Shri Mahalakshmi Puja

Auckland (New Zealand)

1990-03-12 Mahalakshmi Puja Talk, Auckland, New Zealand, 33' Download subtitles: EN,ES,PTView subtitles: Add subtitles:
Download video (standard quality): View and download on Vimeo: View on Youku: Download audio:
Transcribe/Translate/Verify using oTranscribe


Feedback
Share

Shri Mahalakshmi Puja en Auckland, Nueva Zelanda, 12 de Marzo de 1990

Estoy muy feliz de estar aquí con vosotros después de tanto tiempo; y os he echado mucho de menos a todos.

Sé que estáis muy lejos del resto de ellos, pero vosotros siempre estáis en mi corazón y no deberíais preocuparos por la distancia. Tenemos que darnos cuenta de que hemos entrado en un nuevo… Es esta la forma de poner las manos que deberíais tener. No colgando. Y os tenéis que sentar adecuadamente. Tenéis que entender que ahora hemos entrado en el Reino de Dios y nuestra cultura ha de cambiar, nuestro estilo tiene que cambiar, nuestro entendimiento tiene que cambiar. A menos que cambiemos, nadie va a tomarnos en serio. Además, es muy difícil activar las cosas si no somos un instrumento perfecto. Como sabéis, fui a Rusia por segunda vez para el seminario de Yoga, donde teníamos gente de todo el bloque del Este. Esa fue mi idea, llevarlos allí. Y eran de todos los países, unas dos o tres personas, solamente.

Y fue muy fuerte, muy profundo, muy comprensivo. Apenas hablé durante treinta minutos y fue un milagro; en quince minutos les di la realización. Unos diez o cinco minutos estuve Yo solamente allí y, prácticamente, todos ellos obtuvieron la realización, todos ellos. Muy sorprendente. Y tan profundamente, cuando salí de la habitación todos vinieron hacia mí. No se ve en los países occidentales ese tipo de cosas. Todos ellos caminaron hacia de mí, corrieron detrás de mí, querían dar sus direcciones, querían que yo fuera a su país, y esto y eso. Dije: “Está bien, iré”. Tomamos sus direcciones, incluso de Rumania, de todas partes. Y volvieron.

Y en ocho días, uno podría desencadenar la cosa. Funcionó porque eran muy profundos, porque estaban muy bien equipados para activar lo sucedido. Así es cómo activaron su país y cómo lo resolvieron. Así que, si vivimos en un nivel superficial de Sahaja Yoga, entonces, no podemos hacer mucho por nosotros mismos, ni para el país; y es un desperdicio de vida, ni aquí ni allá. Es como una semilla, que ha brotado, pero no se ha convertido en árbol. Así que, primero que nada, tenemos que aprender que tenéis que convertiros en gente muy profunda, muy profunda, vosotros debéis enseñar vuestra profundidad. He oído que la gente viene a pujas y su principal interés es la comida. Tan pronto como el puja termina, os apresuráis hacia la comida. ¿Cómo podéis? Después del puja os ponéis en un estado…, después de la meditación entráis en un estado de naturaleza meditativa y os sentáis y no podéis levantaros, porque os caísteis en el pozo y las cosas suceden.

¿Cómo podéis levantaros y caminar a por los pasteles o cosas? Aunque no podemos pensar en ello. Entonces, juzgaos a vosotros mismos: ¿cómo estáis?, ¿qué tan lejos estáis? Tenéis que trabajar vuestras vibraciones porque vais a crear esa hermosa visión en este país, para vuestros hijos, para vosotros mismos, para todo el país y, en última instancia, para el mundo entero. Pero si no os lo tomáis en serio, solo por hacerlo, si Sahaja Yoga está solo por estar, no funciona. Tiene que ser una forma de vida. Y todo lo que hacéis tiene que expresar una cultura sahaj. Y en la cultura sahaj, muchas cosas son para que se entienda que esto es natural, que esto es real; y tenemos que aceptar la forma en que es. Tantas cosas están sucediendo en Occidente que creo que son, simplemente, destructivas; absolutamente destructivas para la sociedad. La sociedad no está para nada cuidada aquí.

Tal vez culparía de esto a las mujeres de Australia y Nueva Zelanda, ya que las mujeres no están entendiendo su responsabilidad y no entienden lo que es su gloria. Tampoco tienen autoestima. El otro día estaba viajando en avión y la mayoría de las damas fumaban y los hombres no fumaban. Los hombres cuidaban a los niños; las mujeres estaban ocupadas fumando como hombres, ya veis, parecían medio hombres, medio mujeres. Es sorprendente, esto es muy destructivo. Porque, como he dicho, los hombres y las mujeres son como dos ruedas de un carro, una en la a la izquierda, otra a la derecha. La izquierda no puede ir a la derecha y la derecha no puede ir a la izquierda. Así que tenemos que entender que nuestro papel es mucho más importante que el otro. Como los hombres tienen un papel importante, también las mujeres tienen un papel aún más importante. Ser una madre, en sí, es algo muy grande.

¿Por qué Dios te ha dado la maternidad? Porque Dios piensa que sois como la Madre Tierra, que vosotras cuidáis, alimentáis al niño, alimentáis a la familia; hacéis todas estas cosas. No intentéis seguir los métodos de los hombres como fumar, beber, comportaros como ellos. Solo veis la tendencia, lo lejos que va. La autoestima es tan baja. Ahora para las mujeres, el otro día, os decía sobre la forma en qué están hablando…, sobre mujeres sexys. Quiero decir que uno debería avergonzarse de decir tal cosa sobre las mujeres. Porque debemos hacer una objeción: nosotras no somos prostitutas que, todo hombre, debería mirarnos y disfrutarlo. ¿Por qué? ¿Nos hemos vendido para ellos, o somos algo que exhibir? Las mujeres no tienen autoestima.

Luchan en cosas equivocadas. No pelean por las cosas correctas. El derecho es que se os respete; y no deberíais ser tratadas como algún tipo de espectáculo; que cualquier hombre puede mirarnos; y si los hombres te miran, entonces, tienes algún valor. No tiene sentido. Esta no es la manera de hacer grandes naciones y grandes niños y grandes familias. Así que la sociedad de cualquier país depende de las mujeres; que es un trabajo muy solido, que está bajo tierra. Ellas no quieren presumir. Cualquier país que tiene buenas mujeres tiene buena sociedad. Y debo decir que el crédito es para las mujeres indias. En la India, no se han preocupado por estas cosas; ya véis: no se preocupan por su aspecto y las tonterías sexys.

Si alguien les dice: “demasiado sexy”, te abofetearán, se sentirán muy heridas. ¿Qué es esto? ¿Qué creéis que somos? Estáis orgullosas del trabajo que estáis haciendo, por supuesto que tenéis que trabajar fuera y hacer algo más, pero ¿quién cuidará de la los niños?, ¿quién se encargará de los hogares? ¿Quién mantendrá la paz de la casa? Esto ha de ser visto. Así que en la cultura sahaj uno debe entender que las mujeres tienen que ser mujeres y los hombres tienen que ser hombres. Pero los hombres deben aprender a respetar a las mujeres, como amas de casa; El australiano las respeta mucho. Si no respetan a sus mujeres, entonces también ellas se vengarán, se volverán más rebeldes y todo esto. Toda esta rebelión de las mujeres que ha comenzado.

Es el error de los hombres, no tanto de las mujeres, porque han desafiado su personalidad tanto, que ahora han empezado a comportarse así. Así que en Sahaja Yoga respetamos a las mujeres, nosotros les permitimos su propia libertad, confiamos en ellas y las tratamos de igual a igual. Tienen que ser iguales. Puede que no sean similares pero son iguales. Las dos ruedas tienen que ser iguales; de lo contrario, si una rueda es más pequeña y la otra es más grande, entonces, la carroza nunca avanzará; solo dará vueltas, vueltas y vueltas. Así que esto debe ser entendido. Es muy, muy importante, hoy en día en Occidente; porque me parece que, lentamente, el descarrilamiento es hacia el infierno. Todos estos pensamientos van a llevar a la gente a ninguna parte, porque nadie asume la responsabilidad de moldear una moral, y de crear valores morales para los niños. Tenéis que dar una crianza adecuada. En estos días encuentro que, los niños, son muy indisciplinados aquí.

Porque tenemos miedo de enfrentarnos a ellos. Tenéis que enfrentaros a ellos y tenéis que decirles que esto no es así. Vosotros sois sahaja yoguis y tenéis que comportaros como sahaja yoguis. Tienen que ser modestos, tienen que ser humildes. Deberían tener una especie de temor por los padres. Si no tienen ese temor por sus padres, ¿cómo pueden sentir temor por mí o por Dios? No pueden. Lo que sea que les digas, no lo tendrán. Si no sienten ningún temor por los padres que son sahaja yoguis, esto significa que estos niños se convertirán en niños muy protegidos, como el resto de niños; y ese es un riesgo muy grande que estáis corriendo; porque dependo de los niños que nacen realizados, y no quiero que se vuelvan locos porque los padres no les han cuidado y no se han enfrentado a ellos. Así que, en general, debemos entender el papel de los hombres y mujeres y el respeto que se tienen que tener mutuamente.

Ahora, si el marido no respeta a la mujer entonces los niños no serán respetuosos con ella y todo el asunto se terminará; y por eso no debe haber dominación, de nadie como tal. No debería haber ninguna dominación porque cada uno tiene su propio papel; y cuando algo concierne a la mujer, ella debería tomar una decisión, y en lo que concierne al hombre, él debería tomar una decisión. Y hay que respetarlas, porque son dos áreas diferentes en las que el hombre tiene que vivir y la mujer tiene que vivir. Dondequiera que este equilibrio se apague, se apaga en nuestro país. También deberíamos decir en la India, debo decir, ahora hay cosas divertidas que están sucediendo gracias a los musulmanes que vivieron allí. Tuvo tal impacto, que estamos teniendo el sistema de la dote y otro tipo de cosas. Pero también hay sociedades que están intentando resolverlo. No son sahaja yoguis, pero lo solucionan. Están mejorando y están tratando de cambiar sus costumbres y maneras; y esto viene antes de que la gente vea la manera correcta de hacer las cosas. Supongamos que las mujeres hubieran tomado alguna especie de arma en sus manos y comenzaran a golpear a todos los hombres, ¿qué habría pasado?

Ved que sois complementarios entre vosotros. Así que debemos entender, primero que nada, nuestro papel en Sahaja Yoga; en tanto que tenemos que establecer nuestra autoestima y tenemos que respetarnos a nosotros mismos; y tenemos que respetar a los demás. Porque todos vosotros sois santos; y los santos tienen que respetar a las personas. He estado hablando todo el tiempo. Así que tenéis que respetar a los santos; vosotros sois un santo y el otro también es un santo. Siempre doy el ejemplo de Namadeva. Namadeva era un sastre, un gran poeta y un gran santo. Y fue a ver a otro que se llamaba Gora Khumbar que era alfarero. Y cuando fue a verlo, Gora Khumbar, estaba ocupado manejando la arcilla para hacer ollas. Solo con sus pies estaba trabajandon la arcilla.

Lo miró. Cuando lo miraba, se quedó parado sin pensar. Y luego las palabras que dijo fueron tan hermosas. Él dijo: “He venido a ver el Nirakara, el Nirguna, el pensamiento…, el sin forma, que significa las vibraciones. Vine a ver las vibraciones, pero aquí está en la forma, de pie”. Qué apreciación, qué adoración, de un santo a otro, que nunca se habían visto. Pero veo todo este Nirakara, el Nirguna que está en tu forma. Solo pensadlo. Y eso es lo que tenemos que ser. Pero si no podemos confiar en otros sahaja yoguis, no podemos amarnos.

No podremos entender qué significa que somos algo bajo, más bajo que otros. Algunas personas tienen el hábito de criticar a todas las horas: “Esto no está bien”. No ven que hay algo mal en ellos, dentro de sí mismos; y por eso están criticando a otros. Así que no hay posibilidad de criticar en Sahaja Yoga. Lo primero es que deberíais ver por vosotros mismos lo que sois, dónde estáis y, en primer lugar, cómo os vais a ayudar a vosotros mismos. Entonces, podéis ayudar a los demás. No hay ninguna necesidad de ver con ojos críticos a los demás. Porque entonces os volvéis “buenos para nada”. Hacéis cosas malas, veis todas las cosas malas de otras personas y lo que que desarrolláis es una personalidad no colectiva; que es un gran dolor de cabeza para nosotros y, en última instancia, tenéis que salir de Sahaja Yoga. Como dije, hay dos fuerzas que están trabajando en Sahaja Yoga.

La primera es aquella por la que sois atraídos, se llama la fuerza centrípeta. La fuerza centrípeta es por la cual te atraen; y la otra fuerza se llama fuerza centrífuga. Supongamos que tenéis una piedra atada a una cuerda y la movéis con velocidad, y podéis seguir moviéndola así, pero tan pronto como la soltéis, irá como una tangente. De la misma manera, hay dos fuerzas por las cuales nos sentimos atraídos hacia Sahaja Yoga. Una gracias a la cual nos mantenemos dentro de Sahaja Yoga. Nos convertimos en parte del todo. Y la otra otra es por la que nos vamos fuera. Ahora me doy cuenta de que salir se ha convertido en una fuerza fuerte. Y me preocupa bastante. No solo que salgáis, sino que salgáis con grandes problemas.

Y esto es lo que he visto que está sucediendo en Australia. En primer lugar, si alguien dice algo en contra de mí o de Sahaja Yoga, solo cerrad los ojos, y decid: “No queremos oír nada contra ello porque nos hemos beneficiado de ello; hemos obtenido todos los beneficios de ello y ahora no nos digas nada. No queremos oírlo”. Solo cerrad los ojos, cubríos los oídos y decid: “No queremos oírlo”. Ahora tenemos tres casos en los que hay gente que sufre de cáncer o esto o aquello, porque escucharon esto. El hombre que dice que puede que no lo tenga, puede ser que no lo tenga, porque él ya está fuera; pero el que es un sahaja yogui, si escucha estas cosas, es muy peligroso y debería no escuchar a nadie que hable mal sobre Mí o sobre Sahaja Yoga. Este es un punto que debemos entender. Y luego los que encuentran errores en otros sahaja yoguis también están en problemas. No deberíais encontrar fallos en otros sahaja yoguis. Si creéis que hay algo malo en cualquier sahaja yogui, podéis ir y decírselo al líder.

Si encontráis algo malo en el líder podéis escribirme, inmediatamente. Debéis escribirme. Es algo importante, porque mi relación con vosotros está atada. Los líderes son solo un mito, en cierto modo, porque yo solo les telefoneo y hablo con ellos, porque no puedo llamaros a todos vosotros. Eso es todo. Pero es un mito. Así que cualquier cosa que queráis hacer, debéis tratar de informarme directamente. Si son muy duros con vosotros. Si son arrogantes. Si son abusivos.

Si están sacando dinero, cualquier cosa que encontréis que no sea correcta, por favor, hacédmelo saber. Y de inmediato sabré por vuestra carta cómo es la situación; y haré saber lo que está mal. Si vosotros os equivocáis o es el líder el que está equivocado. Pero si no me informáis, entonces yo tengo que descubrirlo por mí misma. Y para cuando me de cuenta, encuentro que mucho del daño ya está hecho. Así que lo mejor es que me lo hagais saber. Porque ahora, hoy, estoy aquí. Ahora no puedo mantener la atención en Colombia, donde he estado, no puedo mantener la atención en América; pero cuando voy allí, mi atención está allí. Pero si alguien tiene algún problema debería escribirme. Como esto que he visto que tenemos un montón de problemas y muchos sahaja yoguis se han ido de Sahaja Yoga.

Porque nunca me informaron. No puedo entender, incluso ahora, por qué ellos no me escribieron, ¿por qué no me llamaron por teléfono? Pero para cosas pequeñas me escribirán. La esposa de alguien está enferma, o el suegro de alguien está en el hospital, o todas las cosas sin sentido como éstas, me las dirán. Pero nunca me dirán que hay algo que está mal con el líder. Hasta que yo lo descubra. Hasta que todo Sahaja Yoga sea destruido en esa ciudad en particular. Así que es mi humilde petición que todos vosotros deberíais saber que soy vuestra Madre, directamente. No tengo nada que ver con los líderes, en lo que os concierne. Cualquier líder que sea duro con vosotros, que sea problemático con vosotros, que os discipline demasiado, o intente meter sus ideas todo el tiempo en vuestras cabezas, o cualquier otra cosa que creáis que os está modificando vuestra libertad de crecimiento, debéis escribidme, y debéis saberlo.

Esto no es excusa para decir que el líder fuera así, o de que nos fuéramos. ¿Por qué os fuisteis? ¿Cuál era la necesidad? Y esto lo encuentro muy común, especialmente en los australianos y los neozelandeses. O bien se convierten en esclavos completos, o se vuelven absolutamente rebeldes. No hay nada en medio. Así que tenéis que saber que si hay algo que encontráis que os está tratando de dominar, debéis hacermelo saber. Yo siempre estoy para corregirles y a decir a la cara, a todos los líderes, lo que pienso de ellos. Porque también saben que estoy aquí sentada para cuidar de esto. Por supuesto, a los líderes les he dado tanto, tantas conferencias y cosas y cada vez que vienen a Ganapatipule intentamos reunirnos y hablar de ello y ver cualquier problema que haya destacado.

Pero aquí no lo sé. En Australia especialmente, cualquier cosa que pasó, lo que sea que los líderes estuvieran haciendo, penetró en muchos sahaja yoguis; que se convirtieron en una especie de medio líderes y solían dominar a gente, y decir cosas que no son en absoluto sahaj. Como el año pasado estuvo bien, empezaron a decir que Australia era genial, nosotros somos la cosa más grande, esto, aquello; entonces la mitad de los sahaja yoguis les dejaron. Hablando tan grande y altisonantemente, incluso los indios se sorprendieron, empezaron a mirarles pensando que algo iba mal en ellos. Y me informaron de que ellos no escuchaban a nadie. Les dijimos que, por favor, mejor empezar, que tenemos que irnos ahora. Ellos no escucharon. Dijeron: “El líder tiene que decirnos”. Dijeron: “¿Madre ha dicho?”. “Madre, no, nuestro líder”.

Así que incluso los líderes me habían reemplazado completamente, debido a estas pocas personas que unieron sus manos con los otros como, podemos decir, la burocracia de Rusia. No hay burocracia, no hay sacerdocio en Sahaja Yoga. Todos somos iguales. Somos todos santos, debemos ser respetados y todos los líderes deben respetaros y entenderos. Por supuesto, si tenéis algún problema con los chakras que debe ser dicho, es su trabajo y deberíais estar agradecidos. En lugar de sentiros mal por ello, deberíais agradecerles eso: sí, eso es así, y nosotros trataremos de corregirnos a nosotros mismos. La mejor parte de esto es que ahora, de repente, encuentro que hay una gran explosión de Sahaja Yoga en varios lugares, donde menos os lo esperaba, y tenemos otros lugares como Turquía y Rusia. Es algo tan notable lo que está sucediendo. Así que Sahaja Yoga está desarrollando sus frutos bien; y tal vez estas personas podrían crecer mucho más rápido; así que tenéis que tener cuidado, no deberíais quedaros atrás. Porque hay una cosa sobre la que he dado una indicación.

No sé si os lo han dicho, este Ganapatipule va a haber otro salto, otro desencadenante. Siempre doy la analogía de un espacio aéreo. ¿Veis la nave espacial? Como el… Sputnik o algo así; el principio de eso es lo mismo que se aplica a nuestra evolución. Lo primero es un contenedor, que tiene tres, cuatro contenedores en él. Así que el primer contenedor va a la mitad del camino y luego se produce una explosión; y luego el resto de él se tira. Así que la primera velocidad, es la velocidad que tiene, acelera y va con una velocidad mucho mayor. Luego, el segundo explota y ocurre lo mismo; así es cómo, la velocidad, que finalmente logran es tan alta. De la misma manera, siento que en Sahaja Yoga está sucediendo lo mismo; y es el momento en que vosotros sepáis que va a haber otro desencadenante. Y ese detonante tenéis que alcanzarlo.

Para eso debéis estar preparados, de lo contrario se os dejará en el contenedor que no es usado para ello. Así que un nuevo desencadenante, un nuevo salto ha de ser hecho, y para ello hay que darse prisa. No hay tiempo que perder. Así que lo más importante es que deberíamos desarrollarnos para logar esa capacidad que nos permita saltar al nuevo desencadenante, que va a tener lugar en Sahaja Yoga. Así que tengo que advertiros de que, aunque sois pocos, vosotros tenéis que tener calidad, la cantidad no importa, porque mucha de esa cantidad podría abandonar. Así que la cosa es que, aquellos que realmente quieren ascender, deben entender que debemos meditar por la mañana, y por la noche; y debemos ser absolutamente colectivos. Si no somos colectivos, entonces hay algo serio en nosotros; algo va mal en nosotros y tenemos que corregirlo. Así que estas son las cosas que quería deciros; y debo decir que aquí el colectivo, ahora, crecerá mucho por lo que hicimos estos días, el milagro que ha tenido lugar. Ayer tuvimos mucha gente, cada vez que vengo vienen al menos trescientas personas y sabía que también los habría esta vez. Pero ¿cuál es la diferencia?

Cuando vengo, están aquí y luego no vienen o incluso si vienen, desaparecen. Debéis tener confianza en vosotros. Primero debéis tener confianza en vosotros mismos. Debéis acercaros a ellos de manera que se sientan en confianza. No deberían sentir: “¡qué gente tan estúpida está sentada aquí hablando con nosotros acerca de estas cosas!”. Debéis tener esa dignidad, debéis tener ese enfoque, debéis tener ese entendimiento, solo entonces funcionará, de lo contrario no puede funcionar. Mi dea es que dondequiera que haya buenos y profundos sahaja yoguis, la gente se unirá. Como Austria, diría. En Austria tenemos bastante gente nueva ahora. En Milán tenemos bastante gente.

La razón es que en ambos lugares, me he dado cuenta de que los sahaja yoguis son de una gran calidad. Todos están trabajando en ello. Como el chico que ha traducido muchas cosas del Corán al alemán, del Corán, lo que tiene que decir para sahaj. Y dijeron que hay una Sura llamada Shasta Yoga, Shasta Yoga y que esa Sura trata de mí. Porque dice que se mandará al “Enviado”. Este “Enviado” no será aceptado por vosotros. Le negaréis, le desafiaréis… Todo está descrito, incluso que vuestras manos hablarán en el momento de la resurrección, todo está dicho en esa Sura. Es muy interesante esa Sura. Entonces, lo que estoy diciendo es que están tratando de localizarlo. Tantas cosas en diferentes sitios se están moviendo ahora.

También están tratando de hacer hermosas pinturas y dibujos y cosas, para poder explicarlo. También han hecho programas de televisión. Así que en la televisión dijeron lo que quisieron acerca de su experiencia, esto, lo otro. Pero si vosotros mismos no sois capaces, entonces no influencionaréis a nadie aunque vayáis a la televisión o a cualquier otro sitio. Nadie os va a tomar en serio. Así que tenéis que ser más serios al respecto y ser más serios en vuestra meditación. Ahora, hay otro aspecto de Sahaja Yoga, ya que queremos que la gente se case. Estar casado. Sin embargo, estar casado no es lo último. No es lo último.

Es solo una ayuda. Podemos decir que es un complemento del otro para que os desarrolléis mejor. Pero cualquier tipo de impedimento en el matrimonio puede ser un gran obstáculo para vuestro ascenso. Así que no prestéis atención a tales obstáculos. Solo salid de ellos y tratad de seguir siendo vuestro Ser. Porque solo es vuestro Ser el que os va a dar gozo y ascenso. Nadie más. Todo se resolverá cuando sigáis a vuestro Ser y comprendáis que sois importantes. Que tenéis que cuidar vuestro ascenso, y también que el colectivo de Sahaja Yoga es importante. Es muy importante para todos porque sois tan pocos; y tiene que funcionar en este país, a lo grande.

Todo el mundo se preguntaba por qué en Nueva Zelanda la gente es la misma, no hay muchos cambios, por qué no hay progresos. Pero estoy segura de que ahora ocurrirán más cosas y que la forma en que hoy se han desencadenado podrían hacerlo funcionar. Esta es mi propia visión de ello y si creéis que hay algo más que debería decir al respecto o algo que vosotros queráis saber, podéis escribirme, definitivamente lo haré. Responderé a tales cartas. Pero no sé qué responder a las cartas que dicen: “Mi marido se ha escapado con otra mujer, esta cosa, esa cosa”. No es importante, habéis estado casado tantas veces en la vida anterior. Entonces, ¿qué importa si se escapa? Pues que se escape, ¿qué vais a hacer? Sois sahaja yoguis, ¿cuántas mujeres u hombres se han convertido en sahaja yoguis en este mundo? Así que sois tan excepcionales.

Y estas personas excepcionales no deberían molestarse sobre cosas mundanas e inútiles. Deberíais saber vuestra responsabilidad. Sois vosotros quienes sois responsables de la la emancipación de todos los neozelandeses. Y esto debéis entenderlo. No deberíais tratar de bajar vuestra estima. Intentad subir y resolverlo. Para cada nación es importante. Algunas personas están extremadamente alerta, y otras no lo están. Pero ahora estoy segura de que funcionará más rápido. Tenemos mucha gente y ahora intentamos darles, darles un poco de té, algo para empezar; porque su atención está en la comida, pero no empecéis a comer, de lo contrario pensarán que la gente es inútil, que solo están tratando de comer.

Deberíais mostrar toda la dignidad y hospitalidad. La hospitalidad ayuda mucho. Eso es algo muy importante que uno debería entender. Como en la India, si venís, ellos verán diez veces que habéis tomado vuestra comida, pero ellos os llamarán, alguien no está allí, ¿dónde estáis?, debéis venir y tomarla. Pero lo que oigo es que aquí nadie llama a nadie, para que tome su propia comida. Hasta que los invitados se vayan nadie dirá: de acuerdo, ¿te gustaría? ¿Tomaste tu comida o no? ¿Desayunaste? Esa no es la manera, tenemos que preocuparnos y deberíamos tener esos comportamientos que son muy hermosos, el ser hospitalarios con las personas. Quiero decir que los invitados deben ser tratados de una manera diferente, y los presos de una manera diferente.

Cualquier cosa que hagáis es lo que aprenderán vuestros hijos y se comportarán de la misma manera. Así que tenemos que introducir esta cultura en nosotros, porque entendemos el valor de la otra persona, de los invitados que han venido, los que no son sahaja yoguis, los que aún no se han convertido en sahaja yoguis, o los que acaban de obtener la realización. Deben ser tratados con mucho cuidado, como si se tratase de una semilla, que acaba de brotar. Es tan delicado. La planta está en una forma tan delicada. Ahora tenéis que volver a plantarlo apropiadamente dentro del campo sahaj. Así que lo que hacéis es sacar todos los brotes uno por uno, manteniendo la distancia adecuada entre ellos y tratar de plantarlos bien en el campo de Sahaja Yoga. Pero si tienen un cierto sistema de valores, si han logrado algo, entonces no deberíais menospreciarles o no deberíais burlaros todo el tiempo de ellos; porque algunas personas son sarcásticos, algunos están todo el tiempo sonriendo, así que piensan: ¿qué hay de malo en nosotros?, ¿por qué están sonriendo todo el tiempo? Así que no hay necesidad de tener sonrisas artificiales, ni hay necesidad de criticar de ninguna manera; a veces la sonrisa podría ser muy ridícula, ya sabéis que la gente puede malinterpretarla. O decir que este bhut te está bloqueando, tu otro bhut te está bloqueando.

A veces la gente dice: este chakra está bloqueado. No es necesario. “Gradualmente, deberíais decir, va a funcionar”. Si no sentís la brisa fresca, vale, veamos cuál es el problema. Pero no necesitáis decirles todas estas cosas, este lenguaje, esto no debe ser expuesto a los primeros que llegan. Se asustan, este centro está bloqueado, ese centro está bloqueado. Crea un gran susto. Así que tenemos que mejorar su confianza. Eso es muy importante. Una vez que hayáis construido su confianza y una vez que empiecen a sentir las vibraciones y todo, tienen que confiar en vosotros, tienen que creer en vosotros.

Así que este es un pequeño esquema de la forma en que me gustaría que Nueva Zelanda creciera; y que actuara de una manera sensata para que la gente diga que los neozelandeses son los más sabios en Sahaja Yoga. Que Dios os bendiga a todos.