Día después del Mahashivaratri Puja

Glenrock Scout Camp, Newcastle (Australia)


Feedback
Share

Día después del Shivaratri Puja. Glenrock Lagoon, Australia. 1 de marzo de 1992.

Espero que hayáis gozado mucho del puja de ayer. Hoy quería hablaros de algunas cuestiones acerca de las cuales la gente está bastante confundida. Hay algunas cosas que debemos entender en Sahaja Yoga. El primer punto es que en Sahaja Yoga no hay fundamentalismo. Nadie debería usar mis palabras diciendo: “Madre ha dicho tal cosa”, nadie debería hacerlo. De este modo es cómo se construyeron todas las jerarquías en la iglesia y en todas partes. Todo el mundo puede leerlo y descubrirlo por sí mismo. No debemos controlar a los demás diciendo: “Madre dijo tal cosa”. Esto muestra que estáis intentando usar mis palabras para reprender a los demás. No es tarea vuestra.

Si yo digo algo en un programa para los sahaja yoguis, lo hago porque es una conversación de corazón a corazón entre mis niños y yo misma. Y no debería ser enviado a todas partes a través del ordenador sin consultarlo con el líder. En Sahaja Yoga no hay ninguna prisa. No deberíamos hacer esto. Esto es algo que definitivamente he dicho. Nadie se acuerda de todo lo que he dicho, pero a pesar de todo usan mi nombre y dicen: “Madre dijo tal cosa en 1970”. En 1970 nunca hablé en inglés. Así pues, no debemos usar todas estas declaraciones históricas. Nosotros vivimos en el presente. En aquel momento quizá la situación era tal que tuve que decir algo en particular, pero hoy día la situación es diferente. Quizá entonces, como los sahaja yoguis acababan de llegar a Sahaja Yoga necesitaban este tipo de directrices.

Esto es como una excursión. Lo primero de todo es que esto es como una excursión. Por ejemplo, suponed que estáis pasando pon una ladera, entonces debéis usar un método diferente. Ahora estáis caminando sobre una tierra llana, entonces no tenéis que comportaros como si estuvieseis escalando una montaña. Es una excursión, la excursión de Sahaja Yoga hacía nuestro destino. El destino es que debéis emancipar el mayor número posible de seres humanos en Sahaja Yoga. Pero esto no significa que debáis asumir el mando. Lo repito de nuevo, nadie debería asumir el mando en contra de los líderes.

Yo he elegido a los líderes para que coordinen con vosotros, pero cada uno de vosotros tenéis siempre una conexión directa conmigo. Anteriormente todas las personas que creían en Dios no tenían una conexión directa con Él como la que tenéis vosotros ahora. Así pues, ¿por qué no usarme? Y si hay líderes debéis preguntarles a ellos. Nadie debería decidir por sí mismo ni empezar a sermonear a los demás. A nosotros no nos gustan los sermones. Ya hemos tenido bastante de eso. No hay ninguna necesidad de sermonear a los demás, si tenéis que dar algún sermón dáoslo a vosotros mismos, pero no a los demás.

Debemos entender que esto es un proceso viviente. Podemos comprenderlo si observamos la célula que está al final de una raíz. Tiene inteligencia, tiene un completo control sobre sí misma y una conexión directa con el Poder divino. De este modo, se mueve por sí misma, pero la atención está en el colectivo. El colectivo significa el árbol. Se mueve de tal modo, que no hay ningún argumento, ninguna lucha, no crea ningún problema, simplemente se mueve. Suponiendo que hubiese un gran obstáculo, como una piedra, la rodearía, daría vueltas a su alrededor para sujetar al árbol en el futuro.

De este modo, del pasado obtenéis una idea relativa de hasta dónde habéis llegado. Y del futuro debéis saber hasta dónde debéis llegar. Es muy importante comprender esto, porque algunos problemas van arrastrándose hasta la mente occidental muy fácilmente. Algunos no quieren tener una relación directa conmigo y empiezan a crear grupos. Una persona se levantará y dirá: “Madre dijo tal cosa”. ¡Se acabó! Se levantó una barrera. Otro dirá: “Madre dijo tal cosa”. Otro usará mis cintas. Cualquier cosa. Vosotros no tenéis ninguna necesidad de hacer nada de esto ni tampoco de escucharlo. Si quieren crear algo deben hablar conmigo directamente y no hacerlo por sí mismos. Esta es una actitud muy errónea hacia Sahaja Yoga.

Así pues, antes de nada debemos saber que esto es un proceso viviente y no podemos ponerle cosas artificiales que frenarán al crecimiento de Sahaja Yoga. Es muy importante que lo comprendáis. En este punto es dónde descubro que la gente no comprende Sahaja Yoga. No podéis moldearlo en ninguna forma. Se moldea a sí mismo. Funciona por sí mismo. Así pues, nunca podemos tener una jerarquía. Estas jerarquías finalmente se vuelven una barrera entre vosotros y yo, lo cual no me gusta nada.

Se les ha dicho a todos los líderes que cualquier carta que vosotros les deis deben enviármelas a mí. Quiero verlas yo misma. Aunque algunas veces he tenido muy malas experiencias con algunos líderes, especialmente en Australia. Pero ahora tenéis un líder muy sabio, que es además una persona muy sensible. No creo que haya nada malo en él. Únicamente creo que, a veces, es demasiado suave con algunas personas. El debería haberlo dicho.

Ayer tuve que sufrir mucho a causa de dos mujeres, porque él nunca les dijo lo horribles que eran. Así pues, tuve que absorber todos sus problemas. Si el líder es suave os sentáis sobre su cabeza. Si es un poco estricto, lucháis contra él. Lo único que uno debe comprender es que este es un proceso viviente y que, a través de alguna clase de coordinador, Madre está intentando trabajar de un modo más sencillo. Por ejemplo, si todo el mundo me escribe por cualquier pequeñez, quiero decir que me escriben por cualquier cosa. A veces por cosas tan insignificantes que verdaderamente me hacen reír. No hay ninguna necesidad de decirme: “Madre no podemos conseguir especias indias aquí”. Esto son estupideces.

La segunda cuestión es acerca de los maridos o acerca de las esposas. Porque no debéis ver películas o televisión en donde invariablemente se muestra como luchan el esposo y la esposa. Si veis esto, lo aprenderéis y lo seguiréis. Igual que hace un loro. Aprenderéis todas esas palabras que se dicen al marido o a la esposa, palabras duras, y entonces empezaréis a funcionar de ese modo. Muchos problemas podrían haberse solucionado fácilmente.

Creo que hacer que el matrimonio funcione es solamente trabajo de la mujer y no tanto del marido. Normalmente los hombres no quieren casarse, normalmente. A pesar de que ellos no tienen ninguna responsabilidad, no tienen que crear a los niños ni nada parecido. Pero aun así, no quieren casarse. Además tienen un poco de miedo, especialmente en Occidente, no así en India. En India los hombres quieren casarse porque de este modo consiguen a alguien que les puede mimar, que nunca les contestará, que siempre les escuchará y será humilde. Por eso quieren casarse.

Pero he visto que aquí, en Occidente, los hombres no quieren casarse. Le dije a un individuo que tenía que casarse y desapareció durante tres días. Pero a pesar de este problema del matrimonio debemos tener matrimonios. Debo deciros que este problema del matrimonio aparece cuando la mujer no sabe cómo adaptarse. Lo primero es que debéis verdaderamente mimar a vuestros maridos. En realidad ellos deberían depender totalmente de vosotras para todo. ¿Qué harán entonces? Pero de un modo amoroso, no de un modo opresivo. No pidáis nada. No esperéis nada. Simplemente sed dulces, amables y expresar vuestro amor. Entonces ellos se acostumbrarán a esto y no podrán vivir sin ello. Vuestros padres deberían haberos enseñado estos trucos. Pero quizá ellos fuesen igual que vosotros, por esa razón no habéis aprendido todos estos trucos.

Después del matrimonio debemos decir “nosotros y no yo”. También debéis comprender que los hombres son diferentes a las mujeres. Son diferentes. Vosotras sois las preservadoras de la sociedad. Ellos son los creadores, pero vosotras sois las preservadoras y debéis tener mucha más paciencia y compasión, lo que, sin duda ya tenéis. Debéis desarrollar vuestras cualidades femeninas y os sorprenderá ver que sois la shakti del hombre. Vosotras sois el poder del hombre. Por esta razón el hombre debe respetar a la mujer. Debéis respetar a la mujer, no de un modo romántico y estúpido, sino como una personalidad. Si no las respetan sufrirán de todos los modos posibles. Especialmente materialmente. Sufrirán materialmente y también en su reputación.

Algunas mujeres son extremadamente exigentes y esperan demasiado. Quizá han visto películas como Romeo y Julieta o cosas de este tipo. Pero si os fijáis en Romeo y Julieta veréis lo que Shakespeare quería verdaderamente comunicar. Él era un “avadhuta”. Él quería comunicar que todo esto son cosas fútiles. Ambos murieron. Nunca pudieron disfrutar de su compañía. Hemos tenido muchos problemas de este tipo en Inglaterra, así que les dije: “¿Qué libros habéis leído?” La mayoría leen libros románticos, pero romances antes del matrimonio. No hay libros acerca de los romances después del matrimonio, ¿podéis imaginarlo? Así pues, naturalmente hay un problema. Después del matrimonio hay lucha, antes del matrimonio romance. ¿Por qué casarse entonces?

Pero cuando digo que el hombre es el cabeza de familia, no significa que el hombre deba dominar a la mujer. ¡Nunca! Aunque algunos lo interpretan así. A veces pienso que algunos cerebros están al revés. Lo que quiero decir es que ellos son el cabeza de familia. Supongamos que digo que él es vuestro líder, esto no significa que deba dominaros. Si el cabeza de familia empieza a dominar, si el cerebro empieza a dominar al cuerpo, ¿qué le sucederá al cuerpo? Es estúpido pensar de este modo.

Pero vosotras sois el corazón de la familia. El cerebro puede morir, pero el corazón es el último que muere. Así pues, intentad comprender que debe existir una completa integración entre el corazón y el cerebro. Y en la sociedad de Sahaja Yoga, los niños son la atención. Así pues, ¿cómo podéis pensar que cuando digo la cabeza significa que ellos deben dominar al corazón? ¿Cómo puede ser esto?

Ellos cogen algunas palabras de aquí o allá y las usan para justificar sus propias debilidades en Sahaja Yoga. Este tipo de escape no os va a ayudar a elevaros. Estáis yendo en contra de vosotros mismos, esto no es bueno para vosotros. Lo que os estoy diciendo es que si en Sahaja Yoga intentáis aceptar todas estas ideas anticuadas, descenderéis y os corromperéis. No os valdrá de nada el haber venido a Sahaja Yoga. Nosotros somos frescos, somos nuevos y estamos vivos. No aceptamos este tipo de ideas acerca del hombre o la mujer. Pero cuando digo que el hombre es el cabeza de familia, esto no significa que dominéis a la mujer o la torturéis. Ni tampoco significa que los líderes deban dominar, nunca. Ellos nunca deben dominar. Deben usar su sabiduría, su amor, su compasión, y guiaros de un modo apropiado.

He recibido una carta que es muy graciosa. Es de la mujer de un líder, no del líder. La esposa prohibió a una sahaja yoguini ir a la casa o a los programas, porque yo no pude ir a su casa. ¿Podéis imaginarlo? Es absurdo. Ahora bien, si se lo digo a ella, será aún más dura con esta persona. Pero al hacer esto, no sabe cuándo se está equivocando en Sahaja Yoga. Quiero decir que yo soy una persona muy caprichosa. Puedo ir a cualquier lugar que me apetezca. Además, si piensa que no he ido a su casa, debería culparse a sí misma en vez de culpar a otra persona. También está la cuestión: “Esta es mi casa”. Esta es la mayor estupidez. “Madre debe venir a mi casa”. Especialmente con los indios es demasiado. “¡Madre, por favor, ven a mi casa! Ven y cena conmigo”. ¿Quién eres tú? Eres un sahaja yogui. Entonces tu casa es mía, tú eres mío, todo es mío. ¿Por qué habría de ir a tu casa? Así os separáis.

Debo confesar que esta es la mentalidad india. “Mi casa”. Es una estupidez, todas vuestras casas son mías. Si voy a vuestra casa no significa que os ame más que a nadie. No significa esto. A algún lugar tengo que ir. Como una persona que me preguntó: “¿Por qué tomaste nacimiento en la religión cristiana?” Yo contesté: “En algún lugar tenía que nacer”. Era lo mejor para los cristianos, porque mentalmente los cristianos son absolutamente fundamentalistas. Mentalmente son absolutamente fundamentalistas. Mentalmente, lo cual es más peligroso.

Podéis ver que los musulmanes son fundamentalistas porque no son tan refinados. Son fundamentalistas abiertamente. Pero los cristianos son grandes fundamentalistas. Ahora se ha vuelto un problema el ir a casa de alguien, porque si voy a casa de una persona esta persona desarrolla el ego: “Oh, Ella ha venido a mi casa”. Así pues, no debéis decir: “Madre, esta es mi casa. Madre, esta es tu casa”. Si voy allí muy bien y si no también, no importa.

De nuevo os repito que no debéis enviar nada a través de vuestros ordenadores sin consultar al líder. Esto puede ponerme en muchas dificultades, mañana podría incluso ir a la cárcel. ¿Por qué no lo comprendéis? Quiero decir que escribís cualquier cosa. No puedo comprender este tipo de comportamiento irresponsable. Incluso se dicen cosas que yo nunca he mencionado. Esto muestra inmadurez y precipitación. Estas cosas deben ser consultadas, debéis usar vuestra discreción. El punto principal es la discreción. Debéis consultar con vuestro líder las cosas que son vitales e importantes. Especialmente las cosas que escribimos y se publican, las cosas que circulan. Es extremadamente importante que lo vean los líderes. No hay ninguna prisa. Cualquier libro que escribamos, cualquier cinta que publiquemos, cualquier cosa, debe ser realizado con el completo consentimiento y comprensión del líder. Yo diría que el líder debe firmar todos estos papeles. Entonces yo podré hacerle responsable. Pero si vosotros sois arbitrarios y empezáis a hacer estas cosas podría ser peligroso.

Me preguntaron algunas cosas sencillas como: “¿Qué piensas Madre de empezar con Vishwa Nirmala Dharma en Melbourne?” Yo les dije: “Está bien”. Pero yo no sabía que íbamos a formar una asociación. Va a haber una elección y todo eso. Yo solamente dije: “Muy bien, simplemente empezar, está bien”. Vishwa Nirmala Dharma está en todas partes, pero no hemos creado ninguna asociación ni nada parecido. Es simplemente una especie de sociedad que extiende Vishwa Nirmala Dharma. No hay ninguna organización. Solamente tenemos una Fundación. No queremos tener elecciones ni nada parecido, porque si alguna persona errónea entra, Sahaja Yoga se echará a perder completamente.

De modo que solamente podéis tener fundaciones. Si queréis hacer alguna otra cosa lo podéis hacer de un modo independiente, pero no debe ser ni Vishwa Nirmala Dharma ni Sahaja Yoga. Nada de eso. Cuando dije que sí, no significaba que debíais llegar tan lejos formando esta o aquella asociación, ni nada de eso. Ha sido una sorpresa para mí. Muy bien, cualquier cosa que hayamos hecho debemos rectificarla. Debe ser absolutamente rectificada. Debemos hacerlo descender hasta el nivel apropiado. Debemos elegir personas que sean buenos sahaja yoguis, personas que hasta ahora hayan estado haciendo todo apropiadamente y de un modo sensato.

También hay alguna sugerencia de que debemos proyectarnos hacia el exterior. Si esto significa que debemos ir a otras organizaciones, es erróneo. Todas esas organizaciones son organizaciones muertas, no son organizaciones vivientes. Si ellos quieren venir a nosotros muy bien, pero nosotros no debemos ir y romper nuestras cabezas con ellos. Entonces no solo tendréis oposición sino que también absorberéis negatividad de ellos. Intentad comprenderlo. No tenemos que crecer tan deprisa que traigamos a todos los lunáticos a Sahaja Yoga. Debemos ser muy cuidadosos. Solo podéis tener sahaja yoguis que sean buscadores, que sean honestos, que sean humildes, que no deseen ningún dinero o poder de Sahaja Yoga.

Crecerá. Ha crecido. Imaginad, solo dos personas comenzaron en Australia y ved ahora cuantos somos. Esto definitivamente crecerá, no hay duda de ello, pero no intentéis organizarlo. No podéis organizarlo. Una vez que empecéis a organizarlo, el crecimiento se retrasará. Igual que sucede con un bonsái. Cuando lo cortan y organizan se vuelve un árbol pequeño. Nunca he visto un árbol que crezca más cuando se le intenta organizar. Como mucho podéis nutrirle, como mucho podéis regarle, como mucho podéis ver lo que necesita, pero no podéis hacerle crecer más. Todas las organizaciones cortan el crecimiento.

En principio podría parecer que por haberlo organizado ha crecido. Por ejemplo, el cristianismo: ¿Qué es? Es como una calabaza, no tiene sentido. Es una estupidez absolutamente hueca y vacía. Igual que el Islam. Otra estupidez. Quiero decir que ellos admiten que el Islam es diferente de los musulmanes. Ahora admiten esto. ¿Qué es el budismo? Otra estupidez. Así pues, si intentáis seguir estos métodos artificiales obtenéis este tipo de crecimiento artificial. Nosotros verdaderamente queremos gente sustancial, dharma sustancial e innato en nuestro interior. No debemos seguir cosas artificiales. Ahora estamos usando mucho abono artificial y la gente siente repulsión hacia esto, porque piensan que todas estas cosas artificiales nos están dañando.

Permitid que todo funcione a través de la Gracia de este Poder divino de un modo más natural, en vez de crear organizaciones artificiales o hacer artificialmente esto o aquello. Creo que algunos de vosotros debéis haber estudiado en Harvard, ¿cómo hacer crecer un negocio? Por esa razón intentáis hacerlo crecer, pero finalmente llega la recesión. Todos aquellos que estudiaron en Harvard son los responsables en todo el mundo y en todo el mundo hay recesión. Creo que esta universidad debería cerrarse.

En lo que se refiere a vuestros hijos, he estado verdaderamente estudiando la naturaleza de los niños occidentales. La naturaleza de los niños occidentales es que su atención nunca está en las cosas correctas. No está en los estudios. Debo decir que no está en los estudios en absoluto. Ahora bien, sí está en la comida. Como los niños ingleses que pedían judías enlatadas por la mañana. Pero estas horribles judías cocidas enlatadas que les habéis estado dando, no son apropiadas en absoluto para el clima indio, ni son buenas.

Si observáis la salud de una persona occidental veréis que cuando vienen a India tienen diarrea. No pueden soportar el calor, no pueden soportar el frío, en cuanto hay algún cambio os sentís muy enfermos. Aparte de esto, todo el tiempo os sentís cansados. Debéis hacer introspección. En cuanto hacéis cualquier pequeño esfuerzo os sentís cansados. Podéis ver en las películas o en cualquier parte -yo lo he visto en la televisión- que vienen y se sientan, ¡huhh! Dios sabe que trabajo habrán hecho. Todo el tiempo ¡huhh! ¿Cuál es la razón? La razón es que piensan demasiado.

Lo mismo ocurre con vuestros matrimonios. Empezáis a pensar: “¿Cuáles son mis prioridades? ¿Qué debería hacer? Empezáis a analizarlo. Simplemente, haced lo que queráis hacer. Este exceso de pensamiento es el responsable de vuestra susceptibilidad a las enfermedades. Por supuesto el Muladhara es uno de los chakras más importantes, no hay duda. Si el Muladhara es débil podéis coger cualquier enfermedad, por ejemplo cáncer, sida, esquizofrenia, la enfermedad de los yuppies o también enfermedades venéreas, herpes y todas esas cosas que son tan comunes en Occidente. Pero no es así en India, allí hay muy poco porque tenemos un Muladhara fuerte. El primer problema es: ¿Cómo fortalecer vuestro Muladhara?

El segundo problema es que la comida que coméis aquí no es fresca. Intentad comer comida fresca. Al menos en Australia podéis conseguirla, haced todo lo posible para ello. Tomad más carbohidratos. Si pensáis demasiado lo mejor es comer más carbohidratos. Pero estáis muy preocupados por no coger peso. No sé por qué queréis ser delgados. ¿Qué necesidad hay? Por el contrario una persona que es un poco gruesa absorbe mucho mejor las vibraciones. ¿Sabéis que las vibraciones se asientan en la grasa? Se asientan en la grasa. Por esa razón van a los nervios, porque los nervios están hechos de grasa. Vuestro cerebro también está hecho de grasa. Pero ahora ha surgido una nueva moda de que debemos ser como mosquitos. A veces me da miedo y pienso que esa persona se va a caer al suelo.

Aceptáis cualquier cosa con la que se ha mentalizado vuestra cabeza. Por esa razón os controlan los empresarios, no tenéis idea. Porque no tenemos sabiduría. Ahora dicen: “Muy bien, no debéis poner aceite sobre vuestra cabeza. Nunca pongáis aceite”. Entonces os quedáis calvos y ellos pueden venderos sus pelucas. Todas estas cosas están ahí. Podéis poneros aceite por la noche antes de iros a dormir. Para que vuestro pelo crezca apropiadamente debéis nutrirle. ¿Por qué queréis privarle de alimento?

Simplemente no comprendo qué hay de malo en el aceite. También debéis masajear vuestro cuerpo con aceite. Es muy importante. Sería buena idea si los sábados usáis aceite para masajear vuestro cuerpo. También debéis masajear vuestra cabeza, debéis cuidar de vosotros mismos. Pero simplemente como está de moda no ponerse aceite, vosotros no tenéis aceite a mano en ninguna parte. Antes todo el mundo se ponía aceite, si veis cualquier película de hace treinta años, todos lo hacían, nadie tenía el pelo seco, todos tenían un buen pelo brillante. Se suponía que eran bastante guapos. Si tenéis este tipo de pelo estilo “bhut”, todos los “bhuts” vendrán a vosotros porque pensarán: “Esta es una buena cabeza para mí”.

Intentad comprender lo que es bueno para vuestro cuerpo y lo que debéis hacer. Masajear vuestro cuerpo es algo muy bueno. Verdaderamente creo que yo no podría existir sin aceite. Porque mi trabajo está en el Sahastrara y -si privo a mi pelo de alimento- o bien me quedaré completamente calva o me volveré loca, una de dos. Masajear vuestro pelo es muy relajante para vuestros nervios. Además sois almas realizadas y las vibraciones fluyen de vosotros. Debéis masajear bien vuestra cabeza. Hacedlo los sábados durante una hora. El sábado es el día de Shani, es el día de Saturno, el día de Shri Krishna. A Él le gusta mucho la mantequilla y el aceite. Debéis comprender todas estas pequeñas cosas.

También os gusta demasiado el sol, lo cual no puedo comprender. No sé por qué en Australia que hay tanto sol, os gusta tanto poneros al sol. Pero, como en Occidente está de moda, vamos a la playa a ponernos al sol y echamos a perder nuestra piel. Vuestra piel no puede tener resplandor si usáis los baños de sol como una especie de tratamiento. Pero está bien, hay mucho sol y podéis andar de aquí para allá. Los indios solían maravillarse con los ingleses. Hay un dicho que dice que solamente un inglés y un perro loco se ponen bajo el sol, ni siquiera un perro sano lo hará.

Debemos comprender todas estas cosas. También debemos cuidar de nuestra higiene personal. Usad abundante agua para lavaros las manos, y cuando vayáis al baño debéis usar siempre agua para lavaros. Es muy importante. De otro modo vuestro Muladhara nunca podrá estar bien.

Me sorprende que vuestros hijos no quieran lavarse los dientes, si les dices que tienen que hacerlo empiezan a llorar. Si les dices que tienen que bañarse empiezan a llorar. Imaginad el calor sofocante de India y ellos no quieren bañarse y empiezan a oler. Pero cuando se lo dices te responden: “Nuestros padres también huelen así”. Sus bocas huelen mal.

En India al menos debemos cepillarnos los dientes dos veces al día, una por la mañana y otra por la tarde. Como mínimo. En India todos nos cepillamos los dientes por la tarde, es muy importante. Todas estas pequeñas cosas nos las han enseñado en nuestra cultura India desde hace mucho tiempo. Quiero decir que no hay necesidad de decírselo a nadie, contestarían: “¿Por qué nos dices tonterías? A vuestros hijos también debería gustarles hacer esto. El modo de hacerlo es, cuando vuestros hijos están creciendo, llevarles al baño bromeando con ello. Ahora vamos a cepillarnos los dientes, vosotros cepillaros los vuestros y yo los míos y veamos cuáles quedan más blancos. De este modo. Haced una broma de ello. Vosotros sois los que debéis enseñarles una buena higiene. Después el baño.

Todas estas pequeñas cosas son muy importantes para vosotros y para vuestros hijos. Así pues, la parte de la higiene personal es muy pobre. Por supuesto vuestra casa está muy, muy limpia, absolutamente. Si algo se cae sobre la alfombra, inmediatamente lo recogerán, porque esta alfombra puede venderse después. Cualquier cosa que puede venderse es cuidada. Ahora bien, vuestros dientes también pueden venderse, no es necesario descuidarlos. Pero vosotros no los cuidáis. Cuidaréis de todo lo que puede volver a venderse, cuidaréis muy bien de vuestra casa, de vuestras alfombras, pero lo que no podáis vender no tendrá ningún valor.

Debemos saber que en Sahaja Yoga nada se puede vender. Cualquier cosa que tengamos y poseamos, la mantendremos con nosotros, se la daremos a nuestros hijos o como regalo a otras personas. Vosotros no vais a vender nada. Todo el mundo es un vendedor. La casa es para venderla, son muy particulares con la casa. Si algo se estropea gritaréis a los niños. Nos sorprendió ver que estos niños tenían más cuidado con cosas estúpidas como las alfombras que con sus propios dientes.

Algo se cayó sobre la alfombra e inmediatamente todos corrieron para limpiarla. Estábamos sorprendidos de lo que ocurría con estos niños. Este no es su trabajo. Así es cómo se les ha enseñado. Cualquier cosa que pueda venderse, intentaran que esté en buen estado. Debemos cambiar nuestra mentalidad y decir: “Cualquier cosa que poseamos no vamos a venderla”. Por supuesto si alguna vez tenéis que vender la casa está bien, pero esto no es tan importante. En cualquier caso, ya esté la casa limpia o sucia, obtendréis el mismo precio, esta es mi experiencia. Ya la hayáis decorado o no. Por el contrario a la gente le gustan las casas sin decorar. Es a causa de su ego, lo cual es muy sorprendente.

Nosotros habíamos comprado una casa en Hounslow y una parte pertenecía a una sahaja yoguini y otra parte a mí. Yo no tuve tiempo de decorar ni de hacer nada y ella, la pobre gasto mucho dinero para decorarla. Aunque sacó algún dinero alquilándola a algunas personas, cuando la vendimos yo conseguí un precio más alto por mi casa que por la suya. ¿Por qué? Ellos dijeron: “Ya está todo hecho, no podemos hacer nada nosotros”. De modo que el ego está ahí, el ego de que debo ser capaz de hacer algo yo mismo en la casa. Así pues, no importa nada de esto, en cualquier caso no os van a pagar por vuestras alfombras ni por vuestras cosas. Pero la gente es muy particular con sus muebles y todas sus cosas.

Esto es materialismo, es absoluto materialismo. Intentamos conseguir cosas simplemente para venderlas. Por el contrario deberíamos buscar cosas bellas hechas a mano. Podemos tener cosas hechas a mano por la gente. Podemos tener pocas cosas y dejárselo a nuestros hijos, a nuestra progenie. Además algunas veces, la idea que tenemos de antigüedad…

¿Quién es ese niño? Por favor sacadle fuera. ¿Quién es ese niño? ¿Quién es el niño que está llorando? Debéis averiguar por qué el niño está llorando en mi programa. Debe haber algo erróneo. Debe ser algún “baddha”. Si un niño llora o siente miedo en mi presencia, significa que tiene algún “baddha”, que debéis intentar eliminar.

Ahora debemos cambiar la actitud hacia nosotros mismos. Somos gente especialmente bendecida, debemos cuidar de nuestro cuerpo, de nuestros niños. Debemos cuidar las cosas que son de una importancia mucho mayor que las cosas materiales, del Espíritu. Finalmente llegamos al punto de que es el Espíritu el que nos ha dado toda esta belleza, esta luz de luna en nuestras vidas, este brillo del sol en nuestro trabajo, nos ha hecho tan dulces. Y a pesar de todo esto, ¿qué hemos hecho nosotros para satisfacer al Espíritu, para gozar de él?

Para nosotros lo más importante es nuestro Espíritu, debemos buscar el confort de nuestro Espíritu. Cuanto más penséis en vuestro Espíritu, más profundo iréis y el gozo que obtendréis también será muy profundo. Os estableceréis, muy bien enraizados en la espiritualidad. Así pues, debéis pensar en todo momento: “¿Estoy haciendo esto por mi crecimiento espiritual?”

Quiero decir que en un lugar como Inglaterra la gente se levanta a las cuatro de la mañana para meditar. Sin excepción. En esta ocasión había un gran número de ellos. Les he dicho a muchos ingleses que ellos ya han venido muchas veces a Ganapatipule y si podían reducir su número. Se sintieron muy tristes y dijeron: “Madre, nosotros lo necesitamos. Tenemos que ir”. Pero yo les dije: “Está vez podéis no ir, hay mucha gente que va a venir, somos demasiados”. Porque alrededor de ciento cincuenta personas vienen de otros países, que ni siquiera están pagando y que no son verdaderos sahaja yoguis. Tenemos que trabajar con ellos. Entonces dijeron: “Pero Madre, nosotros no podemos hacer nada. Debemos ir. No podemos aguantar sin ir”. Esta es la comprensión adecuada. Estoy muy feliz de que hayáis logrado llegar hasta aquí, y de que os hayáis establecido tan bien. Estáis viviendo en tiendas y a pesar de ello gozáis de estas incomodidades, porque tenéis el confort de vuestro corazón, el confort de vuestro Espíritu.

Así pues, hemos ascendido, hemos ascendido muy alto. Todo lo que os dije ayer no fue para mimar vuestra vanidad sino que es la verdad. Simplemente dije la verdad. Es la verdad al menos para el noventa y cinco por ciento de la gente, en Sahaja Yoga. Pero ellos también deben ir más y más profundo y gozar de ellos mismos y de la colectividad.

Ahora, en general, puedo hablar con vosotros de las cosas. Primeramente debéis preguntar a vuestros líderes cuando queráis hacer algo extraordinario. Es discriminación vuestra. Y lo último aunque no menos importante, es que todos los líderes se han quejado de que nadie quiere pagar ningún dinero a Sahaja Yoga. En realidad, como sabéis, con todo el dinero que me dais en los pujas compro plata para vosotros. A vosotros se os ha dado la misma cantidad de plata que se les ha dado a los europeos. Pero, en lo que se refiere al dinero del Puja, es muy poca cantidad. Primero me solían dar un dólar. Por supuesto todo este dinero era en monedas, las cuales he traído de vuelta. Pero en cualquier caso, no lo estoy usando para mí misma, yo no lo necesito. Debería hacerlo, porque se me ha dado a mí, pero pensé que en vez de eso, si os daba plata para el puja, lo que es muy importante, sería auspicioso.

Pero la gente es muy reacia a pagar. Estoy de acuerdo en que ahora estáis pasando algunos problemas con el dinero, pero una de las razones podría ser esto mismo. ¿Sabéis que sois los que menos pagáis de todo el mundo? Nadie paga tan poco como vosotros. Ellos pagan como mínimo veintiuno y once, incluso en India. Como mínimo. Cualquier cosa que os venga bien yo no voy a decir nada, ya recolectéis más o menos dinero voy a daros la plata, porque vosotros sois mucha gente y tengo que hacerlo. Siempre pongo la cantidad más alta para vosotros y para Europa. Vosotros también sois un continente al igual que Europa, pero debéis entender que al menos, deberíamos pensar en hacer algo por Sahaja Yoga. ¿Qué podemos hacer por Sahaja Yoga?

Como sabéis muy bien, yo he usado mucho dinero de mi marido y de nuevo lo seguiré haciendo en Australia, porque pienso que será muy bueno para la gente de Australia, y puedo invertir mi dinero en ellos. Pero a pesar de todo, la gente no comprende por qué mi marido me permite hacerlo. Es porque él sabe que esto le da bendiciones. Él ha dicho muchas veces, se lo ha dicho a mucha gente, se lo ha dicho abiertamente a los sahaja yoguis, que todos los premios que tiene los ha recibidos a causa de su esposa, ya que Ella está trabajando para Dios.

Debo decir que vosotros también habéis donado mucho dinero. Esto es generosidad. Si donáis entonces lo obtendréis por otro lado. Pero yo no lo quiero para mí misma en absoluto, sino que es un signo de vuestra generosidad. Es algo muy común que dicen los líderes. El líder de Melbourne dice que nadie quiere pagar, solamente quieren aprovecharse de Sahaja Yoga.

Esto no es algo muy bueno desde el punto de vista de Lakshmi. Uno también debe comprender que una vez que os unís a Sahaja Yoga, ya paguéis o no lo hagáis, si pensáis que tenéis algún derecho es algo muy erróneo. Para cualquier pequeña cosa quieren recibir ayuda. Por supuesto deben ser ayudados. Nosotros intentamos ayudar a la gente que no tiene dinero o… pero ellos se vuelven una carga y después esperan tanto de los demás sahaja yoguis o incluso de mí, que no se puede comprender.

Quiero decir que, por ejemplo, casas a alguien y después esta persona se vuelve un quebradero de cabeza. Cartas y más cartas, una llamada de teléfono tras otra. Esto no es correcto. Por supuesto, si algún niño está enfermo podéis informarme, pero no si tiene mal genio o si se porta mal, ya que lo ponéis sobre mi cabeza. Quizá vosotros también tenéis mal genio, quizá estáis luchando con vuestra esposa o la esposa está luchando con vosotros, quizá pasa algo de esto. ¿Por qué no corregir esta parte? Incluso con la menor cosa piensan que debe ser solucionada por Sahaja Yoga. Sahaja Yoga debe cuidar de esto, Sahaja Yoga debe hacer aquello. Debemos entender que para nosotros Sahaja Yoga es una responsabilidad, y no que nosotros tenemos derecho sobre Sahaja Yoga. Esta es la mejor actitud. Por supuesto en cierto sentido vosotros sois una carga.

¿Cuál debería ser vuestra actitud si sois suficientemente maduros? Cuando el hijo crece y madura, entonces él cuida de los padres. Del mismo modo vosotros debéis cuidar de Sahaja Yoga y no Sahaja Yoga cuidar de vosotros todo el tiempo, o ser pedigüeños con los demás sahaja yoguis. Vosotros tenéis una obligación con Sahaja Yoga. Sahaja Yoga os ha dado mucho. Dios ha hecho mucho por vosotros. ¿Qué habéis hecho vosotros por Dios? Pensad siempre de este modo. Si empezáis a pensar así, cuanto más trabajéis por Sahaja Yoga y más se emplee vuestra mente en Sahaja Yoga de un modo correctamente equilibrado y viviente, mas seréis ayudados, más creceréis y más gozaréis. Así es.

La charla de hoy, en cierto sentido es para todos vosotros, porque no sé qué aspecto se le puede aplicar a qué persona en particular. Pero no deberíais pensar que es para otra persona sino para vosotros mismos. Nosotros no vamos a ser cargas para Sahaja Yoga sino que vamos a respaldarlo. Debemos cuidar de Sahaja Yoga. Esta es una actitud muy, muy bella. Esta es mi actitud.

Yo no necesito Sahaja Yoga en absoluto. ¿Para qué lo necesito? Yo no tengo que hacer Sahaja Yoga. Pero estoy preocupada por Sahaja Yoga y por los sahaja yoguis. Para mí todos ellos son mi responsabilidad. Tengo que cuidarles, tengo que preocuparme por ellos, tengo que escucharles. Recibo cartas de ellos y todo eso. Quiero decir, que nadie aceptaría este tipo de trabajo. Debo apoyaros en todos los aspectos, porque de este modo mi Espíritu se siente satisfecho. Es por esa satisfacción, por mi propia satisfacción. No lo hago por vuestra satisfacción, lo hago por mi propia satisfacción. Es egoísmo.

Cuando alcancéis este tipo de egoísmo comprenderéis lo que necesita este Ser y pondréis vuestra mente en eso. Entonces os sorprenderéis de que -cuando empezáis a hacer algo por los demás o por Sahaja Yoga- obtenéis una gran recompensa. Es como una oración. Todo es como una oración. Todo lo que hacéis por Sahaja Yoga es una oración, una relación. Es la unidad con Dios. Es lo que podemos llamar adoración. Una vez que empecéis a hacer eso, no os preocupará quién os critica, qué dice la gente de vosotros, nada de eso. Sentiréis una gran unión y comprensión. Estoy segura de que este Shiva Puja, definitivamente os establecerá en un nivel mucho más elevado y sabréis dónde estáis.

Estoy muy feliz de que se organizase el Shiva Puja aquí. En una ocasión se organizó en Europa. En aquella ocasión había muchas tormentas, nevadas y demás, pero muchas personas vinieron a Roma para aquel Shiva Puja. Todos me pidieron: “Madre, permítenos tener tan solo un Shiva Puja”. Todo fue sorprendente, la gente vino desde Grecia y desde todas partes conduciendo. A pesar de que habían anunciado que habría nevadas e inundaciones todo el mundo llegó bien. Y de repente descubrí que el nivel se había elevado, porque aquí estamos en contacto directo con nuestro Espíritu. Aquí conocemos a nuestro Espíritu, estamos agradecidos a nuestro Espíritu por lo que ha hecho por nosotros, le respetamos. Por esa razón vi aquel cambio y que, de repente, alcanzaron una gran altura. Estoy segura de que esto también les sucederá a los australianos.

Ahora olvidad todas vuestras pequeñas diferencias, las luchas de poder, la estupidez de luchar por el dinero, intentad ser correctos. En Melbourne hay algunas personas que se han bloqueado a causa de estas tonterías. Deben limpiarse a sí mismos, corregirse y cuidar de sí mismos. Todas mis bendiciones están con vosotros.

Que Dios os bendiga.

Así que Me despediré de vosotros. [Hindi] Cuando Me vaya quiero daros algo pequeño para todos los líderes porque quiero que escribáis el diario. Así que también para los otros líderes, aparte del líder nacional. Es para todos.

Yogyi: John Henshaw, Melbourne.

Shri Mataji: ¿Eestás bien John? De acuerdo, ahora intenta mantener tu presión sanguínea baja, no discutiendo ni hablando sobre tonterías ¿de acuerdo? Y pon tu mano derecha hacia la foto y haz el tratamiento del lado derecho. Que Dios os bendiga. Brian Bell. Es sólo para la gente que he visitado y para los demás estados que tenéis. Pero vuestras aduanas son tan particulares que mejor les hacéis un bandhan para que pueda traeros regalos a todos.

Eso es lo único que no Me ha gustado de Australia. Porque son muy estrictos y realmente muy particular. En todos los países se permiten regalos excepto en el vuestro. Así que ahora [Hindi] entonces tendremos que irnos. Tendré que volver a [Hindi]. Voy a volver a … Ahora tengo que ir a Sídney [Hindi]. Oh, los niños se reflejan en ello. Debo decir que es una bonita fotografía. Estoy muy contenta con ellos. Muchas gracias, es bonita.