Seminario día 2, El rol de la mujer

Shudy Camps Park, Shudy Camps (England)

Feedback
Share

Seminario día 2, El rol de la mujer, 19-06-1988

Ayer tuvimos una meditación muy buena y todos sentimos la brisa fresca del Espíritu Santo, y os dije que tenemos que entender que este es el momento más grande de la Historia, en el que habéis nacido y estáis haciendo el trabajo más elevado, que es el trabajo del Divino.

Sois especialmente elegidos para ello y debéis saber que sois santos. A pesar de todas las bendiciones que tenéis, a veces os perdéis en ellas y comenzáis a comportaros de una manera que no corresponde a una persona santa. Ahora, después de muchos años, acepté tener el puja a Ekadasha Rudra que fue algo arriesgado, porque sabía que muchos sahaja yoguis estaban a medio cocer, aprovechándose de Sahaja Yoga para ganar dinero, conseguir algo de poder o fama. Así que ahora se ha puesto en marcha este poder, que es en cierto modo, muy, muy peligroso, con el que hay que tener mucho cuidado Por supuesto, os protege de toda negatividad; de las personas que os atacan y tratan de destruiros Quiere daros todo tipo de protección posible, pero si comenzáis a portaros mal, también puede actuar sobre vosotros. Os contaré una historia que sucedió recientemente en India: Una sahaja yoguini fue a la casa de otra yoguini que tenía muchas yacas [fruta del sudoeste asiático] en su jardín y dijo: “¿Por qué no me das una yaca para preparar un guiso con ella?” Entonces la otra dijo: “Hoy no, te la daré otro día; no quiero dartela hoy”, a pesar de que tenía muchas yacas. Entonces la sahaja yoguini se sintió mal. ¡Ya veis! sólo quería cocinar algo vegetariano para unos invitados que venían a su casa. No cuesta nada en el mercado, simplemente le gusto la yaca, así que dijo: “¿Me puedes dar una yaca?”

Al día siguiente hubo un viento muy fuerte, llegó una especie de tifón, solo en su jardín, no en ningún otro lugar, y todas sus yacas e incluso el árbol, se cayeron, y ella no sabía qué hacer. Entonces regresó y le dijo a esta otra sahaja yoguini: “Siento haberte dicho no. Mira lo que ha sucedido. Ahora, por favor, sálvame de otro desastre porque he sido muy egoísta”. La otra dijo: “No, nunca le dije nada a Madre. Nunca se lo dije. Simplemente regrese a casa, y me olvidé de todo. Nunca le dije nada. No tuve ninguna malicia en mi mente. Lo perdoné totalmente.

¿Cómo ha sucedido?” Sucedió después del puja a Ekadasha Rudra. Y le preocupaba que todo su jardín fuera arrasado algún día. Entonces, me escribió una carta diciéndome: Madre, esto es lo que ha sucedido. Lo hice por mis malos hábitos de mi vida pasada, y traté de salvar una yaca”. Y luego tuvo que dárselo a los mendigos, a los sirvientes Nadie le compraría esas yacas. Luego perdió todo su dinero; lo perdió todo. Sé que es bastante peligroso, pero ¿cómo destruir la negatividad? Y veo que la negatividad también está haciendo mucho daño a Sahaja Yoga y a los sahaja yoguis. de una forma muy sutil.

Como habréis oído hablar de lo que sucedió en Australia: Una mujer fue enviada allí por su esposo para que la corrigieran. Había otra mujer muy consciente de su condición como esposa. Se apoderó de esta mujer negativa y creó un grupo de mujeres negativas. Como consecuencia, desaparecieron todas las vibraciones de Sahaja Yoga en ese lugar. En mi cumpleaños, ninguna persona me envió ni siquiera una flor desde Australia. Hicieron mi puja, vale. Hicieron ese ritual del puja, pero en la familia. ¿Veis? Dijo: “Lo estamos haciendo en nuestra familia”. ¿Cuál es tu familia: esta pequeña familia del ashram, o tu propia familia?

Y todo se arruinó. Todas las vibraciones de todos los australianos se arruinaron. Luego tuve que llamar al líder para que fuera a Bombay. Estaba tan molesto con sus propias vibraciones que comenzó a temblar ante mí. Sus manos empezarón a temblar ante mí. Me dijo: “Soy sensible”. Dije: “No, ésto es un bhoot; no es sensibilidad. Si tienes dolores o algo por el estilo, significa que tienes un bhoot. No eres sensible; no te confundas. No pienses así; no tengas ideas equivocadas sobre ti mismo”.

Le dije: “Ahora siéntate delante de mí”. Luego le saqué los bhoots. Después admitió que hubo un asalto de escoceses contra él. “Escoceses. ¿Por qué?” Porque ella era de Escocia. Dije: “Los bhoots no tienen nacionalidad. No tienen casta, no tienen religión; son bhoots. Así que no les llames escoceses; podrían ser rusos, italianos o indios, podrían ser cualquier cosa”. Pero eran tantos, que toda Australia y toda Nueva York quedaron llenas de bhoots.

Así que ved cómo la negatividad entra, y una persona como James, que es un santo, resultó dañado; no solamente dañado, sino completamente arruinado. Lo admitió y me dijo: “Madre, sé lo que ha sucedido”. Pero descubrí que su esposa era culpable. Tuvo un pasado muy malo. Era alérgica a muchas cosas, tenía todo tipo de cosas Le dije: “Tienes que marcharte de Australia”. Al final, el Maha puja se ha retrasado. Me ocuparé de que lo hagamos, pero puede que no venga ningún sahaja yogui de ese ashram. Y luego, para mi sorpresa, todas estas seis horribles mujeres que habían formado un grupo con esa mujer negativa, me escribieron una carta que decía: “Ella nos ha elevado”. Pero las vibraciones eran tan malas, que sentí que todas las vibraciones comenzaron a fluir y a luchar con ellas. No pude leer la carta, y sin embargo, ellas sintieron que habían sido elevadas.

Así que, en Sahaja Yoga os podéis equivocar en muchas cosas. Pero ahora, tened cuidado. No intentéis engañaros a vosotros mismos. Debéis comprender vuestro propio valor. Como os dije ayer, sois yoguis, sois santos, y no debéis ceder ante nada sin sentido y vulgar. A cualquiera que intente hacer todas esas cosas, debéis decirle: “Eres un yogui”. Como os dije ayer, para una persona que es un yogui, “Udara charitanam vasudhaiva kutumbakam”, el mundo entero es su propia familia. Encuentro que esto pasa mucho en Europa, Inglaterra y América; las mujeres se han vuelto muy dominantes, y saben cómo controlar a los hombres contándoles historias sobre cómo cuidar de la familia, cómo cuidar a los niños, cómo hacer las cosas. ¡A veces es asombroso! Y te pierdes con eso.

He visto muchos casos así y eso ha creado muchos problemas. Ahora les pido a todas las mujeres que se porten bien y comprendan que son esposas. Y todas las bendiciones que hayan recibido de Sahaja Yoga se retirarán si empezáis a comportaros mal, y les sucederá todo tipo de miserias, no por mí, sino por Ekadasha Rudra. Igual que dejáis todo en manos de los bhoots, dejad que Yo lo ponga todo en manos de las Deidades. No asumo ninguna responsabilidad. Porque si sois irresponsables os van a golpear con dureza y terminaréis con cáncer o algo muy grave y, luego, no me culpéis. Esta es la situación actual. He conocido a algunas sahaja yoguinis que me confesaron que habían estado haciendo esto o aquello. Habían estado hablando de las familias, de esto y aquello. Y les había hecho daño.

Esto hay que entenderlo, porque creo que las mujeres de Occidente no tienen inteligencia; no son inteligentes. Esa es la conclusión a la que he llegado. Algunas tienen inteligencia e incluso, aunque tengan bloqueos, son sensatas si son inteligentes. Pero las mujeres aquí son agresivas, pero no inteligentes. Una mujer india sí es inteligente; ve el fondo de la cuestión. Sabe que soy la Adi Shakti. Si su esposo está haciendo algo mal, simplemente dirá: “Ayunaré durante diez días. ¿Te portarás bien?” o “Saldré de esta casa si no te portas bien”. Las mujeres indias son las que han hecho que Sahaja Yoga sea un éxito en la India; son mujeres muy inteligentes.

Aquí las mujeres carecen de inteligencia porque son muy agresivas. ¡No ven el punto! No entienden quién soy. No comprenden cuál es su valor. Para ellas todas las estupideces sin sentido son importantes, no para todas vosotras, pero sí para algunas. Y como la inteligencia es menor, ceden ante esas mujeres que son estúpidas. Te dicen todo tipo de cosas. Hablan bien. Aquí solo hablan las mujeres, lo he visto; los hombres no hablan. Si ves la televisión, sólo las mujeres están hablando; los hombres nunca hablan.

Ha muerto un niño y es la madre la que habla. No sé como puede hablar cuando su hijo está muerto, Ella es la que hablará, mientras que el padre estará triste, callado y sentado allí, tímido como un ratón. Muchas veces les he dicho a los sahaja yoguis de Inglaterra y, de otros lugares, que son como coles. Si os comportáis así, llegará el día en el que todos seréis destruidos por esas horribles mujeres. Las mujeres tienen que entender, que son mujeres porque son compasivas, tienen aguante. Son como la Madre Tierra. ¡Su ego está tan desarrollado! Tened cuidado con eso. ¿Por qué América está hoy arruinada? Por sus mujeres.

Puedo daros muchos ejemplos de chicas indias que se casaron aquí. Trajeron a sus maridos, lo arreglaron todo y les han introducido, lenta y firmemente, en Sahaja Yoga. Este es un defecto muy común en Occidente y no sé qué les ha pasado a los hombres aquí; se sienten tan culpables, que se vuelven como esclavos. Es al revés en el norte de India, donde las mujeres están muy dominadas. Tuvimos una sahaja yoguini, cuyo esposo era un sahaja yogui médico, que se quedo paralítico. Entonces, su esposa tuvo que comenzar a ganar dinero y esto hizo que él se sintiera humillado. Entonces la dominó mucho más. Ella vino y me dijo: “Fue agradable cuando no ganaba dinero; él era más dulce conmigo. Ahora estoy ganando dinero”. Le estaba dando cada céntimo y, aún así, la dominaba todo el tiempo: “¿Por qué no hiciste esto?

¿Por qué no hiciste eso?” Ella dijo: “Nunca hice eso antes. Tan pronto como esté bien renunciaré a mis ganancias”. Dijo, “porque mi esposo no puede soportar que gane dinero”. Tengo que pediros, antes que nada, que todas las sahaja yoguinis deben conocer Sahaja Yoga tan bien como lo conocen los hombres. No sólo sonreír e ir arregladas es importante. En Sahaja Yoga, vosotras debéis tener el mismo conocimiento que cualquier otro sahaja yogui. El que hayáis tenido hijos no significa que hayáis logrado algo grande. Cualquiera puede tener hijos: perros, gatos, cualquiera. También vuestros maridos son responsables en parte.

Así que, no habéis conseguido nada grande por tener hijos, por cuidarlos, por dominar a vuestros maridos todo el tiempo. ¿Cuánto sabéis acerca de Sahaja Yoga? Sé que algunas, no saben dónde están los chakras en los pies. No quieren conocer nada sobre Sahaja Yoga Solamente utilizan Sahaja Yoga, a veces, para dominar a los maridos. Hay que afrontarlo. ¿Cuánto sabéis, en profundidad, acerca de Sahaja Yoga? La mayoria de vosotras tenéis muchos problemas personales. He visto, que algunas de vosotras, tan pronto como ponéis las manos hacia alguien sentís, “Oh, aquí. Me estoy bloqueando aquí, me estoy bloqueando aquí”. Esta es la señal de que tenéis un bhoot dentro.

He visto a personas que dicen que son sensibles. Es algo tan erróneo. “Yo soy muy sensible. Estoy mucho más elevada en Sahaja Yoga.” Esa no es la forma en la que vais a elevaros. Tenéis que ser absolutamente perfectas. Deberíais tener una perfecta salud y un perfecto conocimiento sobre Sahaja Yoga. ¿Cuántas de vosotras habéis leído el Advenimiento? Veamos. ¿Cuántas lo habéis leído entero? Vale, está bien.

¿Cuántas inglesas habéis leído el Advenimiento? ¡Honestamente! ¡Honestamente! Esta bien. Lo que estoy intentando decir, es que vosotras tenéis que descubrir lo que es Sahaja Yoga. ¡Vuestro Guru es una mujer! Ella es la fuente de todo el conocimiento. Ella es el océano de todo el conocimiento. Y ¿por qué deberíais quedaros atrás? En todo queréis ser absolutamente iguales, similares a los hombres, incluso en la forma de vestir y en todo lo demás, y ¿por qué no, en el conocimiento de Sahaja Yoga?

¿Cuántas habéis dado la Realización a otros. Levantad la mano. Sólo estoy interesada en cuántas mujeres. Está bien. De eso es de lo que deberíais estar orgullosas. Uno debería saber, cuánto conoce acerca de Sahaja Yoga, mentalmente, emocionalmente. ¿Cuántas domináis a vuestros maridos? Tened cuidado. Creo que ella es la única persona honesta. Sé quiénes de vosotras dominan y, a veces, también tratan de aplastarles.

Os lo estoy pidiendo ahora, porque vosotras sois las shaktis. Sois el poder detrás del hombre. Sois las que les vais a hacer grandes. Sois las que vais a desarrollar Sahaja Yoga como una energía potencial. Sois como la Madre Tierra, que produce todo lo bello. Todas estas flores ¿de dónde vienen y todos estos árboles? Esta Madre Tierra parece tan sencilla. Pero lo que Ella nos da… ¡Mirad eso; mirad todas esas cosas bellas! Una tiene que entender que para ser una buena sahaja yoguini, primero tiene que ser una esposa excelente, y no una esposa dominante, poniéndose ella misma delante todo el tiempo. Ya me había dado cuenta de esto, pero ahora, recientemente, he visto 3 o 4 casos que realmente me han impactado por la manera en la que están sucediendo las cosas.

Podrían golpearme, golpear a los líderes o golpear a cualquiera. Porque es más facil para los bhoots poseer a las mujeres que a los hombres; es un hecho. Cuando os vais demasiado hacia el lado derecho, inmediatamente os desequilibráis hacia el lado izquierdo, porque os movéis como un péndulo, ya que, por naturaleza, sois del lado izquierdo, y entonces los bhoots os atacan mucho más que a otras personas. Os sorprenderá que las mujeres que han llevado una vida sexual pervertida, son mucho peor que los hombres. Después del matrimonio, los hombres se curan; las mujeres, no. Tienen problemas mentales. Porque debéis saber que sois las emociones, sois los deseos del mundo entero. Sois tan importantes que, sin vosotras, nada puede empezar. Si yo no hubiera venido a esta Tierra, aunque se hubieran juntado todos, desde Sadashiva hasta Ganesha, no hubieran podido hacer nada. Es un hecho; soy yo, como mujer, como madre, como esposa, quien lo ha logrado.

Y eso es por lo que, para vosotras, debería ser lo más facil de hacer, porque soy mujer, he vivido como mujer y he tratado con niños en todo el mundo. Supe llevar todo el asunto muy bien, y también, a mi familia, de una forma muy equilibrada. Y como ahora se ha demostrado que una mujer, no solo puede ser sacerdote, sino que puede ser el Gurú más elevado de los gurús, os pongo a todas vosotras en un pedestal. Entonces, tengo que deciros que tenéis que progresar y cuidar de vuestro Sahaja Yoga. Sois muy importantes, porque una mujer mala y una mala esposa, es mucho más perjudicial que un hombre malo. He visto que ahora está sucediendo en Australia. Una mujer ha arruinado a toda Australia, y una mujer puede hacer de toda Australia algo grande. Esa soy yo. Estoy muy orgullosa de ser una mujer y no me gustaría ser un hombre. Mirad a Shri Krishna; tuvo que casarse con 16.000 mujeres.

Tenía que casarse con ellas; no podía tenerlas como discípulas; eran shaktis, eran sus poderes. Tenían que ser mujeres. Podrían haber dicho, -de hecho, ya lo están diciendo-, que era un mujeriego. Pero a mí, nadie puede decirme eso, porque soy mujer, y a una madre no se la desafía. Siempre se desafía al padre, no a la madre. Como mujeres podéis lograr muchas cosas. Para eso, tenéis que saber algunas cosas: cómo expresar vuestro amor puro a los demás; cómo expresar vuestra autenticidad a los demás. y cómo ayudar a vuestros esposos en Sahaja Yoga. En el matrimonio de Sahaja Yoga, me habéis prometido que trabajaríais para Sahaja Yoga, ayudaríais a vuestros esposos a practicar Sahaja Yoga y también cuando estuvieran cuidando a otros sahaja yoguis. Cuidaréis de los sahaja yoguis que vayan a vuestras casas, haréis de vuestra casa un centro de Sahaja Yoga, recibiréis a la gente en vuestra casa y siempre intentaréis potenciar la colectivivdad.

Os habéis casado bajo estas promesas. Sois quienes podéis demostrar eso. Es fácil para una mujer ser miope, engreída y mezquina. A un hombre le lleva tiempo ser así. Pero con todos estos estos defectos, si además tenéis la actitud de dominar a los hombres, entonces no estáis ni aquí ni allá; no tenéis un sexo definido. Quiero decir que, entonces, no sé cómo se las podría llamar; mejor llamarlas como alguién que no es ni mujer ni hombre. Seamos mujeres y estemos orgullosas de ello. Así es como podremos hacer un mundo mejor para todos. Ahora, acerca de los grandes problemas del mundo, habéis visto que, en estos días, estoy hablando mucho de política y, tal vez algún día, cuando llegue el momento adecuado, todas vosotras tengáis que entrar en política. Además, voy a ver a este Sr. Jackson en América.

Vamos a ver cómo funciona. También sabéis que lo estamos intentando en India. Dentro de 2 años voy a ver a todos estos líderes y lo vamos a abordar de una manera sensata y digna. Pero ahora os toca a vosotras demostrar que sois personas muy equilibradas y tenéis buenas familias. [Shri Mataji dice a un niño] Hola, ¿podrías estarte quieto? ¿Quién es? Krishna, tu hijo es muy travieso. ¿Podrías llevartelo? Debes enseñarles cómo comportarse ante Shri Mataji. Debes enseñarles.

Un niño puede estropear a todos los demás. Tened cuidado. A veces creo que es necesario darles un cachete. Si no, los niños nunca podrán comportarse. Necesitan dos cachetes en el Swadishthan izquierdo y estarán bien. Tenemos que construir sociedades y familias con la formación adecuada, con la comprensión adecuada. y también tenemos que tratar a nuestros hijos con la misma comprensión. Como os dije, hasta los cinco años podéis darles un cachete. Después de esa edad y hasta los diez años, debéis enseñarles. Y después de los dieciséis años, debéis tratarles como amigos.

Pero si al principio habéis obviado estos dos puntos, nunca podréis tratarles. Se os subirán a la cabeza. Este es también el problema de los niños en este país. Hoy en día, los problemas son más profundos de lo que pensamos. Una especie de fuerza negativa, como la de Hitler, está surgiendo a través de las mujeres en todos los países. Este horrible Hitler y todos estos alemanes que murieron está reencarnando como mujeres, que se están volviendo ahora como nazis. Por lo tanto, las mujeres deben tener mucho cuidado de no ceder ante las fuerzas negativas que actúan en nuestro interior. Deben ser humildes, dulces y sacrificadas porque tienen el poder para hacerlo. Sólo las mujeres pueden hacerlo, no los hombres. Los hombres no pueden hacerlo.

Ellos tienen otra dulzura. Tienen otra dulzura. Pero las mujeres tienen esa inteligencia que puede convertir el mundo en un lugar hermoso. [Shri Mataji dice a un niño] ¿Qué estás haciendo ahora? Quédate quieto. ¿Podrías sentarte tranquilo? Si no puedes, es mejor que te vayas. Akshay, siéntate en silencio. Ayer no estabas aquí y todos estaban muy callados. Ahora, compórtate bien.

Todos vosotros debéis aprender a comportaros. ¿De acuerdo?. Cuando traigáis a vuestros hijos aquí o a cualquier otro sitio, debéis enseñarles cómo comportarse. Debéis hablarles; los niños deben aprender. Hablando de los problemas más profundos de este mundo, es que ahora la proyección mental se ha mostrado claramente. Estad todas conmigo, tratad de entender; es un problema muy profundo: si vais hacia el lado izquierdo o el derecho, caéis en los extremos y os metéis en problemas. Así pues, debemos mantenernos en el centro. Y para mantenernos en el centro, tenemos que ascender. Ahora el problema que tenemos es que muchas personas han venido a Sahaja Yoga. Esto nunca se había logrado antes.

La razón principal fue que era imposible penetrar en la mente de la gente y decirles lo que había que hacer. Todos lo hicieron lo mejor que pudieron. Hoy mismo estaba hablando de Buda. Dije que Buda hizo todo lo posible para decirle a la gente que deberían abandonar el ritualismo sin sentido y alcanzar su salvación. Lo intentó todo. Entonces, cuando murió, dijeron: “De acuerdo, dijo que no hicieramos estatuas; haremos estupas”. Entonces hicieron estupas y comenzaron a adorarlas. Justo lo opuesto a lo que Él dijo. “Ahora obtened vuestra salvación, vuestra limpieza, introspección y el camino del centro”. Incluso adoptó la idea: “No tengáis familia.

Con la familia viene todo este sin sentido. Simplemente, acepta interiormente la renunciación para que veáis todas estas cosas”. Pero, como de costumbre, se materializó en cosas sin sentido, e hicieron grandes estupas y otras cosas y las adoraron. Veis lo mismo en la vida de Cristo, en la vida de Mahavira, y en las vidas de todas las grandes encarnaciones y profetas. En el Islam y en otras religiones ha sucedido lo mismo, que lo han pervertido. Pero, ¿quién lo ha pervertido? ¿Quién ha estropeado toda la esencia de cada gran encarnación? Los mismos discípulos lo echaron a perder porque no eran almas realizadas. Ahora el problema más profundo que encuentro, es que las mujeres, que se supone que son mis discípulas, van a estropear Sahaja Yoga. Ahora puedo verlo muy claramente.

Puedo verlo con una claridad absoluta. Lo van a estropear porque se han vuelto muy dominantes. Porque creen que conocen Sahaja Yoga. Porque piensan que han llegado muy alto. La mujer del líder piensa que ella es el líder. Si llamas a alguien: “De acuerdo, ven y haz este trabajo por mí”. La esposa cree que tiene más derecho que Madre sobre su marido. Hoy en día son las mujeres las culpables y por eso las quiero advertir. Lo he visto ahora. Lo puedo señalar, al menos diez mujeres lo han hecho así, y ahora la undécima.

Precisamente está aquí. Esto es así. Y debo pediros que comprendáis que la responsabilidad recaerá sobre vosotras. Cuando se escriba en la historia, al igual que cuando se escribió el Ramayana, fue la sirvienta principal de Kaikeyi, la madrastra de Rama, la responsable de todas las cosas que sucedieron en el Ramayana. Pero eso tenía que suceder. Pero, ¿dónde esta hoy esa Manthara o esa Kaikeyi, que los indios no quieren ni pronunciar sus nombres? Escupen si alguien dice esos nombres. Han caído en el olvido. Sin embargo, en aquel tiempo pensaron que habían alcanzado un gran logro. Esto es lo que tengo que deciros.

Si queréis seguir así, cayendo en la historia… porque este es un momento muy precario al que nos enfrentamos, y tenemos que tener mucho cuidado con nosotros mismos. ¿Qué queremos hacer? ¿Qué estamos haciendo? Me ocupo del momento y de los tiempos presentes. y no quiero decir qué os pasará en el futuro. Si queréis ir al infierno, podéis ir. No voy a deciros quién irá al infierno y quién irá al cielo; os corresponde a vosotras decidir, a través de la introspección, para entender qué va a pasar. Tengo que hacer una petición muy importante, especialmente a las mujeres, que en estos tiempos modernos, son las que van a salvar al mundo, no los hombres. Ellos ya hicieron su trabajo antes. Ahora os toca a vosotras salvar, con vuestro entendimiento, con vuestra compasión, con vuestro sacrificio, con vuestra sabiduría y vuestro amor innato, no solo a vuestros hijos, esposo o familia, sino al mundo entero.

Es una muy buena oportunidad para que todas vosotras pongáis vuestro granito de arena. Hemos tenido una experiencia tremenda con algunas grandes sahaja yoguinis. Algunas de ellas han alcanzado, realmente, el estado de constante dicha. Verdaderamente, algunas de ellas lo han logrado. Están en un estado de constante felicidad. Incluso cuando vienen, inmediatamente puedo sentir que vienen. Todo el ambiente les espera; todo el cosmos, con total y respetuosa asistencia, espera su llegada. Hay mujeres de esa calidad, a las que debemos tomar como ideales, y no a las mujeres estúpidas, inútiles o vanidosas. Tenemos que verlas como algo grandioso. Esto es lo que tengo que deciros, que el potencial dentro de vosotras es muy grande.

Sahaja Yoga no debe limitarse a vosotras o a vuestros hijos. [Shri Mataji se dirige a un niño: Compórtate o tendrás que irte atrás]. Así que tocáis vuestra profundidad. El problema hoy, es que las mujeres han perdido sus valores, han perdido su profundidad. Este es el problema básico de hoy en día. Se han vuelto competitivas, orientadas al dinero y al éxito; todo, cosas sin sentido. No están orientadas a su ascenso. Asi que tener mucho cuidado. Básicamente, este es el problema que deberíais ver y pediría a todos los sahaja yoguis que estén alerta. La misma mujer, hoy puede ser una escalera al cielo o una pendiente hacia abajo.

Ahora, de alguna manera, han logrado ese tipo de posición en el que pueden mandar, al igual que Hitler. Creo que a estas mujeres les llevó solo once años, o no sé cuántos, pero ahora las veo en escena. Una mujer sin rectitud, una mujer sin castidad, una mujer sin humildad, no es una mujer. La compasión es lo que la embellece. Me hubiera gustado escribir como William Blake. Ojalá él hubiera escrito sobre las mujeres de Occidente, la belleza que tenían; y eso es lo que tienen que lograr. Una vez que las mujeres realmente conozcan su fuerza, harán que este mundo sea hermoso; lo sé. Pero no sus debilidades, donde caen en el patrón de los hombres. Esa es su debilidad. Entonces, en este programa hemos podido lograr dos cosas: Ayer os hablé de la introspección y hoy os he dicho dónde está el problema.

Incluso si construyes un barco grande, el barco más grande, que está en condiciones de navegar, y haces un agujero en él, ese barco se hundirá. Incluso aunque tengáis los ojos más brillantes, si os entra algo muy pequeño en el ojo, no podréis ver el cielo. Y de una forma sutil, estas mujeres tienen la habilidad de poner eso en vuestros ojos, y también la habilidad de abrir la visión completa de la belleza. En India estoy muy feliz por una razón: la mayoría de los hombres vienen y me dicen: “Es mi esposa quien me trajo a Sahaja Yoga. Es ella quien me ha dado a conocer Sahaja Yoga. Es ella quien ha hecho tanto por mí, en relación con Sahaja Yoga”. Tienen mucho respeto por las mujeres. Incluso aquellas que han venido aquí, he visto como algunas de ellas, poco a poco y con firmeza, han traido a sus maridos a Sahaja Yoga. Por supuesto, los indios también tienen algunas mujeres horribles, porque cuando vienen al extranjero, se exponen a la vida occidental y, si se occidentalizan, también pueden ser muy horribles. Pero de manera innata, la actitud de una mujer india es diferente, ya que tiene que establecer el dharma en su familia.

Tiene que establecer la belleza divina en su familia. Tiene que dar todo lo que es bueno y correcto a sus hijos. Tiene que ser humilde, no tiene que levantar la voz. Si lo hace, maleduca a sus hijos enseñándoles a hacer lo mismo. Tiene que, en cierto modo, obedecer a su marido, porque los hijos deben obedecerla. Y funciona; la sociedad es mucho mejor allí que aquí. Entonces este nuevo movimiento de liberación femenina y todo ese asunto, es una señal de ese trabajo secreto que está sucediendo. Como las mujeres son del lado izquierdo, son astutas; lo resuelven con mucha inteligencia y astucia. Pero todas vosotras podríais ser como yo, podríais conseguir todos mis poderes, mucho más de lo que los hombres pueden lograr, si así lo deseáis. Pero tenéis que salir de vuestras cortas miras e ideas mezquinas acerca de glorificaros a vosotras mismas.

Estoy segura de que todo saldrá bien si asumís que todas podéis hacer lo que Madre está haciendo hoy. En primer lugar, debéis aprender a cocinar bien. No permitáis que los hombres hagan ningún trabajo en el hogar. Nunca. Nunca permitáis que vuestros esposos hagan ningún trabajo doméstico. Dependerán completamente de vosotras. Preparad la mejor comida. Sed cocineras expertas. El marido volverá [siempre] a casa. Os estoy dando trucos del oficio.

Tratad de entender a vuestro esposo como un testigo. A veces se enoja por nada y todo eso. Ved eso como un testigo. Es como si tuviérais otro hijo; un niño adulto y tenéis que cuidar de él. Sed amables y atentas. Es muy sorprendente que aún no hayáis aprendido esos trucos. Quizás vuestras madres nunca os lo dijeron. [Shri Mataji habla sobre un niño] Creo que será mejor sacarle fuera; saca a Akshay. Estos dos niños son muy raros. ¿Qué le pasa a éste?

También llevadlo fuera. Vamos a ser una raza ideal, una familia ideal; ideales en todo. Vamos a mostrárselo al mundo; aunque la gente intente engañarnos, no nos preocupa. Tenemos que ir más y más lejos. Como Ganesha, un enorme elefante atado con todo tipo de cuerdas y cadenas, y puede seguir avanzando. De esta manera, todos los sahaja yoguis vamos a lograrlo. Pero las mujeres de Sahaja Yoga tienen que lograrlo. Tienen que asegurarse de dar ese poder a los hombres. Si veo que un esposo es débil, sé que es la esposa la que regaña o es una persona dominante, o que solo piensa en sí misma. Y si veo un hombre muy poderoso, sé que hay una mujer detrás de él.

Es como la electricidad y la luz de una lámpara. Si la electricidad fluye bien, la lámpara está encendida. Exactamente eso. Pero si os identificáis con estas mujeres estúpidas y superficiales, estáis perdidas; no tendréis remedio. Si sabéis quién soy, si entendéis lo que estoy diciendo y si tratáis de seguir lo que tenéis que hacer, os daréis cuenta inmediatamente de que Madre está tratando de fortalecer nuestras raices Porque sois las raices de los árboles, tenéis que darles todos los nutrientes. Tenéis que ser maternales, fraternales con todos los demás sahaja yoguis. No discutir, no pelear, no decir cosas duras. Ese no es el trabajo de una mujer. No discutir, sino estar tranquilas y ser cuidadosas. Incluso si tienen obstrucciones en ciertos chakras, podéis limpiarles muy bien como esposas.

Podéis resolverlo en secreto. Podéis hacerlo. Porque aunque el problema parezca tan peligroso, tan destructivo e impactante, Las claves están en manos de las mujeres de hoy. Pueden resolver el problema fácilmente, si deciden y comprenden su gloria y su valor, y no se vuelven superficiales, anhelando una vana popularidad. Si he podido llegar a descubrir el origen de este gran problema de una forma tan precisa, y si podéis tratar dicho origen, estoy segura de que podemos hacer funcionar Sahaja Yoga y podemos enmendar el mundo entero para la salvación de toda la Humanidad, ya que ese es vuestro deseo.

¡Que Dios os bendiga!