Shri Kartikeya Puja

Munich (Germany)


Send Feedback
Share

Shri Kartikeya Puja. Grosshartpenning, Munich (Germany), 13 July 1986.

Siento haber llegado tarde, no sabía que este programa sería en un lugar tan bonito como éste.

Aquí podemos ver un hermoso cuadro de Miguel Ángel expresando el deseo del Divino -vuestro Padre- de salvaros, de elevaros, y cómo está trabajando para ello. En Alemania hemos tenido grandes acontecimientos agresivos y eso trajo un efecto devastador en todo el mundo occidental. Los sistemas de valores se rompieron, la idea del Dharma fue perturbada, las mujeres comenzaron a comportarse como hombres y mucha gente murió, personas muy, muy jóvenes murieron. Ninguno de sus deseos se cumplió, toda su vida no fue nada más que guerra. Vino como una ola de calor que destruyó todas las cosas sutiles. Cuando la naturaleza se enfada sólo destruye cosas groseras, pero el ser humano – cuando destruye – destruye también las cosas sutiles: sus sistemas de valores, su carácter, su castidad, su inocencia, su tolerancia. Ahora la guerra es en un nivel más sutil. Tenemos que entender que todo esto ha tenido un efecto devastador en occidente, en la personalidad de occidente. El primer esfuerzo que hay que hacer es el de reparar esto, enderezarlo, ponerlo sobre sus propios pies. Porque la gente perdió su personalidad y tradición, no tenían raíces y comenzaron a moverse hacia todo lo que se trajo, en una especie de experiencia intelectual.

Las mujeres se hicieron muy independientes, pensaron que podían solucionar sus propios problemas y que podrían ser como los hombres. Aquí comenzó el problema incluso en una forma peor ya que – una mujer es una mujer – aunque dentro de ella haya una pequeña parte “masculina”; cuando intenta evitar lo que ella tiene y quiere desarrollar algo de lo que ella tiene muy poco, entonces se hace extraña. Puede ser poseída por muchos hombres que están muertos. El deseo de querer ser masculina puede atraer muchos bhoots que quieren entrar en la mente de una mujer. Cuando esto ocurre tienen la apariencia de una mujer y la mente de un diablo. El caso es que las mujeres puede que no se den cuenta porque esas cosas diabólicas tienen éxito en el mundo. Puede que así estén mejor, que puedan dominar a todos. Se pueden hacer meticulosas como los hombres, muy ordenadas, limpias, privadas de toda dulzura y belleza, estas mujeres finalmente llegan a ser como vampiros; por eso, aunque la guerra ha terminado, creo que aún sigue funcionando a través de las mujeres de Alemania. He oído que este ataque, tuvo lugar anteriormente y que había mujeres llamadas “amazonas”. Ahora se está repitiendo otra vez.

El otro día tuve una entrevista con una señora alemana y me sorprendió su actitud; sentí como si todavía hubiera una nazi en ella, con un bhoot nazi dentro. Tenía una doble personalidad, por un lado hablaba dulcemente y por otro lado era una nazi y una fascista. Con unos argumentos muy astutos. La primera cosa que hacen es decir que están al lado de los pueblos oprimidos como India. Los hindúes son arios y nosotros somos arios y simpatizamos con los arios. Los hindúes son gente espiritual y ellos sienten que son como los hindúes en todo, ¿podéis creerlo? La cualidad de la vida debe mejorar, este es el punto. Las cualidades de un hombre son muy distintas a las de las mujeres. Os lo he dicho muchas veces. Y si las mujeres intentan ser masculinas, no pueden alcanzar nada que sea bueno.

Hemos tenido muchas así; habéis visto la mujer de Mao, la de Mr. Chang-kai-chek, ahora esta nueva lady Carlos, ¿Carlos es su nombre? Marcos, Marcos, tantas mujeres así. Sólo consiguen traer confusión cuando quieren ser como hombres. En la historia ha habido muchas mujeres así. En India las mujeres están muy preparadas. Hemos tenido mujeres como Chansi Hirani, que luchó contra los ingleses; era viuda, ató a su niño a la espalda y luchó contra los ingleses. Se dice que su caballo saltó desde 108 pies de altura desde la torre de un fuerte y que los mismos ingleses escribieron: “Hemos cogido a Chansi, para nosotros es la victoria pero la gloria es para Chansi Hirani”. Hemos tenido grandes mujeres en India como Nur Jahan – que fue otra gran mujer – Chand Bibi, Ahalyabai. Pero todas eran mujeres y no tenían el ego de un hombre. Si es necesario pueden trabajar, trabajar en oficinas con hombres, pero no necesitan hacerse como hombres.

Os daré un ejemplo de Mí misma. Tuve que construir nuestra casa en Lucknow; lo hice con un estilo muy femenino y construí una casa muy buena y mucho mejor que un hombre y resultó muy barata. Un hombre primero buscaría un arquitecto, luego mediría todo -antes de nada- para que todo le encajara. Luego, su ego le llevaría a una tienda muy cara donde le timarían para conseguir cosas caras. De nuevo su ego le haría buscar mano de obra cara y llamaría a alguien que “se hiciera cargo” de todo. Yo lo hice de una forma muy distinta. Tenía dinero, así que me enteré de donde estaba la mejor gente y quién tenía los mejores ladrillos. La casa sería de ladrillos; luego, ¿qué más se necesita? Igual que una mujer que prepara la comida, ya veis. También necesitáis arena, muy bien.

Luego hace falta cemento, barras de hierro y obreros. No fui del modo en que hubiese ido un hombre. Me enteré de quién vendía los mejores ladrillos. Él me dijo: “No tengo dinero porque tengo que abrir el horno y llenarlo de ladrillos así que tendría que pagar una cantidad inicial”. Le dije: “Muy bien, compraré una hornada completa, una entera. ¿Cuánto me va a cobrar?” Él dijo: “Con cinco mil rupias bastará”, pero dijo también: “Si el horno se apaga, si algo sale mal, si hay algún fallo, es su problema”. Yo le dije: “No importa, ponga una hornada a mi nombre”. Así que le compré una hornada entera. La hornada es dónde ponen todos los ladrillos, los cubren con barro y les ponen fuego. A veces se puede perder todo o se puede desmoronar.

Le dije: “Hágalo así, sólo 5000 rupias”. Cuando están tan bien cocidos, y todo eso, nunca costaría menos de 50.000 rupias. Después fui al río y pregunté: “¿Cuánto cuesta un trozo?”, como ellos llaman a una gran área de arena. Dijeron: “En este tiempo, cuando es verano, cuesta muy poco; pero en invierno costará mucho”. Un hombre hubiera ido diciendo: “Ahora necesitas tanto tráelo, luego necesitas más, tráelo”. Pero Yo no lo hice así; dije: “El verano está muy bien, se puede conseguir más barato. ¿Por qué no comprarlo todo? Así que compré todo en trozo, toda aquella extensión de arena. Luego fui a los ferreteros. Dije: “¿Qué hay del hierro?” Me dijeron: “Tiene que encargarlo pero – si pide una cantidad grande – se lo dejamos más barato y si paga luego, tiene que pagar tanto más”.

Dije: “De acuerdo e hice el pedido”. Ya estaba todo listo como hacemos para una comida, se tiene todo dispuesto preparado allí. Luego, lo que necesitábamos era madera. Me dijeron: “La madera viene de Nepal”. Muy bien- dije-¿Y qué más?”. Me dijeron: “También la podríamos conseguir en algún bosque”. Así que fui a un bosque -en el centro de India- que se llama Jabalpur y la encargué. Toda la madera estaba recién cortada y en una subasta compré mucha de esa madera. Lo conseguí todo allí y también compré allí mármol. Ese mármol nunca lo habían usado antes.

Yo dije: “Es muy sencillo, puedo utilizar este mármol para todo”. Así que conseguí el mármol y la madera de aquel lugar. Luego la mano de obra. Pregunté a mis amigos si conocían buenos obreros que hicieran bien el trabajo de mampostería. Me dijeron: “Si, este es bueno, aquel es bueno”. Les llamé a todos y les dije: “Mirad, podéis quedaros conmigo en esta casa y os voy a dar muy bien de comer. Os daré la comida y os cuidaré muy bien”. Así que todos se quedaron con sus familias y Yo cocinaba para ellos. Los convencí con la comida y ellos hacían todo ese trabajo para Mí. Fueron muy amables, utilizaron nuevas técnicas que conocían, con efectos bonitos con el mármol sobresaliendo del cemento.

Utilizaron todo el arte que conocían. Una casa tan grande, con veinte dormitorios y cinco salas de estar se hizo en un año. Y no sólo eso, sino que nadie podía creer el precio de la casa; costó la décima parte de lo que hubiera costado con un arquitecto. Pero todo estaba muy bien anotado, todo muy bien hecho, porque Yo no sabía como llevar las cuentas; lo que hacía cada día era: “Muy bien, hoy he sacado tanto dinero así que se ha gastado tanto”. De esta manera lo anotaba cada día y no faltó ni una sola rupia. Nadie me pudo reprochar nada, ningún problema. Por el contrario, todos los oficiales que han construido sus casas han tenido montones de problemas. Que si sus ingresos tenían que pagar impuestos, esto y lo otro. Nada, no pasó nada y conseguí una casa inmensa con tan poco dinero Una casa tal que la gente decía, aunque se caiga el Taj Majal, esta quedará en pie. Puse muy buenos cimientos porque los ladrillos me habían costado tan baratos.

De toda una “hornada” que compré por casi nada vendí la mitad porque me había sobrado mucho. De toda la arena que había comprado vendí la mitad – porque no la necesitaba – al doble del precio, por lo que mi arena me salió gratis. La madera que había comprado allí se preparó adecuadamente y tenía un pequeño depósito donde la metí; de manera que todo quedará hermético, como decís. La sacaba de allí y la mitad la usé – sólo la mitad – para cien ventanas y sesenta puertas, el resto lo vendí. Incluso los trozos más pequeños se vendieron, pues servían como leña para el fuego. Imaginaos, parte se vendió como madera y parte para las chozas. Ahora bien, tenía que cocinar para ellos, cuidar de sus comodidades, les ponía bonitas sábanas y buenas camas para dormir y esto y lo otro, así que estaban muy felices. Así es como una mujer hace las cosas. Todos se asombraron de que no había ni un fallo en las cuentas, ni en nada. Pedí a mi marido y a mis amigos que se quedaran a cinco millas de Mí, porque él estaba trabajando con el Primer Ministro y la gente hubiera dicho: “Mira, está aceptando sobornos” y cosas así.

Además habría habido otro problema y es que hubieran venido a decirme: “Esto o aquello no está bien”. Les dejé fuera porque sólo saben discutir; los hombres sólo saben discutir. Las mujeres dan resultados, no conferencias, nada. Les dije: “No tenéis nada que hacer, dejadme hacer las cosas por Mí misma”. Muy agradablemente, en la compañía de toda aquella gente construí la casa, una casa preciosa, que creo que han filmado y tal vez podáis ver la casa que construí allí. Así, una mujer que es sahaja yoguini debe desarrollar estas cualidades especiales, porque es muy capaz e intuitiva y siempre llega a la conclusión correcta en muy poco tiempo. Pero sólo si es una mujer ya que si es medio hombre y un poco mujer no sé que clase de cosa será. Una mujer debería intentar ser una mujer. La mujer es tan poderosa. Es poderosa como la Madre Tierra, que puede soportar cualquier cosa y puede dar lo mejor que tiene.

Se sacrifica, es muy generosa, con gran aguante, amorosa e indulgente. Cuando los hombres desarrollan las cualidades de la mujer se convierten en santos. Pero eso no significa ir detrás de las mujeres, no se trata de este tipo de tonterías, sino que tienen que ser “Viras”, tienen que ser gente caballerosa, gente valerosa, pero desarrollando la compasión y el perdón. Creo que en Alemania ocurre todo al revés y también, en las sahaja yoguinis occidentales en general, es muy común que las mujeres desarrollen egos horribles. En India las mujeres trabajan, hacen cualquier cosa; hemos tenido grandes oradoras desde antiguo, muy conocidas pero, no tenían ego. Mi Madre era licenciada superior, en aquella época en que sólo había dos o tres mujeres que hubieran alcanzado ese grado, pero nunca vi en ella ningún ego. Mis propias hijas una de ellas ha hecho arquitectura y decoración y ahora no trabaja porque su marido tiene un buen trabajo; de acuerdo, pero hace casas para otros, dibujos, ayuda a otros gratis. Y tiene muchos amigos. ¿Cuál es el logro de una mujer? Que tiene más y más gente alrededor de ella.

Poder humano. Tiene más seres humanos a su alrededor. Y ¿cuál es la capacidad de los hombres? Que tienen que pagar todas las cuentas de la casa. Tienen que pagar el seguro, reparaciones del coche… Dejadles que ellos se encarguen del trabajo sucio. Las mujeres reciben las cartas amorosas de los niños, de su marido, de todos; ellas son amadas y cuidadas. Pero ahora como se han hecho tan masculinas, no tienen todas esas ventajas como antiguamente; si ibas en el autobús se cedía el asiento a una mujer pero, ahora nadie hace eso. Una vez una señora iba en el autobús -una señora mayor– había un joven que estaba sentado allí y le dije: ¿Por qué no le deja usted sentarse? Contestó: “¿Por qué? Ella lleva pantalones y yo llevo pantalones”, esta señora mayor llevaba pantalones.

“¿Por qué habría de cederle el sitio? Ella lleva pantalones y yo llevo pantalones ¿cuál es la diferencia? Así que, todo lo que son nuestras ventajas y privilegios lo estamos perdiendo haciéndonos hombres. ¿Y qué ganamos? ¿Qué ganamos? De hecho creo que en estos tiempos modernos las mujeres son más esclavas del hombre que lo eran antes. Se decepcionan mucho. Supongamos una sahaja yoguini que tiene muchas obstrucciones y algunos problemas. Lo primero que piensa es: ¡Oh Dios mío, ahora mi marido me dejará y se llevará a los niños! ¿Qué haré?

Pero nunca piensa en Sahaja Yoga. Una vez conocí a una mujer extraordinaria, realmente una mujer. Me dijo: “Madre, soy esquizofrénica, así que voy a dejar Sahaja Yoga, me voy a divorciar de mi marido, no quiero ver a mis hijos. Sahaja Yoga es mucho más importante que yo, que mi marido o que los niños. Era una auténtica mujer. Me dijo: “Soy esquizofrénica desde la infancia, lo he descubierto ahora que me ha vuelto”. Pero la mayoría de las mujeres sólo piensan en sí mismas. “Dios mío tengo que abandonar a mi marido”. Significa que hasta ahora ha vivido a costa del marido. “Tendré que abandonar a mis niños”.

Pero, ¿qué de abandonar Sahaja Yoga? Si pensáis que Sahaja Yoga es lo más importante entonces podréis libraros incluso de la esquizofrenia. ¿Por qué debería Dios ayudaros? ¿Estáis pensando como personas ordinarias, preocupadas sólo por vosotras mismas y no por Sahaja Yoga? Lo mismo ocurre con algunos hombres, pero los hombres no son tan asustadizos porque piensan que pueden mantenerse sobre sus propios pies. Las mujeres también deben saber que ahora son sahaja yoguinis, son sahaja yoguinis y Madre va a cuidar de ellas. Pero si sólo estáis preocupadas de vosotras mismas, de vuestro marido, mi casa, mis niños, entonces sois un caso perdido; y dejáis de ser una mujer. No es la señal de una buena mujer. Una mujer es la que ama a todos los niños, su capacidad de amar es grande. Pero si se hace miserable -de mente estrecha- entonces no es una mujer.

Ya os he contado de mis nietas. Les pregunté: “¿Qué es lo que queréis ser?” Son muy pequeñas. Me dijeron: “Enfermera o azafata”. Les dije: “¿Por qué? ¿Qué es tan bueno de esos trabajos? Me contestaron: “Abuela solo en estos trabajos puedes dar de comer a la gente”. No hay otro trabajo en el que verdaderamente se pueda dar de comer a otros. El gozo de dar de comer a otros es mucho más grande que rellenar documentos en la oficina. Os lo aseguro, es un trabajo terrible el rellenar documentos en la oficina. Es mejor hacer una exquisita comida, y pensar que tantas personas la van a comer y gozar, que hacer ese trabajo antipático.

Pero las mujeres han perdido la cabeza, ahora no tienen cerebro, son estúpidas. En Alemania las mujeres han de tener mucho cuidado, en Austria tenéis que tener cuidado. Las mujeres austriacas están bien, pero Yo diría a las mujeres alemanas que no deben tratar de ser como hombres. Lo primero de todo, el mejor camino para parar esto es no hablar mucho. Muchos bhoots entraran en vosotras si empezáis a hablar como los hombres y, entonces, veréis cómo los hombres son controlados. Nosotras las mujeres hindúes sabemos como controlar a nuestros hombres. ¿Por qué nosotros no tenemos divorcios? ¿Por qué no tenemos problemas? Muy bien, discutimos pero eso no importa; pero nuestros hombres no van detrás de otras mujeres, no nos arreglamos tanto ni vamos a la peluquería, ni tenemos esas sesiones de belleza y todas esas cosas. Así que tenéis que desarrollar vuestro auto-respeto.

Sois las Shaktis, sois el poder. Si hacéis de vuestros maridos coliflores, ¿qué hijos vais a tener? Sólo coliflores. Respetadles, hacedles hombres, gozad de su masculinidad, entonces nunca os dejaran. No hay una competición entre los dos. Creo que el problema fundamental de hoy en día -en Alemania- es que las mujeres han perdido sus sentidos. Eso es lo que Yo siento de las mujeres alemanas. Podéis volcaros en la música y en el arte. Hay mucho campo ahí. Hoy en día, ¿quién es recordado?

¿Quién es recordado? Un músico -Mozart- todo el mundo lo recuerda, hasta en las chocolatinas encontráis a Mozart, aunque no sé si él tomó alguna chocolatina o no. También se recuerda a Miguel Ángel o a Leonardo Da Vinci o gente así; nadie recuerda al oficial de turno subiendo y bajando con los expedientes. Así que las mujeres tienen algo que puede tener un valor eterno y que deberían desarrollar. Y lo más grande de ellas es que pueden amar, amar y amar. Pero cuando se hacen egoístas y egocéntricas, preocupándose de sí mismas, no hay ninguna belleza a su amor. Hoy me he ocupado especialmente de este tema porque me estáis adorando como Kartikeya. Kartikeya era el hijo de Parvati Umar, que era la Madre de estos dos niños: Ganesha y Kartikeya. Un día los padres, Shankara y Parvati les dijeron: “El que de vosotros dos dé la vuelta antes a la Tierra tendrá un premio especial”. Y Kartikeya -que era el poder masculino- empezó el camino en su vehículo, un pavo real.

Ganesha se dijo a Sí mismo: “Fijaos en Mi, soy un chico pequeño, no soy como Él y mi vehículo es un pequeño ratón. ¿Cómo me las voy a arreglar?”. Y luego pensó: “Mi Madre es más grande que todo este Universo. ¿Qué es entonces la Madre Tierra? Así que Kartikeya estaba empezando su camino cuando Ganesha dio tres vueltas alrededor de su Madre y ganó el premio. Porque por estas cualidades maternales -para Él- Ella es lo más grande, incluyo mayor que Sadashiva. Pero sorprendentemente esto es lo que más agrada a Sadashiva, que respetéis a vuestra Madre. La maternidad en vosotros. La feminidad en vosotros. “Allí donde la mujer es respetable y respetada allí residen los Dioses”.

Las mujeres son muy importantes. Desde luego también tengo que culpar a los hombres occidentales por la forma que han maltratado a sus mujeres, las han alejado de la religión, siempre las han rebajado. En India también tenemos así a los musulmanes, pero son agresores muy sofisticados; lo hicieron muy mal y también las rebajaron. Pero no importa. Perdonadles e intentad ser mujeres muy poderosas. Los poderes de la mujer son los poderes del amor, que son los poderes de Dios; Y estos son los que tenéis que utilizar y no argumentos tontos e intelectuales. No malgastéis vuestra energía con eso. Me gustaría, especialmente, que las sahaja yoguinis de Alemania se hagan más y más femeninas; pero no sólo cocinado bien, sino en su actitud hacia la vida. Pensad ampliamente que Sahaja Yoga depende solamente de nuestra capacidad de amar. Tenemos que ser extremadamente amorosas, amables, cuidando de los sahaja yoguis, dándoles el mayor gozo posible.

Si no, en este país pueden hacerse como vampiros. Así que tened mucho cuidado y los hombres, si tenéis mujeres de ese estilo debéis respetarlas, debéis darles todos sus privilegios y cuidarlas. Ellas cuidaran de los niños pero dadles toda la asistencia y dinero que necesitan. No les pidáis cuentas de nada, dejadlas que lo manejen. Como mucho os arruinaréis Pero primero ved cuál es su actitud hacia Sahaja Yoga. He visto que en las familias en donde la mujer es encargada del dinero, hay una mayor parte de éste para Sahaja Yoga que en las casas donde el control lo lleva el hombre. Es muy sorprendente. Cuando el control lo llevan los hombres tienen que pensar en el coche y en muchas grandes cosas, pero cuando lo llevan las mujeres saben como ahorrar dinero, como os he contado cómo ahorré dinero. Los hombres no pueden ahorrar, nunca pueden ahorrar. Sólo las mujeres pueden ahorrar; pero sólo si su interés está en algo más grande, pues si son auto-indulgentes acabaran con todo el dinero, entrando a una tienda a por una camisa para el hombre y un montón de saris para ellas.

Pueden ser así. Pero si tienen intereses más amplios, utilizarán el dinero de una forma inteligente y siempre tendrán dinero para gastarlo en los demás.¿Qué es lo que Yo hago? Del dinero que me da mi marido para la casa -que es bastante- busco entre las cosas, voy a los mercados y consigo cosas de allí, intento ahorrar un poco de aquí y de allí, de mis ropas. Esta es la primera vez que he mandado mis jerséis a una tintorería. Así es como una mujer ahorra y luego lo gasta en el bienestar general. Porque esa es su satisfacción real. Si desarrollamos esta actitud equilibrada en nuestra vida matrimonial, en nuestra vida social, seremos gente ideal en este mundo. También respecto a la escuela lo he dicho muy claramente. Si queréis saber sobre ello: ¿Tenéis ahí ese folleto? Os lo quería leer.

¿No? ¿No lo tenéis? Es como con los hombres. Habían dicho que lo querían leer aquí. Si les decís a los hombres que hagan la comida, les faltará de todo. “Shri Mataji, ¿puedo preguntar, con el mayor respeto, hay alguna ventaja en ser hombre?” Sin el hombre la mujer no puede expresarse a sí misma. No puede expresarse porque ella es el potencial. Ella es lo cinético. Es una terminología absolutamente relativa. No podéis existir sin un hombre.

Incluso si, supongamos que tenéis toda la fragancia de la Madre Tierra, hasta que las flores no aparezcan, ¿cómo vais a saber que hay fragancia en la Madre Tierra? Los hombres son muy importantes, de otra manera, ¿qué harían ellas? Toda la energía de ellas se estropearía. Si las mujeres son la Madre Tierra, vosotros sois las flores. ¿Ventajas? Pues que todo el mundo os ve. Corriendo sin cesar como Kartikeya. ¡Qué le vamos a hacer! Sois así. No podéis estar sentados en casa.

Incluso en el tren no aguantáis, en cuanto se para todos los hombres se bajan. No pueden estar sentados Como mi marido, que le dije: ¿Qué es esto de salir siempre corriendo de casa? ¿Por qué no puedes quedarte en casa sentado por algún tiempo? Dijo: “No, cuando un hombre está siempre en casa se le llama “ghargusana”, que significa “el que siempre está metido en casa”, y Yo le dije: ¿Y cómo llaman al que siempre sale corriendo? “gharbhagna”, “el que siempre se va corriendo”. Pero debe de haber un punto medio aunque, así son los hombres. Pero con Sahaja Yoga podemos crear un equilibrio entre estos dos extremos. Esto es lo que es, Sahaja Yoga nos da un equilibrio. Y así empezáis a gozar tanto de la compañía de otros que este gozo se manifiesta tanto fuera como dentro de la casa. Así podéis estar juntos en casa y también fuera.

Porque vuestros intereses se hacen los mismos. Como las flores que caen sobre la Madre Tierra haciéndola fragante y entonces podemos decir que la Madre Tierra es fragante. Es tan bonito como eso. Para la educación ya he dado instrucciones y he hablado sobre ello que no vamos a hacer un gran montaje como el de María Montessori y esto y lo otro. Vamos a tener escuelas de Sahaja Yoga. Porque he visto a los que se han puesto a enseñar en el estilo de María Montesori y se han convertido en personas horribles. Me quedé sorprendida del gran ego que han desarrollado. Así que vosotros seréis profesores de Sahaja Yoga en escuelas de Sahaja Yoga. En Sydney o en Melbourne; empezamos la escuela en Melbourne y ahora lo van a comenzar igual en Sydney. Y abiertamente es una escuela de Sahaja Yoga, sin ningún temor.

Abiertamente es una escuela de Sahaja Yoga y la gente ha ganado mucho con ello. ¿Por qué tendríamos que andarnos con disimulos? Tenemos que salir y decir que es una escuela de Sahaja Yoga. Vosotros tenéis que ser profesores expertos en Sahaja Yoga. Por tanto deben ser buenos sahaja yoguis y yoguinis, no deberían ser egoístas, ni tener nada de ego, ni obstrucciones. Cualquiera que tenga obstrucciones no es bueno para enseñar Sahaja Yoga. No es como en una escuela de María Montessori en donde por la noche el profesor bebe y fuma y por la mañana es un profesor de María Montessori. Aquí primero tenéis que ser una sahaja yoguini y sólo después podéis enseñar en una escuela de Sahaja Yoga. Debéis tener estas cualidades, eso es muy importante, como es importante tener estudiantes que son almas realizadas o que han recibido la Realización. El Puja de hoy es especialmente para Kartikeya.

Kartikeya representa el capitán o líder de todos los Ganas, como un Comandante en Jefe. Ganesha es el Rey, pero Él es el Comandante en Jefe. Y ya que el carácter alemán ha de tener el comando de todo, vamos a tener un puja en el que los hombres estarán al mando de su Espíritu y de sus cualidades masculinas y las mujeres estarán al mando de sus cualidades femeninas. Estar al mando es distinto de ser un maestro. El maestro posee, pero quién está al mando no tiene posesión. No tiene la posesión, esta se ha perdido. La posesión se ha perdido, sólo dirigimos. Y ese es el estado al que debemos llegar desde el estado de Ganesha al de Kartikeya. Ir en el sentido inverso. Ganesha es simpático, es el rey plácidamente sentado con Todos Sus Poderes.

En cierto sentido la inocencia está allí. Pero Kartikeya es quién dirige la Inocencia, es quién os da el poder para manejarla. Él está al mando. Después del Guru Puja es mejor que tengamos el poder de dirigir a otros y ese espíritu que tiene tal poder de dirección viene en los hombres a través de su habla, de su dinamismo, de sus logros personales y para las mujeres a través de su poder amoroso, de su aguante, de su conducta gentil, de su perdón y de su compasión. Así que desarrollemos hoy todo esto; el que podamos dirigir, lo que significa no que lo tenemos, sino que estamos en una posición en la que vamos a dirigir. Espero que entendáis lo que es Kartikeya. Que Dios os bendiga. Así pues, vamos a empezar el Puja. ¿Quién ha hecho esto? ¿Tú has hecho este Ganesha?

¡Qué dulce es! Debo decir que eres muy buena. ¡Que Dios te bendiga! Que venga más gente alemana para hacerlo. Vamos a tener más gente de aquí, de Alemania. Mujeres también, por supuesto. Quien ha hecho este Ganesha, ¿es también alemana? Ella también debería lavarlos. Todos aquellos que me escribieron cartas, para que viniese a Alemania, también deberían venir a lavarme los Pies. Que Dios os bendiga.

Que Dios os bendiga. ¡Gracias! Sacad eso de dentro. Sacad eso. No es necesario. La llamaremos Kamala, Kamala. Kamala es el nombre de la Diosa, ¿de acuerdo? Kamal Lakshmi. Kamala. Que Dios os bendiga.

Podemos cantar un poco, porque hay dos mujeres más. Y Hugo también tiene que hacerlo. Muy bien. Así es. Que Dios os bendiga. Ven al otro lado. ¿Qué mujeres van ahora? ¿Queda alguna mujer? ¿Se acabó? Muy bien.

Usad la misma agua. Podéis usar la misma agua porque ya hay demasiada. Ahora podemos decir los 1000 nombres de Kartikeya. No, 108. Pensé que 1000 sería buena idea pero… dejémoslo en 108. Vamos a ver como funciona con 108. Decidlo alto. Decidlo alto, no se oye claramente. Todavía no. Prueba con otro.

Hacedlo una vez más. Porque debe ser claro, de otro modo pierde el sentido. En estos 108 nombres, si os habéis dado cuenta, se describe que Kartikeya es la Inocencia que está actuando en el lado derecho, en el Pingala. Y que está también en relación con el prana. Os da el prana. El prana es el aliento vital que tomamos: la inspiración y la expiración. Así está en relación con el lado derecho. También está en relación con la Eternidad, “Anantari”. Anantar es la serpiente Shesha. Que es la hermana de Vishnu.

Y aquí se representa como Kartikeya. Se le llama Anantar. Él es el fuego. Él es el que enciende en vuestro interior la capacidad de contener fuerza. Y también la capacidad de liderar a la gente. También la capacidad de ser una persona completamente brillante. Ved como una persona inocente puede ser muy brillante. Todas estas capacidades se expresan en la forma de Kartikeya, en su estado. Hoy, al adorar a Kartikeya, tenemos que saber: Que -ahora- Kartikeya esta despierto en nuestro interior. Y, con esta capacidad, tenemos que luchar.

Finalmente Él es Nishkalanka. Él es aquel que es el guerrero. De Ganesha a Cristo y a Nishkalanka. Estos son los tres estados por los cuales la Inocencia ha de pasar. Desde Ganesha a Kartikeya y ahora a Cristo. Y desde Cristo a Nishkalanka. En la forma de Nishkalanka Él es inocente. No hay Kalanka, no hay ninguna mancha en Él, nada. Él es absolutamente limpio, inmaculado. Además Él es ardiente.

Él tiene, también, todas las cualidades de Ekadesha Rudra. Quiere decir que tiene las 11 cualidades de Shiva que pueden matar… Así pues, Él tiene la capacidad de matar y destruir lo maligno y de dar bendiciones y coraje a sus seguidores. Esta es la última encarnación, que es llamada Kalki. En palabras comunes se la llama Kalki pero es en realidad Nishkalanka. Es el caballo blanco. Así pues, Kartikeya es el que se sienta en el caballo blanco. Así es como crece la inocencia en vuestro interior hasta llegar al punto de Kartikeya. Esto se ha realizado hoy en esta tierra, Alemania como lo llamáis vosotros, donde Kartikeya, tiene que nacer y despertar en vuestro interior. Que Dios os bendiga. Ahora si queréis podéis cantar algunas canciones como: “Ya Devi Sarva Bhuteshu”, o la que queráis.

Me gustaría que viniesen siete mujeres casadas para que me ayudaran. Primero vendrán las niñas pequeñas, si es que hay alguna aquí. Las niñas pequeñas tienen que venir. Un poco más tarde, cuando me pongas la guirnalda. ¿De acuerdo? Que vengan ahora las niñas. ¿Dónde están las niñas? Que vengan todas las niñas. ¿Dónde están todas las demás niñas que había aquí? Muy bien, venid.

Bien, vamos. Vosotras también venid, las dos. Muy bien, vosotras también, venid ambas. Sentaos, sentaos. Si hay alguna chica que no esté casada aunque sea mayor que venga. Las que no están casadas. Alguien más. Quitad esto. Pedid a alguien que quite esto. Gregoire: “Shri Mataji, antes de cantar el himno a la Diosa, nos gustaría leerte una versión corregida del Padre nuestro.

Madre nuestra que estás en la Tierra santificado sea tu Nombre venga tu Reino y tu Voluntad sobre la Tierra como está en el Cielo. Danos este día tus Vibraciones divinas. Y perdónanos nuestros errores igual que nosotros perdonamos a aquellos que actúan contra nosotros. No permitas que caigamos en la maya. ¡Y líbranos del mal! Por Ti y por el Padre. Por los niños y la gloria. Por los siglos de los siglos. Amen”. ¡Muy dulce!