Puja de Cumpleaños.

Sydney (Australia)

Feedback
Share

Puja de Cumpleaños. Sídney, Australia. 21 de marzo de 1990.

Tal entusiasmo en el mundo entero. Creo que todo Sídney se ha inundado de flores. Habéis dicho cosas tan bonitas…, las tarjetas, las cartas y los hermosos poemas; los niños cantan tan bien… Las palabras no logran expresar tal sentimiento de júbilo y sincera felicidad.

Necesitabais una Madre que cuidara de vosotros, que se preocupara por vosotros y que pudiera transformaros con mucha sabiduría. Cada cumpleaños veo que los sahaja yoguis también están ensanchando sus corazones y se van dando cuenta de que ya no son gotas, sino parte esencial del océano. Y que el océano mismo les va a fortalecer y les va a cuidar. Es el océano el que les va a nutrir. Y el mismo océano es el que los va a guiar. Por tanto, la conexión entre la gota y el océano ha de establecerse totalmente, de modo que las limitaciones de la gota se disuelvan por completo en la grandeza del océano.

Con cuidado y diciendo cosas agradables, podemos mejorar la profundidad de la colectividad, y con el deseo sincero de ser colectivos. El deseo de ser colectivo debe ser muy sincero. Así comenzará la expansión de vuestro Ser. Lo primero que se necesita es sinceridad con uno mismo. Por supuesto, como venimos del status de gota -de ser una pequeña y limitada gota, de esa fase- nos vemos sumidos una y otra vez en esas limitaciones. Pero debemos ver nuestra propia visión, lo que seréis en el futuro, lo que queréis ser en el futuro. Así, la sinceridad de esta idea de que queréis ser colectivos -por sí misma- romperá todas las barreras. Si sois sinceros hacia cualquier propósito, hacia cualquier cosa, entonces os olvidáis del tiempo, olvidáis los esfuerzos, os olvidáis de todo y lo queréis alcanzar incluso en pequeñas cosas.

Ahora bien, ¿de dónde viene esta sinceridad? Hay dos cosas que hacen funcionar la sinceridad. En primer lugar, debéis ver por vosotros mismos lo que es Sahaja Yoga, lo que os ha dado. Os ha dado la Realización, una visión más amplia y una consciencia colectiva; os ha dado la consciencia sin pensamientos y sin dudas. Ha hecho de vosotros una nueva personalidad, al igual que un huevo se transforma en pájaro. Y ahora sois un pájaro y no podéis volver a la cáscara de nuevo.

Una vez que os dais cuenta de lo que Sahaja Yoga ha hecho por vosotros y de lo que habéis logrado con ello, es decir, habéis alcanzado el conocimiento, el conocimiento de la Kundalini que fue un conocimiento secreto todos estos años, un conocimiento absolutamente secreto. Nadie sabía sobre ello, todo estaba oculto. Todo el conocimiento que tenéis acerca de la Kundalini con tanta claridad, sin haber ido a ningún colegio, escuela o universidad, a ningún sitio. Sin haber estado en ningún laboratorio habéis experimentado con ello, habéis descubierto lo que es la Kundalini. Habéis visto con vuestros propios ojos el ascenso de la Kundalini, habéis dado la Realización a la gente.

Ya habéis experimentado no solo la brisa fresca del Espíritu Santo sino también vuestros propios poderes. También habéis visto que os habéis vuelto realmente muy diferentes de lo que erais respecto al conocimiento y comprensión de las cosas. Así pues, tenéis muchísimo conocimiento así como el derecho a elevar la Kundalini de los demás, lo cual no lo hicieron ninguno de los grandes santos anteriormente, ningún gran profeta, maharshi, ni ninguna de esas grandes personas que vivieron. En todos esos años, solo muy pocas personas tuvieron esta capacidad que vosotros tenéis de elevar la Kundalini.

Entendéis lo que son los chakras y los podéis diagnosticar, incluso los niños pueden hacerlo. No nos damos cuenta de que eso es algo muy grande. A nivel humano no sabíamos ni una palabra sobre ello. Nunca habíamos oído siquiera la palabra Kundalini. Y en muy poco tiempo os habéis convertido en eruditos. Esa es la bendición de Sahaja Yoga.

Así pues, veis que tenéis mucho conocimiento y veis cómo trabaja la luz de vuestra atención. Y veis tantas bendiciones que funcionan y cómo, automáticamente, sin hacer nada, conseguís resultados. Os sorprendéis y no podéis entender cómo ha sucedido, cómo ha funcionado. “Estaba allí y de repente sucedió esto. Estaba allí y aquello ocurrió. ¿Cómo?” Este océano está en todos los detalles, a cada momento, haciendo funcionar las cosas. Todos estos acontecimientos deberían abrir vuestros ojos al hecho de que ya no sois como un ser humano ordinario sino que ahora sois sabios, sois santos.

Por lo tanto, nuestra actitud tiene que cambiar. Muchos seres humanos todavía siguen siendo animales; podéis ver cómo matan, cómo se comportan, ni siquiera son seres humanos. Vivimos con ellos, los vemos todos los días. Son criminales y no solo eso sino que tienen un nivel cultural muy bajo. Fácilmente podemos llamarlos animales. Luego hay algunos seres humanos que son mitad animales y mitad seres humanos. Después tenemos otros, que verdaderamente son seres humanos, son buscadores.

Y este entendimiento de lo que habéis conseguido en Sahaja Yoga debería hacer que os dierais cuenta, de inmediato, de lo que sois. Y cuando todo esto os ha sucedido, automáticamente deberíais ser muy sinceros al respecto. Debéis sentir que verdaderamente habéis logrado algo grande, así que, tenemos que ser sinceros. Mentalmente también deberíais sentiros de esa manera. Así que, lo primero que hacéis es sentir mentalmente que esto es muy importante, muy valioso. Os volvéis muy sinceros al respecto. Pero la segunda parte es diferente: cuando veis algo lo conocéis y empezáis a abrir vuestro Corazón a ello. En esta segunda parte tenéis que abrir vuestro Corazón. Por tanto la sinceridad proviene de un Corazón abierto. Si vuestro Corazón no está abierto no podéis ser sinceros.

¿Qué significa que vuestro Corazón no está abierto? Veamos. Habéis nacido de nuevo, tenéis la Realización. También es vuestro cumpleaños en cierta manera. Pero en el crecimiento de vuestro conocimiento y comprensión, no habéis seguido el ritmo de vuestro Corazón. Pero, ¿cuál es el motivo? ¿Qué es lo que mantiene vuestro Corazón así? Podéis descubrir muy fácilmente que vuestro corazón controla el cuerpo, controla vuestro cerebro, todo; porque si vuestro corazón se para todo se detiene. Pero si vuestro cerebro se para, el corazón no se detendrá. Por lo tanto, el Corazón es lo más importante y gobierna todo vuestro Ser en vuestro interior.

Ahora bien, si este extraordinario instrumento, que es muy delicado, que también circula, es como una piedra, ¿cómo va a latir? Así que, cuando decimos: “¡Ensanchad vuestro Corazón!”, esto significa que la dureza de vuestro Corazón ha de fundirse. Pero, ¿cómo se endurece? Tenemos que ir a las raíces de eso. Se vuelve como una piedra porque el corazón controla el cerebro. Al igual que hay siete auras en vuestro cerebro, también hay siete auras en vuestro corazón. Y todas esas auras son las que controlan las auras del cerebro.

Como sabéis, en el cerebro hay dos instituciones: el ego y los condicionamientos, que empiezan a presionar el cerebro demasiado. Como resultado todas estas auras reciben esta presión. Igualmente, las auras que rodean al corazón, también son presionadas. El cerebro puede pensar: “Esto está muy bien. Sé cómo elevar la Kundalini, sé cómo hacer esto, lo sé todo, etc.” -dice una parte. No se vuelve como una piedra de esa forma; puede pensar. Cualquiera que tenga el corazón de piedra puede pensar. Como Hitler. Por lo tanto, el cerebro no se ve afectado por los condicionamientos o por el ego hasta el extremo de convertirse en una piedra que no puede pensar.

Si hay demasiado ego, si es por mucho ego, una persona puede volverse estúpida, sin embargo “piensa”. Muy bien. Pero realmente se convierte en un estúpido. Cualquier persona que sea una egoísta, que tenga el Agnya bloqueado, se convierte en un tipo estúpido, sin ninguna duda. Veis en su comportamiento o cada vez que habla, la forma en la que intenta hacer algo; es puro alarde y se vuelve tonto. Cualquier persona sensata puede ver que es un hombre verdaderamente tonto.

Por tanto, vemos que si que la mente está cubierta con el superego, esto no hace que la persona tenga un cerebro de piedra. Al contrario, hace de ella una persona estúpida, no una persona con cabeza de piedra. Y un tonto así puede seguir hablando de todo tipo de cosas. Y podéis reconocer de inmediato a un hombre así de estúpido, no resulta difícil. La otra cara son los condicionamientos de la mente. Eso es algo incluso peor, muy malicioso. Porque alguien que tiene condicionamientos, no sale de ellos. No alardea, pero es malicioso y su cerebro está cubierto con ideas que son anti sahaja.

Como alguien que me vio en un puja lavando mis manos y dando ese agua. Dijo: “¿Por qué tomáis el agua que se usa para lavar las manos de Madre?” Así que, el otro le contestó: “Madre tiene unas vibraciones tan tremendas en sus manos que, cuando se las lavamos, las vibraciones van al agua”. Él no podía creerlo. Porque los condicionamientos dicen que cada vez que os laváis las manos solo sale suciedad. Así que, no pueden pensar en las vibraciones.

Todos estos condicionamientos están en la mente de las personas. Debido a estos condicionamientos no pueden llegar al Corazón. Pero lo que sucede es que piensan sobre ello de una forma muy maliciosa, dicen mentiras, hablan de cosas sin sentido y tratan de convenceros de que tienen razón. Ellos no son tontos sino idiotas. Hablan como idiotas. Y vosotros aceptáis esas tonterías. No hay sabiduría en ello. Así que, un tipo de individuo es estúpido y el otro es idiota. Entre los dos se encuentra el sahaja yogui.

Este condicionamiento pervierte el cerebro, pero no lo convierte en una piedra. Lo único que lo convierte en una piedra es que se haya nacido con algún tipo de trastorno mental por el que no se pueda pensar, de lo contrario el cerebro continúa pensando. Ya sea con condicionamientos o con ego continúa pensando. Un cerebro así no debería afectar al corazón, porque el corazón afecta al cerebro. Pero las auras que se manifiestan desde el corazón empiezan a perder su brillo o a desaparecer.

Las auras que están alrededor del corazón son muy sensibles y sienten: “No tiene sentido enviar luz al cerebro”. Comienzan a hacerse cada vez más y más pequeñas y así es cómo el Corazón se vuelve pequeño. Como no tienen propósito en la vida, empiezan a hacerse cada vez más y más pequeñas. Como resultado, el Corazón se vuelve pequeño. Decís de alguien así que es un individuo con un Corazón muy pequeño, un “gallina” o como siempre decimos: “Ese hombre tiene un Corazón de piedra”.

Todo esto sucede por los condicionamientos y por el ego de la mente humana y el resultado lo siente el Corazón convirtiéndose en una piedra, porque el corazón es un órgano sensible. El cerebro no es tan sensible. Si colocáis algo blando en el agua se vuelve duro, pero si ponéis una piedra en el agua y la hervís no cambiará. Así que, el Corazón al ser muy sensible y delicado se vuelve como una piedra, como si lo hirvierais con el calor de las ondas cerebrales. Y se convierte en una piedra muy dura. Ni siquiera sabe cómo decir una palabra agradable. Continuamente va golpeando a la gente diciendo cosas que uno no debería haber dicho, constantemente pensando: “¿Qué deberíamos decir para herir a otra persona? ¿Cómo debería tratar de engañar de verdad a otra persona?” Porque se trata de una actitud maliciosa.

Respecto al ego, el Corazón se congela de nuevo por el ego y entonces el Corazón piensa, bueno no piensa, pero no puede emitir ningún aura al cerebro. El cerebro comienza a pensar: “Ahora el dominio del Corazón ha terminado. El Corazón no puede controlarnos más”. Entonces el Corazón empieza a pensar: “Haré todo el trabajo yo solo”. O sea no, la cabeza es la que empieza a decirlo. Y el Corazón se vuelve pequeño, duro como una roca. No actúa. Así que, ahora el cerebro toma el control. El cerebro asume el mando y se pone en marcha. El cerebro comienza a actuar de una manera que no podemos entender.

La gente entonces se comporta como animales, como personas satánicas, se vuelven muy crueles y realmente no saben cómo decir algo bueno a los demás. Hay una especie de falso orgullo en ellos y esas personas continúan hiriendo a otros, insultándolos hasta que se encuentren a otro como ellos y entonces ambos se hunden. Ese es el único inconveniente en todo esto, de lo contrario ya estaríais acabados. Pero como dos personas con ego no pueden estar juntas se neutralizan mutuamente. Así que, gracias a Dios que estamos a salvo de ellos.

Por tanto, estos dos condicionamientos que en realidad se encuentran en el cerebro, estas dos condiciones congelan el Corazón y también reducen el dominio del mismo a cero; entonces el cerebro comienza a autoafirmarse. Así es cómo llegamos a no saber cómo ser amables con los demás, cómo ser agradables, cómo ser de ayuda, cómo ser gentiles y tranquilizadores, protegiendo a los demás. Todo esto ya lo habíamos heredado. Ya teníamos un Corazón de piedra cuando llegamos a Sahaja Yoga y teníamos un cerebro lleno de ego o superego.

Ahora, con el ascenso de vuestra Kundalini, podéis limpiar vuestra cabeza en primer lugar. Por lo tanto, la sinceridad vendrá cuando la Kundalini se mueva y toque vuestro Brahmarandra, que es el asiento de vuestro Corazón, y se expanda. Entonces el Corazón vuelve a ser el rey, regresa de nuevo y comienza a dominar al cerebro. Cuando el Corazón vuelve, de inmediato se encuentra con aquellas personas con las que estábamos enfadados, con las que no hablaríamos o no tendríamos nada que ver y de repente somos amables con ellos. No hay ningún problema.

La gente os ha hecho daño de muchas maneras. Todo ese daño sencillamente desaparece. Y empezáis a ser muy amables y hermosos. Lo que ha ocurrido es que la Kundalini ha tocado vuestro Brahmarandra, donde está el asiento del Corazón. Y tan pronto como éste se abre, vuestro Corazón también se abre y se despierta. Piensa: “¿Qué? ¿He permitido que este cerebro me domine? ¿Cómo se atreve a mandarme?”. Simplemente salta sobre él. Y hemos visto gente que, de repente, se ha transformado tanto que es extraordinario.

Había un señor en Estados Unidos que me dijo: “Madre, después de la Realización he cambiado tanto que me he convertido en una persona muy apacible; yo nunca solía complacer a mi tío o a cualquier otra persona”. Se lo encontró en una especie de fiesta y le dijo: “¡Hola tío!” El tío se le quedó mirando. “¿Estás bien?” Él nunca diría eso. Después se le acercó y le preguntó: “¿Estás bien, tío? ¿Te encuentras bien? ¿Puedo hacer algo por ti?” Le dijo cosas muy bonitas. El tío contestó: “¿Qué has estado haciendo? ¿Estás borracho o qué? ¿Cómo puedes hablarme con tanta dulzura? No puedo creerlo”.

Eso es lo que sucede. Y por eso tenemos que entender que todas estas cosas se pueden abandonar fácilmente porque las hemos adquirido. Podemos acabar con ellas porque las hemos adquirido. No tienen por qué estar toda nuestra vida en nuestras relaciones. Por tanto, el ego y el superego, ambos pueden ser destruidos una vez que vuestro Corazón se despierta.

Así que, cuando nos relacionemos con la gente, tenemos que romper el hielo comunicándonos con los demás de una forma muy decente. Como diciéndoos a vosotros mismos: “No, no creo que este hombre sea tan malo. Voy a cuidar de él, puede que sea buena persona. No creo que sea tan malo”. Aceptar a alguien como malo es muy fácil para los seres humanos y una vez que empiezan a asumir una cosa así, entonces crean una especie de fortaleza en la que viven y piensan que son los mejores, que nadie más es bueno. Y así toda la comunidad, la sociedad en su conjunto, la totalidad de la humanidad queda afectada por estas ideas.

Y Sahaja Yoga es el único método que lo va a curar. Sahaja Yoga es el único camino que va a terminar con esto. Y esa parte es la que tenéis que jugar vosotros, entender que la sinceridad solo puede venir si eleváis vuestra Kundalini una y otra vez y abrís vuestro Brahmarandra. Entonces vuestro Corazón se elevará. Se convertirá en una personalidad muy despierta y se hará cargo de vuestro cerebro, que está constantemente pensando y pensando como un loco. Y una vez que eso ocurra, os daréis cuenta de que habéis saltado a la consciencia sin dudas.

Así que, la relación entre ambos tiene que ser entendida plenamente. Al principio la dominación del Corazón o -podemos decir- el reinado del Corazón es desafiado, es derrocado, llevado a cero. Después este cerebro se convierte en el rey y empieza a gobernarnos. “Creo que…, siento que…” es el cerebro, el ego. Si pudierais abandonar el “creo que…, quiero…”, todo iría bien. Deberíais decir: “El “yo quiero” no es el asunto. Este cuerpo lo quiere”. Os distanciáis de vosotros mismos. Poco a poco empezáis a separaros de todas estas situaciones al no decir nunca: “yo quiero…”. Deberíais decir: “Este cuerpo…, esta mano…, esta cabeza…”. Empezáis a separaros. Y una vez que os habéis separado, todas estas barreras del ego y del superego desaparecen.

Así es, también es muy fácil deshacerse de estos dos, simplemente subiendo vuestra Kundalini y atravesando vuestro Brahmarandra. Este es el mayor logro que habéis obtenido, que podéis atravesar vuestro Brahmarandra, hacer que vuestra Kundalini se conecte al Poder Omnipresente. Por eso siempre os digo que debéis meditar y debéis estar en consciencia sin pensamientos; entonces funciona. No prestéis demasiada atención a las cosas de fuera. Por supuesto, en cierto modo sois responsables de Sahaja Yoga, porque sois sinceros al respecto. No podéis forzaros a vosotros mismos. Así que, os lo digo una y otra vez: Sopesad vuestra sinceridad. “¿Cuánto de sincero soy hacia Sahaja Yoga?”

Pero algunas personas lo toman frívolamente diciendo: “Madre, fui tonto, estaba confundido”. No podéis decir eso. No podéis decirlo porque debéis estas cosas a Sahaja Yoga. Ahora todo se lo debéis a Sahaja Yoga. Es una nueva vida para vosotros. Así que, no podéis decir: “estaba confundido” o “fui tonto, fui estúpido, hice esto”. Decíos a vosotros mismos que no podéis hacerlo. Madre ha trabajado muy duro de verdad, con total sinceridad y no podemos ser falsos al respecto. No queremos ser hipócritas. Esto es hipocresía, absoluta hipocresía. Decís algo y hacéis otra cosa. Si tenéis algún sentido de la gratitud y del auto respeto, entonces no deberíais decir nunca: “Madre, por error hice esto” o “estaba confundido, fui tonto, fui estúpido”. Eso demuestra que sois una persona muy mediocre y que no tenéis sentido de gratitud hacia Sahaja Yoga ni hacia vosotros mismos.

Pero la mejor parte de esto es que yo no necesito Sahaja Yoga y Sahaja Yoga no os necesita. Vosotros necesitáis Sahaja Yoga. En sí mismo, Sahaja Yoga es completo. No os necesita. Es algo completo y seguirá siendo así, absolutamente. Tendrá su propia posición, su propio estatus, su propia dignidad, todo intacto. Pero si tenéis que obtener algo de esto, tenéis que hacerlo funcionar; al igual que si tenéis que ir a sacar agua del río Ganges, debéis tener buenos cántaros que sean lo suficientemente hondos para recibir el agua. Pero si cogéis una piedra, ¿qué podéis sacar con ella? Sin embargo, el Ganges fluye. Es lo que es. Tiene todas sus capacidades en sí mismo. No cambia porque hayáis cogido piedras.

Así que, ahora debéis entender que tenéis que elevar vuestra Kundalini tantas veces como podáis. Tratad de poner la atención en vuestra Kundalini todo el tiempo. Ved dónde está el problema. Arregladlo, solucionadlo por completo. Averiguad dónde está el problema y elevad vuestra Kundalini muchas veces; ved que fluye bien sobre el área de la fontanela, de forma que vuestro Corazón se expanda. En cierto modo podéis decir que se trata de un proceso mecánico. Pero ni siquiera hacéis eso. Si lo hubierais hecho, vuestro Corazón se habría vuelto más grande. Y vosotros mismos diríais: “Madre, mi Corazón se ha hecho grande como Asia”. Y entonces veis el milagro del Corazón, cómo emite vibraciones por las que os volvéis tan compasivos, tan dinámicos, gente hermosa y muy sincera hacia Sahaja Yoga.

Os pediría que hoy abrierais vuestro Corazón para este puja. Habéis estado muy contentos y felices. Y debe ser vuestro Corazón el que se abra porque he visto que los sahaja yoguis tienen un Corazón muy grande hacia mí, pero no hacia ellos mismos. Lo harán todo por mí, pero nada para ellos. Trabajarán de la mañana a la noche para decorar la sala, para hacerlo todo. Deben haber enviado todas estas flores para mí de no sé dónde. Pero si les digo: “meditad para vosotros,” eso no lo harán. O “conseguid esto para vosotros,” eso no lo harán. Esta es la situación.

Así que, en lugar de malgastar toda vuestra energía para decorar todas estas cosas, deberíais decoraros en vuestro interior. Con sinceridad, con bellos pensamientos sobre vosotros mismos como que sois capaces, absolutamente personas capaces y podéis usar vuestra imaginación, vuestra inteligencia, vuestra racionalidad, cualquier cosa que penséis que tenéis para encontrar el camino; de nuevo os lo digo: para seguir teniendo un Corazón grande.

Y este es el mensaje en el día de mi cumpleaños para todo el mundo, porque hoy sentí que el mundo entero era como un gran corazón que latía. Atendí una última llamada y vine aquí. De todas partes venían las llamadas, flores a raudales…hermosas y agradables cosas que me dicen. Todo está ahí. Cuando quedo sumida en todo ello, es demasiado para mí. Cosas muy dulces de los niños, de las mujeres, algunas muy, muy bonitas de los hombres. Y es asombroso cómo estas personas rebosan de gozo porque hoy es mi cumpleaños.

De la misma manera, por favor considerad que cada día es vuestro cumpleaños, que tenéis que elevar vuestra Kundalini constantemente y mantener el nivel de vuestra Kundalini más y más alto. Cuanto más os abráis, más hilos de Kundalini ascenderán, y cuanto más abierto y despierto tengáis vuestro Corazón, más poderoso se hará. Y con un gran y poderoso Corazón abierto podéis dominar vuestro cerebro, que os da todas estas ideas raras.

Espero que esto suceda este año aquí y la gente intente convertirlo en la señal de que tenemos un gran Corazón. Un Corazón grande no significa estupidez, no quiere decir eso. Un gran Corazón quiere decir un Corazón en el que me podéis poner a mí. Yo misma soy una persona bastante grande, así que, tenéis que tener un Corazón muy grande para que pueda residir dentro de él. Eso es un gran Corazón y eso es lo que todos vosotros deberíais tener. Si eso ocurre, entonces todo funcionará muy bien.

En lo que respecta a la entrega, debéis saber cómo entregaros y cómo mantener cualquier cosa que no se rinde, porque os entregáis de tal manera que ensancháis vuestro Corazón absolutamente. Ponedme ahí y guardad vuestras flores para que me las deis en el momento en que estéis en completo control de vosotros mismos.

Tenéis vuestras emociones, vuestros sentimientos, como flores que tenéis que guardar para vosotros, que son parte del mismo océano de vuestro Corazón. Y una vez que estáis preparados y todo está listo; si toda la casa está lista, traed entonces las flores, las emociones, las cosas bonitas y agradables, y nutridlas. Creo que uno debe aprender…; debería haber libros sobre cómo decir cosas agradables a los demás. Deberíamos tratar de encontrar algunos libros de ese estilo o escribir algunos sobre cómo se podrían decir cosas hermosas, cómo podemos cuidar de los demás, cómo podemos hacer sentir a otros nuestro amor, la expresión del amor. Y ese trabajo, un libro así realmente ayudará a la gente a entender que tal cosa está bien decirla.

Y como os he dicho, una vez que decís algo agradable a otro, esa amabilidad vuelve al igual que las olas que acarician la orilla vuelven, y entonces os sentís muy felices. Continuad diciendo cosas amables, complacientes; serán muy apreciadas. Pero decidlo con sinceridad, no para mofarse de alguien o para ser aparentemente bueno, como: “¡Gracias, gracias, gracias!”, sino que sea algo de corazón, como se dice. Entonces os sorprenderéis porque el Corazón de la otra persona se abrirá y desde ese Corazón fluirán esas hermosas flores de emociones hacia vosotros.

Así que, por un lado tenéis que expandir vuestro Corazón, y por otro lado tenéis que reservar o preservar todos los hermosos, bellos y delicados sentimientos en vuestro interior, absorbidos de todas partes, y después derramarlos en el momento adecuado. Ese es el arte. Al igual que estas flores estaban en el jardín al principio, conservadlas, mantenedlas. En el momento adecuado las trajeron. Y se sienten más especiales porque se utilizan en el momento oportuno. Esta es la manera en la que tenemos que estar con nosotros mismos en nuestro Corazón, porque los seres humanos son algo muy delicado, muy precioso, y para embellecerlos tenéis que decir cosas bonitas.

Esta lengua no es para decir cosas duras ni para reírse ni burlarse de los demás, sino para decir algo que sea tan hermoso que la otra persona también absorba esa belleza. He visto que la gente ha dicho algunas cosas buenas y eso perdura en mi mente. Y me preguntaba: “¿Cuándo tendré la oportunidad de decir estas cosas a los demás?” Así que, pensad en ello, en “esta es una frase muy bonita; esto fue algo que dijeron muy dulce. Bien, ahora, ¿dónde debería usar esto?”

Al igual que voy a las tiendas y veo algo: “Ah, eso está bien. Eso le irá bien a una persona en particular. Comprémoslo”; de la misma manera, si encontráis estos bellos sentimientos y emociones y cosas agradables que decir, entonces, ¿qué hacéis? Las acumuláis, las guardáis y las usáis en el momento oportuno, en el lugar adecuado. Esta es la sabiduría de Shri Ganesha. La gente inocente es la más sincera. Gente inocente. Aquellos que son inteligentes y astutos no puede ser sinceros, porque disfrutan de su astucia, disfrutan de su así llamada brillantez. Ellos nunca pueden serlo. Aquellas personas que son sencillas, que son amorosas, que cuidan del amor más que de cualquier otra cosa, solo ellas pueden decir cosas muy bellas con sinceridad.

Hoy quería deciros muchas cosas, cómo me siento en este cumpleaños en Australia, pero ya os dije que las palabras no son suficientes. Porque Australia es un país muy lejano. Y venir aquí donde hay tanta gente cantando “Swagata Agata”. Es increíble, porque no os he dado ningún dinero, no me habéis dado nada de dinero, no estáis obligados a decir nada por el estilo. Pero no solo lo estáis haciendo, sino que lo estáis disfrutando. Es algo grande. Lo estáis disfrutando y en eso consiste: que cuando vuestro Corazón es grande, entonces cualquier cosa que hacéis por los demás la disfrutáis. Os da gozo hacer cosas buenas. Disfrutáis diciendo cosas agradables. Así que, deberíamos tener flores selectas de hermosas palabras, deberíamos elegir las mejores emociones y ser capaces de expresarlas los unos a los otros.

Poneos a ello desde hoy. Tengo que deciros que empecéis con esto, que desde 1990 constantemente vamos a decirnos cosas bellas entre nosotros y simplemente mantened los oídos abiertos, mantened vuestros ojos abiertos y donde quiera que tengáis la oportunidad, cada vez que escuchéis algo bueno, mantenedlo en vuestra mente y usadlo de nuevo.

Hoy estoy tan entusiasmada que es demasiado para mí, de verdad, creer incluso que hay tantos sahaja yoguis en Australia, que está tan lejos. Ahora es vuestra responsabilidad. Es vuestra responsabilidad ser sinceros con Sahaja Yoga y -si lo hacéis todo con toda sinceridad- nunca pensaréis en esas extrañas disputas que he escuchado anteriormente. Simplemente pensad: “Amamos a Madre y tenemos que estar juntos; hemos de amarnos los unos a los otros y continuamente tenemos que decir cosas agradables a los demás para que el amor crezca”. Cualquier otra cosa, cualquiera que intente decir cosas duras o que rompan el corazón de alguien está cometiendo pecado. Es un pecado. Romper el corazón de un santo es el mayor pecado y serán castigados por ello.

Así que, ahora todos vosotros sois santos y sabios, tenéis que respetaros los unos a los otros. No solo eso sino que tenéis que disfrutar de vuestra sinceridad. Ese es el camino, estoy tratando de decíroslo. Disfrutad de vuestra sinceridad. Y deshaceros de todos esos estúpidos pensamientos que entran en vuestra cabeza. Porque he oído de muchas peleas aquí y allá y pensaba: “¿Qué es esto? ¿Son sahaja yoguis o gente corriente de la calle?” Esto está ocurriendo y después con los niños sucede esto y lo otro.

Sobre los niños también os he estado diciendo que los enviéis a India. En cualquier caso, habéis sido egoístas respecto a ellos. Sabéis que no se están desarrollando correctamente. Así que, enviadlos a India. Haciendo esto habéis abierto vuestro Corazón, porque todo el mundo es vuestro pariente, todo el mundo es vuestra familia. Vais a cualquier parte del mundo y encontraréis a gente que os amará, que os cuidará, que hará cualquier cosa por vosotros. Es decir, saber que en cualquier sitio hay alguien sentado esperando a recibiros como uno más de la familia. Justo antes estaba pensando: “Estos músicos van a Singapur. ¿Qué les pasará? ¿Dónde se alojarán?” Era un gran problema, intenté esto y aquello. De repente di un bandhan. Recibí una llamada de Bala que me dijo: “No, todo está perfectamente bien. Voy a decírselo a mi Madre. Ella cuidará de ellos”. Problema resuelto.

Así que, cualquier tipo de problema, todos vuestros problemas se pueden resolver porque sois sinceros. Pero si no lo sois, solo encontrareis gente falsa, y entonces os hundiréis en vuestra autoestima y en la estima de los demás. Y no tendréis cabida en Sahaja Yoga. No hay lugar para gente falsa en Sahaja Yoga, así que, tratad de desarrollar vuestra sinceridad. Subid vuestra Kundalini tantas veces como podáis. Mantenedla allí. Mantenedla en el Sahasrara y ved que vuestro Corazón se abre. Esa es la mejor manera.

Todos me han estado preguntando: “¿Cómo abrimos nuestro Corazón?” Les dije: “Coged la llave”. Pero no sé cómo decírselo. “Abrid vuestro Corazón” simplemente significa elevad vuestra Kundalini, mantenedla en el Brahmarandra y ved que el Brahmarandra se abre. No solo eso, sino que al ensanchar vuestro Corazón, al ser amables con los demás, ved cómo os sentís. Hay algunas personas que no hablan mucho, que no se reúnen con los demás, que tienen reservas. Viven como si estuvieran en el aire; ese tipo de personas debe saber que debe haber algunos baddhas, algunos bhuts sentados en sus cabezas, de lo contrario ese es un comportamiento muy poco natural para un sahaja yogui.

Os he dicho tantas cosas hoy porque creo que el cuidado, el amor, el afecto, la sabiduría y la paciencia han de ser absorbidos. Si soy vuestro Guru, si soy vuestra Madre, tenéis que empaparos de estas cualidades. Me preocupo por todos. Si alguien tiene problemas, estoy preocupada. Trataré de resolver los problemas de esa persona. Cualquiera que tenga un problema, eso se pega a mí hasta que lo he resuelto. Y sinceramente os lo digo también respecto a vuestros hijos, respecto a vuestra mujer, respecto a vuestro marido. “Esto no está bien. Esto debe ser corregido”. Porque me preocupo por vosotros. Esta debería ser vuestra actitud hacia los sahaja yoguis, hacia Sahaja Yoga, y eso os fortalecerá mucho; debido a que otros os importan, otros también se preocupan por vosotros.

¿Podéis imaginar que una mujer india como yo tenga tanta gente que se preocupe por ella? ¿Por qué deberían cuidar de mí, después de todo? De acuerdo, vosotros sois sahaja yoguis, pero hay personas que no son sahaja yoguis, a los que he tratado desde mi infancia, a los que conozco: mis familiares, todos ellos se preocupan por mí. Solo porque me importan, porque me preocupo por ellos. Cualquiera que me cuenta un problema, está en mi cabeza, se pega ahí como un sello. Hasta que haya resuelto el problema, estaré buscando la forma de solucionarlo. Y yo no tengo problemas propios. De la misma manera, vosotros no deberíais tener ningún problema propio. Solo así podéis salir adelante. ¿De acuerdo?

Que Dios os bendiga.

El año que viene espero que todos estéis allí para mi cumpleaños en India. Vamos a organizar el tour, así quizá funcione. También tenemos que ver si podéis encontrar algo más barato para venir. Tenemos que ver muchas cosas. Podemos hacerlo funcionar.

Antes del puja estaría mejor si os podéis hacer un bandhan, siete veces y después subid vuestra Kundalini.