Devi Puja

Brahmapuri (India)

1985-12-27 Devi Puja Talk, Brahmapuri, India, DP, 33' Download subtitles: CS,EN,ES,FI,NL,PL,PTView subtitles:
Download video (standard quality): Download video (full quality): View and download on Vimeo: View on Youku: Listen on Soundcloud: Transcribe/Translate oTranscribe

Feedback
Share

Puja en Brahmapuri, India, 27 de diciembre de 1985

Ayer un chico se levantó y me preguntó: “Siendo esto Yoga Bhumi, un país tan sagrado, ¿por qué todos los descubrimientos científicos se producen en Occidente?” Una pregunta muy buena, debo decirlo. Le contesté: “Ese es el conocimiento del árbol, como ya os he dicho. Es el conocimiento del árbol”. Lo que han conseguido es llegar al final del árbol y ahora quieren el conocimiento de las raíces. Por eso están aquí. Por tanto, para conocer las raíces, antes de nada debemos tener humildad. Hasta ahora no sabíamos nada de este conocimiento ni lo que había en el Reino de Dios. Como dijo Krishna, este árbol crece hacia abajo y las raíces están en el cerebro, claramente. Se trata pues, de ascender para llegar a las raíces. Aquí hay una diferencia. La Kundalini tiene que subir para ir a las raíces y para entrar en ellas, lo que hemos de hacer es conocer este proceso.

Sobre lo que os dije ayer de que os pusieseis el bindi, gracias a Dios, a pesar de todos los cambios que hubo en la Biblia, está escrito en ella que os conocerán por la marca que llevaréis. Pero, a ver cuántos de vosotros os atrevéis a llevar esta marca, incluso en India. Por eso os bloqueáis tan rápidamente. Una de las razones por la que os bloqueáis es, en primer lugar, que los ojos no se están quietos. No estáis acostumbrados a tenerlos tranquilos. Ved cómo los indios tienen los ojos muy serenos. Desde su infancia se les enseña: “¿Dónde está vuestra atención?” Constantemente se les pregunta: “¿Dónde está vuestra atención?”

Así que, ¿dónde está vuestra atención? La atención se distrae mucho todo el tiempo, por eso os bloqueáis tan rápidamente. Y cuando cogéis una obstrucción por los ojos, va a vuestro Agnya chakra. El bindi es la protección del Agnya chakra; en realidad, lo que lleváis es la sangre de Cristo. Pero la gente debe tener este coraje. Llevarán una cruz, pero no el bindi. En los países occidentales a la gente le cuesta mucho tener el valor de llevarlo. Pondrán excusas como: “Madre, perderemos nuestros trabajos”, etcétera. Pondrán todo tipo de excusas. Pero si sois personas valientes, alguna vez deberéis empezar a llevarlo. Tal vez primero de noche y luego durante el día. Poco a poco, lo iréis haciendo. Esta es la única cosa que creo que es importante que llevéis.

Es una buena idea porque no cogeréis obstrucciones. Como salís, vuestra atención está afuera, veis lo que está pasando fuera, la atmósfera es mala. Además, si os ponéis el bindi, no solo os protegeréis sino que también protegeréis a otros. Tendrán una nueva idea. Después de todo, os vestís como ellos, sois como ellos. Debéis serlo, pero debéis protegeros, y para protegeros debéis llevar algo como esto. Cuando vine por primera vez a Inglaterra, vi que se reían de mí al ver mi punto rojo. Es decir, si se pintan los labios está bien, aunque sean payasos, hippies o punks, pero si llevas algo apropiado y científico… Es totalmente científico.

Por tanto, para entender la ciencia de las raíces, debéis comprender lo que significa; por qué esta cultura es así. Porque va más hacia las raíces. El movimiento no es hacia el árbol y el árbol, ¿dónde ha acabado, más allá del Muladhara chakra? Así que, ahora están volviendo atrás. Ir de las hojas a las raíces es muy difícil pero ir de las raíces a las hojas es fácil. Por tanto, en este ascenso debemos ser humildes para obtener este conocimiento, el conocimiento de las raíces.

Por tanto, la razón por la que todos ellos se ponen el bindi es para proteger el Agnya. Así, en primer lugar, nada os entra. Por eso, en cuanto un indio recibe la Realización asciende. No sigue cogiendo obstrucciones. Esto no ocurre. Esta es una de las cosas que debéis hacer.

La segunda es el Puja. El Puja hace efecto en todos, pero según vuestra profundidad, y para eso debéis sentir “shraddha”, fe. Si vuestra mente aún está pensando, no podéis lograr mucho en el Puja, mientras que para los indios asistir a un Puja es lo más elevado. No les importa mi charla, si se pierden el programa no importa. Cualquier programa musical está bien. Cualquier falta de comodidad está bien mientras puedan estar en el Puja. Hoy algunos han recorrido de trescientos a cuatrocientos cincuenta Km. para venir a este Puja. Porque saben que este es el conocimiento de las raíces. Para eso tenéis que hacer el Puja. Si tenéis que ascender, debéis hacerlo. Pero todavía estáis en el mismo nivel. Si aún pensáis en el árbol, entonces descenderéis. Para ir hacia adentro debéis tener todos estos instrumentos y uno de ellos es el Puja.

Ahora bien, ¿estamos preparados para el Puja? ¿Tenemos en mente que a cualquier hora que tenga que empezar, empezará? En primer lugar, estamos muy atados al reloj. Gracias a Dios, anoche perdí mi reloj. El reloj nos ha atado tanto que ahora el Puja a las once significa “a las once en punto”. No es así, depende de más cosas. Es el crecimiento natural de nuestro Ser. Es el funcionamiento natural de nuestro trabajo. Cuando llegué aquí, os sorprenderá saber que todo mi lado derecho estaba paralizado, completamente paralizado. Mi pie derecho estaba paralizado; no podía mover las piernas y mis pies parecían fosilizados, no sabía qué estaba pasando. La razón es que todo el mundo estaba pensando demasiado. La atención debería estar en cómo estamos, qué es lo que estamos haciendo respecto a nosotros. Esto es muy importante: hasta dónde hemos llegado. Pero al contrario, la atención se distrae por muchas cosas. Una de ellas pueden ser las bodas. Que va a haber bodas, ¿qué va a pasar?, etc. Pero durante el Puja, no tiene sentido. Nada importa salvo vuestro desarrollo, eso es lo importante, y es entonces cuando debéis desarrollar vuestras raíces. Y desarrollar vuestras raíces es una ciencia totalmente distinta.

La otra cosa es que podéis lograr el movimiento del árbol agrediendo. Pero cuando agredís desde la mente humana, retrocedéis más hacia el Muladhara, hacia la fuerza de la gravedad, y descendéis hacia lo muerto. El materialismo surge porque todo está al revés; el ascenso humano está al revés. Sabéis que el cerebro está aquí, no en los pies. El crecimiento empieza en el cerebro. Como sabéis y como dijo el doctor, todo está aquí y los nervios van hacia abajo. No comienzan en los pies.

Así que, cuando comenzáis a poner vuestra atención en vuestro crecimiento exterior, vais hacia el materialismo automáticamente. Luego veis que la materia no puede hacer nada, que os habéis fosilizado. Entonces volvéis. Ahora tenéis que cambiar vuestra actitud completamente hacia este nuevo aprendizaje, y este aprendizaje consiste en que debéis desarrollar una actitud humilde, antes de nada, y después ver qué vamos a lograr en nuestro ascenso aprendiendo los diferentes tantras, el mecanismo, el mecanismo divino, cómo hacerlo funcionar.

Una persona extremadamente eficiente en otro campo puede ser totalmente ineficiente en este; totalmente inútil, poseso, agresivo, que no vale para nada, de mal carácter y sin amor ni afecto ni compasión alguna. Se asombraban al oír que en Inglaterra la gente mata a sus hijos. No podían creerlo. Ni siquiera pueden creer que a un niño se le mate. Creen que los ingleses son perfectos. ¿Cómo pueden matar a sus hijos? Para los indios son perfectos. Los indios no tienen ni idea de la clase de vida que llevan allí. Así que, les dije: “Estáis tristemente equivocados. Son personas muy infelices. No creáis que por tener radios y todo eso son felices. Están todos locos. Se sientan delante de la televisión y no pueden estar sin ella. Se convierten en televisores y la televisión los explota, les mete ideas equivocadas en sus cabezas y les lava el cerebro. Están muy condicionados”. No pueden creerlo. No pueden creer que la gente pueda ser tan cruel en Occidente y es porque el crecimiento va hacia el materialismo. Así que se están volviendo groseros, insensibles, inmorales y también carentes de cualquier compasión y amor.

Así que, como os dije ayer, antes de nada deberíais decir: “No soy francés”. Deberíais decir: “No soy occidental”. Podría funcionar mejor así. “No soy occidental”. Cuando entráis en una universidad, por ejemplo, estáis en la de Oxford y os trasladáis a la de Cambridge, debéis llevar la insignia de la Universidad de Cambridge. De la misma manera, ahora habéis cambiado de nacionalidad. Creo que deberíais decir: “¡Ya no soy un occidental!” Quizá el pasaporte diga que sí, no importa. Pero tenéis un privilegio especial en India como sahaja yoguis, ya lo sabéis. El gobierno os ha aceptado como sahaja yoguis. Si queréis quedaros aquí para siempre, no tendrán inconveniente.

Así pues, sea lo que sea lo que trabaja a nivel del árbol tiene que cambiar. Aquí todo se une, se sintetiza. El árbol entero se sintetiza en la semilla. Así que, si tenéis que llegar a ser la raíz, debéis de bajar a la posición donde sintetizaros. Ahora bien, hacer grupos es un error. Si os agrupáis como ingleses, indios, etc., no está bien. En Sahaja Yoga no creemos en eso. No hay diferencia entre un sahaja yogui y otro porque esto es Vishwa Dharma. Decimos que es Vishwa Dharma. Tampoco estamos fuera de ello. Aún no estamos en el mismo “pandal”, donde deberíamos estar. Todavía nos separamos, aún somos diferentes. Todavía tenemos que mezclar unos países con otros. Tenemos que llegar a ser uno con los demás, comprendernos los unos a los otros. Solo entonces desaparecerán los problemas de Occidente.

Como resultado de este movimiento del lado derecho, siento que la gente se está volviendo idiota. Los clasifico como idiotas, estúpidos y todo eso. No sé en qué categorías acabarán cayendo, categorías que no hubo antes. Quiero decir que podrían formar una nueva dimensión de estupidez. Esto es lo que siento, a no ser que aprendáis ahora este nuevo “yantra”, el nuevo método. En él no veis lo físico, ni lo que se llama halago emocional. No veis ninguna de estas cosas. ¿Y a dónde vais? Hacia la inocencia. La cualidad de la materia misma es la inocencia, la esencia.

Así llegáis a ser la cualidad o esencia de todo. Os convertís en la esencia. Pero para eso tenéis que avanzar hacia dentro, y el movimiento hacia dentro solo es posible cuando comprendéis y respetáis, y os sentís privilegiados por poder hacerlo. Pero tenéis que entender por qué os lo digo. Yo no saco ningún provecho de vosotros. No deberíais pensar que estoy intentando haceros indios.

Pero imaginad que vistierais aquí de traje y corbata, ¿qué os pasaría? Os asaríais, os saldrían ampollas en el cuerpo. De acuerdo con el clima os cambiáis y disfrutáis de esta ropa porque es muy cómoda. Disfrutáis bañándoos en el río; es muy cómodo en este país, os va muy bien. De la misma manera, en esta nueva vida en la que estáis entrando, tenemos que entender que lo que está fuera no tiene importancia. Lo que importa es lo de dentro y, para ello, sea lo que sea lo que tengamos que hacer por fuera debemos hacerlo. Debemos aprenderlo. Tenemos que comprenderlo, qué es esto, qué es aquello.

Como sois científicos y sois occidentales, tenéis una ventaja sobre los indios. En la ciencia, de acuerdo; pero ellos tienen ventaja sobre vosotros en esta ciencia. No importa, está bien. Ellos eligieron este lugar para venir. Vosotros escogisteis aquel porque, en primer lugar, creo que sois gente valiente; y en segundo lugar, tal vez queríais hacer algún bien allí. Pero para ello debéis aprender. Como nuestros científicos: que son gente valiente, que intentan aprender ciencias, quieren salir al extranjero, aprender y traernos algo de ciencia de vuelta.

De la misma forma, ahora sois los embajadores del Divinio en todos estos países. Los embajadores del Divino. Tenéis que llevar la Divinidad allí porque se ha desarrollado en este país. Como podéis ver claramente es así, ¡aceptadlo! No hay que sentirse mal por ello. Porque estáis apegados a una cierta nacionalidad y todo eso que pensáis. No hay nada por lo que sentirse mal. En India la gente se siente muy orgullosa si tienen que irse fuera a estudiar ciencias. Aunque sean vegetarianos, no les importa hacer Biología, disecciones o cualquier otra cosa, porque es ciencia, es conocimiento Así que, por el conocimiento tenéis que hacer todo esto. Y cuando os deis cuenta de que lo estáis haciendo por el conocimiento os va a ayudar muchísimo.

El Puja de hoy tiene un significado especial, porque ayer fue Datta Jayanti, el nacimiento de Dattatreya. Conocéis la historia de Dattatreya. La mayoría sabéis que Brahma, Vishnu y Mahesh intentaron poner a prueba a la Adi Shakti llamada Anasuya. Fueron a su casa y le pidieron limosna, y en India se considera un gran privilegio dar limosna a los demás. Quiero decir, que es un gran privilegio recibir invitados, ser generoso, repartir las cosas entre los demás, es un gran privilegio.

Como ayer, cuando mi sari para este Puja se quedó en algún sitio. Yo había comprado un sari para una señora. Y ella dijo: “Me gustaría que este sari se ofreciera en el Puja”, Yo dije: “Te lo devolveré”. Ella contestó: “Esto es un privilegio aún mayor”. No les importó que el sari se hubiera perdido. Dijeron: “Es un privilegio mayor”. Esa es la actitud.

Así que, la actitud ha de cambiar; hasta aquí estábamos descendiendo, ahora la actitud debería ser de ascender. Y para ello tenemos que comprender el método por el cual vamos a ascender. Como cuando vais a la montaña, tenéis que saber cómo hacer alpinismo. No podéis decir sin más: “Ahora me voy a los Himalayas”. Nadie os lo permitirá. Así que, uno tiene que formarse y en esa formación debéis tener humildad. De lo contrario no funcionará.

Así pues, he de decir con toda claridad que cambiéis vuestra nacionalidad, de la nacionalidad de este mundo a la nacionalidad celestial. Y sea lo que sea lo que se necesite allí lo haremos, lo aceptaremos, lo conseguiremos. Para eso no tenéis que cambiar nada, pero debéis transformaros en una personalidad nueva. Una personalidad nueva en la que estéis a salvo. Observad ahora cuánto se ha calmado el Agnya al ponernos el bindi. Mi pie estaba totalmente paralizado cuando entré. No podía caminar. No sabía cómo iba a bañarme. Tuve que masajearlo y luego se calmó. Ya veis lo poderoso que es simplemente ponérselo. Las vibraciones comenzaron a fluir.

Pero la gente en Occidente tiene mucho miedo a perder su nacionalidad. Me refiero a la forma en que salieron a destruir el mundo entero y a imponer su nacionalidad sobre otros. Si vais a América… Ayer dije: “¡Gracias a Dios que Colón no fue a la India!” De hecho, allí iba. Dije: “¡Gracias a Dios, Hanumana lo empujó hacia el otro lado!” De lo contrario, aquí todos habríamos sido exterminados. El pobre no quería hacer todo eso, pero los que lo siguieron fueron y acabaron con ellos. No podéis encontrar ni a un solo nativo, ni a uno solo de los antiguos indios en Argentina. Fui a Argentina y me dijeron que podía encontrarlos en el museo. Imagináoslo. No solo en Argentina sino también en otros países que visité, como Chile, ni una sola persona. Solo en Bolivia encontré a alguno de ellos, eso es todo.

Pero allí también hay mucha mezcla, porque creo que la gente huyó a las montañas, consiguieron sobrevivir y en todos los cuadros que hay sobre ellos aparecen como si fuesen ellos los crueles. Pobre gente, todos están siendo exterminados completamente por los blancos. No hay duda sobre esto. Es horrible ir a matar a la gente, entrar en sus tierras, ocuparlas porque tengáis maquinaria y podáis matar a todos ellos. Todo esto se ha hecho. Ahora estamos entrando en una nueva era, en la que tenéis que amar. No debemos agredir sino abrazar. Esta es una era completamente distinta. Se acabó la agresión de Napoleón. Es algo nuevo que habéis empezado en otro mundo, en el que hemos de conseguir a más gente. Tenemos que sintetizarlo todo y cuando agredís empezáis a analizar. No hay nada que analizar.

¿Estáis mejor ahora? Ponte uno más grande. Si tenéis una frente grande, poneos un bindi grande, ¿por qué ponerse uno pequeño?

No debería haber modas en estas cosas. No debería haber modas en lo que a vuestros deberes religiosos se refiere. No tendría que haberlas. No existe la moda, la moda es una cosa humana. No es divina. Mirad estos árboles. ¿Cuál es su moda? Ir hacia el sol. Cada hoja está expuesta al sol. Todas ellas, porque necesitan clorofila. Tienen que recibir el poder del Sol, así que, cada hoja está expuesta al sol. No siguen ninguna moda, ¿no es así?

Por otra parte, el individualismo que ha surgido en Occidente es una tontería. Alardeando de que “soy diferente” os hacéis estúpidos. Ser uno con los demás es el individualismo verdadero, creo yo. Ser como los demás es lo mejor. Es muy difícil llegar a ser uno con los demás porque hay mucho ego. Algunos tienen un ego que hace daño a los demás, mientras que otros tienen un ego que se siente herido. Ambos son lo mismo. Para superar todo esto, olvidad esa actitud de descender y para ascender haced lo que haga falta, mirad hacia arriba, hacia Dios; mirad arriba, hacia Él, con completa fe, “shraddha”. Entonces no tengo que tocaros. No necesitáis verme. Existe en todas partes. Podéis recibir las bendiciones en todo lugar. No tenéis que hacer nada especial para ello, solo tener shraddha. Pero para eso ciertos mecanismos han de corregirse, sobre todo el Agnya debe repararse bastante. Eso significa que está como desacoplado y eso es lo que se tiene que arreglar.

Ayer el señor Patankar se enfadó bastante con la, así llamada, “gente educada”. Educada en lengua inglesa: ahí está el problema, el lenguaje es así. Creen que son lo mejor del mundo. Dijo: “No tocaron tus Pies”. (Postrarse). Si aprenden inglés, no tocarán mis pies. Porque en la lengua inglesa, tocar los pies es visto como algo horrible. Por eso, todo esto le entristeció mucho.

Pero toda esta arquitectura ha venido de Inglaterra, todo procede de Alemania o Francia. Nuestros teléfonos provienen de Francia. No sorprende que funcionen así. Son los franceses los que trajeron todo esto y aquello. Han conseguido un gran… no sé. Veré a Rajiv Gandhi y le diré que al menos no encargue teléfonos a los franceses. Les hicieron un encargo muy grande. Y ahora los helicópteros los compran en Inglaterra. Gracias a Dios, han dejado de hacerlo. Sabe Dios qué les pasará a los helicópteros de Inglaterra que vienen a India.

Ya veis que ahora su progreso depende del Tercer Mundo porque no saben adónde mandar sus trastos viejos fabricados por sus máquinas. Pero la forma en que lo hacen… Imaginad la clase de teléfonos que tenemos aquí, todos hechos por franceses, no por indios. ¿Por qué echar la culpa de esto a los indios? Los hacen los franceses y muy mal. Han sido así desde hace mucho tiempo y siguen siendo iguales. Y ahora hemos vuelto a encargárselos a ellos porque pensamos que solo los franceses pueden arreglar los teléfonos franceses. No sé si van a hacernos justicia o no.


Así que, igual que ese aparato ha de funcionar, nuestra propia maquinaria tiene que arreglarse, pues se ha venido abajo. Levantémosla hacia Dios, con entrega, con entendimiento, porque vosotros sois gente especialmente elegida para esto. Igual que los lotos, tenéis que salir del lodo y no meteros cada vez más en él. Intentad empujaros fuera de él para que la fragancia de la Divinidad se extienda por ese lodo y haga de todo este mundo occidental un lugar hermoso, bello.

Todo lo que se ha hecho, hecho está. Yo sé una cosa: Sin perdón nada va a funcionar. Lo hecho, hecho está. Errar es humano No importa. Lo hecho, hecho está. Hiciesen lo que hiciesen, no importa. Perdonadlo. El perdón es la única forma de que puedan salir; y cuando se les perdona, también han de darse cuenta de que tienen que ascender. Porque el mundo que han creado los ha arruinado de verdad. Si ascienden, todo ese lugar puede
volverse fragante, como os dije, como el loto que sale del barro.

Es una idea equivocada la que la gente de aquí tiene sobre Occidente; que sois las personas más felices que hay en la tierra. Es mejor que les digáis: ¡”No, no somos felices!” Lo que tenéis vosotros es algo precioso. Ellos también intentan seguirlo, y este seguimiento está llegando tan lejos que puede que un día tengáis que venir a enseñarles Sahaja Yoga. Porque están al otro lado del círculo. Ahora están intentando aprender inglés, dominar la lengua inglesa y llegar a ser sahibs. Vendrán vestidos con frac y vosotros tendréis que decirles: “¡Mejor que llevéis vuestras ropas!”

Así pues, deberíamos ser sabios, sensatos, y la estupidez y el carácter ridículo que hemos desarrollado deberíamos abandonarlos. De repente, a la gente le entra una alegría loca. Lo he visto. Veis que no hay equilibrio. La madurez se manifiesta cuando tenéis equilibrio. Deberíais ser felices, lo sé, pero sonreír todo el rato, montar un espectáculo o de repente soltar comentarios graciosos, ridículos, muestra que aún no sois suficientemente
maduros. Debéis madurar. En Sahaja Yoga maduráis, y si no maduráis es que Sahaja Yoga no os ha ayudado. Tenéis que ser muy, muy cuidadosos en este asunto. Espero haber podido explicaros todo sobre esto.

Nosotros nunca tuvimos tabaco en nuestro país. Os sorprenderéis, pero no hay una palabra para tabaco en sánscrito. En parte lo trajeron los musulmanes y luego lo de fumar lo trajeron solo los ingleses. Nosotros no sabíamos lo que era fumar. Nunca supimos del tema de fumar. Los musulmanes tenían un poco, pero comenzó bastante tarde. Pero en realidad los cigarrillos y todo eso empezó después de que llegasen los ingleses, que lo hicieron accesible.

Nosotros teníamos narguiles. Eran muy difíciles de fabricar, así que solo pudieron hacer unos pocos. Eso existió mucho tiempo atrás en la cultura islámica, pero el verdadero negocio del cigarrillo, este asunto del ego, llegó de los ingleses, sin duda alguna. Y los portugueses y los franceses nos enseñaron todo esto. Lo que intento deciros es que cualquier cosa ya vieja debería abandonarse. Lo que es antiguo es muy valioso, pero lo que es viejo, lo que nosotros llamamos “gunarth” debería abandonarse.