Charla después del Sahasrara puja

Alpe Motta (Italy)

1986-05-04 Talk after Sahasrara Puja, Alpe Motta, DP, 80' Download subtitles: CS,EN,ES,LT,NL,PL,PT,ZH-HANS,ZH-HANTView subtitles:
Download video (standard quality): Download video (full quality): View and download on Vimeo: View on Youku: Transcribe/Translate oTranscribe


1986-05-04 Talk After Sahasrara Puja, Version 2, Madessimo, Italy, 81' Download subtitles: CS,EN,ES,NL,PTView subtitles:
Download video (standard quality): Download video (full quality): View and download on Vimeo: View on Youku: Listen on Soundcloud: Transcribe/Translate oTranscribe


Charla después del Sahasrara puja

Alpe Motta, Italia 4-5-1986 

Estas canciones se cantan en los Himalayas y que se canten aquí también… Es extraordinario traerlas, desde tan lejos, para cantarlas aquí.

Creo que ya os he dado una charla bastante larga y la reacción de algunos de vosotros ha sido muy buena, pudisteis absorberla muy bien; aunque, según decían, otros  se quedaban dormidos, esto ocurre por la negatividad. Tenéis que luchar contra vuestra propia negatividad. La negatividad es la que hace preguntas. Cuando yo hablo solo expreso la Verdad Absoluta; aun así hacéis preguntas y rechazáis lo que digo, y cuando empezáis a rechazar todo nada queda en vuestro cerebro, porque os quedáis anclados en la última frase y no estáis en el presente. Todo es como una fuga y, cuando os fugáis, os quedáis dormidos. Hoy he hecho el máximo esfuerzo para llevaros hacia vuestra mente consciente. Tenéis que estar conscientes. Tenéis que estar alerta. Esa es la cuestión, que hasta que no estéis conscientes no podéis ascender. Una persona que no sea normal, no puede ascender. Tenéis que haceros personas normales.

Muchos de vosotros teníais bastantes aspectos anormales que han salido a la luz y los habéis eliminado y muchos se han limpiado; pero si todavía queda algo tenéis que solucionarlo, no podéis seguir con ello justificándoos. Normalmente las personas negativas atraen a personas negativas. Así que, si tenéis algún tipo de negatividad en vosotros no os sentéis junto a alguien que también sea negativo; no os acerquéis a alguien así. Manteneos alejados. Uníos siempre a las personas positivas. Igual que os digo que os unáis y apoyéis a vuestros líderes sin hacer preguntas.

Pero este es el problema, que empezáis a discutir con vuestro propio líder. Si el líder os dice algo, os peleáis con el líder y todo se echa a perder. Yo hablo a través de los líderes, así que, no cuestionéis lo que os dicen, si empezáis a cuestionarlo, entonces, surgirá algún problema. Tenéis que uniros a los líderes, que son gente muy positiva; si los cuestionáis os quedaréis aislados. No habrá un lazo entre vosotros y yo. En todos los países ocurre: en Suiza es así, en Francia ahora va mejor, pero también solía ser así, en todas partes ocurre excepto en Italia. Italia es el mejor caso.

No discutáis con los líderes, no argumentéis contra ellos, no rechacéis las ideas de Sahaja Yoga. ¿Qué podéis decir? ¿Qué sabéis? ¿Cómo podéis rechazarlo todo? ¿Cuál es vuestro conocimiento? ¿Acaso cuestionáis a vuestro profesor de química cuando dice que el hidrógeno tiene dos átomos o un átomo? ¿Lo hacéis? Cuando hacéis esto con vuestro ego sois expulsados del Reino de la Evolución. Así que, no rechacéis todo y escuchad, intentad absorberlo, son mantras, absorbedlos. Pero en vez de hacerlo empezáis a hacer preguntas, discutís con vuestros líderes dándoles consejos. Por favor, no lo hagáis. Ya basta. Acabad con esto. Esto no es política donde todo el mundo puede aconsejar o decir algo, normalmente solo los “bhuts” son así. La gente con “bhuts” son los que van dando consejos, con su propia “secta” y completamente en contra del líder. Digo esto especialmente para la gente que es mayor, porque a veces son de más edad que los líderes y entonces piensan que tienen derecho a aconsejar a los líderes, pero no es así. En Sahaja Yoga no importa la edad, sino cuánto habéis evolucionado.

Cuando argumentáis con los líderes, os desviáis de su conducta o algo así, les dais contestaciones o vuestras propias ideas, os quedáis apartados.

Es como un vínculo, digamos que hay un vínculo entre los chakras y las células, digamos que es así, pero si rechazáis los chakras, ¿cómo va a funcionar? Porque yo estoy conectada a ellos y a través de ellos vosotros estáis conectados conmigo y, cuando los rechazáis, caéis.

Sé lo que tengo que hacer con los líderes, yo los elijo, los organizo, los cambio, sé lo que tengo que hacer; así que, no desafiéis a vuestro líder. No es otra cosa que vuestro ego. En India esto no ocurre en absoluto. En cuanto Madre nombra a alguien lo aceptan porque, para ellos, esta es la Verdad que han estado buscando y el resto no tiene sentido, solo son complicaciones. Y como vosotros sois tan complicados, consideráis que hay otras cosas que son las buenas y pensáis que estáis entregados, pero no es así en absoluto.

Se está desarrollando vuestra entrega a la savia de la vida, a la vitalidad, a esa fuerza vital de la vida, entregaos, aceptad más y más. Este ego nunca permitirá que os entre nada dentro, así que tened cuidado con esto. El ego nunca os dejará dormir, nunca os dará paz, nunca os dejará crecer, nunca os llevará a vuestra meta, así que, ¡rendid de una vez ese ego!

Por tanto, os tengo que decir que no luchéis, no discutáis, no cuestionéis, no argumentéis con vuestros líderes, de otro modo seréis expulsados. Manteneos a su lado, dadles apoyo, preguntadles qué quieren, qué ayuda necesitan. Cuanto más cerca estéis de ellos, más obtendréis.

Pero la gente es muy derrochadora, han malgastado sus vidas en todo tipo de cosas sin sentido: drogas etc.…Las mujeres tienen un hábito muy malo que es cotillear, les gusta murmurar de todas las personas, criticarlas. Cotillear es un hábito muy malo de las mujeres. A mí no me gustan las personas que critican y no tengo nada que ver con ellas. Así que, no cotilleéis de esta manera superficial y frívola sobre los demás, no hay necesidad de tener estudios, ni de venir de una familia culta  mientras seáis un sahaja yogui. Podéis ser un diamante, pero permitid que se os transforme en un diamante, permitidlo.

Así pues, la reacción de algunas personas fue muy buena, absorbieron todo lo que dije y lo llevaron al interior de sí mismos; pero otros se quedaron dormidos. Las personas que estaban adormiladas quizá no entendían nada, es una materia difícil, os lo dije, es un tema muy sutil. No importa,  pero estas personas que estuvieron así, deben cuidarse y ver sus problemas. He visto con la gente del lado izquierdo que si ponen una vela detrás del Swadishthan izquierdo -un poco lejos- y una vela delante de la foto; con la mano izquierda hacia la foto y la mano derecha sobre la  Madre Tierra, esto funciona. La vela de detrás debéis ponerla un poco separada porque la llama hace ruidos, se mueve mucho y quema. Aquellos que  hayan tomado drogas -no LSD sino otras- con las que se entra en un estado somnoliento y con las que el cerebro se destruye, pueden beneficiarse mucho con esto. Pero hacedlo todos los días. Al entrar en las drogas nunca sentisteis que estabais entregados a ellas, aunque era algo que os iba a matar completamente. Sabéis que mucha gente ha muerto por drogas. Vosotros lo hicisteis, no sé por qué vuestro ego dijo: “Venga, prueba esto que no te va a pasar nada”; esa es la sugerencia del ego. Y lo hicisteis, vale, no pasa nada; cualquier cosa que ha pasado ha pasado, pero ahora limpiémoslo porque somos buscadores.

Aquellos que durante la charla del Puja se hayan sentido en unidad, sin cuestionarse nada, deben saber que estaban bien. Aquellos que se cuestionaban cosas, rechazándolas, deben saber que tienen ego y los que se durmieron deben saber que son del lado izquierdo.

El lado izquierdo es peor que el lado derecho, porque el lado derecho se puede corregir fácilmente ya que se muestra exteriormente. A nadie le gusta una persona así y la gente critica a estas personas diciendo: “Tal persona es muy egoísta”. Todos saben que esa persona se pasa de la raya, como Hitler. Pero una persona del lado izquierdo hace que sientan pena por ella. Sentís lástima por ella. Con una persona así estáis perdidos. Las personas del lado izquierdo son más peligrosas y más difíciles de curar, muy difíciles. No es fácil pero tenemos que solucionarlo. Yo hago el máximo esfuerzo y vosotros deberíais ayudarme.

Pensé que sería bueno que empezarais a daros aceite en la cabeza por las noches. Los sahaja yoguis deberían cambiar su manera de tratar el cabello; este estilo moderno no va con nosotros porque, si no, acabaréis calvos. Veréis vuestro Sahasrara como una protuberancia en vuestra cabeza, creedme. Usad aceite de coco, masajead suavemente la cabeza, hacedlo por la noche y por la mañana, casi no se nota y peinaos de un modo correcto. Porque si lleváis la ropa o el cabello de un “bhut”, allí irán los “bhuts” rápidamente, identificándoos muy pronto. Os deberíais peinar sin dejar pelo sobre la frente, nada de pelo sobre la frente, todo bien peinado, manteniendo así la frente limpia. Somos sahaja yoguis y hemos de cambiar nuestras ropas, peinados y todo nuestro estilo, no podemos volvernos modernos como estos estúpidos punks.

La gente debería reconocer, por nuestro estilo de cabello, que somos sahaja yoguis. Así que antes de que empecéis a quedaros calvos, empezad a daros aceite  en el pelo, esto es algo muy importante que los sahaja yoguis tienen que hacer. Usad aceite vibrado si queréis o de oliva, pero creo que es mejor el aceite de coco, es bueno para el crecimiento del cabello. También es bueno el aceite de almendra cuando tenéis problemas de nervios o  si os sentís agotados. Si sois personas nerviosas, el aceite de almendra os irá bien.

La gente que tiene problemas con los dientes debe cuidarlos, no sirve de nada ir  al dentista porque los dentistas crean problemas. Daos aceite de oliva y sal en las encías suavemente antes de acostaros, esto mantendrá vuestros dientes sanos. Os sorprenderá saber que yo nunca he ido a un dentista y espero no tener que ir nunca. Sin embargo, tengo el hábito de  cepillarme los dientes muy a menudo. Pero no utilicéis cepillos eléctricos o parecidos, podéis utilizar vuestros dedos, frotad los dientes con sal y aceite, es muy bueno para vosotros. Dejad que la mezcla limpie toda la boca y enjuagad bien.

La tercera cosa que he visto en Europa es que no limpiáis ni vuestra garganta ni vuestra lengua y esto va en contra del Vishuddhi.  Esta debe ser una de las razones por las que vuestros Vishuddhis están tan mal.

Aunque no está de moda en Occidente, es importante que os metáis los dedos en la boca y que  limpiéis la lengua por la mañana, de tal forma que toda la suciedad salga fuera. Es importante porque si no la suciedad se acumula y se pudre. Así que, hay que hacer esto. Puede que penséis que vais a hacer mucho ruido, etc., no importa. Tenéis que limpiar vuestra garganta y así mantendréis el Vishuddhi limpio. Otra cosa es: que tenéis que usar todo lo posible el agua para limpiaros cuando vais al baño. El papel es una cosa muy sucia y un hábito nada sano ni higiénico. Incluso aunque uséis papel debéis usar el agua después. Para los sahaja yoguis, el usar el agua constantemente lo más posible, es algo muy importante.

Luego hay algunas personas que, en un nivel más sutil, todavía tienen problemas del tipo de querer acostarse con otras mujeres y cosas así. Estos deben dejar Sahaja Yoga. Lo mejor es que nos dejen en paz. No podemos tener gente así de inútil con nosotros. Deben dejar Sahaja Yoga y no molestarnos. No nos hacen falta, tenemos miles y miles de sahaja yoguis en la India, para ellos no es difícil, ya están preparados. Así que, todos los que sean de este modo, que buscan relaciones con otras mujeres o que tienen sus ojos en distintas mujeres, o mujeres que también sean así -lo que yo llamo maníacos- es mejor que nos dejen, que dejen Sahaja Yoga. Esto es definitivo.

Siempre hemos estado diciendo que la gente negativa debería dejar Sahaja Yoga y llegará un día en que esto será así. De modo que, es muy necesario para todos vosotros que os depuréis y que nunca os pongáis del lado de una persona negativa. No hagáis nunca amistades con una persona que es negativa. Intentad ser más útiles a una persona positiva. Limpiaos, cuidaos a vosotros mismos, respetaos y amaos. Vivid con dignidad. Deberíais descartar las cosas superficiales, vanas, frívolas e inútiles. Dejad que vuestro ego sea provocado, dejad que alguien os insulte y ved cómo no contestáis nada, observad cómo no os enfadáis con ello. Intentad que vuestro ego no reaccione. Esto se puede alcanzar muy fácilmente si uno se mira al espejo y puede reírse de sí mismo ¿Qué piensa uno de sí mismo? ¿Qué es uno mismo? ¡Nada!

La charla del Puja de hoy no solo ha sido una gran charla sino que eran todo mantras, muy buenos para el cerebro. Esta charla se debe escuchar una y otra vez. Pero para absorberla, no para cuestionarse sobre ella. Para absorberla. Espero que entendáis esto y que después del Sahasrara Puja mantengáis la posición que habéis alcanzado. Espero que apoyéis y glorifiquéis a vuestros líderes y que de ninguna manera discutáis con ellos o les deis ideas. Ni siquiera sus mujeres tienen derecho a discutir con ellos. Es un constante tira y afloja. Es como si alguien envía dos escorpiones para ser analizados desde lugares diferentes. Entonces alguien ve el bote abierto y le dice a otro: “Mira, se van a salir los escorpiones”, y el otro responde: “No, porque cuando uno vaya a salir, el otro se encargará de echarle abajo”. Nosotros nos comportamos de la misma manera. Si hay un líder, el ego os hace sentir celos. El ego os dice que sabéis mejor lo que hay que hacer y os hace dar sugerencias. Esto no quiere decir que no podáis decir cosas o sugerirlas. También la gente me dice cosas a mí. Pero si se os dice que no, no pasa nada, porque es un desafío para vuestro ego. Si se os dice que no, podréis ver cómo vuestro ego insiste en  mantener su posición.

La segunda cosa que antes comenté es que no debemos equivocarnos a causa de nuestras convicciones.  Por ejemplo, se ha dado el caso de que los ingleses sintieron, lo cual fue un gran error, que para los italianos sería un inconveniente si alargasen su estancia. Los italianos tienen un corazón muy grande, igual que los indios, y sentirían un gran gozo si se quedaran más tiempo. Pero el problema fue la mente inglesa. Porque los ingleses no pueden tolerar que alguien se quede con ellos ni dos días. Al tercer día le preguntarán: ¿A qué hora te marchas? Así que, fue su mente inglesa la que pensó que sería un inconveniente, pero solo porque para ellos sí que lo hubiera sido. Y a pesar de que se les dijo que podían quedarse hasta el lunes, que solo había que pagar diez libras más, ellos dijeron: “¡Ah, es que pensamos que…!”  Esta es la imagen que ellos tienen de ser buenos con los demás. Porque ellos son así cuando la gente va a sus casas. No permiten que nadie entre en sus casas aunque esté nevando y alguien esté hablando con ellos desde afuera, no le dirán a esa persona que pase. Lo he visto yo misma.

Un día salí a la calle y estaba nevando, vi a una mujer en el umbral de una puerta con un niño en el carrito y, dentro de la casa, otra mujer con la que estaba hablando. La puerta no estaba totalmente abierta, tenía el pestillo echado. Al cabo de una hora pasé por el mismo sitio y seguían igual. La señora de la casa no tuvo el impulso de decirle que pasara a la casa, pero a la otra mujer no le importaba porque ella haría lo mismo.

Los ingleses no pueden entender una gran bondad de corazón respecto a nada. No había problema en sugerirles que se quedaran aquí, sin embargo todo se tuvo que apresurar convirtiéndose en un inconveniente. Y todo por  el error de no haberme preguntado a mí.  Yo pensé que todos os ibais a quedar hasta el lunes  porque era lo lógico y sensato. Pero  no fue así debido al concepto que ellos tienen de lo que sería un inconveniente. Y esto puede ocurrir no solo con los ingleses sino con cualquiera de vosotros. Tan pronto como os pasa por la cabeza el “yo pensé” estáis perdidos. Estos conceptos que tenéis sobre las cosas son muy peligrosos.

He tenido muchas experiencias de estos estúpidos conceptos que tiene la gente. “Pensé que…”. Intentan ser buenos pero acaban siendo desagradables y eso muestra que hay algo definitivamente equivocado en el concepto que tienen de las cosas. Y por eso, si la gente hubiese estado bien cuando pensaban el resultado habría sido diferente, pero se piensa en un nivel donde todo está mal y eso os hace caer. Tan pronto como comenzáis a pensar, caéis. Ese es el defecto de vuestro pensamiento. Os veis atados por vuestros conceptos. Con cualquier cosa que pensáis, estáis limitados por vuestros conceptos y caéis.

Hoy no traté muchos de los puntos de los que podría haber hablado, por ejemplo el arte. Me alegró ver tanta exuberancia, tantas flores, como un jardín. Pero para una mente sofisticada esto sería barroco o cualquier adjetivo absurdo parecido. Gente así solo tendría como máximo una flor, el resto del espacio sería para su ego. No pueden ver la belleza, es demasiado,  demasiado. Incluso Sahaja Yoga es mucho, demasiado para nosotros. ¿Qué sois, un bebe o qué? ¿Qué es demasiado? Es igual que con un bebé, al que le damos solo cierta cantidad de leche en el biberón, de la misma manera Sahaja Yoga es “demasiado” para ellos.

No hay ninguna sustancia o esencia en todo esto. Por eso decimos que esto es sofisticado, esto es tal o aquello es cual, criticando a todo el mundo. La gente está asustada incluso de decorar sus casas porque serán criticados; así que, mejor dejarlo sencillo, simplemente dejarlo todo blanco, solo blanco. Incluso si la nariz no les gusta, se cortan la nariz, los ojos, todo sencillo. No es más que el juego del ego que quiere la individualidad. Os lleva justo en el sentido opuesto de lo que realmente queréis hacer. Observadlo claramente. Vais a uno de sus jardines y de algún rincón asoma un arbolito. ¡Y se supone que es un jardín! ¿Dónde está el jardín? “Este es el jardín”. ¡Hay que mirarlo con microscopio! ¿Dónde está el jardín? Y entonces te explican: “No, mira, es que plantamos cada cosa separada, así resalta más.  Aquí está el árbol y más allá habrá un pequeño arbusto”.

Todo resulta mucho, demasiado, porque hay demasiado ego en la cabeza, por eso todo es “demasiado” para vosotros. Esta estupidez tiene que acabar. Tenéis que coger lo que es bueno y coger “demasiado” de ello y dejar o descartar lo que es “demasiado” en vosotros. Tenéis que entender esto. Todo este tipo de estúpidas ideas tienen que acabar.

Como cuando van a comprar una casa, la mayoría de ellas miden cerca de dos metros y medio de altura, pero les gustan. Yo les pregunto: ¿Por qué? “Porque es muy antigua”. ¿Y qué?  “Es una casa antigua y esto y aquello”. Pero, ¿por qué os gusta? “Las casas nuevas, como mucho, tienen la altura de un árbol”, luego no hay elección. Pero, ¿por qué queréis una casa vieja? Las de estilo Victoriano no os gustan, ¿por qué?  “Porque no son convencionales y no están de moda”. Lo que se lleva es tener una casa donde os rompáis el cuello. Cuando vais al baño no podéis ni sentaros ni quedaros de pié; os tenéis que quedar a medio camino colgando en el aire. ¡Esta es una casa con carácter! Ese carácter es lo que os hace tan raros y extraños. “Esa persona tiene carácter”, se dice. Si una persona es absurda, rara y extraña, se la considera una persona de carácter. Esta es la situación actual. “Es un hombre de carácter” y en realidad es una personalidad absolutamente rara y extraña. Se oye: “Vino en bicicleta y con pantalones cortos”, “es realmente un hombre de carácter”. Si hace eso aquí cogerá artritis. El hacer cosas raras, estúpidas y sin sentido es considerado hoy día propio de una persona de carácter y gran personalidad.

Pero como sahaja yoguis, tenéis que entender que vosotros no sois así de estúpidos, habéis sido coronados con vuestro Ser. No vais a comportaros como gente estúpida con sus  modas. Debéis abandonar esto. Si se ríen de vosotros, vosotros os reís de ellos. Si visitáis un manicomio los locos os dirán: “¡Oh, vienes a unirte con nosotros!, ¿no?”. Piensan que son los más sabios y uno con ello se pierde, acaba pensando: ¿Soy yo un loco también? Al ver a una persona así, tenéis que reíros de ella.

En cierta ocasión, me encontré con una mujer que se creía muy moderna. Llevaba un vestido muy abierto con el que mostraba casi medio cuerpo. Iba a enseñarnos una casa a mí y a mi marido. Tan pronto como la vio, mi marido se fue corriendo a vomitar. Le pregunté: “¿Qué ocurre?” Me contestó: “Al verla tuve que ir a vomitar”. Así que, subimos al coche sin entrar siquiera en la casa y nos fuimos. Y ella pensaba que era modernísima, enseñando todos los huesos de su cuerpo. Es como tener un cadáver enfrente. Pero como está de moda tener este aspecto, todo el mundo se comporta como un cadáver.

Deberíais tener sentido común, si no, no sois sahaja yoguis. Debéis ver la estupidez que hoy día está de moda, y que vosotros no sois estúpidos. Si observáis todo desde un nuevo ángulo; viendo -como os he dicho- que sois seres más elevados y que tenéis esta nueva conciencia de vuestros chakras, todas vuestras reacciones serán muy distintas. Si veis algo así decís: “¡Ah, qué bonito!”, pero mientras sigáis teniendo todas estas convicciones en vuestro interior no podréis. Estas personas ven una casa que está a punto de caerse y dicen: “¡Oh, tiene mucho carácter!”. Pues este carácter se os va a caer en la cabeza. Son ideas absurdas. O bien, les da por querer una casa moderna, extraña y horrible. Como una mujer que construyó una casa moderna en la que había que subir por una escalera y, cada peldaño, se dividía en muchos pequeños. Nosotros estábamos muy preocupados para no caernos. Cada peldaño lo dividió en muchos peldaños pequeños de tal forma que nunca sabías donde ponías el pié. Y se habrá gastado un dineral en semejante tontería. Ella se lo mostró a todo el mundo: “¡Venid y ved esto!” Yo no quise ir, le dije que no me interesaba y me fui.

“¡Ah, no importa!,” dijo. Igual que ellos se muestran ofendidos, vosotros también tenéis que hacerlo. Es estúpido. A mí no me atrae esto, no me atrae en absoluto. No me gustan estas cosas. Igual que ver una flor aislada, como perdida, no me produce ningún gozo. Y si soy el criterio, si soy quien puede juzgar estas cosas,  os digo que todo esto no me gusta nada. El modo de vestir de la gente hoy día…, para mí son locos, payasos… No podéis diferenciar a uno de otro. Llevan pantalones muy sueltos, los pantalones de su abuelo y la blusa de su abuela. Así van algunas mujeres y uno siente que son personas muy raras. Piensan que es la moda. Creo que deberíamos traer todos los vestidos viejos de India y venderlos aquí por un precio muy alto.

Es muy extraño. Observadlo desde este ángulo, como si lo vierais desde lo alto de una montaña, si observáis a esta gente loca veis que son muy lunáticos y estúpidos. Ved cómo se comportan y lo que es su moda. Antiguamente, la gente se vestía bien, con muchos detalles, pero eso no les gusta. Cualquier cosa que Dios nos da, debería ser respetada y decorada. Por ejemplo, toda la decoración que habéis hecho y cómo habéis preparado la sala, está realmente preciosa. Pero alguien podría decir: “¡Hagamos algo muy sencillo para Madre!” Como un muro en ruinas que está a punto de caerse. ¡Eso tendría verdadero carácter!

¿Cómo pueden los sahaja yoguis aceptar estas ideas?  No puedo entenderlo. Esta gente,  además paga por estas convicciones y por estas cosas raras.  Supongamos que hay una moda de tener el pelo de punta sobre la cabeza, pues pagarán por ello, si lo cortan de otro modo también pagarán por ello. Tenéis que pagar por todas estas cosas equivocadas. La moda puede ser que cuando tenéis invitados en casa, tenéis que sacar un vaso para una cosa otro vaso para otra y si no, no lo hacéis bien.

Y luego está el otro grupo, el de los hippies, que te ofrecen bebida en una jarra tan sucia que ni puedes beber. O aceptáis una tontería o la otra. Es absolutamente absurdo. He visto que los hindúes en Inglaterra no pueden entenderlo y simplemente no les hacen ningún caso, dicen: “¡Olvidadlos, son gente loca!”

La cualidad de la personalidad aquí en Occidente, es muy baja, muy baja os lo aseguro. Puede que tengáis ego pero la personalidad es muy baja. Aceptadlo. La inocencia se ha perdido, la auspiciosidad se ha perdido, la limpieza se ha perdido y la atracción de la simplicidad se ha perdido. Todo es artificial. Incluso la idea de simplicidad es artificial. ¿Cómo se puede tener una vida de gran calidad humana con esta artificialidad? ¿Cómo? Os convertís en gente artificial. Así que, abandonad todas estas convicciones. No estoy aquí para hacer propaganda de la cultura India, pero si en algún país existe cultura es allí, porque esto no es cultura.

Voy por la calle y veo cómo camina la gente, cómo van, parecen todos salidos de un manicomio. Si veis a la gente que va por la calle, ni siquiera uno parece normal. En América es aún peor. Están todo el tiempo haciendo gestos. No hay ni una persona que tenga una cara normal. Es un hecho.

En Sahaja Yoga nuestra cualidad ha ascendido. Os habéis convertido en algo tan grande.

Debido a todo esto, uno siente que aquí no hay Lakshmi. Tenéis dinero pero no está Lakshmi, no hay belleza. Es muy desolador, como una tierra baldía. Vuestro ego ha destrozado todo aquello que era bello. No pudo tolerar el arte de nadie y por eso en las casas no hay arte. No necesitáis tener muchas cosas pero tenéis plástico. La belleza ha desaparecido de vuestras vidas. Ahora, cuando habláis, está de moda el ser arrogante. Imaginaos.  En ser arrogantes o personas secas no hay ninguna belleza. No hay nada valiente en ello, nada sublime, habéis perdido algo a nivel sutil y por eso en el nivel grosero no lo podéis ver. Lo que habéis perdido interiormente, se refleja exteriormente. Es una quiebra completa.

Cuando veáis a esta gente -cuando digo vosotros quiero decir aquellos que no son sahaja yoguis en Occidente- tratad de comprender que son personas que están a un nivel mucho más bajo que vosotros y no os adhiráis a sus ideas, caminos o métodos. Simplemente manteneos en vuestra posición.  Veréis que al final irán detrás de vosotros. El ego es como un mono, si ven que alguien va a la cabeza le siguen, y si hay alguien detrás le dan una patada.

Vosotros tenéis vuestra dignidad, un estilo especial y vivís según vuestro estilo especial, no seáis uno de ellos. Vestíos de un modo adecuado. Puede que solo tengamos dos o tres camisas, no necesitamos tener muchas, pero tened algo que sea sensato, normal, cómodo y que no sea para fulminar a los demás.

Nosotros somos quienes vamos a dar coraje de nuevo al arte. Quienes vamos a recuperar todo lo que hemos perdido. Actualmente no se puede tener un Rembrandt, un Leonardo da Vinci, un Miguel Angel, hemos acabado con ellos completamente. Pero hoy todo el mundo se cree un Miguel Angel. No podemos tener más un Gorky ni tampoco un William Blake, con ese coraje. Tampoco podemos tener un Abraham Lincoln. Ahora tenemos toda esta gente inútil que no sirve para nada. De todos vosotros, estas grandes personalidades tienen que nacer ahora y su especialidad es que tienen su propia personalidad, no se entregan a ninguna moda ni a cosas sin sentido. No se abandonan a ninguna popularidad barata. De todos vosotros han de nacer estas grandes personalidades.

Pensad en vosotros y en vuestra progenie. ¿Qué estáis haciendo en este gran trabajo?, pues no es solo  para que gocéis vosotros teniendo un seminario, buena música, buena comida, un lugar bonito etc. El gozo es solo el “departamento de publicidad”. Tenéis que trabajar realmente duro en vuestro interior, no en el exterior. Sin argumentos de ningún tipo, son inútiles. Si digo algo muy simple, como que tenemos que llevar esta caja, vendrá alguien y dirá: “Muy bien, pienso que deberíamos traer una furgoneta”.  “No, pero una furgoneta es demasiado”. “Entonces, ¿qué hacemos?” Seguirán discutiendo hasta que la caja ya se haya enviado y cuando vuelvo y les digo: “¿Qué hacéis?”, contestan: “Aún estamos discutiendo cómo enviar la caja”. “¡Pero ya está enviada!”

Estos hábitos tan inútiles debemos descartarlos. Debemos tener una nueva sabiduría en nuestro interior, descartando la que ya tenemos. Hasta que no hagáis esto, vuestro ego no desaparecerá. No desaparecerá hasta que no decidáis echar fuera todas esas ideas que vosotros consideráis reales. Tenéis que ser como niños, intentando aprender siempre algo nuevo. Tenéis que manteneros abiertos para aprender algo nuevo. Tenéis que aprender de nuevo aquello que habéis perdido. Hay muchas cosas que habéis perdido. En vez de avanzar lo habéis perdido. Si os hubierais mantenido en el camino correcto lo habríais alcanzado  porque, después de todo, algunos países tienen una tradición muy antigua. Pero ellos también lo han perdido, como Grecia, que podemos decir que también se ha perdido.

Como esas horribles tragedias griegas con las que se sientan a llorar por nada. Todo está bien, no ha ocurrido nada, todo está perfectamente, pero ellos se sientan a llorar. Es como decirle a una persona: “Ven, siéntate, vamos a sentir que esta persona ha muerto, vamos a sentirlo”, y así se ponen a llorar. Es tan estúpido como eso. Así crearon artificialmente los problemas y la tristeza, porque nunca tuvisteis una tristeza real, ni un problema real,  tenéis comida, tenéis de todo…. Pero así es cómo habéis creado los problemas vosotros mismos.

Por eso necesitáis psiquiatras, necesitáis drogas esto y aquello. No tenéis problemas pero queréis tenerlos. Es tan simple como eso. Los que tienen problemas han de luchar con ellos. No tienen tiempo para todas estas tonterías. Vosotros tenéis demasiado tiempo, no tenéis ningún problema en lo que se refiere a vuestras necesidades materiales, pero aun así estáis muy involucrados en esto.

Así que, afrontad todo esto, afrontad claramente que ya no somos más eso, somos gente diferente. No somos gusanos en el fango, somos lotos con fragancia, con poderes. Estamos especialmente bendecidos, tenemos un sentido especial del gozo. Gocemos de todo esto y vamos a darlo a los demás. Sed gente glorificada y sentid la dignidad que hay en ello.

Estoy segura de que esta vez funcionará. Yo he hecho el máximo esfuerzo posible y esta charla debería llegaros a todos.  ¿Alguna pregunta? ¿Tenéis alguna pregunta?

Deben pensar que voy a beber de aquí.  ¡Una idea moderna! “¡Qué voy a beber de aquí!” Así que, no hay necesidad de tener un vaso. ¡Puede que a Madre le guste beber de aquí!

Muy bien, ¿alguna pregunta?

Están en conciencia sin pensamientos. No lo perdáis, manteneos en conciencia sin pensamientos, manteneos con esa intensidad, sin ese ego, mantenedlo fuera.

Esto es meditación. No hay nada de ego, solo consciencia sin pensamientos, absolutamente.

Pero el que yo lo haya hecho no está bien, debéis hacerlo vosotros, esa es la cuestión.

Tened vuestra propia personalidad, si los punks se pueden comportar así, ¿por qué  no podéis vosotros comportaros de un modo sensato?

También tengo que decir algunas palabras acerca de nuestro comportamiento diario, porque una Madre ha de ver que sus niños no están mal educados. La gente no debe decir que los sahaja yoguis están mal educados.

La primera señal de un niño que está mal educado es que deja su cama hecha un desastre. Deja todas sus cosas muy desordenadas. Al bajar aquí, vi todas las camas deshechas. ¿Qué estamos haciendo aquí? ¡Nada!. Imponeos la disciplina de llevar una vida limpia y ordenada. Como Madre he de deciros esto. Apenas os lleva diez o quince minutos. Decíoslo a vosotros mismos, esto es la meditación. Hacedlo en meditación. En India creemos que los occidentales son extremadamente limpios y ordenados. Es cierto, creen que estáis en la cima del mundo, que sois la gente más limpia y ordenada. Dirán diez veces gracias pero ni una sola vez harán la cama. Vuestras cosas deben estar ordenadas. Debéis ser ordenados y vuestra apariencia ha de ser la de alguien limpio.

Y en segundo lugar, algo que mucha gente me ha dicho y que yo también he observado es que, cuando se va a casa de alguien, una persona mal educada usará el teléfono sin pedir permiso. Es importante entender ciertas cosas. Como  algunos que entran en la cocina y se lo comen todo. Es algo que ocurre muy comúnmente, engullen la comida como mendigos, se cuelan en las casas como mendigos.

Por ejemplo, yo tenía en un cuarto veintiún botes de miel que alguien me había regalado. Cuando vino mi yerno, no quedaba ni siquiera uno para poder darle miel. ¿Quién se lo comió? Todos los sahaja yoguis que vinieron se comieron la miel. Bueno, muy bien, pero debéis pedirlo antes. Acabáis con todo lo que hay en la casa. Está bien, si habéis venido y hay comida preparada para vosotros, comed vuestra comida. Pero si uno va a la despensa o cualquier cuarto en el que había muchas cosas, ¡se encuentra que ya no queda nada! Se había hecho compra para todo el mes y ya no queda nada. Una persona mal educada hará eso, pero una persona bien educada, aunque se le haya dejado algo en gran cantidad para alguien más, lo mantendrá sin tocar nada hasta que esté la otra persona.

Por ejemplo, mi marido no tiene que preocuparse de esto, pero si tiene que guardar algo para una persona, lo vigila y guarda bajo llave hasta que se lo da a la otra persona. Puedo decir lo mismo de mis hijos y de mucha gente que conozco.

El coger cualquier cosa de los demás, romper o tirar cosas sin cuidado alguno, es conducta de mendigos. Lo he visto con mis propias cosas y cuando los líderes se quejaron a mí diciendo: “Es que vienen a nuestras casas, acaban con todo lo que hay en la nevera, etc.”. No me sorprendió. Sahaja Yoga se ha convertido en un recurso para todos los mendigos del mundo, porque es gratis. Toda la gente pobre viene a  Sahaja Yoga y se la ha de cuidar y alimentar. Esto no es así. Puede que seáis pobres, pero debéis tener dignidad. Incluso lo sirvientes en India son mejores, no tocarán vuestras cosas sin preguntaros. Están más educados.

Una persona mal educada es además grosera y arrogante. La misma cosa puede decirse de un modo adecuado. Para glorificarme como Madre, la gente debería decir que sois niños muy bien educados. Debería haber un sistema espartano y no un sistema de gentuza perezosa. Sois yoguis, deberíais estar siempre limpios, impecables, con pocas cosas.

Los hindúes, en India, se quedan asombrados de los maletones que lleváis, especialmente las mujeres con sus maquillajes y pinturas…. ¿Acaso los vais a usar delante de los aldeanos? Ellos no entienden nada de eso.

Todo esto debemos verlo por nosotros mismos. Debemos tener dignidad, debemos tener gente con personalidad. Si alguien es un santo, puede ser pobre, pero sabréis que es un santo por su dignidad. Había un santo llamado Tukarama, la música de Ami Bi Ghadalo viene de él, él era pobre y muy generoso. Daba todo lo que tenía y se quedaba con muy poco para él mismo. Un día, el mismo Shivaji se presentó donde él vivía y llevó numerosos ornamentos y joyas para la mujer y los niños de Tukarama, mientras este estaba fuera. Ella estaba muy feliz de llevar todo esto aunque al principio dijo que no estaba bien. Pero Shivaji dijo que él solo quería mostrar su respeto hacia ellos y entonces ella se lo puso. Al llegar Tukarama dijo: “No, llévatelo, yo soy un santo y tú eres un rey y has de vivir como tal; pero yo soy un santo y ni yo ni mi mujer necesitamos todo esto. Tú eres un rey, y aunque seas un alma realizada debes vivir como un rey”.

Así es que, tenemos que darnos cuenta de que en Sahaja Yoga no podéis ser como un pordiosero, debéis vestir adecuadamente, tener una apariencia apropiada y no parecer mendigos. Deberíais ser personas dignas en la sociedad.

Sabéis que yo soy la Diosa y que la Diosa tiene que llevar muchos ornamentos para adornar y coronar sus chakras. Tengo muchos ornamentos, pero solo los uso en los Pujas. ¿Por qué? Además se supone que tengo que llevarlos. No me los pongo porque puede que no esté tan bien  llevarlos todo el tiempo, aunque sea algo digno. Pero se supone que debería llevar joyas en las manos, en los pies, en todas partes. Debería llevar un cinturón de oro como adorno, pero no lo hago, mantengo ciertos límites y solo lo hago en los Pujas. Debéis tener esa discreción: ¿Qué llevar puesto? ¿Cómo llevarlo? ¿Hasta dónde llegar? ¿Cómo ser personas dignas? ¿Cómo ser bien educados de modo que glorifiquéis la educación que os da vuestra Madre?

Espero que cuando vengáis este año a India observéis todos estos detalles en los hindúes. No les veréis comer ni bañarse ni dormir, no se sabe ni cómo viven ni dónde. Lo solucionan todo, hacen funcionar todo. Tan pronto como estáis allí, ya os están esperando. Se levantan, se duchan temprano y a las cuatro o las cinco de la mañana ya están fuera. Siempre limpios, ya sean campesinos, granjeros, brahmines o cualquier otra cosa. Y tan bien vestidos que no podéis diferenciarlos. Llevarán ropa blanca muy limpia y un gorro blanco. Nunca llevan ropa sucia. Este es un aspecto que no parece muy sublime sino grosero, que no parece muy sutil, pero es muy importante porque cualquier cosa que se da en lo sutil, se expresa exteriormente.

En toda vuestra conducta deberíais brillar como los mil reflejos de un diamante, porque ahora habéis estado en el Sahasrara Puja. Veamos cuáles son los mil reflejos que mostramos.

Amaos unos a otros, respetaos  unos a otros y respetaos a vosotros mismos. Y repetíos constantemente el mantra: “Yo soy un sahaja yogui”. Este mantra dice todo respecto a vuestras responsabilidades, vuestras aspiraciones, lo que sois. Sois un sahaja yogui que ha vuelto a nacer gracias a la propia Adi Shakti.

Si tenéis algún problema personal debéis escribírmelo. Si no os contesto es porque quizá no necesita contestación para que se arregle, aunque si hay algo que se os deba decir, definitivamente os informaré. Cualquier problema.

Pero hoy vino una mujer llorando por su marido. Ya lo hizo anteriormente también, se volverá loca. Un  sahaja yogui no debería llorar. Supera tu problema. Intenta arreglarte con tu marido, intenta arreglar todo. No me gusta mucho lo que se refiere al  divorcio, pero si veo que es un caso perdido, entonces podéis divorciaros. Pero innecesariamente, solo porque no hay un entendimiento correcto, uno no debería llorar ni lamentarse ni nada de eso. Por el contrario, deberíais intentar superar vuestros problemas personales, porque tenéis poderes para hacerlo. Me podéis escribir cartas, pero no muy largas, porque si no me pierdo. Por la mañana tengo tantas cartas para leer… a cada cual mejor. También mi marido tiene mucha correspondencia, y un día me dijo: “A mí nadie me manda cartas cariñosas, todo son cuentas que hay que pagar”. Yo le conteste: “Las mías son iguales”. (Gregoire puedes traducir esto.). Le contesté: “Tengo que pagar por su amor”, así es.

Los niños mandan cartas muy dulces. Hacen algún dibujo o pintan flores, las decoran, pintan un corazón y me ponen dentro. Hacen cosas muy dulces y expresan gozo y alegría. No tienen problemas, no son complicados. Vosotros cogéis todos los problemas, ese es vuestro verdadero problema. Ellos no tienen ninguno.

Ninguno me habéis dicho aún si queréis que se haga algo. Para acabar, me gustaría que escuchaseis a Warren que os va a leer los programas que tendremos durante este verano.