dentro de nosotros, que es el poder del Espíritu Santo y, que tiene que darnos la autorrealización. Podéis decir que nunca habéis oído hablar de ello, es una idea muy nueva, pero es el conocimiento de las raíces. En Occidente tenemos el conocimiento del árbol. Entonces alguien debe tener el conocimiento de las raíces, no hay nada que objetar. Al igual que en Oriente la gente aprendió sobre la ciencia y otros conocimientos traídos por los occidentales, de la misma manera, cuando este árbol de la vida se hizo tan grande, también, hubo una búsqueda interior. Y cuando esta comenzó, ellos, en su proceso de meditación, descubrieron que dentro de nosotros reside el poder que nos puede dar la autorealización. Pero este descubrimiento es muy, muy antiguo. Lo que os estoy diciendo no es nada nuevo. Lo único es que hoy ha llegado el momento. Ha llegado el momento del florecimiento.

Cuando muchos podéis obtener la autorrealización. Pero la historia de la autorrealización es muy, muy antigua. Se dice que hace unos 16000 años, el rey de todos los dioses, llamado Indra, obtuvo su realización. No sé en griego, en lengua griega, cómo se le llama; pero él es quien consiguió su realización en un lugar llamado Chidendra, que significa el que fue hecho. El agujero fue hecho dentro de su cabeza: Chidendra. Entonces, este conocimiento ha existido en nuestro país desde hace siglos, porque la gente tenía un temperamento más meditativo. Este temperamento meditativo viene porque no tenían que luchar tanto contra la Naturaleza. Como sabéis, el clima en India es bastante bueno, la gente puede salir no hay problema de demasiado calor o demasiado viento… Es fácil vivir afuera y así es cómo, la gente no tuvo que luchar demasiado contra la naturaleza. Esta lucha contra la naturaleza originó esta reacción, este entusiasmo de los occidentales por descubrir algo sobre la naturaleza y es así cómo descubrieron toda la Ciencia y todos los descubrimientos que estamos disfrutando. Pero lo que hemos descubierto, hasta ahora, es parte de lo mismo.

Si no hubierais descubierto todos estos instrumentos, hoy no podríais hablar con la gente no podríais propagar lo que es importante. No podríais lograr el ascenso espiritual en masa. No se puede dar a miles de personas a menos y hasta que haya medios para hacerlo. Entonces, incluso estos descubrimientos son, simplemente, complementarios a los descubrimientos sobre el Ser. La Kundalini ha sido descrita por muchas personas. Pero especialmente, mencionaría a Markandeya que vivió hace unos 14000 años. Él describió la Kundalini, del modo que os lo conté ayer, que reside en el hueso triangular. Y como os dije, incluso, los griegos lo llamaron hueso sacro, que significa hueso sagrado. Ahora las palabras sagrado, santidad, están pasadas de moda, pero es un hecho. Hay algo que es santo, algo que es sagrado.

Pero ¿qué es esto sagrado? ¿Qué es esta santidad? Es bastante difícil de saber porque tratamos con la materia y la materia no habla de estas cosas. A lo sumo, si continuáis con la materia, continuáis analizándola desintegrándola en partes. Como la ciencia médica. Algunos empiezan estudiando el cuerpo humano a través de la ciencia médica, como también lo estudié yo. Seguís analizando esto. En última instancia, llegáis a un punto en el que hay un médico para un ojo, otro médico para otro ojo…, no hay síntesis. Pero cuando vais a las raíces, es la síntesis de toda la naturaleza, de todas sus características. Entonces, esta es la diferencia entre un enfoque y otro.

Este conocimiento no fue escrito, se transmitió verbalmente, se comunicó a muy pocas personas y así se transmitió de persona a persona. En un principio, solo una o dos personas intentaron obtener la realización. En la época de Rama, su suegro era una persona diestra en dar la realización, pero solo se la dio a una persona, llamada Nachiketa. Podéis imaginar cuán difícil era dar la realización a una persona. Primero había que limpiar a la persona, luego decirle que llevase una vida muy austera, una vida de equilibrio, había que hacer todo tipo de cosas y luego la kundalini subía. Subía de uno en uno, de centro en centro, hasta que se establecía. Para eso tenían que llevar una vida muy aislada y funcionaba cuando los niños tenían desde unos doce años hasta unos veinticinco, en una vida completamente célibe. Pero ahora el tiempo ha llegado, como os he dicho, el tiempo del florecimiento ha llegado. Debéis saber que los que estáis sentados aquí, habéis pasado por esto. No es algo nuevo que hayáis venido aquí, estáis listos para esto y así es cómo lo vais a conseguir, solo en esta vida.

En estos tiempos modernos hemos cometido algunos errores, porque estábamos desconectados, separados del conocimiento de las raíces y, de repente, nos hemos vuelto modernos. Y en este modernismo comenzamos a entender todo a través de nuestras proyecciones mentales. La proyección mental puede ser muy mítica. Por ejemplo, yo proyecto mi mente y digo: que “ahora estoy sentado en Nueva York y siento esto y aquello”. Es solo una proyección mental. Cualquier cosa que hagamos debe ser real, pero en general, las proyecciones mentales son míticas (no son reales). Muchas personas han hecho eso y han tenido el así llamado “éxito en la vida”, han ganado mucho dinero, dedicando sus proyecciones mentales a esto, diciendo: esto es conocimiento, esto es conocimiento, esto es conocimiento. ¿Y cómo vamos a descubrir si es cierto o no? ¿Hay algún método absoluto por el cual podemos saber si es cierto o no? La razón es que no podemos ver el Absoluto, puesto que vivimos una vida relativa.

Hoy en día las palabras como “santidad” o las palabras como “sagrado” y “auspicioso”, han perdido su valor porque hemos perdido el sentido de ese conocimiento, esa sensibilidad. Como os dije ayer, fui a Roma y el alcalde de allí, solo viendo mi fotografía, dijo: “¡Oh, esto es Divinidad!” Y nos ayudó mucho, pero lo que ha actuado en él ha sido ese temperamento sensible, que él ha retenido de alguna una manera, o que existía dentro de él. Pero tenemos que entender que cada materia tiene una especie de coeficiente por el cual sabemos si es algo sagrado o no, si es santo o no. Como en India, decimos que este lugar es sagrado. ¿Cómo podemos afirmar que es un lugar sagrado? ¿Cómo entendemos que este es un lugar sagrado? Porque una persona que es un alma realizada, que quizás no sea un hombre rico, puede ser un hombre pobre, quizás sea solo un asceta, puede ser casado o no, pero si es un alma realizada, es una categoría, es un estado de la mente, que si lo tiene puede sentir las vibraciones divinas de ese lugar y puede decir: “Este es un lugar santo”. Os daré un ejemplo. En Rahuri hay un lugar llamado Musalwadi y ese lugar tienen un lago enorme; y querían canalizar el lago…, así que pensaron en hacer un muro en él.

Trataron de hacerlo, un hombre inglés. Hace unos 50 a 60 años un ingeniero inglés intentó hacer un dique allí. Y en cierto momento se dio cuenta que no podía construir nada. Lo que construía se caía, de nuevo construía algo y se caía, y estaba muy sorprendido. Entonces un Fakir musulmán, como los llamamos, un alma realizada, pasó por allí y dijo: “Oh, dejad esto, este es un lugar sagrado, no podéis hacer nada, mejor dejadlo estar”. Así que rodearon ese lugar. ¿Os imaginas un muro recto así, si el lugar es así? Cuando fui allí, me preguntaron: “Madre, nos gustaría que nos dijeses si es un lugar sagrado”. Cogí a algunos de los sahaja yoguis que estaban allí y, cuando fuimos, descubrimos que ese lugar emitía brisa fresca. Se podía sentir, todos podíamos sentirlo.

Pero para la gente es un milagro pensar que un lugar pueda emitir brisa fresca. Ya sabéis que el toque espiritual de cualquier cosa comienza a emitir vibraciones. Os daré otro ejemplo. Cuando una vez fui a Cachemira y estábamos conduciendo por una carretera, sentí tremendas vibraciones provenientes de algún lugar, así que le pregunté al chofer: “¿Hay un templo aquí o algo así?” Él dijo: “No, todo es desierto. Yo dije:”Muy bien, vamos por donde vienen las vibraciones”. Así que fuimos a un lugar que era un completo desierto y lo atravesamos. Entonces vimos a una pobre gente que vivía allí, musulmanes, y les pregunté: “¿Hay algún templo aquí?” Ellos dijeron: “No, no hay; pero más adelante hay una mezquita”. Dije:” ¿Y qué mezquita es?”.

Dijeron: “Hazratbal”. Les dije: “¿Hazratbal?” Dijeron: “Hay un pelo de Mohammad Sahab guardado allí”. Encontramos la mezquita a unas cinco o siete millas de distancia y fuimos a verla. Supe que el cabello estaba allí porque emitía vibraciones, por supuesto, no podíamos ver el cabello porque el cabello estaba adentro. Incluso en la Biblia se dice que cualquier cosa que ha sido creada por la Madre Tierra o por el cielo, no debe ser reproducida ni adorada. Entonces tenemos que pensar: ¿Qué es lo que ha creado la Madre Tierra? Nunca pensamos en estos términos, simplemente aceptamos cualquier interpretación que la gente nos da, pero pensemos: ¿Qué fue creado por la Madre Tierra? ¿Cuáles son los lugares santos creados por la Madre Tierra? Digamos, por ejemplo, Stonehenge que tenéis aquí.

Quizás no sabéis que es algo sagrado. Todas estas piedras han salido de la Madre Tierra, quizás algunas personas estúpidas han podido moverlas y puesto allí, pero en realidad las piedras que han salido, son realmente piedras salidas de la Madre Tierra. Si vais allí y veis, tienen vibraciones. No solo eso, sino que están colocadas de la misma forma que la Kundalini. Así que en esta isla, había personas que tenían el conocimiento de lo Divino. Definitivamente lo sabían, de lo contrario, ¿cómo es posible que las colocaran dando la vuelta haciendo algo circular? Y ahora vienen los turistas y las adoran, pero no saben lo que están haciendo, no tienen ni idea de lo que están haciendo. Como os dije ayer, igual que Mahoma enseñó a hacer namaskar, pero los musulmanes no saben por qué hacen namaskar, qué significa, qué significan todas estas cosas, qué significa Allah-ho-Akbar, simplemente lo hacen porque se les dice. Por tanto, hay una brecha entre lo que se nos ha dicho y lo que es, pero existe un coeficiente de Divinidad en cada cosa. A menos que y hasta que os convirtáis en el Espíritu, no podéis sentirlo.

Igual que un imán puede sentir el magnetismo, de la misma manera tenéis que convertiros en alguien que puede sentir todas esas cosas bellas que llamamos vibraciones divinas. La vibración Divina fluye dentro de nosotros cuando tenemos nuestra autorrealización. Antes de eso estamos separados de nuestro espíritu. El espíritu reside en nuestro corazón, pero nuestra atención no está iluminada por ese espíritu. El Espíritu nos mira como un testigo, nos mira, ve cómo nos comportamos, a dónde vamos, qué hacemos, todo lo que hace es vernos, es un espectador. Esa es la situación de Dios también, Dios Todopoderoso está observando la obra, está observando la obra de su Poder, al que llamamos el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es el poder, o podemos decir, es la Madre, es quien ha creado el mundo entero, quien ha creado todo el Universo y está mostrando la obra a un espectador que él es Dios Todopoderoso. Él está viendo todo ese juego y cuando está viendo todo el juego, quiere disfrutarlo. En el momento en que no le guste, puede destruirlo. De la misma manera, dentro de nosotros reside este espíritu que nos mira y ve nuestras intenciones, todo lo que hacemos.

Pero la Kundalini, que es el Espíritu Santo, el reflejo del Espíritu Santo que reside en el hueso triangular, registra todo lo que hacemos. Es como una grabadora. Registra lo que hacemos, lo que hemos estado anhelando, dónde hemos estado, lo que hemos estado haciendo. Es un conocimiento más sutil; para eso tenemos que extendernos y entender que, a nivel humano, solo podéis entrar en cuatro dimensiones como mucho, pero la cuarta también está en el pensamiento. En realidad existen tres dimensiones en vosotros, pero la cuarta dimensión está en vuestro pensamiento: habéis imaginado, habéis escuchado a la gente, os ha dicho la gente, os ha sido descrito. Pero no es parte integral de vuestro ser, es solo que sabéis que hay algo más, que no sois vosotros. Tenéis que alcanzar esta cuarta dimensión. Entonces, para conocer esta cuarta dimensión tenéis que haber sido preparados, porque habéis sido creados para ello. Si tenemos que convertirnos en la cuarta dimensión, debe de haber alguna preparación dentro de nosotros y esta preparación que tenemos en nuestro ser sutil, el cual funciona como sistema nervioso parasimpático. Este sistema nervioso parasimpático es un sistema dentro de nosotros que nos nutre, nos da equilibrio, nos repara como una fuente de energía, pero esta energía también es limitada.

El sistema nervioso simpático lo utilizamos cuando tenemos alguna emergencia, cuando necesitamos ir rápido desarrollamos una velocidad muy elevada y el corazón puede comenzar a bombear muy rápido, pero cuando nos relajamos, el corazón vuelve a su ritmo normal. Eso sucede a través del sistema nervioso parasimpático. El sistema nervioso parasimpático nos repara todo el tiempo, pero tiene una energía limitada y así es cómo se originan las enfermedades, porque agotamos nuestra limitada energía de alguna manera. Puede ser que lo hayamos usado tanto que ya no quede energía en él. Todas estas cosas suceden y desarrollamos enfermedades de diferentes tipos. Como os dije ayer, tenemos tres poderes dentro de nosotros. Uno de ellos es el poder del deseo del lado izquierdo, El segundo poder es el poder de acción del lado derecho y el tercero, el poder central de nuestra evolución. El poder del lado izquierdo se manifiesta físicamente en el sistema nervioso simpático izquierdo, y el lado derecho se manifiesta dentro de nosotros como el sistema nervioso simpático derecho, y el central, es el Parasimpático, en general se llaman así. Ahora, el proceso evolutivo ha tenido lugar desde hace mucho tiempo, no es que la evolución esté pasando hoy. A nivel de materia, la evolución tiene lugar cuando, en la tabla periódica, el carbono se coloca en el centro y en equilibrio.

Tiene cuatro valencias, luego se desarrolla más y más. Cuando llegamos a la etapa humana, comenzamos a equilibrarnos por medio de la prueba y el error. Primero intentamos esto: “Oh, no es bueno, no nos ayuda”, entonces probamos con otra cosa. Así lo intentamos: capitalismo, luego comunismo, luego capitalismo, luego comunismo. Probamos todas estas cosas. Es solo que vamos de un extremo a otro, luego tratamos de llegar al centro, y cuando llegamos al centro, es el momento cuando se produce nuestro ascenso, ,no vamos hacia la izquierda ni hacia la derecha. La izquierda representa nuestro pasado y la derecha representa nuestro futuro, así que tenemos que estar en el presente, en este momento. Tenemos que estar allí pero no podemos. Por ejemplo, ahora, la gente podría estar pensando sobre el pasado, o quizá sobre el futuro, “si obtendré el transporte o no”, y no podemos permanecer en el presente. Pero cuando estamos en este momento, no hay pensamiento, no hay pensamiento.

Un pensamiento surge y desaparece, otro pensamiento surge y desaparece. Entre dos pensamientos hay una pequeña separación y esa separación es el presente, pero no la podemos sentir dentro de nosotros mismos porque vivimos en el pasado o en el futuro. Cuando la Kundalini se eleva, lo que hace es separar esos pensamientos y así, la separación entre los dos pensamientos se alarga, podemos decir, aumenta y nos volvemos conscientes sin pensamientos. Pero en el movimiento de la Kundalini, cuando la Kundalini se mueve, desde este estado, cuando sube primero entra, como veis, en el primer chakra, este chakra verde, que conocemos como el Nabhi Chakra. El Nabhi chakra es el que podemos encontrar, en el centro del ombligo o plexo solar, llamado el plexo solar que tiene diez subplexos. De la misma manera, este chakra tiene diez pétalos, se dice que hay diez pétalos. Ahora, este es un centro muy importante para nosotros porque este es el centro donde comenzamos nuestra evolución. Como animales buscábamos comida, buscábamos protección y así fue cómo evolucionamos. Ahora, en la etapa humana, esta búsqueda se manifiesta como búsqueda de poder, la gente quiere convertirse en miembros del Parlamento, buscan poder. Otras personas quieren tener dinero, posesiones, esto y lo otro, buscan posesiones.

Algunas personas piensan:”este es mi hijo, mi niño”, mi negocio marcha. Lo llaman amor pero es muy posesivo y esto a veces también se manifiesta, pero luego descubren que todas estas cosas no dan alegría, que debe de haber algo más allá que nos pueda dar gozo. Y cuando eso llega a nuestra consciencia, comienza nuestra verdadera evolución. Ese es el punto que uno tiene que alcanzar. Esa es una categoría especial de personas a las que llamamos buscadores, pero llegados a este punto, también hay algo muy peligroso. Ya os advertí antes, hace dos años, os dije que hay personas en el mercado que están esperando para atraparos, porque todos están aquí para ganar dinero, nada más. Todo está orientado al dinero. Y cuando estáis buscando, simplemente, os agarran. Os dicen: “muy bien, cinco libras por esto y obtenéis a Dios”. ¿Imagináis las tonterías que se dicen y la gente las cree?

¿Cómo podéis obtener vuestra evolución dando dinero? ¡Pensadlo! Y cuando les dije esto, estaban muy enfadados conmigo. Les dije que es algo que no se puede “hacer”, no se puede organizar, es un proceso natural. Es vuestro derecho de nacimiento el obtener vuestra realización y nadie puede pediros dinero, es ridículo. Vosotros sois personas muy inteligentes, sabéis de ciencia y todo eso, pero de estos asuntos no sabéis nada, sois ingenuos. Aceptar estas cosas como que podéis pagar por Dios, podéis pagar por vuestra evolución, podéis pagar por vuestra realización… Lo mismo os sucede cuando comenzáis a buscar, luego creéis que debéis hacer algo al respecto, debéis hacer algún esfuerzo. Como os dije ayer, con esfuerzo vais en la dirección equivocada, os movéis hacia el lado izquierdo o hacia el lado derecho. Cuando os vais al lado izquierdo, lo que sucede es que sois poseídos, sois poseídos, porque toda vuestra Consciencia Colectiva está en el lado izquierdo.

El cáncer es causado por posesiones, estas son el desencadenante. Vi un programa de televisión en el que los doctores le decían a la gente: que una persona se vuelve vulnerable al cáncer cuando el sistema simpático está demasiado activo, se vuelve vulnerable, y que el cáncer se activa con algunas proteínas, como la proteína 58 y la proteína 52; porque solo dan nombres…, te atacan y el desencadenante proviene del área dentro de nosotros que existe desde nuestra creación, es decir, el Subconsciente Colectivo. Por eso, a menos y hasta que os posea algo, el cáncer no se puede activar, aunque somos vulnerables en todo momento porque estamos mucho en el simpático; todo el tiempo estamos en emergencia. Entonces, este tipo de ataque nos viene de esta área que existe en nuestro interior, conocida como Consciencia Colectiva, Subconsciente. Este Subconsciente Colectivo existe dentro de nosotros desde nuestra creación. Si comenzáis a acercaros, digamos, a inclinaros ante alguien y a someteros a alguien, y ese gurú es un experto en todas estas cosas, que llamamos en idioma sánscrito, Preta Vidya, Shamshan Vidya, el conocimiento de los muertos; entonces pueden poseeros, pueden hipnotizaros, pueden pediros que os matéis a vosotros mismos, pueden hacer lo que quieran, os dirán: “id y destruiros a vosotros mismos”. Habéis oído hablar de casos en los que la gente se ha destruido a sí misma. Pero debemos usar nuestra inteligencia para comprender que: “¿debemos destruirnos ahora?” Entonces hay otro tipo, dirán: “tenéis que saltar como ranas, tenéis que saltar todo el tiempo”. Cualquiera puede saltar; ¿qué hay de grandioso en ello?

Pero ¿debemos convertirnos en ranas o gusanos? Algunas personas van a estas prácticas, como la TM (Meditación trascendental). Debo deciros abiertamente, tengo muchas personas que vienen de TM, que sufren de epilepsia, absolutamente sufren de epilepsia, sin duda y han venido a mí y a la persona que era el director de su eh… académico en ¿cuál era ese lugar? en Escocia; vino a mí [el director] y sufría de epilepsia, su esposa sufría de epilepsia, su hijo sufría de epilepsia. Era un hombre muy rico, era un comerciante de diamantes, se declaró en quiebra, tuvo que irse a Sudáfrica, la esposa ahora se fue a la India, estaba harta de la vida. Ahora, por supuesto, se curó con Sahaja Yoga y el niño está bien. Y pagaron miles de libras, miles, seis mil libras le pagaron a este hombre, para ir a Suiza donde se les dio comida durante seis días, de tal manera, que el primer día solo el agua donde habían hervido algunas patatas. Luego el segundo día, esa misma agua, el tercer día, la misma agua, el cuarto día la misma agua y el quinto día se les dio la piel de la patata con toda la inmundicia. ¡Imaginaos qué burla! Y el último día la patata…, y cada uno pago seis mil libras, es un hecho.

Hay tantos sentados aquí, de meditación trascendental, que han sido curados. La gente va allí de cabeza, ¿por qué? Porque quieren volar. ¿Quién ha volado? Poned a vuestro gurú en uno de estos… en Pisa, lo que llamáis la torre inclinada de Pisa. Dejadle volar, veamos, ¿puede volar? ¡No puede volar! Pero cuando os digo estas cosas sobre ellos, a la gente no os gusta porque os digo la verdad. Entended que no podéis pagar por esto. Ahora, ¿por qué queréis volar?, no lo puedo entender.

¿Os vais a convertir en pájaros? Todas estas ideas raras y extrañas, ¿cómo las puede tener una persona inteligente? Es la razón por la que os pregunto a veces: ¿Por qué? ¿Por qué tú? Hay una chica judía, muy inteligente, muy bien educada, abogada y todo eso. Ella tiene grandes problemas. Le pregunté: “¿Por qué, por qué fuiste a meditación trascendental? ¿Qué fue tan genial? Todo lo que hacen es estúpido, ¿entonces por qué fuiste?” Ella dijo: “Estaba tan harta del fanatismo de los judíos que me metí de lleno”.

Otro dice: “Estaba tan harto de los católicos que fui allí”. Otro dice: “Los cristianos eran de tal manera, así que fui allí”. Es como escapar del fuego saltando a la sartén. No entiendo cómo funciona el cerebro, pero es de sentido común que uno no va a volar en el aire por decir unas palabras. Si aceptáis que os pidan dinero para eso, entonces debo decir que alguien realmente os ha engatusado e hipnotizado, de lo contrario, nadie aceptaría algo tan absurdo ¿no? Y me sorprendió porque estos son los buscadores, nuevamente digo: la categoría especial de personas que buscan a Dios. Luego viene otro grupo de la India, otros mafiosos, os lo digo, auténticos mafiosos, debéis sabed que los indios ahora intentan atacaros de una manera sutil, definitivamente. Porque vosotros los atacasteis de una manera muy baja, así que ahora os están atacando a vosotros. Lo mismo sucede en Estados Unidos: habéis ido y les habéis destruido, pero no están muertos, están allí, ahora los americanos os están atacando. Y así es cómo os atacan.

Y aceptáis estas cosas porque miman vuestro ego, quizá porque os dicen algo muy intelectual, grandes cosas, y las aceptáis. ¿Por qué no vais y descubrís lo que le está pasando a la gente? ¿Cuántas personas han ido al manicomio? Y tienen dinero, tienen tanto dinero que pueden acallar cualquier cosa. Hubo un tipo que huyó de la India a América, porque los indios no podían soportarlo, pero se hizo una foto de este tipo escapando a América. La publicaron aquí con el texto “el Dios que huyó” o algo así, esa imagen se mostró aquí en la BBC. La BBC lo publicó, tenemos una grabación, pero este tipo tiene tanto dinero que compró esa foto a la BBC y ahora no se puede mostrar al público. Desearía poder mostrárosla, pero en privado, solo en privado se puede ver. Ya veis, todos estos trucos están ahí, así que el dinero en sí mismo genera dinero, también engendra todo tipo de engaños. Les disteis dinero, les disteis dinero y ahora os están engañando.

Uno debe entender que, en lo que respecta a Dios, mantened el dinero lejos. Cualquiera que pida dinero, está buscando dinero, ¿cómo puede hablar de Dios? Esta búsqueda también puede llevaros al lado derecho, como les pasa a los lamas. Todas estas personas están haciendo trabajos del lado derecho, lo que vosotros llamáis trabajos supraconscientes, del supraconsciente colectivo. Lamas, ya veis, deberíais haber sabido que Hitler recibió enseñanza de los lamas. Los Lamas le dieron consejos sobre cómo capturar a estos espíritus que son muy agresivos, muy despiadados; personas muy desalmadas, sin emociones y así fue cómo se las arregló para atraer a estos alemanes, que todavía están allí. Incluso en este país o en todas partes podéis encontrar a estos horribles, agresivos … espíritus que se ciernen sobre la gente que intentan destruir a otros. Entonces ese trabajo todavía está en marcha, ese juego aún está en marcha. De hecho, debo decir que en Occidente las personas son tan ingenuas, no tienen ni idea de la muerte. No saben lo que pasa con los muertos, y juegan con ello.

Por ejemplo, tener todos los cadáveres en la iglesia es muy peligroso para los niños. Se debe tener especial cuidado cuando llevéis a vuestros hijos al cementerio. Es muy peligroso. Quiero decir que: las iglesias indias no tienen nada de eso. Ningún indio toleraría una tontería como esa, por tener que caminar sobre las tumbas, ¡imaginaos! Una señora vino aquí para ver la catedral, la llevaron a verla, y caminaba raro. Le dije: “¿Por qué?” Ella dijo: “Todos los muertos yacen aquí, ¿cómo caminar sobre ellos?” No tenemos idea de cómo actúa la muerte, y por eso todas estas enfermedades son tan comunes en este país. O en Occidente, se debe a que no hemos prestado atención en mantener alejados a los muertos.

Como no teníais este conocimiento, se aprovecharon de vosotros, vinieron aquí y os atrajeron. Y este atractivo es tan sutil que no os dais cuenta. Luego, en India cultivamos todo tipo de drogas, todo tipo de drogas. Pero nunca he visto ninguna droga en toda mi vida, ni conozco a una persona que sea india que consuma drogas, ¿os imagináis? Pero aquí, las drogas se han metido en…, ¿cómo? Porque esta gente ha introducido a los muertos. Los muertos quieren drogas, quieren que bebáis. Incluso el alcoholismo, si vas a un extremo, puede llevaros a ese tipo de atracción. Sahaja Yoga puede curar el alcoholismo porque es un espíritu quien bebe. No sois vosotros quienes estáis bebiendo.

Había una señora de Cuba, una mujer delgada, pequeña y menuda, y su esposo me dijo: “Ella puede beber, sola, una botella de whisky”. Le dije: “Annh, se ve tan pequeña, ¿cómo puede beber una botella?” “Sí, ella lo hace”. Entonces le pregunté, le hice un bandhan, y vi un hombre negro enorme saliendo de ella. Le pregunté: “¿Conocéis a algún hombre negro?” Ella dijo: “Madre, ¿lo viste? ¡Lo has visto! Este es el que bebe, pero todos me culpan a mí”. Eso dijo ella, y ahora es una mujer curada. Si vais a los extremos, si vais al extremo derecho, ahora la gente corre como loca.

Quiero decir, uno no debe hacer nada extremo, un poco está bien, pero volviéndose loco, todos corriendo rápido, tendrán ataques cardíacos, debéis entenderlo. Tendréis ataques al corazón en poco tiempo. Usar ropa ajustada hasta ese punto: provocará venas varicosas, desarrollará todos estos eh… problemas de rodillas y todo eso. Debéis entender que deberíais ser gente normal, deberíais manteneros de una forma que hagáis todo de manera moderada, para manteneros en el camino central de la evolución. Pero ir al extremo de todo es nuestro estilo. Vamos a los extremos, como los indios que también van a algunos extremos y vosotros vais a otros extremos; podemos ver a los franceses yendo a otros extremos, todos son así. Van a los extremos, pero vosotros mantened una vida moderada; para quien lleva una vida moderada es muy fácil ascender. Ahora, la misma búsqueda se convierte en la búsqueda de Dios, la búsqueda del más allá, la búsqueda de algo más elevado. Y eso más elevado es el Espíritu; tenéis que convertiros en el espíritu, y cuando os convertís en el espíritu, tenéis que ver lo que os sucede. Cuando os convertís en el espíritu, automáticamente mejoráis físicamente.

Cuando comenzáis a sentir las vibraciones, físicamente estáis bien. La leucemia se puede curar, el cáncer se puede curar, se pueden curar muchas cosas. ¿Por qué? Debido a que la energía agotada, que está en vuestros centros, se recarga; os conectáis desde aquí al Todo, a la energía más sutil que es nutritiva, que todo lo puede, que lo está nutriendo todo, os conectáis con ella. Esto es el yoga y todo el tiempo esa energía fluye dentro de vosotros. Cuando fluye dentro de vosotros, no entráis en tensiones. No solo eso, sino que esta conexión os convierte en un ser universal. Os convertís en parte integral del Todo; ya lo sois, pero no sois conscientes. Porque este dedo es consciente de que es parte integrante del todo, pero nosotros no somos conscientes de que somos parte integrante del todo. Entonces, comenzamos a sentir: “Oh, hemos ayudado a este caballero, hemos ayudado a este otro, hemos hecho mucho por esa persona”.

En realidad, ¿a quién ayudaís? Os ayudáis a vosotros mismos. Si este dedo está enfermo y si este lo frota, ¿está ayudando a alguien? De la misma manera en Sahaja Yoga, no estamos ayudando a nadie, nos estamos ayudando a nosotros mismos porque simplemente fluye a esa área que requiere ayuda. Así es cómo os volvéis colectivamente conscientes. Empezáis a sentir dónde os falta esa vitalidad, en qué centro os falta, [lo sentís] en la yema de los dedos. Como os dije, este idioma inglés tiene un hermoso término que es: las yemas de los dedos. Así que en la punta de vuestros dedos podéis sentir [también] lo que le falta a otra persona. Entonces fluye la compasión. Os convertís en la compasión.

No tienes que decir: “¡Oh, soy muy compasivo! “, sino que sois la compasión. Esta es la compasión que comienza a fluir y, cuando comienza a fluir, estáis alegres. No decís: “yo lo hago”. Decís: “va, viene”. Empezáis a hablar en tercera persona. La palabra “yo” desaparece. ‘Yo creo’ no existe. Luego decimos: “nosotros creemos” porque no estamos solos, somos muchos. ¿Cómo podemos decir ‘yo’?, ¿quién es el ‘yo’?

‘Yo’ se pierde en ‘nosotros’. La energía fluye hacia otra persona sin ninguna dificultad, pero dentro de vosotros sentís la paz, la alegría. La atención es tan iluminada que prestáis atención a cualquiera y la persona se siente bien. Cuando pensáis en cualquiera que queráis conocer, solo poned vuestras manos. Como le pasó a alguien de Escocia que está aquí; él fue uno de los primeros en obtener la realización del ser y es un gran intelectual, así que comenzó a dudar. Pensaba: “¿cómo puede ser que estando aquí sentado pueda sentir algo?” Le dije: “Muy bien, ¿qué quieres saber?” Dijo: “mi padre no me ha telefoneado desde hace algún tiempo, me gustaría saber de él”. Le dije: “Está bien, pon las manos así e intenta averiguar cómo está tu padre”. Tenéis un conocimiento muy bajo, como sabéis, así que puso su mano y dijo:” Madre, me quema aquí, ¿qué significa?”

Dije: “Significa que tu padre tiene un gran problema de garganta”. Él dijo: “¿En serio?” Le dije: “Sí, estos son todos los centros de tu padre y este centro es el de la garganta”. Entonces lo llamó por teléfono. “Bronquitis aguda”, esta es la palabra que usé y él llamó por teléfono a su casa y lo cogió su madre. Él dijo: “¿Dónde está mi padre?” Ella dijo: “Está enfermo de bronquitis aguda”. Se quedó muy asombrado. Le dije: “Está bien, lo curaremos ahora”. Simplemente nos frotamos este dedo y así fué, la llamada de teléfono llegó una hora después.

“Tu padre está bien, sorprendentemente, milagrosamente, no sé cómo se recuperó”. Entonces físicamente estás bien. Mentalmente: he visto a muchos locos ponerse bien, porque ¿cómo os volvéis locos? Es porque hay un desequilibrio, fuisteis demasiado del lado izquierdo, os han traído de vuelta, os habéis curado. Entonces emocionalmente desarrolláis un equilibrio. Veis, todo el tiempo decimos: “mi, mi, esta es mi hermana”, hasta que descubramos que es una serpiente en la hierba, “ella es mi hermana, ella es mi, mi esposa, él es mi padre “, todo eso. Pero luego los veis en su verdadera forma. Por ejemplo, tal vez vuestra propia hermana sea una serpiente en la hierba y tal vez vuestro esposo sea una joya de persona, pero ¿cómo lo sabéis? ¿Cómo sabéis que esta persona es así o asa? Con vuestras vibraciones lo podéis ver.

Lo mismo que podéis preguntar sobre estos gurús que han venido. Solo hacéis una pregunta: “¿Qué opináis de este gurú?” Ahora cualquiera si es horrible, os quemaréis por aquí. A veces tenéis ampollas en vuestros dedos y os sorprendéis de cómo salieron estas ampollas pero las personas que se sienten atraídas por ellos son casos absolutamente perdidos. Hasta que estén absolutamente acabados, no vienen a Sahaja Yoga. Es muy difícil convencerles de que salgan de eso, sois atraídos porque ellos piensan, en primer lugar, que han pagado por ello y deben pasar por ello, es la naturaleza humana. Suponed que hayáis pagado una entrada para una obra de teatro o una película y no os gusta, pero aún así lo habéis pagado, así que os sentáis. “Muy bien, he pagado por esto, así que me quedo”. De esa manera, ellos quieren pasar por ello. Y a un loco, ¿cómo se le puede hablar?

Otra cosa que le sucede a vuestra atención es que vuestra atención se vuelve muy equilibrada. Todo el tiempo, si vuestros ojos van a esto, a aquello, a…, nuestros ojos se debilitan y nos sentimos realmente confundidos porque cada vez que vemos algo, vemos que viene una reacción. Ahora vengo a este lugar y veo: “Oh, cuántos agujeros”. “Entonces empiezo a contar los agujeros”, la gente está realmente loca, lo he visto. Ven un anuncio, y repetirán este anuncio, el otro … si pierden uno, volverán a decir: “Oh, he perdido ese”. Es así. Es una locura con vuestra atención que sale todo el tiempo, como un loco y reacciona de nuevo y cuando reacciona, lo que nos pasa es que nos volvemos confusos, una personalidad complicada; y no sabemos qué ver, qué no ver. Cuando vuestra atención es iluminada, os convertís en una personalidad pura, vuestros ojos se vuelven puros. Solo veis pureza, no podéis ver cosas impuras. Si veis algo impuro, os sentís horrible, no queréis hacerlo.

Al igual que nuestra consciencia obtiene esa pureza. Por ejemplo, si lleváis a un perro por un camino sucio, él simplemente caminará, no tendrá ningún problema; pero los seres humanos se taparán la nariz, incluso podrían no ir por allí. Pero después de tener la realización, sabéis qué es pecado, qué no es pecado, y podéis caminar por los lugares que son hermosos. Pero si es un lugar pecaminoso, no os gusta, no os gusta, las prioridades cambian de inmediato. Os convertís en una persona tan virtuosa. Os sorprenderéis de lo que me ha ocurrido. He conocido personas que han sido, así llamadas… todo tipo de cosas los llaman, no sé qué nombres, pero todo tipo de personas pervertidas puedo decir, en general, si vienen a sahaja yoga, ellos se convierten en unos esposos tan hermosos, esposas tan amables, personas tan sencillas, disfrutan de su vida de casados, disfrutan de sus hijos y disfrutan de sus esposas con pureza. Ahora nuestra sociedad aquí en Occidente, para mí ahora es mi sociedad, porque estoy sentada aquí. La sociedad india tiene sus problemas, vosotros tenéis vuestros problemas. Pero la sociedad se ha vuelto tan rara que decimos que: si tienes a un indio en casa tal vez tus cosas desaparezcan, pero si tienes a un inglés o a un occidental en casa, quizás desaparezca tu mujer.

Es algo peligroso y a nadie le importa: “es que es amor”…, cualquier tontería es amor. Echáis a perder a la hija de cualquiera, cualquier cosa es amor. Todas esas ideas son equivocadas. Si hay pureza, digamos, cada uno es una hermana, un hermano o una madre, una relación pura. La vida se vuelve mucho más fácil. No lo sabéis, pero los sahaja yoguis son así; y viajan mucho. Esta vez fueron a Suiza, tuvimos un programa allí, un seminario, todos convivieron juntos, sin problemas. En otras circunstancias, con tanta gente viviendo allí, la mitad de los matrimonios se habrían roto y muchos se habrían fugado y luego regresado para decir que nos hemos vuelto a divorciar. Esta locura del divorcio ha venido porque nuestras ideas nos han confundido, estamos confundidos. No hay pureza.

Si una persona con gran pureza mira a otra, incluso la otra se vuelve pura. Al igual que María Magdalena cuando fue bendecida, gracias a Cristo, se convirtió en una mujer pura. Entonces la pureza tiene que ser traída a la sociedad. Si tenéis que salvar a esta sociedad, tenéis que purificaros a vosotros mismos. Cada individuo tiene que purificarse a sí mismo. Pero decís: “Es libertad, esto es lícito”. Pero eso no es libertad. La libertad esta donde hay pureza. Sin pureza no hay libertad, es abandono, es un sinsentido y así es cómo nos hemos sentido acerca de nuestra vida. Por supuesto, cuando digo eso, por favor, no os sintáis culpables, porque eso es otra cosa que os puede ocurrir.

Es solo lo que os estoy diciendo, solo os digo cómo os purificas, pero no os sintáis culpables por nada; porque lo que yo diga, tenéis que olvidarlo. Cuando os estoy dando la realización, no recordéis todos estos puntos, de lo contrario será difícil daros la realización. Así que es pasado, caso terminado, no os preocupéis por eso. Solo pensad que inmediatamente nos convertimos en parte integral de una sociedad pura y hermosa. La raza que se ha descrito, la raza de Dios, lo que William Blake describió como: “Los hombres de Dios que se convertirán en profetas y tendrán poderes para hacer a otros profetas”. Por ejemplo, para un santo no existe la tentación; no hace cosas malas, ¿por qué? Él simplemente no lo hace. No tiene que decirse a sí mismo que “no me escapo con tus cosas” o “no me escapo con tu mujer”. “No hago esto mal” o “no asesino a nadie”. No tiene que recordar que estos diez mandamientos están ahí, sencillamente se comporta bien.

No tiene que recordar ¿cómo? Porque él ha superado esos mandamientos. Estos diez mandamientos están en los chakras. En este chakra se encuentran estos diez mandamientos que debemos mantener en equilibrio: ¡No hagáis esto, no hagáis eso! Eso estuvo bien en la época de Moisés: si decís en estos días, ¡no lo hagáis!, la gente lo hará, así que lo mejor es subir la Kundalini. Una vez que os convertís en el espíritu, os convertís en vuestro propio maestro: comenzáis a guiaros a vosotros mismos, sabéis lo que está mal, y no os gusta. No os lo tengo que decir, simplemente no os gusta, os convertís en una personalidad diferente. Como os dije: cuando un perro se convierte en un ser humano, no le gusta un lugar sucio y cuando un humano se convierte en santo, a él no le gusta, no le gusta. Pero eso no significa que huyáis al Himalaya, huyáis de aquí, nada. Lleváis una vida absolutamente normal, pero sois una persona desapegada y así es cómo disfrutáis más.

Por ejemplo, mirad esta alfombra: es hermosa, no es mía, no la poseo. ¡Gracias a Dios! Puedo disfrutarla mejor que la persona que la posee porque él podría estar pensando: “Puede mancharse. No sé, Madre está sentada allí, Dios sabe lo que va a pasar con la alfombra. Puede que tenga que llevarla a la lavandería”, o algún tipo de problema estará en su mente, pero para mí nada, solo estoy disfrutando. Entonces, esta idea de posesión es un mito, no poseemos nada. Es un mito creado por los seres humanos. Tienen una oficina de registro donde ponen esto. Es decir, pertenece a esta persona, pero ¿podemos llevarlo con nosotros cuando nos muramos? Todo está afuera y así es cómo entendemos y luego entendemos algo muy, muy hermoso sobre la materia.

Que la cuestión es dar a los demás, la cuestión es expresar nuestros sentimientos a los demás. Y os convertís en generosidad y la generosidad tiene sus propias bendiciones. Disfruto mucho de mi generosidad, pero a veces, ya sabéis, siento que la generosidad me crea problemas porque abro una puerta para dar y diez puertas se abren para darme; y no sé dónde guardar todo, ya véis, es muy difícil. Tenemos una casa grande, pero ahora mi esposo dice: “Será mejor que tengas otra casa grande”. Dije: “¿Por qué?” Él dijo: “¿Qué vamos a hacer con todas estas cosas?” Todos los días, recibes desde 10 puertas y das desde una. Si ahora doy desde diez puertas, habrá veinte puertas abiertas. La generosidad os llena por completo. No necesitáis nada en absoluto.

Intentad eso, abrid vuestro corazón. Tenéis que abrir vuestro corazón. La gente no abre su corazón, están tan asustados que abrirán una rendija y verán quién está allí: ¡Oh, ya veo! Puede que esté lloviendo, puede que sea un día nevado, una mujer podría estar parada con un cochecito y un niño dentro. Pero ella tendrá miedo de ver desde la rendija. ¿Quién te va a invadir, quién puede destruirte? ¿Quién puede destruir vuestro espíritu? Simplemente disfrutad de vuestra generosidad. Mirad cómo lo tendréis todo. Os daré un pequeño ejemplo de esto en mi propia vida.

He estado así toda mi vida y mi marido tuvo problemas y mi familia tuvo problemas debido a esto. Un día estaba sentada afuera tejiendo cuando vi a una señora que venía con otros dos hombres. y ella dijo: “Somos refugiados de Punjab, no tenemos un lugar para vivir”. Y yo tenía una casa enorme porque mi padre era miembro del Parlamento y tenía una casa propia, enorme. Así que le dije: “Está bien, aquí hay una habitación donde podéis venir y estableceros”. Bueno, no pregunté quiénes eran, qué estaban haciendo, dije que era una habitación exterior, dejémosles quedarse allí. Se quedaron. Entonces entró mi hermano, él es ahora ministro, un hombre muy cuidadoso. También entró mi esposo. Mi hermano le metió en el cerebro que, “esto está mal”, no sabemos si pueden ser ladrones, estos pueden ser esto y a mi hermana siempre le gusta eso, no sé qué puede pasar…

Le dije: “Sean lo que sean, son mi responsabilidad, no los vamos a expulsar porque sí”. Entonces comenzó la guerra y la gente venía a matar a los enemigos. Uno de mis refugiados era musulmán. Llegaron a nuestra casa y dijeron: “Hemos escuchado que hay un musulmán en vuestra casa”. Le dije: “Mirad, yo soy cristiana”. Le dije: “Mirad, esto lo demuestra, ahora, ¿me creéis o no?” Le dije: “Será mejor que salgáis de aquí” y se fueron y este señor se salvó ¿veis? Él era un gran poeta. Muchos años más tarde, fui a Bombay…, unos doce o catorce años más tarde; y estábamos haciendo una pequeña película, y yo me estaba encargando de algunos temas cuando dije: “Yo conozco a esta señora”. Pero no le iba a preguntar porque era una gran actriz de cine.

Dije: “No le preguntaré porque no podrá participar”. Me dijeron: “Pero debes decirle algo”. Les dije: “No, nada, no voy a ir, id vosotros y preguntadle”. Entonces fueron y le preguntaron. Ella dijo: “No, no, no, no, no puedo unirme, tengo que ganar dinero, y no podéis tenerme allí por nada y, además, no creo en todas estas organizaciones benéficas”. Así que me quedé callada, no dije nada, pero en la inauguración de la película fui y ella estaba allí, me miró y las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos, solo vino y me abrazó. Ella dijo: “No sabía que estabas en esto”. Le dije: “Sé que no lo sabías”, pero ella dijo: “Perdóname, daré dinero, daré todo. Esta es la señora que me salvó hace mucho tiempo”, y todos estaban asombrados de cómo esta señora, que era tan materialista y tan particular sobre su pago, de repente, se había derretido. Ella dijo: “Oh Dios, ahora he aprendido, lo había olvidado, había olvidado lo que significa ser generosa”.

Y después de eso cambió por completo. Entonces, todas estas cosas son la calidad del Espíritu, que no le tiene miedo a nadie: ¿por qué deberíais tenerle miedo a alguien si eres uno con Dios? Mirad a Cristo, él no tuvo nada que ver con la prostituta, pero cuando la gente comenzó a tirarle piedras. Él se acercó y dijo: “Ahora, entre vosotros, quienes no hayáis cometido ningún pecado, podéis arrojarme una piedra”. ¡Imaginad el coraje! El coraje viene del espíritu. Porque él era Espíritu, entonces podía decir tal cosa. Él no era un hombre que actuaría en contra de sus valores. “Muy bien, si queréis podemos tener una discoteca en la iglesia” o podemos abrir un pub. Hoy en día lo venden para pubs.

“Lleguemos a un acuerdo”. La verdad no se pone en riesgo, no lo hace. La compasión es diferente del compromiso. No puede comprometerse, la verdad se apoya en sus propias piernas. Entonces, eso fue lo que sucedió cuando Cristo dijo eso, y eso os sucede a vosotros, os convertís en una persona fuerte. Os conviertes en una persona que es fuerte, pero que no trata de oprimir a otros. No intentáis destruir a otros, no queréis odiar a nadie, pero lo que hacéis es manteneros sobre vuestros propios pies, defender los derechos de los demás, apoyar los grandes ideales. Como Abraham Lincoln, una persona como él. Abraham Lincoln era un alma realizada, y de qué manera luchó por los derechos, cómo habló sobre democracia. Hoy vamos a comprometer esto, a transigir con lo otro.

Incluso si alguien es un Hitler, no importa, mientras esté con nosotros, está bien, aceptémosle. Para tener esa fuerza tenéis que ser el Espíritu, para convertiros en una persona muy fuerte y compasiva. Solo una persona que es fuerte puede ser compasiva. ¿Cómo puede un débil ser una persona compasiva, decidme? Solo un árbol que es fuerte, puede dar refugio a las personas. O creéis que un árbol, que se está cayendo, ¿puede proteger a la gente? Por el contrario, se caerá sobre la gente. Nuestras ideas están muy, muy confundidas acerca de la compasión. y cuando os convertís en una persona fuerte, veis la verdad ante vosotros, sabéis la verdad y ya no tenéis miedo de nadie. Y Dios os cuida, es lo mejor de todo esto.

Simplemente no os preocupéis, Dios os cuida en cada centímetro del mundo. Cada centímetro del mundo, en el aspecto material, emocional, en vuestra forma física, cada forma en la que os sentís rodeados de su amor y su guía y su ayuda. Lo hace de esa manera: os daré un ejemplo muy reciente de los sahaja yoguis. Querían ir a un lugar, una hermosa colina, pico de montaña que se conoce como Zermat, en Suiza, y es un lugar muy caro para ir; [querían ir] porque les dije algo sobre ella, parece una de las deidades y todo eso. Ellos querían ir y tener un seminario allí. Es un lugar muy caro y no podemos pagarlo; pensaron que sería muy difícil porque ellos no tenían mucho dinero. Entonces dije: “Muy bien, id y preguntad”. Entonces fueron a preguntar y hay allí un lugar, tipo gran hotel, y… “¡Oh! “, dijeron: “¿Cuándo queréis venir?”

Contestaron en tal y tal fecha. ¡Oh, para esa fecha! Se dieron mucha prisa: “¡Oh, muy bien, muy bien! Si queréis venir para esas fechas, en cualquier caso, en esas fechas nunca podemos llenar el hotel así que estamos muy contentos”. Estaban cobrando 70 francos por noche y ahora, por 3 días, nos están cobrando -¿cuánto? 33 francos, por tres días-, significa unas once o doce libras. ¿Os imaginas? Y ahora todos pueden asistir. Esto es solo un milagro y muchos milagros ocurren así. Incluso el póster que han puesto aquí, habéis visto un póster grande en Brighton, pero no podemos pagarlo porque no cobramos dinero.

Aunque ponen cualquier poco dinero que tengan, lo reúnen, etc. Pero les estaba resultando imposible anunciar. No podemos competir con estas personas falsas en dos cosas. En primer lugar, no podemos anunciar de la forma en que ellos lo hacen porque tienen dinero. Y en segundo lugar, no podemos seguir diciendo mentiras como ellos hacen. Pueden decir cualquier mentira, dirán: “Nosotros, crearemos un mundo nuevo para vosotros y habrá todo el oro para vosotros” y todo eso, porque son mentirosos. Son nuestras limitaciones, no podemos deciros mentiras. Entonces este asunto publicitario, también fue imposible de hacer para nosotros pero lo hicieron por una canción, solo por una canción.