Shri Gauri Puja.

Auckland (New Zealand)

1991-04-08 Shri Gauri Puja, 21' Download subtitles: CS,DE,EN,ES,FI,HR,HU,IT,PL,PTView subtitles: Add subtitles:
Download video (standard quality): View and download on Vimeo: View on Youku: Download audio:
Transcribe/Translate oTranscribe


Shri Gauri Puja. Auckland, Nueva Zelanda. 8 de abril de 1991.

Gauri es la Madre de Shri Ganesha. Ella creó a Shri Ganesha para proteger su castidad mientras se daba un baño. Del mismo modo, Kundalini es Gauri y tenemos a Shri Ganesha que se asienta en el Muladhara chakra. Así pues, el Muladhara es la residencia de Gauri, de Kundalini, y Shri Ganesha es quién la protege.

Como sabéis, Shri Ganesha es la Deidad que cuida de nuestra inocencia. Solamente Shri Ganesha puede estar en esta posición porque, como sabéis, el plexo pélvico se encarga de las funciones excretoras. Y solo Shri Ganesha puede permanecer en este lugar sin ensuciarse con el entorno. Él es muy puro, es muy inocente; mientras que Kundalini es la Virgen, la Madre virgen de Shri Ganesha. Ahora la gente ha empezado a hablar en contra de María, diciendo que hubo algo erróneo sobre Ella y cuestionando cómo podía una virgen tener un niño. Esto sucede porque no entendemos lo que es Dios y que, para Dios, cualquier cosa es posible. Ellos están por encima de todo esto y pueden crear cualquier cosa. Además, en cualquier caso, Ganesha debía nacer de una virgen porque Él es muy puro.

Así pues, la Kundalini ha de estar sostenida por Shri Ganesh. Si Shri Ganesha es débil, entonces, no puede sostener a la Kundalini. Antes de nada, Shri Ganesha debe ser el soporte cuando Ella despierta. Cuando la Kundalini es despertada, Shri Ganesha detiene todas las funciones que tiene que realizar. Todas sus funciones son detenidas. Habréis observado que a veces yo permanezco sentada durante nueve o diez horas sin levantarme. Porque Shri Ganesha detiene todas sus funciones durante el ascenso de la Kundalini. Ella es totalmente sostenida y cuidada por Shri Ganesha.

Como sabéis, la Kundalini es la energía que os da vuestro ascenso y es una energía virgen. Es una energía desapegada, no se apega a ningún centro, a ninguna función. Solo tiene una misión que es, lenta y firmemente, pasar a través de todos estos centros, nutrirlos, darles todo lo que requieren, todo lo que desean y todo lo que pueden soportar. Y de este modo, lenta y firmemente lograr abrir el Sahasrara. Está enrollada en tres vueltas y media, lo cual tiene un significado matemático. En mi libro he descrito el porqué de estas tres vueltas y media. Pero aunque es una energía virgen, aun así es muy sabia, muy sensata, muy amorosa y cuidadosa, de modo que en su ascenso no tengáis ninguna complicación. Incluso hace que vosotros no sintáis que se está elevando. Aunque algunas personas que no son normales, que tienen alguna obstrucción, si lo sienten. Pero normalmente ni siquiera sentís cómo se está elevando. Ella asciende de un modo automático y mientras se eleva desde un centro hasta otro, es soportada por todo el mecanismo. El centro inferior es el primero que se abre para que Ella entre en su interior; entonces aumenta y después se cierra para sostener a la Kundalini en este lugar. Después Ella va al siguiente centro superior y continúa de este modo hasta que atraviesa el Sahasrara. El ascenso de la Kundalini es de este modo.

Este es el Raja yoga, que no es artificial o exterior. Raja yoga es el funcionamiento espontáneo del mecanismo. Como siempre digo, cuando arrancáis el motor del coche todo el mecanismo empieza a funcionar por sí mismo. Pero solamente moviendo el volante no podéis hacer que el coche se mueva. Del mismo modo, cuando la Kundalini se está elevando lo hace espontáneamente y va pasando a través de estos seis centros. Cuando llega al Vishuddhi, lo abre y emerge a través de él, la lengua es ligeramente empujada hacia adentro para ayudar a mantener su flujo. Esta reacción es llamada khecheri. Cuando la gente está en meditación muy profunda, aquellos que alcanzan grandes alturas en su meditación, de repente, adoptan esta posición o mudra de khecheri. En este estado es como si el néctar empezase a fluir a través de vuestro paladar. Si movéis vuestra lengua hacia arriba de ese modo, sentiréis el frescor que baja por vuestra lengua. ¡Intentadlo! No es necesario hacer esto voluntariamente, sino que cuando estáis en un estado de meditación profunda, lentamente vuestra lengua empieza a refrescarse y entráis en el estado de khecheri de un modo automático.

En lo que se refiere a los sahaja yoguis de hoy día, hay muy pocos que verdaderamente hayan sentido esto. La razón es que vosotros no meditáis. Tampoco ponemos atención en nuestra Realización. Hablamos mucho de ello, especialmente en Occidente discutimos más de lo que hacemos. Debemos meditar cada día. Igual que lavamos nuestras manos o igual que limpiamos nuestros dientes, debemos meditar por la mañana y también por la tarde. Debemos meditar en ambas ocasiones, de otro modo no podremos elevarnos ni podremos avanzar. Simplemente por pensar que somos almas realizadas no nos convertimos en ello. Esta limpieza debe ser realizada cada día, cada día sin excepción. Por esta razón ninguna de estas experiencias que se describen son sentidas en Sahaja Yoga. La gente me pregunta: “Madre, ¿cómo es que nosotros no sentimos el khecheri?” Porque vuestra atención no está en donde debería estar. Uno debe meditar de tal modo, que facilitemos el trabajo de la Kundalini, que los chakras sean limpiados y finalmente alcancemos el estado de meditación. No es una cuestión de cómo entrar en meditación, sino de cómo mantenernos en meditación todo el tiempo.

Como sabéis, cuando Kundalini alcanza el Agnya chakra y lo abre, podéis estar en consciencia sin pensamientos. No pensáis, el pensamiento se detiene. Observáis todo, simplemente observáis, pero no os involucráis en lo que estáis observando. Simplemente observáis y esta observación misma os hace crecer interiormente. Por ejemplo, un árbol que está en un estado de agitación -durante un terremoto- no podrá crecer. Cuando el terremoto se detiene y todo se calma, cuando todo está en paz, solo entonces podrá crecer. Del mismo modo, nuestro crecimiento solo podrá producirse si estamos en un estado de paz en nuestro interior.

Así pues, para que la Kundalini crezca y se ensanche cada vez más, y para que se eleve cada vez más alto, lo primero es que debemos tener paz en nuestro interior. Pero esta paz solo es posible si podéis reconciliaros con los demás, realmente. Si no podéis reconciliaros con otras personas que están en Sahaja Yoga, que están en el colectivo y, por el contrario, estáis en un estado de agitación, esta Kundalini nunca podrá elevarse. Por esta razón la colectividad es tan importante. Sin la colectividad vuestro Vishuddhi no podrá abrirse y no podréis crecer en vuestra espiritualidad.

Se trata del crecimiento de la espiritualidad. Como dicen, el Árbol de la Vida crece hacia abajo y las raíces están en el cerebro. Del mismo modo que nosotros regamos las raíces, esta Kundalini tiene que regar este cerebro. Entonces empezará a crecer hacia abajo y de este modo empezaréis a expandiros. Cuando empezáis a expandiros, tocáis la profundidad de vuestra divinidad. Una vez que habéis tocado la profundidad de vuestra divinidad, empezáis a hacerlo funcionar de tal modo, que la gente sabrá que sois yoguijis, que sois gente de un reino superior, que sois algo grandioso. No se trata de cuantas veces leéis algo ni de cuanto habláis de Sahaja Yoga ni siquiera de cuantas veces recitáis mis nombres, sino de cuantas veces sentís desde vuestro Corazón el deseo puro de ascender. Si este deseo puro está en vosotros, entonces, para vosotros lo primero y lo más importante será meditar. No podréis vivir sin ello. Incluso aunque lo intentéis no podréis vivir sin ello. Si vais a dormir sin haber meditado empezaréis a pensar: ¡Oh, no he meditado!” No por una cuestión de culpabilidad sino que habéis perdido algo, habéis perdido algo”. Esto debería ocurrirnos a todos nosotros.

Este Poder de Gauri ha de ser respetado. Ella es nuestra Madre, nuestra Madre individual. Nos ha dado el segundo nacimiento. Ella sabe todo de nosotros y es muy gentil y bondadosa. Se eleva lentamente sin causarnos ningún problema. Ella misma asume todas las dificultades de penetrar a través de estos centros y nos da nuestro segundo nacimiento. Porque Ella comprende todo, sabe todo, organiza todo y da a luz toda la belleza que hay en nosotros. Una vez que empecéis a desarrollar esta belleza en vuestro interior os sorprenderá lo poderosos que sois, y cómo todas estas cosas que descubrís son de la misma naturaleza: la verdad, la belleza y el gozo. No tenéis que pensar que el gozo está separado o que la verdad es diferente. Como nosotros no estamos aún en ese punto simplemente vemos un aspecto. Pero una vez que alcanzamos este punto todo parece ser Uno. No hay ninguna diferenciación en absoluto. Todo es Uno. Hay muchos lados en un diamante, pero es un solo diamante. Y este diamante es vuestro Ser, vuestro Espíritu.

Hoy es un gran día y tenemos que agradecer a nuestra Madre, a nuestra Kundalini, a Gauri, el habernos dado la Realización. Debemos saber que tenemos que despertarla en todo momento. En cada momento debemos expandirla, y a cada momento debemos adorarla para mantener nuestra Realización y nuestro ascenso intactos. Este ascenso es el que va a transformar a todos los seres humanos. Debéis rezar y pedirle que os haga y os mantenga puros. Ella os purifica, su trabajo es purificar los chakras. Así que, ¡por favor, purifícanos!, limpia nuestros Corazones, limpia nuestras mentes, límpialo todo y, finalmente, mantén nuestra conexión para siempre y eternamente de modo que sintamos este bello Poder del Amor de Dios fluyendo a través de nosotros. Haremos todo lo necesario para conseguir esto, seremos muy colectivos, sacrificaremos cualquier cosa, trataremos de ser muy sensatos e intentaremos extender Sahaja Yoga. Porque cuando extendéis Sahaja Yoga, al igual que sucede con un árbol, la profundidad también crecerá. Pero debemos hacerlo con la misma belleza que el despertar de la Kundalini. Ella no os ha perturbado, no os ha causado ningún problema. Nosotros debemos aprender a comportarnos del mismo modo que la Kundalini que es tan gentil, tan dulce, tan buena, tan efectiva y que le da un sentido a nuestra vida. Ella le da sentido a nuestra vida, Ella satisface nuestros deseos y nos lleva a un punto en el que podemos verlo todo, todo el Universo como Uno, todos los seres humanos como Uno. Ella nos da la conciencia colectiva. Todo este trabajo lo hace Kundalini. Por supuesto, si Ella no fuese a ningún chakra, si no despertase a ninguna deidad, nosotros ni siquiera tendríamos los frutos del despertar de estos chakras. Así pues, todo este trabajo suyo, todo su ascenso, toda su comprensión y sabiduría, nos ha llevado a este bello estado en que podemos llamarnos a nosotros mismos yoguis.

Por lo tanto, os pediría a todos vosotros que pusieseis la atención en vuestra Kundalini, que intentaseis elevarla continuamente, y que vieseis que obtenéis vuestras vibraciones. También os pediría que no os fijéis solamente en que vuestras vibraciones estén bien, sino que tengáis una actitud diferente con los demás, sin criticarlos, sin comentar lo que hacen mal, sino simplemente observando sus buenas cualidades y todo lo bueno de lo que son capaces.

Ella es una virgen y además es muy sabia. Del mismo modo nosotros debemos ser muy sabios y sensatos. No podemos permitirnos malgastar nuestro tiempo, porque debemos salvar al mundo entero. Esta es nuestra responsabilidad. Si ahora ni siquiera trabajamos nuestros propios chakras, no podremos ayudar a nadie. Así pues, antes de nada debemos trabajar nuestros propios chakras, y después podremos ayudar al mundo entero. Esto no es como cualquier culto u organización donde simplemente decís: “Yo pertenezco a este culto o a esta organización, por eso seré salvado por Dios”. En Sahaja Yoga esto no puede ser prometido. No existe algo así como un ticket para el cielo. Ha de ser trabajado, debéis trabajarlo. Y debéis hacerlo con una total comprensión de lo que es esta Kundalini y de cómo Ella trabaja.

Que Dios os bendiga.