Puja de Pascua.

Bundilla Scout Camp, Sydney (Australia)


Send Feedback
Share

Puja de Pascua. Sídney, Australia. 31 de marzo de 1991.

Hoy vamos a adorar aquí a Cristo, que resucitó de la muerte. Existen muchas teorías acerca de su muerte pero, en realidad, después de resucitar fue a India donde se estableció con su Madre. El periodo posterior a su resurrección no está descrito en ningún libro. Pero en uno de los Puranas -que habla de los Shalivahanas, uno de los reyes, a cuya dinastía pertenezco yo- se describe cómo este rey se encontró con Cristo en Kashmir y le preguntó: “¿Cuál es tu nombre?” Él dijo: “Mi nombre es Issa”. Entonces le preguntó: “¿De qué país vienes, de qué lugar?” Él dijo: “Vengo de un país que es extranjero para ti y para mí y ahora estoy aquí que es mi verdadero país”.

Pienso que, de este modo, Él apreció India. Él solía curar allí a la gente. Su tumba y la tumba de su Madre también están allí.

También hay otras historias creadas por gente que, en realidad, no le conocían demasiado. Pero, de cualquier modo, podéis ver que Cristo produjo una gran impresión y enseñó principalmente acerca de la moralidad -al igual que las escrituras indias- con mucho énfasis. Para Él la moralidad era lo más importante de la vida porque, como vosotros sabéis, era la encarnación de Shri Ganesha. Así pues, para Él, el Principio de Ganesha era extremadamente importante. Esto lo expresó cuando dijo: “En los diez mandamientos se dice que no debéis cometer adulterio pero, verdaderamente, yo digo que incluso no debéis tener ojos adúlteros”.

Llegó hasta tal punto que incluso los ojos no deben ser adúlteros. Esta es la gran comprensión de su personalidad. Pero en los tiempos modernos encontramos que en la mayoría de la gente su atención se mueve de un lado para otro, de un modo adúltero.

También he leído en los Upanishads que incluso mirar a una mujer es adulterio; igualmente pensar en una mujer es adulterio y hablar demasiado con una mujer también es adulterio. He visto que en estos tiempos modernos hay mujeres que son utilizadas como relaciones públicas. En todas partes, en todos los países. Estas mujeres cotorrean y hablan con la gente intentando conquistarles, hablan de tal modo que los demás se sienten mimados. Y uno de los modos de conseguir favores -favores equivocados de los funcionarios- es a través de estas relaciones públicas. Esto es algo muy común. Y esto también es responsable, en parte, de la corrupción que existe en muchos países.

La moralidad va de la mano de todo tipo de violencia. Cualquier persona que es violenta, cualquier persona de la mafia, alguien que es visto como un marginado, todos ellos son personas adúlteras del peor tipo posible. Así pues, uno ha de entender lo importante que es esto y que la moralidad debe ser nuestro principal activo en Sahaja Yoga.

Yo diría que nosotros somos muy afortunados de que hoy tengamos esta celebración en la tierra de Shri Ganesha. Celebramos aquí su resurrección, que se produjo en realidad gracias a su limpieza. Podemos decir que gracias a su vida, absolutamente Nishkalanka. A una vida que fue muy pura. Su pureza fue debida a que Él no era otra cosa que Chaitanya, nada más que vibraciones. Era tan puro que podía caminar sobre las aguas. Era tan puro que la muerte no podía matarle.

Nosotros tenemos que tener como objetivo nuestra purificación. Cuando hablamos de resurrección nos referimos a obtener el segundo nacimiento. Como ya os he dicho anteriormente un huevo se transforma en pájaro; esto es llamado “dwijaha”, el dos veces nacido. Del mismo modo nosotros -que estamos cubiertos con nuestro ego y nuestros condicionamientos- nos abrimos para convertirnos en pájaros. De este modo todos nosotros debemos conocer a Brahma, al Poder Omnipresente que es Brahma. Así es cómo realmente nos volvemos los “dwijahas”, que significa los brahmines. Aquellos que no han conocido a Brahma, ¿de qué les sirve cualquier adoración, cualquier tipo de recitación o cantos? Porque no estáis conectados y, si no estáis conectados, esto no tiene ningún significado.

Debemos mirarnos a nosotros mismos y ver qué pureza hay en nosotros. En un nivel muy bajo he visto que la impureza viene a las personas por lo que Cristo llamó “almas murmuradoras”. Este tipo de personas empiezan a hablar a la espalda de los demás y gozan de este tipo de charlas. Este es un tipo de personalidad muy baja. Pienso que esto debe desaparecer completamente de Sahaja Yoga porque crea problemas. Y la fuerza básica principal de Sahaja Yoga, que es la colectividad, es dañada por estas personas.

A este respecto, me dirigiría especialmente a las mujeres. Principalmente las mujeres de los líderes tienen una gran responsabilidad. Si ellas empiezan a hablar de este modo, interesándose en este tipo de charlas, bajarán hasta el nivel de los demás y su maternidad será desafiada. Cualquier madre que permita a los niños hablar de este modo estará realmente echando a perder toda la vida de los niños.

En Sahaja Yoga, hablar mal de otra persona es extremadamente peligroso para ambos, pero sobre todo para la persona que lo hace. Así pues, uno debería evitar incluso pensar mal de los demás, ¡dejemos aparte el hablar! Si alguien habla de este modo debéis poner las manos en vuestros oídos y decir: “¡No me digas nada, no quiero oír nada en contra de nadie!” Porque cuando empezamos a hablar en contra de alguien absorbemos todas las malas cualidades que tiene esta persona. Además nuestra mente se estropea y se llena de impureza. Después habláis con los demás y esto va aumentando y se vuelve aún peor. Esto es responsabilidad de las mujeres. Deben ser muy cuidadosas porque, este tipo de cosas, está más presente en las mujeres ya que ellas están un poco excluidas. Tienen amigos exclusivos y una vida exclusiva. Ellas son diferentes a los hombres. Si los hombres se tienen que enfadar con alguien o si quieren decirle algo a alguien, simplemente irán, se pelearán, y asunto terminado. Pero las mujeres lo dejarán en su mente e irán comentándolo. Para empezar, esto es algo muy malo que se mueve igual que un gusano y es muy infeccioso. Así pues, todos vosotros debéis recordar que lo primero que debéis evitar es escuchar nada en contra de otra persona, hablar mal de otra persona o cotillear.

He dicho lo mismo en Perth, porque la última vez que vine descubrí que se estaban haciendo cosas horribles en contra de otras personas. Ahora de nuevo os repito lo mismo, porque estamos en un punto en el cual debemos entender que la moralidad no solo se refiere al sexo, sino que es mucho más que eso, algo mucho más amplio.

Como nosotros deseamos nuestra purificación hagamos pues introspección.

La gente me ha preguntado: “¿Cómo es que ha funcionado tan bien en Rusia?” ¡Sí! Algo muy bueno en Rusia es que son muy introspectivos. Si leéis cualquier novela de un escritor ruso os sorprenderá ver que continuamente están haciendo introspección. Todos los personajes son introspectivos e intentan ver: “¿Por qué he hecho esto?” Por ejemplo, imaginemos a alguien que es perezoso, que no trabaja, que se dedica solamente a leer o a cualquier otra cosa, pero que no puede poner su cuerpo físico bajo ninguna presión. Esta persona hará introspección: “¿Por qué? ¿Por qué soy tan perezoso? ¿Por qué no puedo ser más activo?”

Imaginemos una persona problemática, que se enfada mucho y que no le gusta a la gente. En vez de enfadarse con los demás debe mirar él mismo en su interior: “¿Por qué no le gusto a la gente? ¿Por qué no le intereso a la gente? ¿Qué hay en mi interior que me hace tan miserable?

Entonces veréis que o bien estáis condicionados o tenéis un ego extraño que, al manifestarse, os hace hacer cosas erróneas que no deberíais hacer.

Un modo de purificar vuestra mente es cuando empezáis a hacer introspección.

He visto que tal y como es la cultura actual no es muy favorable para los seres humanos. No se sabe hasta qué punto pueden llegar las personas, lo que pueden llegar a hacer, hasta dónde pueden llegar. Cualquier cosa es posible. He visto algunas cosas muy chocantes en algunos de los matrimonios que hemos tenido. Los hombres o las mujeres nunca me dijeron nada y tenían enfermedades horribles. De este modo me han creado dificultades. Hay muchos que han hecho esto.

Así pues, el primer punto es que no podéis ser hipócritas en Sahaja Yoga. Si sois un hipócrita, si no creéis sinceramente en Sahaja Yoga, si no estáis completamente absortos en ello, no os purificaréis sino que permaneceréis igual que estáis. En este caso seréis desenmascarados muy pronto y expulsados de Sahaja Yoga. De esto no hay duda. Yo no os expulsaré, yo os perdonaré, pero como ya os he dicho existen dos fuerzas trabajando en Sahaja Yoga: una es centrífuga y otra centrípeta. La fuerza centrípeta os atraerá pero la fuerza centrífuga os expulsará. De modo que uno ha de tener mucho, mucho cuidado.

Cualquier cosa que hayáis conseguido es verdaderamente notable, sorprendente, tan celestial y tan fácil. En realidad estoy sorprendida de mí misma, de cómo he logrado todo esto. Pero como ya os he dicho se ha logrado porque el Poder Omnipresente mismo se ha vuelto muy dinámico. Está activo porque ahora estamos en el Krita Yuga. Este Kriya Yuga surge cuando hay un espacio entre un yuga y otro. Hemos tenido el Kali Yuga. El Kali Yuga tiene que ir hacia el Satya Yuga y entre ellos está el Krita Yuga, en el cual este poder actúa. En este tiempo toma lugar el proceso evolutivo. Ahora ha comenzado la evolución final y de nuevo este Poder Omnipresente se ha vuelto muy dinámico. Por esta razón obtenéis todas mis fotografías y todas estas cosas, y vosotros también os habéis convertido en gente realizada. Vosotros mismos os sorprendéis de todos los milagros que os ocurren. Todo el mundo puede contar cientos de milagros. Estos milagros también son realizados por este Poder Omnipresente. En esta coyuntura -en donde tenemos todas estas posibilidades- si tratamos de ser hipócritas nos estaremos dañando a nosotros mismos. Si intentamos criticar a los demás y no a nosotros mismos, entonces, perderemos el autobús.

Debéis entender la importancia del tiempo. Esto es algo que la gente olvida. Sahaja Yoga es algo muy bueno porque sois bendecidos, sentís que estáis seguros, las cosas son muy buenas, tenéis muchos hermanos y hermanas, y puedo ver que vuestras caras son brillantes como rosas. Todo esto está bien pero aun así existe una posibilidad de que caigáis. La razón de ello es que debéis purificaros a vosotros mismos. Nunca estéis satisfechos con vosotros mismos. Cuando hablo con algunas personas no se dan cuenta de que estoy hablando para ellos. Piensan que hablo de algún otro.

Así pues, tratad de entender que tenemos que hacer introspección, tenemos que meditar. Y cuando seamos conscientes de nuestros propios defectos debemos empezar a verlos y a abandonarlos.

La tarea que debemos hacer es tremenda, debemos emancipar a todos los seres humanos. Para ello, vosotros debéis ser algo especial. Debéis ser ideales. La gente se va a fijar en vosotros.

He visto a algunas personas a las que les gusta mucho subir al escenario y alardear. ¡Esto es ego! ¡Entended que esto es ego! Si no sois lo que predicáis nadie va a tomaros en serio. Por el contrario desaparecerán de Sahaja Yoga. Si alardeáis la gente dirá: “¡Mira a este presumido!” Todo el mundo podrá ver que sois de este modo. Puede que ellos no se vean a sí mismos pero pueden ver cuando los demás son así. Debéis tener mucho, mucho cuidado con todas estas manifestaciones del ego. Por ejemplo, si tuviésemos dinero intentaríamos alardear de ello, si tenéis algún poder o alguna posición en el gobierno intentaréis alardear de estas cosas artificiales. He conocido algunas personas que alardean de cosas absurdas que no tienen ningún valor. No lo entiendo, porque estas cosas son externas y no os enriquecen de ningún modo. De ninguna manera os dan la fuerza que necesitáis. De ningún modo os hacen bellos. Así pues, cualquiera puede tener todas estas cosas externas, no es algo grandioso de vosotros mismos. Pero desarrollando la riqueza interior es el único modo en que podéis purificaros. Entonces la resurrección podrá producirse tal como dijo Cristo.

Ahora ha llegado el tiempo de la resurrección y todos vosotros habéis resucitado. Pero aún tenéis que limpiaros a vosotros mismos. Como ya os he dicho, lo primero es que -para todos nosotros- la moralidad debería ser nuestra mayor prioridad. Simplemente pensad en la vida que está llevando la gente. Por ejemplo, yo he estado en Occidente con mi marido en otra atmósfera, en otra sociedad. Hemos ido a fiestas y a todas estas cosas, y he descubierto que ningún hombre y ninguna mujer están a salvo. Todos flirtean unos con otros. Solo Dios sabe por qué hacen esto. Es un propósito sin ningún gozo. Y cuando vuelven a su casa descubren que su esposa o su esposo les han abandonado. Tienen este tipo de vida tan insegura porque no tienen ningún sentido de la moralidad. Para ellos este tipo de placeres son algo grandioso y -a causa de este falso entendimiento acerca de la vida- sufren una tremenda inseguridad.

Debéis guiar a vuestros hijos hacia una moralidad sana y apropiada. Para ello debéis comportaros apropiadamente. No debéis comportaros románticamente en presencia de vuestros hijos. No debéis dejarlos de cualquier modo, cerrar la puerta de vuestra habitación y hacer todo tipo de cosas. Debéis comportaros de un modo digno. De otro modo, los niños aprenden esto de vosotros.

También debéis tener cuidado con las cosas que muestran en la televisión y con lo que ven los niños. Debéis tener cuidado. Hablad con ellos y decidles: “¡Esto está mal! ¡Esto está muy mal y nos puede causar problemas!” Si tenéis una relación apropiada con vuestros hijos no tendréis ningún problema. Aquí tenéis mucha educación sexual pero, a pesar de ello, tenéis muchos problemas con los niños. En cambio nosotros no educamos a los niños sobre eso. Pero en India no tenemos estos problemas porque nos mantenemos inocentes respecto a ello. Si los niños se mantienen inocentes nunca se dejarán enredar en ello. Nunca se meterán en ningún problema a causa de la curiosidad. Nunca sentirán curiosidad.

Vosotros os sentiréis felices, los niños se sentirán felices y comenzarán su vida -desde el principio- en base a la moralidad. Esto es lo que tenéis que darles a vuestros hijos, un sentido apropiado de la moral.

Otra cosa que he visto y que es muy importante es: que debéis dar vuestro tiempo a Sahaja Yoga. Mucha gente no dedica su tiempo, no trabajan en los ashrams, no piensan que deben hacer algo por Sahaja Yoga. Debéis entender que sois una parte inseparable de un cuerpo. Por ejemplo, si no permito que una mano trabaje y la pongo en cabestrillo observaréis que nunca trabajará, se volverá muy débil, no será capaz de hacer nada y se malgastará. Debéis usar todos los miembros del cuerpo del mismo modo. Todos vosotros debéis poner vuestro físico, mente, emociones y todo lo posible, para el trabajo de Sahaja Yoga. Porque este es vuestro trabajo. Yo no necesito Sahaja Yoga. Yo no tengo que hacerlo. Yo he empezado esto por vosotros y vosotros debéis dárselo a los demás. Es vuestra responsabilidad, de modo que debéis asumirlo como algo propio. Por ejemplo, sabéis que a pesar de mi edad cada tres o cuatro días tengo que viajar y viajar distancias muy largas. ¿Para qué hago todo esto? Yo no necesito hacerlo, yo no necesito nada. Simplemente lo hago porque se supone que es mi vida. Realmente no sé cómo explicar por qué lo estoy haciendo. Lógicamente no parece algo sensato. Pero, cuando me veis decís que tenéis una gran consideración por Madre, que la respetáis mucho, que la queréis mucho y la adoráis. Decís todas estas cosas. Pero, ¿dais vosotros tanto como está dando Ella? ¿Cuánto estamos dando?

Lo que también he oído, es que la gente es muy tacaña a la hora de dar dinero para mis programas y para otras cosas. Vosotros queréis que venga aquí. Al principio yo solía gastar mi propio dinero. Pero vosotros no queréis que venga aquí con mi propio dinero. ¿Es esto apropiado? ¿Lo es? Si tenéis autorrespeto no querréis que venga gastando para ello mi propio dinero, gastando dinero para construir esto e incluso para la gasolina de vuestro coche. ¿Os gustaría que hiciese eso? ¡No! Hay muchas personas que han venido a mi programa y me han dicho que no pagan por ello. ¡Esto está muy mal! Os diré que, si no pagáis, sufriréis y lo haréis en asuntos de dinero. Porque si no dais dinero, este tampoco os vendrá a vosotros. Las personas que han sido generosas y han colaborado, han tenido mucha prosperidad. Incluso en Australia o India. Así pues, debo deciros -aunque esto no es para tentaros- que cuando la gente dice: “¡Madre, no nos funciona!, esto no nos sale bien”; es porque debe haber algo equivocado, algo erróneo en algún lugar.

Una vez que empecéis a dedicaros a Sahaja Yoga, inmediatamente descubriréis que las cosas funcionarán. Si no es así es que hay algo que habéis hecho mal y que no deberíais haber hecho. O algo que no habéis entendido, algo que habéis hecho con una falsa comprensión. Intentad descubrir qué es. Debemos resolver las cosas. En Sahaja Yoga debéis sentiros aliviados. Todo se resuelve. No solo eso sino que he visto que todo se vuelve absolutamente bello y bajo control, y vosotros os sorprendéis de cómo funciona. Desde las cosas más pequeñas hasta las grandes cosas. Si no está funcionando en vuestra vida, definitivamente debe haber algo mal. Debe ser vuestra moralidad. Yo diría que vuestra moralidad financiera.

También tuvimos algunos contratiempos horribles, en vuestro país, con algunos líderes horribles que solo estaban interesados en el dinero. Por esta razón vinieron a Sahaja Yoga. Sabéis muy bien lo que les ha sucedido. Vosotros no habéis venido a Sahaja Yoga por dinero. Habéis venido por todo en un cierto sentido, en el de la totalidad; tenéis que alcanzar esa situación más elevada. Del mismo modo vosotros también tenéis que dar con el Corazón. Sabed que habéis recibido un regalo muy grande. Así pues, debéis pensar: ¿Qué puedo dar yo? Por supuesto yo no necesito vuestro dinero. Yo no estoy en la misma situación que estuvo Cristo; pero Él nunca aceptó ningún dinero. Yo tampoco necesito ningún dinero vuestro. Pero aun así, para otras cosas, las personas que no han pagado deberían recordar que si quieren que sus hijos estén bien, si quieren que su familia esté bien, si quieren estar bien en lo que al dinero se refiere -sin sentir ningún ego y sin presionar a los líderes- deben intentar gastar dinero de un modo que sea provechoso para Sahaja Yoga.

Otra cuestión es la familia. Como os dije ayer: “¡Mi casa!, debo tener mi propia casa”. Especialmente las mujeres de los líderes. De nuevo he de prevenirlas, porque todo esto ha creado problemas hasta tal punto que hemos tenido que echarlos de Sahaja Yoga. A pesar del hecho de que sus maridos eran muy buenos. Pero algunas mujeres querían tener su propia casa, querían tener sus propios hijos, querían estar a su aire. Si una mujer de un líder tiene este tipo de ideas, ¿qué ocurrirá entonces con los demás? Ellas siguen el ejemplo del líder y si el líder o la mujer del líder no les dan ejemplo todo puede llegar a un estado muy peligroso. Esto es lo que he visto, que la gente sufre mucho cuando no se da cuenta de que son una parte inseparable de una sola familia. Entonces empezamos a pensar que podemos cortar un dedo y plantarlo en algún otro lugar. ¿Qué crecerá de él? ¿Acaso se convertirá en un árbol? ¿Qué crecerá de él? ¡Nada! Se quedará allí metido. Mientras no estabais unidos con esta totalidad estaba bien; ya estuvieseis arraigados en un lugar o en cualquier parte, no importaba. Pero ahora que os habéis unido y que sois una parte inseparable de la familia debéis observar cómo os comportáis y cómo son vuestros hijos. ¿Son colectivos? ¿Comparten con los demás o luchan con ellos? Intentad que vuestros hijos compartan sus cosas con los demás. Para ello vosotros debéis empezar a compartir primero, de otro modo vuestros hijos no podrán hacerlo.

Ahora fijaos en Cristo. Él vivió apenas cuatro años, en el sentido de que estuvo fuera de ese país. Solamente durante cuatro años pudo trabajar en la misión que tenía que cumplir. Estaba allí solamente para alcanzar esta resurrección en el Agnya chakra. En este periodo tan corto, ¿cuántas parábolas tan bellas nos dio?, ¿cuántos lugares visitó?, ¿con cuánta gente habló? Toda su vida la utilizó para esto. Vivió de un modo muy humilde, no tenía esas tiendas de campaña ni nada parecido. Solía ir a los montes y montañas. Ya conocéis el sermón de la montaña, que es un sermón muy famoso. Allí reunía a la gente y hablaba con ellos. Ellos le escuchaban. Pero nadie asimiló nada de lo que dijo. Solo tuvo doce discípulos que únicamente le entendieron después de que muriera. Antes de eso no entendían lo que Él era. En realidad no podían captarlo con sus mentes. “¿Qué está haciendo?” “¿De qué está hablando?”

Pero cuando resucitó, esto les hizo pensar: “¿Quién era Él? ¿Qué ha hecho? ¿Cómo es que nosotros somos sus discípulos? Ellos eran pescadores corrientes, ya sabéis esto muy bien. Pero, de repente, su inteligencia se manifestó, su dinamismo se manifestó, y mostraron muy buenos caminos para alcanzar lo que llamamos el segundo nacimiento.

Además, el cristianismo se extendió bajo la bandera equivocada de Pablo y Agustín. Por esta razón vemos que hay problemas en el cristianismo. Tantos, que es chocante. ¿Cómo puede el cristianismo de Cristo ser de este modo? Pero lo es. Este cristianismo de Cristo no tiene nada que ver con Cristo. Él ya dijo: “¡Me llamaréis Cristo! ¡Cristo!, y yo no os reconoceré”.

Ahora nosotros somos las personas que estamos a cargo de esto. Él también dijo que estas personas llevarían una marca sobre sus cabezas, y así les reconocería. Vosotros ya estáis marcados de este modo, ya habéis sido elegidos por Cristo en su Último Juicio. Él os ha elegido y vosotros ya estáis allí. Pero aun así, uno debe saber que existen muchas posibilidades de que podamos ser hipócritas, de que simplemente estemos jugando con las palabras. Puede que aún tengamos que limpiarnos a nosotros mismos. Así pues, poned vuestra mente en vosotros mismos y ved por vosotros mismos: “¿Dónde me he equivocado?”

En lo que al Muladhara se refiere tenéis una responsabilidad especial. Los australianos tienen más responsabilidad que cualquier otra persona porque este es el lugar de Shri Ganesha. Y si no entendéis completamente el significado de la limpieza del Muladhara, estoy segura de que no seréis capaces de alcanzar ninguna altura en Sahaja Yoga. Todos vosotros debéis decidir a este respecto que lo haréis funcionar para que no exista ningún problema en vuestro ascenso, en vuestro crecimiento. Porque sois muy puros y muy bellos. Todo esto ya lo habéis alcanzado sin mayor dificultad. Lo único es que estas cosas que hemos dejado a un lado, de repente, intentan aparecer. No debéis permitirles que vuelvan a vuestra vida, debéis echarlas fuera. Igual que ocurre con los pétalos del loto. Cuando está bajo el agua no se muestra en absoluto pero cuando aparece, entonces, el agua no puede permanecer sobre ellos, simplemente se escurre. No se apega al agua. Podéis echarle cualquier cantidad de agua y simplemente se escurrirá. Esto es lo que debéis descubrir en las relaciones con los demás. Respecto al racismo y otras cosas, simplemente, tenemos que ir en el sentido opuesto. No es bueno odiar a nadie por cualquier pequeñez como esa.

La cualidad del perdón de Cristo en el momento en que fue crucificado, debe ser recordada. Cómo perdonó a aquellos que le crucificaron porque no sabían lo que estaban haciendo. Pero en Sahaja Yoga, incluso cuando saben lo que están haciendo, incluso entonces intentan crucificar. Y esta crucifixión está bien para la persona que es crucificada pero es muy peligrosa para la persona que está crucificando. Debemos entender esto y deshacernos de todas estas cosas. Para salir de todas vuestras crucifixiones debéis tener una vida extremadamente pura, bella e ideal. Debéis estar orgullosos de vuestras virtudes. Debéis estar orgullosos de vuestra grandeza. Debéis estar orgullosos de ser tan correctos. No hay nada por lo que sentirse mal. De otro modo la gente empezará a presumir de sus malas cualidades, igual que se hace en estos tiempos modernos. Pero no lo harán de sus buenas cualidades, porque esto es considerado de mala educación. No necesitáis presumir de ninguna de las dos cosas, pero podéis sentiros orgullosos de las cosas que son bellas, buenas, y que dan mucha energía. Cristo tuvo que rendirse al deseo de su Padre y le pidió: “¡Si puedes apartar esta copa, estaría muy bien!” Pero, cuando el Padre le dijo: “¡No! ¡Debes beber esta copa!” Él lo acepto y pasó por ello de un modo muy valiente y bello.

Nosotros debemos tener el mismo tipo de entrega. De este modo, cualquier cosa que tengamos que hacer debemos hacerla con entrega. No debemos pensar que conseguiremos algo con ello, que alardearemos con ello ni nada parecido. Simplemente debéis sentir que esto está siendo realizado porque estamos entregados. Debemos sentir nuestra entrega como una gran bendición. Si podéis poner vuestra atención en vuestro Corazón y simplemente decir: “¡Me entrego!” Esto será más que suficiente. Pero no debéis decir: “¡Madre, por favor ayúdame a entregarme!” Quiero decir, ¿cómo puede ayudaros Madre a esto? A veces todas estas oraciones son escapes de la realidad. “¡Ayúdame Tú! ¡Ayúdame!” Es muy fácil entregarse. Simplemente debéis decir: “¡Madre, ven a mi Corazón! ¡Ven a mi cabeza! ¡Ven a mi atención!” Eso es todo. Seguid repitiendo esto: “¡Por favor ven a mi Corazón, ven a mi cabeza, ven a mi atención!” Según vayáis repitiendo esto la Kundalini se elevará y os limpiará completamente. Ella es la que os limpia. Ella está continuamente limpiando vuestros chakras. Pero el problema es que nosotros continuamente los estropeamos. Una y otra vez. Pero también Ella una y otra vez se eleva y nos limpia. Todos estos problemas existen porque no somos introspectivos.

He observado también que la gente está muy apegada a sus esposas o a sus esposos y entonces no pueden ver a nadie más. Para ellos todo está mal en los demás, pero no sus esposas o sus esposos. Este parece ser un fallo muy común. Este tipo de falso apego no solo dañará a la otra persona sino que también dañará a vuestro esposo o esposa. Porque ellos también se perderán con estas cosas equivocadas. Una vez que empiecen a involucrarse en estas cosas no hay final para ello, serán destruidos.

La tarea que tengo ante mí ahora es ir al área del Vishuddhi en América, que es otra tarea muy difícil. A menos que esto sea corregido mi garganta no podrá estar bien. Así que, tengo que cumplir esta tarea con ánimo alegre y hacerlo funcionar. Pero, como sabéis, los americanos tienen algo mal en la azotea. Yo no puedo entenderlo. Les gusta la gente que les quita el dinero y les engaña. Los que tienen Rolls Royce y todo tipo de cosas. ¿Podéis imaginarlo? No me recibirán en la televisión, porque yo no tengo un Rolls Royce. Quiero decir que esto ocurre en la televisión y en el gobierno. ¿Podéis imaginar una televisión en la que no os reciban si no tenéis un Rolls Royce? Porque así no se tiene prestigio. Si tengo un Rolls Royce engañando a todo el mundo entonces tendré prestigio, será un negocio.

Con todos estos sucesos uno siente que el nivel de espiritualidad es verdaderamente grandioso en un lugar como Australia, que está separado del resto del mundo, que está muy alejado de los demás. La espiritualidad se expresa muy bien aquí y estoy segura de que en Sahaja Yoga se elevarán muy alto, si mantienen la comprensión de que están viviendo en la tierra de Shri Ganesha. Es muy importante cómo vivís, con qué pureza y qué entendimiento.

Hoy es el día de la resurrección de Cristo y podéis decir que también es la resurrección de todos nosotros. Él es aquel que logró todo esto, el que hizo todo esto para nosotros y también el que nos ha ayudado mucho. De otro modo la Kundalini nunca podría haber entrado en el Sahastrara.

Así pues, debéis estar verdaderamente muy agradecidos a Él desde vuestro Corazón, y además debéis tratar de absorber sus cualidades. Otra cualidad que está ahí es que, por supuesto, cuando alguien intenta criticar a vuestra Madre o intenta insultarla os enfadáis, igual que hizo Cristo. Él no toleraría ningún insulto ni ningún tipo de negligencia con su Madre. Él mismo dijo que esto no sería tolerado. Así sois vosotros también. Si sois de este modo yo estoy con vosotros. Estoy absolutamente con vosotros, por lo que no debéis tener nunca más sentimiento de culpa ni nada parecido en vuestro interior. Porque entendéis que todo lo que hacéis lo hacéis con completa sinceridad y con completa comprensión. Incluso si cometéis errores no importa. Este error nos hará conscientes de alguna carencia, pero debéis ser extremadamente sinceros. Este sentimiento debería estar en vuestro interior.

Observad el sentimiento de Cristo. Quiero decir, que Él se crucificó a sí mismo. Él mismo pidió el problema. Recorrió todo este camino, aunque no tenía ninguna necesidad de hacerlo ni de entrar en esta zona. Pero lo hizo. Por supuesto vosotros no vais a ser crucificados ahora por vuestra resurrección. En absoluto. Pero de algún modo debéis crucificar todo aquello que es desagradable, todo lo que es erróneo, todo lo que va en detrimento de vuestro crecimiento. Debéis volveros verdaderamente gente muy bella, muy bella. Cualquiera que hable con vosotros, cualquiera que os vea debería decir: “Yo me encontré con esta persona y era muy bella. Entonces si os pregunto: “¿Cómo es que eres tan bella?” Diríais: “Porque soy una sahaja yoguini”. Esta es una experiencia muy común que tengo, una experiencia muy común.

Y el punto principal es que debéis respetar vuestra Realización. Vuestra resurrección ha de ser respetada. Si no respetáis vuestra resurrección, no os vais a ayudar ni a vosotros mismos ni a los demás

En cierta ocasión me encontré por casualidad al juez del Tribunal Supremo de La Haya, que es el Tribunal Supremo Mundial, en Rumanía. Él estaba sentado allí. Yo también estaba sentada y él me estaba mirando. Estaba tratando de ubicarle pero no podía hacerlo. Después fuimos a Paris y él también estaba allí. En Frankfurt él estaba cambiando y yo también estaba cambiando. Entonces vino y me preguntó: “A propósito, ¿nos hemos visto anteriormente? Yo le dije: “¡Quizá!” Yo sabía quién era él pero me mantuve en silencio. Él dijo: “¡Yo soy tal y tal!, y en cierta ocasión fui a India donde una mujer me curó. ¿Eres Tú esa persona? Yo le dije: “¡Sí, soy yo!” ¡Muy bien! Lo que me dijo entonces fue muy alentador. Él dijo: “En aquel momento cuando me curaste yo me sentía muy agradecido. Pensaba que eras una curandera o algo así. Pero después vi la vida del Dr. Nagen, que es un compañero, y cómo se ha transformado, cómo se ha vuelto un hombre tan bueno, una persona tan maravillosa. Le pregunté en cierta ocasión: “¿Qué te ha hecho tan bueno? ¿Cómo puedes ser tan bueno en estos tiempos tan malos en los que por todas partes hay tantos ataques?” Además él también tiene una gran posición.

“¿Qué ha sido? ¿Qué te ha ocurrido? ¿Qué te ha hecho tan buena persona? Vives en un lugar como este y ya sabes cómo es La Haya. Está rodeada por todo tipo de criminales y droga y todo esto. Y tú eres tan bueno y una persona tan santa y bella. ¿Qué te ha hecho de este modo?”

Entonces él me dijo: “Recuerdas la mujer que te curó, Ella me ha cambiado completamente. Gracias a Ella me he vuelto un yogui y, por esta razón, mi vida ha cambiado. Porque esto te da fuerza”.

Este hombre me dijo esto, que me emocionó mucho. Él dijo: “¿Puedo tener una fotografía Tuya?” Yo le dije: “¡No tengo ninguna fotografía!” Allí había tres o cuatro sahaja yoguis conmigo, que llevaban sus chapas, pero solo había una chapa. El secretario del Tribunal Supremo de La Haya también estaba con él. Él también se interesó mucho y dijo: “¿Puedo tener la chapa?” Así que, se la dimos a ese juez. Entonces la otra persona dijo: “¿Y qué pasa conmigo? Yo también quiero una chapa”. Yo le dije: “¿Vas a ponerte esta chapa?”

“¡Sí, sí, por supuesto!”

Inmediatamente se la puso. Entonces, de repente, Matteus encontró otra chapa pero ellos ya se habían ido al avión. Así que, él corrió hacia allí y le dijo a la azafata: “¡Déselo a aquél caballero!”

“¡Ah, he visto uno con esta chapa! ¡Muy bien, se lo daré al otro!” Y se la llevó dentro.

Podéis imaginaros a estas personas de la alta sociedad, que están tan bien situadas en la vida. Estos intelectuales, jueces del Tribunal Supremo que es el tribunal más elevado en La Haya, y que sean tan humildes a causa de que han visto cómo una persona ha cambiado.

Así pues, podéis imaginar cómo podéis vosotros cambiar a vuestros compañeros. Cómo podéis conseguir grandes resultados a través de vuestro comportamiento digno y apropiado. Va a funcionar muy bien si vosotros sois ese ejemplo.

¿Por qué Cristo impresionó tanto a la gente? A causa de su vida personal. En su vida personal mostró lo poderoso que era. Después, a través de su muerte, mostró con su resurrección que Él era algo que estaba más allá de la comprensión humana. Simplemente, resucitó de la muerte. Esto ocurrió porque Él era absolutamente la pureza personificada.

Nosotros estamos hoy situados de tal modo que pedimos nuestra pureza, y más y más pureza. Y vamos a establecer esta pureza en nuestro interior con una total sinceridad. No nos vamos a dejar llevar por el ego y empezar a pensar que estamos perfectamente bien. ¡No!, vamos a pedir la completa pureza en nuestro interior. Esta es la grandeza que Cristo nos ha dado, lo que debemos alcanzar. Y nosotros debemos verdaderamente mostrar que podemos alcanzar esta pureza en nuestro interior. ¡Olvidad cualquier cosa que haya sucedido, no os preocupéis por ello! Cualquier cosa que haya sucedido ya ha pasado. Lo que ha de suceder ahora es que todos vosotros debéis pedir pureza. Toda la crítica, todo el odio y todas estas cosas desaparecerán. Además la pureza os dará esa posición única en la cual, cuando la gente vea vuestra vida, ellos mismos cambiarán. Solamente viendo vuestra vida cambiarán.

Espero que esto funcione muy bien aquí y quizá la próxima vez que venga tendremos muchos, muchos sahaja yoguis bellamente conectados entre sí teniendo bellas relaciones entre ellos. Además estos niños también crecerán muy bien. Espero volver aquí, a la tierra de Shri Ganesha, donde la pureza se ha establecido.

Que Dios os bendiga.

El Easter Puja es, en cierto sentido, un puja muy sencillo porque nosotros simplemente… Por supuesto los niños tienen que lavar los pies, porque este es un día especial pero, por otro lado, es un puja muy sencillo y no hacemos todas esas cosas que hacemos normalmente.