Programa público en Viena.

Vienna (Austria)


Feedback
Share

Programa público en Viena. Austria. 6 de agosto de 1991.

Que Dios os bendiga.

Me inclino ante todos los buscadores de la Verdad. Ayer os dije que la Verdad es lo que es. Nosotros no podemos conceptualizarla, no nos la podemos imaginar y no podemos conocerla con nuestra consciencia humana. Tenemos que convertirnos en seres más sutiles llegando a ser el Espíritu. Solo cuando nos transformemos en el Espíritu podremos entender que toda la Creación es cuidada por un Poder muy sutil de Amor de Dios Todopoderoso.

Para convertirnos en un Ser más sutil, dentro de nosotros hay un mecanismo sobre el que os hablé ayer. Hoy quiero hablaros de este poder que alcanza el estado de Espíritu y sobre el Espíritu. Este poder reside en el hueso sacro, en el hueso triangular, y es el reflejo del Espíritu Santo. Mientras que el Espíritu es el reflejo de Dios Todopoderoso en nuestro Corazón; el Espíritu es aquel que simplemente observa, como Dios Todopoderoso. Y el Poder de Dios Todopoderoso -su Poder del deseo- es el Espíritu Santo, es la Madre Primordial.

Se habla del Padre, de Dios, del Hijo, pero nada sobre la Madre. ¿Cómo puede haber un padre y un hijo y no una madre? Sin embargo, de alguna manera, eluden hablar de la Madre Primordial no sé por qué razón. En todas las demás escrituras hay una descripción de la Madre Primordial, como Atenea. “Atha” significa “primordial” en sánscrito. Aun cuando no hablaron de la Madre de Cristo como Diosa la gente -por sí misma, por lo que sentía y por el pasado de la religión pagana- la llamaron Madonna. Pero en la Biblia no fue llamada así.

Esta Madre Primordial se expresa o se refleja como la Kundalini y esta Kundalini es vuestra Madre individual. Ella lo sabe absolutamente todo sobre vosotros. Mucha gente ha dicho que el despertar de la Kundalini puede dañaros. ¿Cómo podéis pensar que la Kundalini puede dañaros, cuando Ella es vuestra Madre? Cuando nacisteis vuestra madre se hizo cargo de todos los problemas de vuestro nacimiento. Ella no os molestó. De la misma manera, cuando la Kundalini es despertada os da este segundo nacimiento sin causaros ningún problema. Tenemos que entender que la Madre Tierra, cuando hace brotar una semilla, no nos da ningún problema. Del mismo modo, la Madre Kundalini tampoco os da ningún problema.

El Espíritu es el reflejo de Dios Todopoderoso en todos nosotros. Como solo hay un Dios, todos nosotros reflejamos lo mismo y así nos hacemos colectivamente conscientes cuando nos convertimos en el Espíritu. Todo el mundo tiene el Espíritu reflejado en su Corazón. Por tanto, cuando sentís la brisa fresca como la sentisteis el otro día, lo que sentís es este Poder Omnipresente. Al mismo tiempo os hacéis colectivamente conscientes, de modo que podéis sentir a otra persona en las yemas de vuestros dedos. En el Corán, Mahoma dijo: “En el tiempo de la Resurrección vuestras manos hablarán”, y este es el tiempo de la Resurrección. Este es el Juicio Final y tenéis que juzgaros a vosotros mismos.

El otro día en Holanda, una persona me preguntó: “Madre, ¿cómo es que algunas personas serán salvadas y otras no?” Respondí: “Es el destino”. Quizá los que estáis aquí habéis hecho cosas muy buenas en vidas anteriores y por eso estáis aquí en esta vida. Depende, no lo sé. En Rusia, por ejemplo, siempre tengo que reservar un gran estadio. Hay un lugar llamado Togliatti, y este caballero Togliatti fue en realidad italiano. Se rebeló contra la iglesia católica y se fue a Rusia. Allí abrió una gran fábrica para hacer coches. Ahora allí hay 40.000 sahaja yoguis. No he estado allí todavía. Y por mi cumpleaños la ciudad entera tuvo un día de fiesta. No puedo entender por qué en algunos lugares funciona de una forma tan tremenda y mucha gente viene a Sahaja Yoga, y en otros lugares hay muy pocas personas.

Como os he dicho, cuando la Kundalini asciende mejoráis físicamente. Debo decir que muchas enfermedades han sido curadas como resultado del despertar de la Kundalini. Hay tres doctores indios en Sahaja Yoga, que han conseguido su doctorado por curar enfermedades incurables, y hay siete médicos en Inglaterra que están haciendo un registro de todos aquellos que se han curado. Pero en Moscú hay 40 médicos que practican Sahaja Yoga, porque para esto no necesitáis un hospital, no necesitáis dinero, no necesitáis nada. Es vuestro propio poder el que funciona. Y una vez que estéis establecidos adecuadamente, no tendréis que preocuparos por vuestra salud en absoluto.

También ayuda a personas con discapacidad mental, gente mentalmente enferma. Porque cuando la Kundalini asciende también es redentora. Ella nutre los centros y estos, al ser nutridos, se curan; y finalmente Ella integra todos estos centros. Cuando el Espíritu da luz a vuestra atención esta se vuelve iluminada. Si ponéis la atención en cualquiera e intentáis sentir qué centros tienen problemas en esa persona, lo podéis sentir inmediatamente.

Hay muchos criminales de la India que vinieron a los países occidentales vistiendo esas túnicas naranjas, y que se convirtieron en falsos maestros. Algunos de ellos también sabían hipnotizar muy bien. Y han linchado a la gente porque su principal interés era el dinero. Por supuesto también hay otros así llamados “maestros” en otros países. Incluso una persona como Freud, que fue en contra de Cristo; eso lo podéis ver claramente. Porque Cristo dijo: “No tendréis ojos adúlteros”. Una descripción tan sutil de pureza. Por otra parte, este señor Freud ha convertido a todo el mundo en algo meramente sexual y la gente ha perdido la comprensión de que estas son las debilidades humanas. Les ha engañado hasta tal punto que dicen que se puede ascender espiritualmente a través del sexo. Esto es absurdo. Por el contrario, en los dogmas cristianos la gente cree que se debe aborrecer el sexo. Ambas cosas son absolutamente absurdas. Uno ha de tener una actitud sana.

Como veis claramente el primer centro, al que llamamos Muladhara, está situado debajo de la Kundalini. Este centro se encarga de nuestra excreción, incluyendo el sexo. Así que, vuestro ascenso no tiene nada que ver con el sexo. Por el contrario, cuando vuestra Kundalini comienza a despertar, os volvéis inocentes como un niño. Y eso es lo que Cristo ha dicho: “Tenéis que ser como niños para entrar en el Reino de Dios”. Por tanto, es Sahaja Yoga la que explica realmente a Cristo y la que practica el cristianismo.

Por otra parte, al abrirse el Sahastrara, que es como llamamos al área de la fontanela, se produce el verdadero bautismo. Puede que sigáis cualquier religión, hindú, cristiana, musulmana, cualquier religión y, podéis cometer cualquier pecado, no hay restricciones. No hay ninguna restricción interna. Pero una vez que os convertís en sahaja yoguis no tengo que deciros nada. Sencillamente os volvéis personas correctas. No tengo que deciros los 10 mandamientos, lo hacéis vosotros mismos. Os convertís en vuestro propio maestro. Sois vuestros propios guías y conocéis la Verdad absoluta.

Podéis coger a diez niños que sean almas realizadas y taparles los ojos. Poned a una persona enfrente de ellos y preguntadles: “¿Qué problema tiene este señor?” Y todos ellos levantarán el mismo dedo. Entonces preguntadle a la persona: “¿Tiene problemas en su garganta?” Y este responderá: “Sí, pero, ¿cómo lo sabéis?” Porque este dedo indica la garganta.

Por tanto, sobre estos falsos gurus que han venido aquí, podéis sentir la falsedad de la que han hablado. Podéis sentir si son estafadores, si son falsos, si os están engañando. Antes de nada deberíais saber que no podéis pagar por vuestro ascenso. Porque es un proceso evolutivo y viviente por el que no podéis pagar. Después entráis en el Reino de Dios y os convertís en gozo; no en un tipo equivocado de gozo, sino en un gozo que os eleva, que os hace sublimes. El gozo no tiene felicidad o infelicidad como las dos caras de una moneda. Significa un gozo absoluto, no placer. Cuando os abandonáis a cualquier placer, siempre hay una reacción, tiene una repercusión; en cambio, el gozo es absoluto.

La mayoría de los que estuvisteis aquí ayer sentisteis el Espíritu, porque pudisteis sentir la brisa fresca. Así que, el crecimiento ha comenzado. Y apenas os llevará un mes dominarlo. Pero tenéis que hacer que funcione, porque la conexión ha de estar bien. Quizá haya algún problema dentro de vuestro Ser que necesite ser corregido, así que, estaría muy bien que algunos de vosotros asistieseis al seguimiento y os encontrarais con ellos.

Todo funciona en colectividad. Veréis, en los tiempos de Buda tuvieron que pasar por toda clase de penitencias, purificaciones, renuncias a todo. Aun así no pudieron conseguir su Realización. Buda mismo tuvo que sufrir mucho durante su purificación. Pero en Sahaja Yoga es la colectividad la que os limpia automáticamente, os corrige. Supongamos que algo está mal en la mano izquierda; la mano derecha inmediatamente la ayuda, automáticamente. Porque son parte esencial de un solo cuerpo. En Sahaja Yoga os habéis convertido en parte del Todo. El microcosmos se ha transformado en el macrocosmos. Así que, ahora solo podéis crecer cuando formáis parte de ese cuerpo. Suponed que me arrancan una uña de mi cuerpo. No volverá a crecer.

Al principio encontraréis alguna dificultad para adaptaros a la colectividad, quizá sintáis que no congeniáis con todo el mundo, y algunas personas (no todas) protestan por ello. La puerta de Sahaja Yoga está abierta para todo el mundo; algunas veces también tenemos algún loco en Sahaja Yoga. Entonces pensáis: “¿Qué hace este loco aquí?”, y cosas así. Entonces comenzáis a criticar. Pero lo mejor para vosotros es hacer introspección y no preocuparos por los demás. Creceréis más deprisa, porque sois la semilla, sois la Madre Tierra, sois el jardinero y el amor que es agua.

Así es, como os he dicho, en todos vosotros hay divinidad. Eso es lo único que debéis sentir y debéis profundizar en ello. Ayer nadie me hizo ninguna pregunta; fue una muy buena señal de que todos queríais vuestra Realización, eso es todo. Os dije que hacer preguntas es un simple ejercicio mental. Puedo responder a todas vuestras preguntas pero no es una garantía para que tengáis vuestra Realización. Lo único que debéis tener es puro deseo, el deseo puro de ser el Espíritu. Entonces funciona, porque la Kundalini es el Poder del Deseo Puro. Como sabéis, el resto de los deseos en general no os sacian. Este es el único deseo que os da satisfacción real.

Muchas gracias.

¿Vais a hacerme hoy alguna pregunta?

[Pregunta: (inaudible)]

[Traductor: Quiere saber acerca de las apariciones de la Virgen María, como por ejemplo en Fátima y otros lugares.]

Podría haber ocurrido, podría ser, es bastante posible. En una de las fotografías que la gente me ha sacado Ella está ahí. También ha aparecido ante mí. Deberíais ver alguna de mis fotografías. Es interesante cómo surgen estas apariciones. ¿De acuerdo? Es posible.

Pero desafortunadamente en la Biblia es descrita simplemente como una mujer, es decir, no hay respeto por Ella. Debe haber sido Pablo el que lo ha hecho, porque tan solo fue un organizador y creo que quiso utilizar el cristianismo como una plataforma para él mismo. Y no tuvo nada que ver con Cristo; al contrario, mató a uno de los discípulos de Cristo, Esteban, lo asesinó. Debió de pensar que era un buen modo de crearse una plataforma y así poder subirse a ella. O pudo haber sido para hacer dinero. A veces tenemos gente así en Sahaja Yoga. ¿Qué se puede hacer? Pablo no fue un alma realizada en absoluto.

Sahaja Yoga lo explicará todo; la relación de Cristo con otros. Cristo ha dicho: “Todos aquellos que no están en mi contra están conmigo”. ¿Quienes son esos? Realmente Cristo estuvo allí (en Palestina) hasta los ocho años, después se fue a India. Allí vivió veinte años. Cuando regresó solo vivió tres años y medio más, y después le crucificaron. Todo lo que hizo en tres años y medio fue tremendo. Con simples pescadores predicó mucho sobre la Verdad, habló de la Verdad con mucha fuerza y coraje. Pero tres años y medio no es nada. En Inglaterra me estuve peleando con siete hippies durante cuatro años; tuve que darles la Realización y luché durante cuatro años. No tenían ninguna cultura y ahí están ahora. Creo que seguían a Freud, no a Cristo; el ver esto fue un gran shock.

Bien, nos llevará diez o quince minutos llegar a ese estado. Solo debo pediros que os quitéis los zapatos para tener la ayuda de la Madre Tierra. Una cosa que he de deciros es que la Realización del Ser no puede ser forzada. Debéis pedirla desde vuestra propia libertad, porque en último término tenéis que llegar a la completa libertad, al completo control de vosotros mismos, donde ninguna adicción, ningún hábito, ningún falso guru, nadie puede dominaros. Así que, por favor, aquellos que no quieran tener su Realización deberían irse.

Venid y sentaos por aquí, quedan asientos libres. No estéis de pie, por favor, sentaos. Todos deberíais estar sentados, es una buena idea. No deberíais quedaros de pié mirando a los demás. No es cortés.

Por favor, intentad entender lo que tenéis que hacer; os lo mostraremos y después debéis cerrar los ojos. Hay dos poderes dentro de nosotros; en el lado izquierdo, el poder del deseo y en el derecho, el poder de la acción. Por tanto, ponemos la mano izquierda así sobre la rodilla de forma cómoda. No debéis sentaros encorvados, tened una postura erguida pero cómoda. Aquellos que estén sentados en el suelo están perfectamente bien; deben quitarse los zapatos. Los que estéis sentados en una silla debéis poner los pies separados entre sí.

Utilizamos la mano izquierda para expresar que deseamos tener la Realización del Ser y usamos la mano derecha para nutrir nuestros centros. Primero ponemos la mano derecha en el corazón. Porque en el Corazón reside nuestro Espíritu. Por favor, ponedla en vuestro corazón. Aquí reside el Espíritu.

Ahora ponemos la mano derecha en la parte superior del abdomen, donde está el centro de vuestra maestría. Cuando sois el Espíritu, sois vuestro propio Maestro. Ahora ponemos la mano derecha en la parte inferior del abdomen. Siempre en el lado izquierdo, porque este es el centro del conocimiento puro. Después subimos otra vez la mano derecha a la parte superior del abdomen. Luego la subimos de nuevo al corazón.

Después llevamos la mano a la zona entre el cuello y el hombro y giramos la cabeza hacia la derecha. Este centro se daña cuando nos sentimos culpables y como resultado sufrís terribles enfermedades como anginas. Así que, por favor, no os sintáis culpables.

Después llevamos la mano derecha a la frente. Bajad la cabeza lo más posible. “¿Por qué no lo hace usted?, por favor”. Este es el centro donde tenéis que perdonar a todo el mundo. Ahora, por favor, llevad vuestra mano derecha a la parte posterior de la cabeza y echad la cabeza hacia atrás. Este es el centro donde, sin sentiros culpables, sin contar vuestros errores, debéis pedir perdón al Poder divino Omnipresente.

Ahora estirad la palma de la mano completamente. Poned el centro de la palma en lo alto de la cabeza y presionad fuerte. Estirad bien los dedos y agachad la cabeza. Ahora moved el cuero cabelludo lentamente siete veces.

Eso es todo lo que tenemos que hacer. Pero hay tres condiciones. La primera es que tenéis que confiar plenamente en que conseguiréis vuestra Realización. Si habéis llegado antes o después es indiferente. La segunda es que tenéis que olvidar vuestro pasado. En este momento tenéis que estar en el presente para que no os sintáis culpables. Después de todo sois seres humanos, no sois Dios. Si habéis cometido algún error no pasa nada.

Este Poder divino es el Océano del Perdón. Y cualquier error que hayáis cometido puede ser disuelto por este poder. Eso significa que deberíais dirigiros a vosotros mismos con amabilidad y deberíais respetaros porque sois seres humanos, porque sois el epítome de la evolución. Lo único es que el último paso ha de tener lugar. En este momento no os sintáis culpables en absoluto.

La tercera condición es que tenéis que perdonar a todo el mundo en general. Como os dije ayer, tanto si perdonáis como si no, vosotros no hacéis nada. Eso es solo mental. Y si no perdonáis a los demás, en realidad quedáis a merced de los demás innecesariamente. Os torturáis a vosotros mismos mientras que la otra persona está muy feliz. Simplemente decid: “Perdono a todo el mundo en general” e inmediatamente sentiréis la cabeza más ligera. Estas son las tres únicas condiciones.

Ahora por favor cerrad lo ojos y no los abráis hasta que yo os lo diga. Poned la mano derecha en el corazón y la mano izquierda hacia mí, así. Y los pies separados entre sí. Aquí está el centro de vuestro Espíritu. Por favor, cerrad lo ojos y hacedme una pregunta fundamental -podéis llamarme Madre o Shri Mataji, como queráis. Aquí hacedme esta pregunta fundamental tres veces en vuestro Corazón: “Madre, ¿soy yo el Espíritu?” Si sois el Espíritu, sois vuestro propio guía.

Por favor, ahora poned la mano en la parte superior del abdomen, en el lado izquierdo y presionad fuerte. Aquí tenéis que hacerme otra pregunta: “Madre, ¿soy yo mi propio maestro?” Tres veces. Ya os he dicho que respeto vuestra libertad y no puedo forzar el puro conocimiento en vosotros, que es el que hace todo el trabajo divino. Así que, por favor, poned la mano derecha en la parte inferior del abdomen en el lado izquierdo. Aquí tenéis que pedir seis veces: “Madre, por favor, dame el puro conocimiento”. Seis veces.

Tan pronto como pedís el puro conocimiento la Kundalini comienza a ascender, así que, tenemos que nutrir los centros superiores con completa confianza en nosotros mismos. Ahora subid la mano derecha a la parte superior del abdomen en el lado izquierdo y aquí, con completa confianza, decid diez veces: “Madre, yo soy mi propio maestro”.

Ya os he dicho que sois el Espíritu puro. No sois este cuerpo, no sois esta mente, no sois este ego ni estos condicionamientos, sois el Espíritu puro. Ahora, por favor, subid vuestra mano derecha al corazón. Aquí tenéis que decir con plena confianza en vosotros mismos doce veces: “Madre, yo soy el Espíritu”.

Este Poder Omnipresente es el océano de amor y compasión, es el océano del conocimiento absoluto, pero sobre todo es el océano del perdón. Así que, cualquier error que hayáis podido cometer puede ser fácilmente disuelto por completo. Aquí colocad la mano derecha entre el hombro y el cuello y girad la cabeza hacia la derecha. Aquí tenéis que decir con completa confianza dieciséis veces: “Madre, yo no soy culpable de nada”.

Ya os he dicho que tanto si perdonáis como si no, vosotros no hacéis nada. Este centro está tan comprimido que, por favor, tenéis que perdonar a todo el mundo en general. Si no perdonáis puede que no consigáis vuestra Realización. Así que, por favor, poned la mano derecha sobre la frente y bajad la cabeza. Aquí tenéis que decir con plena confianza, no digáis que es difícil: “Madre, yo perdono a todo el mundo”. Tenéis que decirlo desde el Corazón, da igual cuántas veces.

Ahora colocad la mano derecha en la parte posterior de la cabeza e inclinadla lo más atrás posible. Aquí tenéis que decir, sin sentiros culpables, sin tener en cuenta vuestros errores, solo para vuestra satisfacción: “¡Madre! ¡Oh Poder Omnipresente!, si he cometido algún error, por favor, perdóname”. Deberíais decir: “Poder Omnipresente”.

Ahora estirad la mano, estirad la palma, y poned el centro de la palma justo sobre el área de la fontanela. Bajad la cabeza y presionad fuerte estirando bien los dedos. Aquí de nuevo debo respetar vuestra libertad, así que, tenéis que pedir vuestra Realización del Ser. Por favor, agachad la cabeza, estirad bien los dedos y moved el cuero cabelludo siete veces, despacio, diciendo: “Madre, por favor, dame mi Realización”. Por favor, agachad la cabeza; si no la agacháis, no funcionará.

Por favor, moved el cuero cabelludo siete veces diciendo: “Madre, por favor, dame mi Realización”.

Por favor, bajad las manos y abrid los ojos. Ahora poned las dos manos así. Agachad la cabeza y ved por vosotros mismos si hay una brisa fresca saliendo de vuestra cabeza o una brisa caliente; si no habéis perdonado, sentiréis brisa caliente. Pero por favor no pongáis la mano sobre la cabeza, sino un poco más arriba y comprobadlo por vosotros mismos. Ahora por favor bajad la mano izquierda y comprobadlo con la derecha. Si sentís aire caliente es que tenéis que perdonar. Ahora bajad de nuevo la mano derecha y ved con la izquierda.

Ahora poned ambas manos hacia el cielo y haced cualquiera de estas preguntas: “Madre, ¿es esta la brisa fresca del Espíritu Santo?” “Madre, ¿es este el Poder Omnipresente del Amor de Dios?” “Madre, ¿es esto el Paramchaitanya? Podéis hacer cualquiera de estas preguntas tres veces.

Ahora por favor bajad las manos. Ponedlas hacia mí, así. Miradme sin pensar. Todos aquellos que hayáis sentido la brisa fresca o caliente saliendo de lo alto de la cabeza o en las manos, o en las yemas de los dedos, por favor, levantad las manos.

Me inclino ante todos vosotros; sois santos. Sé que algunos no la habéis sentido, muy pocos, no importa.

Todos los que queráis acercaros sois bienvenidos, pero no deben venir los sahaja yoguis.

Los que no hayan sentido la brisa fresca deben venir a este lado, y los sahaja yoguis trabajarán con ellos.