Pre-Christmas Talk and Farewell Puja

Montague Hall, Hounslow (England)


Send Feedback
Share

Pre-Christmas Talk and Farewell Puja. Montague Hall Hounslow (UK), 23 November 1984.

Bueno, ayer fue un día muy bonito para todos nosotros y dije algo de un nivel diferente.

Hasta ahora siempre hemos hablado de cosas mundanas, cosas que a veces resultan muy…, pensamos que tienen una gran importancia. Pero ayer, cuando os hablé, espero que todos comprendierais que ahora tenemos que avanzar hacia una nueva esfera de un entendimiento más sutil de Sahaja Yoga. Primero nos preocupamos por nuestra familia, por nuestros hijos, por nuestro hogar, y después por nuestro matrimonio. Uno tras otro, han ido surgiendo todos estos asuntos y nos hemos preocupado por este tipo de cosas; cosas pequeñas, sin importancia. Después también nos hemos preocupado por los ashrams que teníamos: los problemas del ashram, qué hemos hecho, cómo hemos afrontado los problemas, cómo la gente está causando problemas. Así es como nuestra condición humana ha comenzado a adquirir un entendimiento más sutil. Y después también nos hemos dado cuenta de que estamos bendecidos por Dios, que hay algo grande que está siempre cuidando de nosotros; hay una fuerza más elevada, una atención especial que está sobre nosotros. De esto es de lo que nos hemos dado cuenta. Hoy estaba explicando cómo ocurre, cómo nos damos cuenta de que Dios también nos está ayudando. Todos los problemas son un efecto derivado de algún tipo de causa: todos ellos.

Como Mona, que contaba en una carta que iba conduciendo por la autopista cuando el coche se le fue de las manos y los frenos no respondían. Y venía un coche por la derecha, otro por la izquierda y pasaban más coches por delante y por detrás. Entonces ella sintió que les había llegado la hora (iban dos en el coche, dos sahaja yoguinis). Así que la causa era el coche, el freno o lo que fuera, el mecanismo; y el efecto era todo el problema. Entonces, ¿cómo se resuelve un problema así? Supongamos que intentáis neutralizar el efecto: no podéis, porque la causa sigue ahí. Si intentáis actuar sobre la causa, no funciona. Entonces, ¿qué podemos hacer? Pues lo más sencillo es atravesar la causa, trascenderla, ir más allá de la causa, de manera que la causa deje de existir para vosotros y el efecto también. Mientras la causa exista en vuestra atención, el efecto también estará ahí.

Y ¿qué hizo Mona? Simplemente pensó en mí y rezó: “Madre, ésta es mi última oportunidad”; eso es todo. Y la causa desapareció porque vais más allá, y el efecto también, y ella se quedó muy sorprendida. Así que debéis elevaros muy por encima de la causa. Un problema, por ejemplo: “Mi esposa es así”, “mi marido es así”, “mi vida familiar es así” o “los sahaja yoguis son así”…, hay de todo por ahí. Es un efecto. Y ¿cuál es la causa? Es tal y tal persona. Entonces, ¿qué tenemos que conseguir? La negación de la causa.

Entregadla. Sois…, tenéis derecho a entregarla. Sabéis cómo hacerlo, conocéis el truco. Sois capaces y estáis autorizados para hacerlo, y sin embargo no lo hacéis, os olvidáis. Simplemente os olvidáis. Si rendís la causa el efecto desaparecerá. Pero eso es lo que hay que recordar en esos momentos: que tenéis que ascender. Y trascender la causa es la mejor manera de librarse de ella. Yo he estado jugando con vosotros. Teníais “causas” como para decir: “Madre, tengo este problema, no tengo trabajo”.

Si conseguís trabajo, el trabajo os resulta duro; después no tenéis esposa, así que hay que daros una. Después la esposa tiene un problema, y hay que divorciarse de ella, así todo el tiempo. Otra cosa: “Yo soy así, soy muy malo porque tengo un bhoot dentro de mí”, con lo que el bhoot es la causa. “Me comporto así porque tengo un bhoot dentro de mí.” Eso también es una excusa, creo yo. Así que, en primer lugar, debéis ir más allá diciendo: “¿Qué es un bhoot? ¿Quién es ese bhoot? Se quién es mi Madre, así que, “Madre, ocúpate Tú de ese bhoot mío”. Eso es todo. Pero para eso, os tiene que surgir algún tipo de emergencia; si no, simplemente no lo hacéis con esa fuerza. Cuando estáis en una situación de emergencia, entonces funciona más rápido.

Cuando no es una emergencia, entonces no ponéis todo vuestro corazón, como en el caso de Mona. Hubo otro caso en el que un periodista venía de…, cuando se quedó sin frenos; iba en el coche con otro periodista, venían dos, según me contó uno de ellos. El otro era un sahaja yogui. Vio que los frenos no funcionaban y que el coche avanzaba; de frente venía un camión enorme y venía otro por detrás. No tenían manera de girar o de salir de allí y los frenos estaban fatal. Eso era una emergencia, ¿entendéis? Se creó tal estado de alarma en su mente que dijo: “Oh, Dios mío, nuestro último momento ha llegado, estamos acabados”. De frente venía un camión y otro más de allí, y en menos de un segundo se suponía que iba a estar muerto. Entonces simplemente le dijo a su amigo: “Piensa en Madre”; eso es todo. Y lo que vio es que el coche avanzaba perfectamente por la carretera, que habían dejado atrás los camiones y que el freno ya funcionaba.

Pero tiene que darse esa emergencia. El ser humano es de tal manera que, hasta que no se encuentra en una situación extrema, nunca actúa así. Cuando se ve en un aprieto, entonces lo hace. Por eso la gente tiende a llevar una vida ascética: porque si sois ascetas, entonces estáis siempre un poco al límite. Se van al desierto del Gobi para crearse esa emergencia en su interior y así pensar en Dios. Pero ya es demasiado tarde para ir al desierto del Gobi. Se crean problemas para ponerse en aprietos y poder así salir de ellos. Pero para los sahaja yoguis, si son sabios, no hay ninguna necesidad. Pero entonces, ¿cómo lo logramos, sin tener ningún apuro? El único modo es la meditación.

Todo el mundo debe meditar, ésa es la clave. Si no meditáis, podéis seguir por un tiempo. Puede que estéis bien un tiempo, durante dos o tres meses, quizá dos años, pero después lo dejáis. Muchas personas piensan: “Bueno, ¿qué necesidad hay de meditar? ¿Ves? No pasa nada; si no meditamos, no importa”. Pues no es así, porque sólo se crece en meditación. En casos de emergencia crecéis de repente, no hay duda. Quiero decir que saltáis como un muñeco en una caja de sorpresas. Subís de un salto.

Pero si queréis tener un crecimiento más continuado, entonces tenéis que meditar; dejad que venga la marea de pensamientos y dejad que se vayan agotando, porque os eleváis al estado de consciencia sin pensamientos. Y en esa consciencia sin pensamientos crecéis. Y crecéis en vuestro desapego de la causa de todos los efectos. Si no hay causa no hay efecto. Pero éste es nuestro problema: que normalmente no meditamos. Sólo si nos vemos al límite en el que ya vamos a caer en el pozo, entonces pensamos en ello. Quizá recibáis ayuda en ese momento, pero no crecéis. El crecimiento sólo se produce si meditáis. Esa es una parte muy importante, la ayuda total a la gente que medita de manera regular. En la vida ordinaria, ¿cómo crecemos?

Si no tenemos oxígeno, no podemos crecer. Necesitamos disponer de suficiente oxígeno, de suficiente comida, necesitamos todo eso. Pero en espiritualidad se crece a través de la meditación. No hay alternativa. Los que piensan que pueden crecer son unos engreídos, gente realmente engreída porque pueden hablar mucho acerca de Sahaja Yoga. He visto gente que habla muchísimo sobre Sahaja Yoga; pueden dar auténticas conferencias y todo, pero sus vibraciones son nulas. No pueden hacer ningún trabajo para Sahaja Yoga, no son colectivos, no tienen ningún sentido de colectividad…, toda clase de problemas. Pero el crecimiento se logra a través de la meditación. Esa es una parte; digamos que es la adoración, el puja, donde no tenéis que abandonar nada, simplemente os desapegáis, os volvéis desapegados de la propia causa. Esa es una parte.

La segunda es que esto os va a llevar, diría yo, al aspecto más sutil de vuestros lazos afectivos, porque los vínculos afectivos os han proporcionado determinadas identificaciones: sois cristianos, hindúes, musulmanes o lo que sea, británico o de cualquier otra raza o como sea que lo llaméis. Todas esas cosas se irán desprendiendo, porque desarrolláis una personalidad desapegada. Así que esos lazos afectivos “es mi hermano”, “es mi hermana”, “estoy preocupado por mi esposa”, “estoy preocupado por mi hijo”, etc. ; todas estas ataduras emocionales que merman vuestra personalidad irán desapareciendo y tendréis una única atadura emocional, que es: “estoy creciendo en compasión”, “mi compasión es activa, mi compasión es efectiva”, “mi compasión fluye”, “mi compasión es esta discreción: yo soy un yogui”. Y en segundo lugar os informáis sobre Sahaja Yoga, sabéis cosas sobre Sahaja Yoga, conocéis la técnica de Sahaja Yoga, os subís la Kundalini, limpiáis vuestros chakras, tratáis de entender los mantras. Domináis los mantras a la perfección, domináis las deidades, las complacéis. Porque, cuando todo esto se hace correctamente, también desaparecen vuestras ataduras mentales. Los que se consideran grandes científicos entenderán que todo esto no es ciencia; la ciencia de la técnica de Dios va mucho más allá. Los que creen que han leído mucho, que son muy cultos, cuando lean sobre Sahaja Yoga, lo vean por sí mismos y lo hagan funcionar en ellos mismos y en otros, sabrán que todo lo que habían leído hasta entonces era una tontería, algo absurdo, vacío. Y así es como se irá creando una especie de vacío, vacío de ego, porque se percatarán de que el conocimiento es inmenso.

Como dijo Newton: “El conocimiento es como un océano y yo soy como un niño pequeño que recoge algunas piedras en su orilla”. ¡Qué entendimiento! Entonces, ese vacío se crea en vuestro interior y ahí comienza a entrar el verdadero conocimiento. Se establece la identificación con el auténtico conocimiento. Habláis y, cuando habláis, lo que decís tiene efecto: es un mantra, no es pura palabrería de: “Ah, estoy en Sahaja Yoga. Llevo quince años en Sahaja Yoga”, que no vale para nada. Podéis llevar cien años practicando y seguir siendo como un borrico. Absolutamente. Pero puede que llevéis tan sólo un año y que paséis de ser burro a ser humano e incluso a yogui. Y eso es lo que tenemos que hacer: en primer lugar, mejorarnos a nosotros mismos apegándonos emocionalmente a Madre.

Quiero decir que tenéis una ventaja sobre tantos otros yoguis del mundo que han venido, pobrecillos, sin nada que esperar. Ellos sabían que existía una Madre Primordial, lo sabían, pero no tenían una forma. Vosotros tenéis una forma. Sois gente con suerte, muy afortunada. Tenéis una forma. Es más fácil adorar una forma que adorar algo abstracto, etéreo, ¿no? Conciencia absoluta: ¿cómo podéis adorarla si no la veis? Pero ese apego no significa en absoluto que tengáis que darme nada. ¿Qué me dais? Nada, excepto el desapego de la causa.

Y esto funciona: lo habéis visto en vuestros años de vida. También decís: “Funciona, Madre, no sé cómo pero se resolvió”. ¿Qué es un bandhan? No es sino un acto de apego a vuestra Madre, solamente la estáis llamando por teléfono. Es una línea directa a vuestra Madre, eso es todo. Sabéis que también juego con vosotros, también os digo: “Está bien, os doy un bandhan”. ¡Me estoy dando un bandhan a mí misma! Es una llamada de teléfono, sólo eso. Pero ahora se ha desarrollado la fe de que sí, que ésta es la auténtica fe, en la que os volvéis completamente desapegados de vuestras emociones. Simplemente es “mi madre”, muy bien, dadle un bandhan y ya está; “mi padre”, dadle un bandhan; “mi hermano”, dadle un bandhan… Sea quien sea.

Bandhan para lo que sea. Lo estáis confiando a vuestra Madre, pero no sois conscientes de que lo estáis haciendo. Simplemente los estáis vinculando al Amor de vuestra Madre, que fluye por vuestras manos. ¿Qué son estas vibraciones? Es el Amor de vuestra Madre. Lo tenéis, está fluyendo por vosotros. Pero, ¿qué hay de vuestro amor hacia vuestra Madre? Y eso es lo que yo veo: que en el momento en que hay una emergencia absoluta, os llega la entrega y funciona. Así que no hay necesidad de crear emergencia alguna. Debéis ir resolviéndolo poco a poco, con constancia, y se irá fortaleciendo por sí mismo dentro de vosotros.

Vais a tener ese poder dentro de vosotros, os lo aseguro. La meditación es una manera y la otra es el conocimiento de Sahaja Yoga. No presumiendo, ni diciendo nada a los demás, sino aplicándoselo a uno mismo: los diferentes chakras, cómo funcionan…, pero en vosotros, no en los demás. En cuanto empezáis a enseñar a otros, es que tenéis un bhoot. Es mejor que lo aprendáis para vosotros mismos, en vuestro interior. Yo sé quién ha perfeccionado qué chakra, Que nadie diga a otros: “Esto se hace así”, eso es un ego totalmente absurdo. Así que no deberíais comportaros así. Si alguien os pregunta podéis hablarle en privado, pero a gran escala no deis charlas sobre eso, y no confundáis a la gente. Por tanto, ya tenemos dos cosas que debemos superar: nuestras debilidades emocionales y nuestras debilidades mentales, y lo mismo sucede con nuestras debilidades físicas. Las debilidades físicas pueden superarse si os entregáis a una medicina: las vibraciones.

Como Anupama, mi nieta, que le dijo a su madre: “Naciste en la alopatía y ahora sigues la homeopatía. Mañana encontrarás la ‘grandipatía’, ¡y después la ‘sordopatía’! Sin embargo, yo nací en Dios y sólo sigo la patía de Dios, y Dios va a cuidar de mí y me va a curar”. Y mi hija le contestó: “¿Por qué? Puede que tú también cambies”. Y ella le respondió: “¿Por qué? Dios nunca cambia”. Sencilla respuesta: “¡Dios me va a curar!” Pero hay que tener un nivel de ese calibre para decir eso, como cuando saltáis en el momento de una emergencia. Con ese mismo anhelo o fuerza; deberíais tener una personalidad así para poder decir eso. Pero si simplemente decís: “Oh, Dios, sálvame por favor”, Dios no tiene tiempo para esta clase de gente.

Si no tenéis tiempo para Dios, Dios tampoco lo tiene para vosotros; es muy sencillo. Así que cuando vamos de lo sublime a lo mundano, existimos en ambos y somos efectivos. Tanto si estamos en la lámpara o en la luz o en el aceite, estamos a un nivel más sutil, y producimos un efecto sin ser la causa. Porque estáis más allá de la causa, así que no hay necesidad alguna de generar una causa para nada, pero veis el efecto. Así que cuando desaparece la causa se logra el efecto, y se logra lo que hay que lograr: lo que es correcto. Conseguís lo correcto. No conseguís algo malo, pero si os apegáis a la causa, entonces os pueden surgir contrariedades, toda clase de problemas. Así que lo mejor es que os desapeguéis de las causas y así conseguís el efecto, como lo que os conté: que el freno se arregló. Ahí estaba el efecto, el coche estaba bien, todo estaba bien, así que el efecto estaba bien, pero la causa había desaparecido. No había causa.

¿Por qué? ¿Cómo? ¿Cómo mejoró todo? Si preguntáis por el efecto diréis: ¿Cómo lo conseguiste? No podéis explicarlo, no se solucionaba. Y como falta la causa, no podéis achacarlo a ninguna causa. A veces decís que todo el proceso ha sido ‘divino’. Así que la única causa que es realmente efectiva es la divinidad. Pero la divinidad no debería limitarse a algo tan mundano como: “Sí, vale, la fotografía de Madre está ahí, namasté”. “Bien, namasté, buenos días, Madre”, y se acabó.

Ese no es modo. Tenéis que conocer a vuestra Madre y tenéis que amar a vuestra Madre: así ha de ser. Me resulta muy violento decir que debéis amarme. Pero como madre, en esta vida me he visto en muchas situaciones embarazosas y una de ellas es ésta: que no sé cómo hablarles a mis hijos. Y esto es un hecho. Así que no tenéis necesidad de pasar por ninguna emergencia o por problemas de ese tipo; solamente debéis desarrollaros de tal manera que todo pueda simplemente actuar y funcionar. Os voy a poner un ejemplo de esto. Donde menos funciona es en Inglaterra, curiosamente, que es donde más he trabajado. Donde menos, en Inglaterra. Os voy a poner un ejemplo muy sencillo.

Sabéis que se decidió vuestro viaje a India hace no sé cuántos meses. Yo he ido a India una vez y ahora voy a ir por segunda vez, Inglaterra es el único lugar donde hay que pagar directamente. Pues aquí la gente todavía no ha pagado, pero los australianos ya lo han hecho. Los australianos -que son ochenta, ochenta y cinco personas- ya han pagado, pero los ingleses no. Son lentos para todo. Pero cuando se trata de ego son los primeros, sus banderas son las primeras. En cuanto al ego, ¿dónde se genera? En la “gran” Inglaterra. Cuando hay que hacer algo son los más lentos, cuando se trata de criticar entonces son los primeros y luego, cuando se trata de ego, veréis de repente, dadles cualquier posición,… Así es… ¿Por qué? De nuevo podéis explicarlo, porque hay una causa.

Diréis que es inercia, que es culpa de alguien o que es un bhoot o que es mi ego o mi superego, pero no soy yo. Yo estoy bien. Alguna causa. ¿Por qué no habéis pagado todavía? Es un problema, Yo tengo que ir ahora… Si no ibais a ir, no deberíais haber venido, pero si vais a pagar… mejor que paguéis ya. Pero ¿qué es lo que os pasa? Al principio había cincuenta personas y ahora quedan treinta y cinco. Ya habíamos organizado todo -las reservas, los autocares, todo- y ahora no vienen. Nadie os ha pedido que vengáis. Al contrario, Yo decía: “Mejor pocos, para que salga todo bien”.

Pero no podemos ser menos de 350, podemos ser trescientos o doscientos, pero no doscientos diez. ¿Dónde los metemos? Es muy sencillo. Ya veis el estilo mundano. Sin embargo, en otros lugares ¿qué han hecho? “Está bien, tenemos que ir, Madre se encargará de todo”. ¡Y ha funcionado! Todos tienen dinero y todo lo que necesitan; está todo. Los de Estados Unidos han pagado, curiosamente, pero los ingleses todavía hay algunos que no saben si van o no. Todavía quedan algunos.

El pobre Gavin tiene que dar mil vueltas por todos vosotros. De verdad os digo que es él el que tiene una paciencia infinita. Y me parece increíble que todavía haya once personas que no han pagado. ¿Podéis creerlo? Quiero decir que es algo muy sencillo. Si no queréis ir, no vayáis. Si queréis ir, id. Decidle que vais o que no vais y se acabó. A ver, nadie quiere que vayáis. Pero ni siquiera podéis resolver una tontería así, porque tenéis una especie de “porque…” “porque ha sucedido esto” “porque ha sucedido aquello”, “porque”… Así que los ingleses tienen que crecer mucho más, porque ya he trabajado muy, muy duramente por vosotros.

Y de nuevo Dios me ha dado trabajo para cinco años más; no sé qué vamos a hacer. A veces siento que no debería volver, porque no sirve de nada. El ejemplo que os he puesto es una pequeñez, no es nada, es muy mundano. Suceden cosas parecidas en otros lugares también. Si les decís cualquier cosa, contestan: “Pero Madre, ¿por qué ocurre esto? ¿Por qué actúo así?” ¡Y me preguntan a mí!, ¡Me preguntan por la causa! “¿Por qué me comporté así? ¿Por qué me enfado?” Por ejemplo, he conocido a gente que han estado viniendo a Sahaja Yoga, haciendo Sahaja Yoga y todo eso, pero después van a otro local de Steiner o frecuentan otros cursos. O sea, que no tienen fe en mí, en Sahaja Yoga. Se ponen a practicar de todo como locos, y todavía lo hacen.

Esto sólo es posible en Inglaterra, creedme, aquí solamente; es una especialidad. He sabido de muchísimas personas que vinieron a Sahaja Yoga; que sin que practicasen Sahaja Yoga se les ha curado, se les ha ayudado en Sahaja Yoga, se les ha trabajado. Y están en Sahaja Yoga. Van aquí y allá, esto y lo otro… ¿Esto son maneras? Y he conocido montones de personas que intentan culpar a los líderes. Os digo todo esto porque estuve muy enferma cuando vine, os lo digo de verdad, estuve enferma ocho días y seguía enferma incluso después. Ya sabéis que estáis todos en mi cuerpo y yo sufro, así que tengo que decíroslo. Y después dicen que el líder no es bueno, que el líder debería ser fuerte, que debería ser así, asá… y llevar una gran batuta en la mano, luego dicen: “Si nos golpea, no nos va a ir bien”. De nuevo la causa, otra vez la causa. Os digo que tenéis uno de los mejores líderes en Gavin y os diré que es él quien que se ha gastado un montón de dinero.

Sin decirme nada, él ha cubierto muchos gastos. Su oficina ha trabajado mucho por nosotros. Cargó con toda la gente estúpida. Si yo le decía: “Este individuo está sacando algo de ego”, él le daba un trabajo en su oficina; si le decía: “Este individuo tiene bhoots”, él le daba trabajo. Ha trabajado con tales bhoots que ni yo misma podría con ellos ni un solo día. Él hace todo lo que está en su mano para llegar a la gente y decirles: “Oye, ven”. Ha salvado a mucha gente con su sensatez, su entendimiento; lo único es que no ejerce el liderazgo de manera directa, ése es su fallo. Debería decir directamente: “Eres un bhoot, cúrate y estarás bien”. Pero si decís: “Mira, ven, eres un bhoot pero no importa. Tengo limones, guindillas…, siéntate aquí”, y luego venís: “Madre, se está identificando con el bhoot más grande del mundo”.

Afrontémoslo. Si realmente comprendéis a vuestro líder, deberíais saber que yo lo conozco mejor que vosotros. Y esto a veces da mucha tristeza. ¿Por qué no entendéis la pura bondad de una persona? La cantidad de bhoots que ha aceptado en su despacho, os aseguro que yo no los puedo soportar más de un día a algunos de ellos, de lo egoístas que son, totalmente locos. Algunos, incluso, tienen tantos bhoots que si bajan las escaleras de mi casa me empieza a doler el estómago. Pero él los soportó. ¿Por qué? ¿Qué necesidad tenía? Simplemente pensó que les ayudaría.

Cada vez que le decía: “Esta persona tiene bhoots”, me la encontraba trabajando para el Sr. Gavin Brown, hasta que un día tuve que decirle: “Despídelos a todos”, y los despidió. Por qué hay tantísimos bhoots en Inglaterra, esto no lo entiendo. ¿Tienen que estar todos a nuestro alrededor? El día de mi partida no debería deciros estas cosas, pero cuando me voy resulta que estos bhoots vuelven y se convierten en las causas, y después aparecen los efectos. Por eso tengo que daros una visión totalmente clara del asunto, para que veáis que podéis alcanzar las más altas cimas, habiendo nacido en la gran tierra que es este país. Pero también podéis caer muy bajo, lo he visto, porque siempre estáis culpando a alguien, el último a Gavin, y eso es lo peor que habéis hecho. Si alguien le dijera esto mismo a Gregoire, él cortaría a esa persona en rodajas y me la traería trocito a trocito. ¡Hablo en serio! Diría: “¡Qué tontería! Vale, pues ya sabes”.

Si se lo decís a Warren, no sé qué haría él con todo su estilo australiano. Todos ellos son piedras preciosas, sin duda. Pero vosotros ¿os merecéis a alguien como Gavin? Yo pensaba que erais personas especiales por las que había trabajado mucho, pero me quedo pasmada. Las personas decentes no necesitan líderes así, ¿no? Pero los decentes ahora resultan ser los australianos, curiosamente, por su comportamiento hacia mí: os sorprendería ver lo dulces que son los niños. Gavin compró unas cuantas tazas con su platito para mí, porque pensaron que así, cuando fuera allí, me servirían el té en un buen juego de té. Así que compró para cada centro un juego de taza y platito, uno bueno. Entonces los niños, niños muy pequeños, reunieron dinero pensando:“al fin y al cabo, Madre tomará un pastel así que también necesita un plato”, y enviaron un cheque aquí. ¡Fijaos qué dulzura!

Aunque yo nunca como dulces, ya lo sabéis, pero aun así… Son muy dulces los niños, la verdad. ¿Qué razón hay? ¿Por qué dominamos o somos dominados? ¿Por qué? De nuevo la causa. Id más allá de la causa. Os doy todas mis bendiciones para que, la próxima vez que venga, vea que ya no cometéis más errores. Meditad, meditad y meditad, y cuando vengáis a India, me gustaría mostraros a algunos de vosotros como las personas tan valiosas en las que he trabajado. Incluso en lugares en los que no he estado, alguien ha dado la Realización a ciertas personas en Nepal, veis, y ahora son como flores maravillosas.

Y aquí estoy yo, debo de estar haciendo algo mal, porque donde sí he trabajado, resulta que la gente se preocupa más por las causas. Tengo que haceros una petición muy, muy franca: que ahora crezcáis en vuestro interior. ¿Sois magnánimos? ¿Sois generosos? ¿Sois sistemáticos? ¿Sois dignos de admiración? ¿Sois amables? ¿Sois colectivos? ¿Estáis apegados todavía a toda clase de cosas sin importancia? ¿Os dais mucha importancia?

¿Dais grandes charlas? Sed humildes y entonces veréis vuestra grandeza. Si no inclináis la cabeza hasta el corazón, ¿cómo vais a ver a vuestra Madre? Bueno, os deseo a todos mucha suerte, feliz Navidad y feliz Año Nuevo, y un gran Año Nuevo de crecimiento espiritual. Vamos a demostrarlo, vamos todos a tomar hoy una decisión. Olvidaos de vuestras esposas, de vuestros maridos e hijos, de todo eso. Ahora sois yoguis y estáis unidos con el Divino. Creced en ello, prosperar en ello. Que Dios os bendiga a todos. Bueno, el programa de hoy no debería ser muy largo, porque no disponemos de mucho tiempo, pero sería bueno que hoy hiciéramos un pequeño puja de despedida, aunque tiene que ser muy corto, porque es… lo importante es cuánto recibís, porque antes de irme no quiero que todos los chakras empiecen a dolerme, ¿de acuerdo?

A veces me da miedo celebrar un puja en Inglaterra. Gavin, creo que sencillamente puedes… Se trata de maestría, debéis tener maestría, en primer lugar sobre vosotros mismos -si no hay maestría, no se puede actuar-, y sobre vuestro instrumento. Ésa es la clave. Y no me gustaría que nadie falte al respeto a los líderes en absoluto. Puede que seáis muy inteligentes, pero eso será fuera de Sahaja Yoga. En Sahaja Yoga tenéis que escuchar a vuestros líderes y respetarles, y nadie debería intentar sacarles defectos. Yo conozco sus defectos, sé cuáles son y sé cómo manejarlos. Todos deberíais intentar fortaleceros. Yo diría que en Australia, lo cual es algo nuevo, la verdad es que todo funciona como un único cuerpo. Nadie cuestiona a Warren.

Le llaman por teléfono, hablan con él, reúnen dinero, ponen dinero; funciona todo como un solo cuerpo. Aquí todos están intentando cortarse la cabeza… o atacar al corazón; es vuestro corazón, es vuestro cerebro. Así que, por favor, recordad que todos deberíais ofrecer vuestros servicios a Gavin, a Sahaja Yoga, antes de poneros a criticar. Los que dicen que los libros no llegan a tiempo, dejad que se hagan cargo ellos de los libros. Tiene incluso que hacer mis reservas y todo eso él mismo; Y digáis lo que digáis, se ha ocupado de todo esto. Así que también deberíais ofrecer vuestra ayuda para este tipo de trabajos. Si no, Sahaja Yoga no va a funcionar. No estamos aquí sólo para recibir bendiciones, sino que tenemos también algunas responsabilidades, y eso es lo que todo el mundo debería ofrecer, en la medida que pueda. ¿Qué puedo hacer? ¿Cómo puedo ayudar?

¿Qué hay que hacer? ¡Veamos todo esto! Espero que en la próxima reunión os sentéis todos y veáis qué podéis hacer. Podéis formar un grupo: dos o tres personas que se sienten y dediquen a ello con amor, con atención, para que se alivie la carga de Gavin y podáis sentir todos el gozo de haber hecho algo por Sahaja Yoga. Madre ha hecho mucho por vosotros, ¿qué habéis hecho vosotros por Sahaja Yoga? Queréis buenos ashrams, un bonito lugar donde vivir: de acuerdo. Queréis casas cómodas, más baratas: de acuerdo. Queréis gozar de buena salud: de acuerdo. Queréis que vuestros hijos sean buenos: de acuerdo. Disfrutad de la vida, pero, ¿qué hay sobre dar, dar vuestro corazón, vuestro respeto?

La próxima vez, cuando vuelva, quiero ver que estáis todos creciendo como un único cuerpo. Por lo menos el corazón debería estar integrado, es lo mínimo. Imaginaos un corazón con válvulas latiendo a tiempos diferentes, o cuyos músculos se muevan en diferentes longitudes de onda. ¿Cómo puede sobrevivir este universo con un corazón así? Así que tengo que pedir a todas, todas las células del Corazón que estén alerta, para ser todas uno con Dios y cuidar con amor de todo el universo. Que Dios os bendiga. Bueno, ¿cuál se supone que es el puja de hoy? Es un puja de despedida, así que vamos a hacerlo justo antes del nacimiento de Cristo. Dejemos que Cristo nazca dentro de nosotros. Seamos como Él, el cual siempre insistió: “Amad a vuestros hermanos, amad a vuestras hermanas”.

¿Quiénes son vuestros hermanos y hermanas? Él también hizo esta pregunta: “¿Quiénes son mis hermanos y hermanas?” “Los sahaja yoguis son mis hermanos y hermanas.” Alguien fue a ofrecer algo en el altar y Él le dijo: “¿Qué ofreces en el altar? ¿Ya te has reconciliado con tu hermano?” ¿Y vosotros, os habéis reconciliado? Primero reconciliaos y después, traedle flores a Madre. Ya lo dijo Él. Pensad en Él, cuánto perdonaba, qué magnánimo era, qué grandioso, y cómo pensaba en su Padre todo el tiempo, completamente dedicado a Él, haciendo su trabajo. Así que, con todas las alabanzas a Cristo y a su Madre -que trabajó de una manera muy potencial- hoy tenemos que despertar dentro de nosotros ese gran Espíritu, que en realidad es el Omkara. Incluso el recuerdo, la idea misma de ello llena de gozo. Dejemos que su vida se refleje en nuestras vidas. Tenéis que ser auténticos cristianos.

Creo… Bueno, la próxima vez que vengáis a un puja, todos deberíais traer los ciento ocho nombres de la Diosa. Debéis tener todos los papeles que hay. Igual que tenemos estos libros, todos debemos tener los papeles, no debería tenerlos solamente una persona. También deberíamos intentar recordar algunas cosas: los nombres de la Diosa, los nombres que recitamos. Deberíamos leerlos una y otra vez y entender su significado en sánscrito. Y debería resultarnos muy fácil, porque así es como vamos a trabajarnos los chakras. Creo que no tenemos los nombres de Cristo, no pasa nada, y esta vez espero que intentemos leer algunos de los nombres de Cristo. Bueno, tenemos los nombres de Ganesha, pero no los de Jesús, así que diremos los ciento ocho nombres de Shri Ganesha y alguien puede lavar mis pies, ¿de acuerdo? ¿Los tienes? Bien, en realidad eso es lo mejor.

Pero entonces, yo diría que alguien diga…, a ver, ¿cuántos nombres tenemos? Dejadme crear los nombres y se lo pasaremos a otros. ¿Por qué tiene que guardar los nombres sólo Gavin? No es un primer ministro de este país que haya sido elegido. Vuestra Primera Ministra cobra por su trabajo, ella es…, bueno, ella hace su trabajo. Sin embargo él no está haciendo su trabajo: sois todos vosotros los que estáis haciendo el trabajo de Dios, entonces ¿por qué suceden estas cosas? Bueno, que alguien lea y alguien puede… Bueno, ¿quién va a leer? Entonces, que alguien lea y otra persona puede lavar mis pies. Pero no mucho, ¿de acuerdo? Es un puja a Cristo, no es fácil de absorber.

Bien, vamos a ver. Veamos cuánto amor tenéis por Él, cuánto le absorbéis…. Pero levantaos, tenéis que levantaros para ayudar, algunos de vosotros… Y alguno más… No hay nada que temer, que haya ego ni nada de eso. No os quedéis ahí pensando: “Ay, creerán que estoy siendo… ” ¡No, moveos, corred a trabajar! ¿Qué sucede? Traed algunas cosas, lo que necesitéis. ¿Quién va a conducir el puja? Bala, ¿puedes hacerlo tú? Bien, acércate. Pueden venir también algunas mujeres, ¿qué tiene de malo?

Venid, venid aquí… El agua y todo eso… Bueno, siendo amigos no deberíais molestaros tanto… Quien nació para ilustrarnos sobre su Padre, Sadashiva, el Eterno Dios Todopoderoso. Amén. Aum twameva sakshat Shri Jesús sakshat, Shri Adi Shakti Bhagavati Mataji, Shri Nirmala Devi Namo Namah. Él es el Ser Primordial, el Aum. Él es Vishnu y el hijo de Vishnu. Él es Mahavishnu. Él es pura energía (de) pranava. Él contiene millones de universos. Él nació en el huevo cósmico primordial. Él fue concebido en el corazón de Shri Mataji.

Él fue predicho por los profetas. Él fue anunciado por una estrella en Oriente. Él fue atendido por los tres Magos que eran Brahma, Shiva y Vishnu. Él nació en un establo. Él es el maestro. Él es amigo de las vacas. Él fue atendido por vacas. Su Padre es Shri Krishna. Su Madre es Shri Radha. Él es el Salvador que quema todos nuestros pecados con su fuego.

Él adorna el Agnya chakra. Él es la luz. Él es de la naturaleza del cielo. Él es el fuego. Él realizó milagros, movido por su compasión. Él cuya capa fue tocada. Él es amigo de los ascetas. Él es venerado por las familias. Tapsysa, Él es tapassvi. Esa es la razón ¿Por qué asceta?

Porque Él es un tapassvi. Su bija mantra es ‘Ham, Ksham’. Él es Aquel que perdona. Él nos permite perdonar. Él es el Espíritu. Él nace del Espíritu. Él, que fue crucificado y resucitó en puro Espíritu. Él, que se levantó de nuevo al tercer día. Él es paz. Él absorbe todos los pensamientos.

Él mora en el Adi Agnya chakra. Él mora en todo, pero en los seres humanos reside en el Agnya chakra. Él es el Omkara. Él mora en todo, pero en los seres humanos reside en el Agnya chakra. Él, que prometió el Confortador, que es Shri Mataji, el Espíritu Santo. Él, que regresa como rey. Él es Shri Kalki. Él es el principio de la evolución. Él es la base de nuestra evolución. Él es el fin de nuestra evolución.

Él es el soporte del universo, el Muladhara. Él es la evolución desde el subconsciente colectivo a la consciencia colectiva. Él es la puerta estrecha. Él es el camino al Reino de los Cielos. Él es la puerta estrecha al Reino de los Cielos y Él es el camino. De acuerdo Él es el silencio. Él es el Señor Kartikeya. Él es Shri Maha Ganesha. Él es la pureza de la inocencia. Él es (la) templanza.

Él es (la) generosidad. Él es la luz de los ojos de Shri Mahalakshmi. Él es obediente a su Madre. Él es el perfecto sahaja yogui. Él es el perfecto hermano. Él es la encarnación del gozo. Él es la encarnación de la dulzura. Él escupe a los tibios. Él condena los ojos adúlteros. Él condena a todos los fanáticos.

En realidad, Él neutraliza los ojos adúlteros. Él hace inocentes los ojos adúlteros, porque Él es inocencia. Él no está interesado en la riqueza. Él da todas las riquezas a sus devotos. Él es blanco inmaculado. No, no, no podéis decir que Él no está interesado en las riquezas; ¿qué os hace pensar eso? Las riquezas que son auténticas… Y Aquel que es pura riqueza, ¿cómo puede estar interesado en la riqueza? Ese es el asunto. Él es riqueza, no le interesan en absoluto las riquezas, porque Él mismo es eso… O sea, gunatita, como se le llama, el ser y el no-ser. Cuando sois el no-ser, no podéis estar interesados en el ser.

Más allá, Él está más allá. Él es el sagrado corazón. Él lleva una corona de espinas. Él condena el sufrimiento. Él sufrió para que nosotros podamos gozar. Él es un niño, y sin embargo Él es el eternamente antiguo. Él es el Alfa y Omega. Él da el Reino de los Cielos igualmente a los primeros como a los últimos. Él está siempre con nosotros. Él está más allá del universo.

Él es el signo de la cruz. Él está por encima de la discriminación. Él es el testigo. Él es Aquel que es atestiguado. Él supera la tentación. Él expulsa el mal. Él condena las prácticas ocultas. Él es la encarnación de tapas, la penitencia. Él venera a su Padre. Él es santificado por su Padre.

Él cuyo nombre es sagrado. Él es inteligencia. Él es sabiduría. Él es perfecta humildad. Él está enojado con los materialistas. Él destruye el ego y absorbe el superego. Él es el destructor de los deseos. Él es el puro poder del deseo. Su iglesia es el corazón. Él tiene los once poderes destructivos.

Él es el destructor de los falsos profetas. Él es el destructor de la falsedad. Él es el destructor de la intolerancia. Él es el destructor del racismo. Él es el destructor de la ira. Del fanatismo, sí que lo es. Él es el heraldo de la Edad de Oro. Él es venerado por nuestra Madre. Él es alabado por nuestra Madre. Él es amado por nuestra Madre.

Él es el que es elegido. Él está despierto en todos los sahaja yoguis. Él, que cabalga el caballo blanco al final de la era. Él es el fin de nuestros miedos. Él guarda la puerta de nuestra Madre. Él es el único camino al Reino de Dios. Aum Shri Mahalakshmi, Mahavishnu sakshat Shri Mahavirata sakshat Shri Adi Shakti Bhagavati Mataji Shri Nirmala Devi Namo Namah. creo que la palabra “venerado” debería ser “adorado por nuestra Madre”, porque a Él no le gustó, creo, se está bloqueando el Agnya. Así que es “adorado por”. Mirad lo delicado que es Él; falla el protocolo, era por eso.

¿Veis? ¡Mejor! El Agnya estaba bien. ¿Veis? Hay algunos bloqueos. Me estaba preguntando cuál de ellos era. Vamos a decir: “Él es adorado por nuestra Madre.” Él es adorado por nuestra Madre. De nuevo, tres veces. Él es adorado por nuestra Madre. Otra vez.

Él es adorado por nuestra Madre. Él es adorado por nuestra Madre. ¿Veis? Él es muy particular. Que Dios os bendiga. ¿Habéis entendido el significado de eso? La descripción de Mahalakshmi, lo que Ella os da, y también la descripción de su relación con Vishnu, con Hari, que es Shri Krishna. Dice que Ella es la amada de Shri Krishna (Hari). Ella es la amada de Shri Krishna, y así es como explica que Mahalakshmi, si Ella es María, entonces María es Radha. Esto tienen que hacerlo chicos que no tienen la atención en el matrimonio o que no piensan en ello.

Tiene que ser así de puro.