Shri Mahaganesha Puja

Ganapatipule (India)


Feedback
Share

Shri Mahaganesha Puja. Ganapatipule (India), 1 January 1986.

Hoy nos hemos reunido aquí para ofrecer nuestro respeto a Shri Ganesha.

Ganapatipule tiene un significado especial porque Él es Mahaganesha. Ganesha, en el Muladhara, se convierte en Mahaganesha en el Virata, es decir, en el cerebro. Eso significa que es la semilla de Shri Ganesha, que Shri Ganesha gobierna -desde ahí- el principio de inocencia. Como sabéis muy bien, está situado en la parte de atrás, en la región del tálamo óptico, el lóbulo óptico -como lo llaman- y es el que da la inocencia a los ojos. Cuando se encarnó como Cristo, que está aquí dentro -en la frente- en el Agnya, Él dijo muy claramente que: “No tengáis ojos adúlteros”. Es una frase muy sutil, pero la gente no entiende cuál es el significado de la palabra “adúlteros”. Adulterio significa impureza de una manera general. “No tengáis ninguna impureza en los ojos”. Esto es muy difícil. En lugar de decir que consigáis vuestra Realización y limpiéis vuestro Back Agnya, Él lo ha dicho de una forma muy corta: “No tengáis ojos adúlteros”.

Y la gente pensó: “Es una situación imposible”. No se le permitió vivir mucho. De hecho, su vida pública se limitó a sólo tres años y medio. Así que, cualquier cosa que haya dicho tiene una importancia muy grande, que vuestros ojos no deberían ser adúlteros. Cuando hay inocencia no hay adulterio. Significa que no hay impureza. Por ejemplo, con nuestros ojos, vemos algo y queremos poseerlo. Empezamos a pensar, los pensamientos comienzan como una cadena, uno detrás de otro. Y entonces caemos en la red de pensamientos horribles y, después, nos volvemos esclavos de esos pensamientos -incluso sin nuestro conocimiento- nuestros ojos se vuelven a cosas que son muy vulgares y os hacen descender. Como Shri Krishna ha dicho, el árbol de la consciencia crece de arriba hacia abajo; las raíces están en el cerebro y las ramas crecen hacia abajo.

Aquellos que han ido hacia el materialismo han crecido hacia abajo. Aquellos que han ido hacia el Divino han crecido hacia arriba, hacia las raíces. La raíz principal o -como dicen- la raíz primaria, la raíz principal es la inocencia, es Shri Ganesha y Él se convierte en Mahaganesha en Ganapatipule. Aquí Él está rodeado por el principio del Padre, el principio del Guru, del mar, del océano, del Océano Índico. Es decir, aquí Él se convierte en el Guru. Cuando un sahaja yogui establece su principio de Shri Ganesha todavía es un niño. Por supuesto, sus ojos comienzan a volverse más y más puros, poderosos y relucientes. Debéis haber visto que, cuando la Kundalini os da la Realización, comenzáis -o más bien vuestros ojos comienzan- a brillar como si hubiera una chispa en el ojo, podéis distinguir un brillo. Con el ego queda cubierto, el ego ciega. Con el superego se cubre de lágrimas.

Pero, cuando están limpios, veis la belleza de los ojos; Shri Ganesha brillando a través de vuestras miradas. La atención empieza ahora a fluir a través de la ventana del templo de Shri Ganesha. Pero cuando maduráis, os convertís en Mahaganesha; entonces Mahaganesha se establece y os convertís en un Satguru, os transformáis en un Guru divino, podéis enseñar a otros. Incluso un niño podría ser eso, al igual que un adulto puede ser tonto. No tiene nada que ver con la edad, el color, el credo o la casta. Es un estado que uno puede alcanzar en cualquier momento. Como por ejemplo, aquí tuvimos a Ganeshwara quien -a una edad muy joven- compuso el gran Ganeshwari. Como visteis ayer, a los doce años Gourakhnath estableció su Mahaganesha. Pero si no intentáis ascender entonces os quedaréis en el mismo nivel, incluso cuando os hagáis viejos. Así que la madurez es la señal.

Aquí, como vemos en Ganapatipule, Shri Ganesha está en su forma completa, madura, para que nosotros también desarrollemos nuestro Mahaganesha en nuestro interior y nuestros ojos se vuelvan puros, poderosos y divinos. Con un funcionamiento apropiado estoy segura de que podemos establecer ese estado dentro de nosotros mismos. El que hoy hayamos venido a Ganapatipule tiene un gran significado. Entre los Asthavinayakas (los 8 swayambus de Shri Ganesha), este es el lugar de Mahaganesha. Mahaganesha es Pithadhish (Gobernador de todos los pithas) y está sentado sobre este pitha, protegiendo todos los swayambus de Shri Ganesha. Él tiene el conocimiento de todos los Omkaras, ya que Él ha alcanzado el Guru Tattwa. Si observamos los alrededores, el océano, que es tan bello y limpio, está lavando los pies de este Ganapati, porque el océano representa el Guru Tattwa, y con este Guru Tattwa, él lava los Pies de Shri Ganesha. Esto es lo que debería ocurrir con todos los sahaja yoguis. Al hacer el Ganesha stuti establecemos a Shri Ganesha, y después -con el Mahalakshmi Tattwa- os tenéis que volver Mahaganeshas. Este estado lo pueden lograr niños pequeños y grandes, gente mayor, mujeres y todo el mundo, si es que pueden tener un comportamiento recto, que llamanos “Saralya” en marathi, o también lo llaman “Abhodita”, o inocencia y, una vez que es establecido en nosotros, podemos alcanzar el principio del Guru.

Cualquier Guru que no tiene una naturaleza firme e inocente no puede ser un Guru, será un aguru (un falso guru). Sólo la persona que tiene siempre la atención en el Poder divino puede convertirse en un verdadero Guru. La atención de los seres humanos normales está pervertida, no es limpia. Por eso Cristo dijo que no debería haber adulterio en vuestros ojos. Esto significa que si ponemos nuestra atención en algo, empezamos a pensar mucho acerca de ello, nos vienen pensamientos extraños acerca de cómo adquirir esa cosa, ¿por qué yo no tengo eso? Y otros pensamientos de este tipo. Si mientras vemos algo empezamos a pensar; entonces no hemos cruzado aún el Agnya chakra. Con cualquier objeto que veáis debéis volveros sin pensamientos, especialmente en esta residencia celestial de la riqueza y la prosperidad donde residen muchos dioses y diosas. Al menos al verlos a ellos, uno debería quedarse sin pensamientos. Una vez que obtengamos el estado de conciencia sin pensamientos, ninguna perversión permanecerá en nuestra atención nunca más.

Los pensamientos que pervierten la mente no vendrán nunca más. Entonces, ¿cómo puede influenciaros la perversión? Esto significa -igual que Cristo dijo- que no tendréis ojos adúlteros. Deberían ser tan puros como los rayos del Sol, que cuando caen sobre los árboles no absorben ninguna suciedad, los nutren y los alimentan y no sólo eso sino que también les dan fuerza. De igual modo, los sahaja yoguis deberían tener unos ojos tan radiantes, que pudieran crear una atmósfera muy pura en todo el mundo. Pureza en la atmósfera es lo que se necesita hoy día por todas partes, de modo que la paz, el gozo y el Poder divino puedan prevalecer en este mundo. Solamente cantar las alabanzas de Shri Ganesha puede no ser suficiente. Shri Ganesha necesita ser despertado dentro de nosotros y debería evolucionar hasta el estado de Mahaganesha. Sólo después de alcanzar el estado de Mahaganesha, se puede beneficiar nuestro país y, a través de nuestro país, otros países se pueden beneficiar de este estado. Nosotros vamos a liderar a otros, pero si no tomamos esta responsabilidad, entonces no puedo decir lo que le sucederá a todo el mundo.

Tengo que pediros algo a todos vosotros: “Que eliminéis todo el adulterio de vuestros ojos”. Para eso tenemos el mantra de Nirvichara en Sahaja Yoga. No permitáis que los pensamientos os dominen. Si vienen pensamientos entonces decid: “Yen Neti, Neti Vahane” (esto no existe, no existe). O decid: “Kshama Heli, Kshama Heli” (yo perdono, yo perdono). De este modo, este pensamiento es destruido. Y, una vez que el estado sin pensamiento es logrado, la perversión de la mente se detiene. Todo el mundo debería intentar que sus ojos no fueran adúlteros. “Si hay perversión en la mente a causa de mis ojos, entonces no quiero tener estos ojos”, esto lo dijo el santo Tukaram. “Entonces es mejor estar ciego”.

En cierto modo, es mejor estar ciego que tener perversión en la mente. Es mejor tener visión interior para ver la Divinidad. Cuando estos dos principios van juntos, de un modo apropiado, uno puede decir que el sahaja yogui ha alcanzado el principio del Guru. Os bendigo a todos para que aquí en Ganapatipule -que es el lugar de Mahaganesha, con su gracia especial- todos podáis obtener vuestro principio del Guru lo antes posible. Primero diremos los 24 nombres de Shri Vishnu para que el Sushuma Nadi se abra. Después ellos dirán el Shri Surta, que es para despertar la energía en vuestro interior. A continuación dirán los 108 nombres de la Madre Gauri. Y después de este Puja, cuando este se acabe, entonces haremos los 11 kundas que tenemos, y un Havan de los 11 kundas. Porque Mahaganesha es el dirigente, el dirigente de Ekadesha Rudra. De modo que hay que hacerlo con gran devoción y dedicación.

Yo sugeriría que primero acabemos el Puja, después podéis tener vuestra comida. Y más tarde, nos sentaremos para el Havan.