Puja de Pascua

(Italy)


Send Feedback
Share

Puja de Pascua. Magliano Sabina, Roma, Italia. 19 de abril de 1992.

Hoy es un gran día en el que todos nosotros estamos contentos y la razón es la Resurrección de Cristo. La Resurrección de Cristo tuvo lugar para abrir nuestro Agnya; este era un centro muy sutil, muy complicado por las ideas que la gente tenía debido a sus condicionamientos y a su ego; y ambas cosas en tal cantidad, que a la Kundalini le hubiera sido imposible atravesarlo. Así pues, tuvo lugar la Resurrección, ya que Cristo era solo Chaitanya, y resucitó de la así llamada muerte. En esta muerte de Cristo tenemos que comprender que nosotros también hemos alcanzado nuestra resurrección; todo lo que se suponía en el pasado ha muerto, ha terminado. Así pues, el arrepentimiento, los condicionamientos que tuvimos están muertos, pero todavía es muy sorprendente ver cómo entre las naciones cristianas el ego no ha disminuido como debería, quizá nunca fue adorado correctamente. En Occidente, el ego era tan dominante que nadie podía ver qué estaban haciendo ni lo lejos que estaban llegando. Innecesariamente se están arrepintiendo de algo que es irreal; el arrepentimiento era para el ego. Es muy chocante ver cómo los países cristianos han invadido pueblos y aniquilado razas enteras, eran cristianos, seguidores de Cristo, con la Biblia en la mano. ¿Podéis imaginar la cantidad de cosas horribles que los cristianos han hecho en el nombre de Cristo? Por qué, es lo que tenemos que comprender, por qué el ego se ha desarrollado tanto en los países occidentales o en los países que seguían la cristiandad.

En cualquier parte que haya cristianos, son extremadamente agresivos, violentos y piensan que el mundo entero les pertenece, incluso Hitler creía en la religión católica. Un sacrificio tan grande como el de Cristo no les enseñó nunca ninguna lección, como si todo se hubiera borrado de su memoria, como si no tuviese ningún significado para ellos, como si no tuviera nada que ver con ellos; y así, se volvieron muy violentos, y no solo eso, se creyeron con derecho a gobernar el mundo entero, saquear todo, destruir a todos, ¿por qué?, porque eran cristianos. ¡Qué contraste con la vida de Cristo que resucitó de la así llamada muerte! Pero así el ego permaneció, y no solo eso sino que creció y creció a tal extremo que hoy vemos cómo los cristianos han perdido completamente su sentido de las maryadas. Es sorprendente ver cómo se están comportando las Iglesias cristianas; no queda moralidad de ninguna clase, no tienen respeto por el amor, no tienen respeto por Dios, tampoco lo tienen por la castidad, que fue el principal punto de Cristo, el principal mensaje de Cristo.

Esto me sorprendió ya cuando yo era pequeña, porque nací en una familia cristiana y vi que los cristianos hindúes eran las personas más dogmáticas y dominantes. Esto me sorprendió, el ver cómo daban las cosas por sentadas y cómo utilizaban el nombre de Dios para dominar a los demás. Desafortunadamente, en aquellos tiempos, eran los ingleses los que gobernaban India; y los ingleses manipularon todo de forma tal que los hindúes cristianos creían que Cristo había nacido en Inglaterra. Se vestían como los ingleses, se comportaban de una forma muy arrogante, tenían plazas en el gobierno, y ni tenían respeto ni eran leales a los demás hindúes.

Incluso, cuando mi padre fue arrestado, a nosotros nos expulsaron del grupo cristiano y a mí me echaron de la escuela siendo una niña de seis o siete años, debido a que mi padre era un diputado.

Por tanto, este aspecto de la cristiandad, hasta ahora creo que nadie lo ha visto, y todas las naciones cristianas han sido muy crueles y dominantes y son las que hoy día están a la cabeza de los acontecimientos. Este ego sutil antes pertenecía a personas concretas y ahora, con la democracia, está disponible para todo el mundo, para personas corrientes; y los países donde esto ocurre, son países llenos de destrucción. No ocurre esto solo en Europa; también en América; los americanos son extremadamente egoístas, dominantes, hasta tal punto que se han convertido en idiotas. Imaginad, siguieron a Cristo que era la Sabiduría, la fuente de la Sabiduría y el que sus discípulos fueran tan estúpidos y tontos es algo que no se puede explicar.

¿Por qué ocurre esto? Hemos de ver la Historia de la Religión, la Historia del Cristianismo. Como sabéis, existió Pedro, que era un individuo muy egoísta y Cristo, en cierta ocasión, le dijo claramente que era satán y que le negaría tres veces. En esos momentos apareció Pablo, quien pensó que era una oportunidad el aprovecharse de alguien que era débil, demoníaco y que, en el fondo, estaba contra Cristo. Y así encontró a Pedro. Con su mente burocrática lo atrajo hacia él y le hizo su confidente; le dijo: “Tú, únete a mí y yo te haré la persona más importante”. Después les dijo a todos los discípulos que ellos no eran personas cultas y que por tanto era mejor que él escribiera los testimonios, puesto que él, siendo culto, sabía lo que se debía escribir y lo que no. Por tanto, fue él quien editó la Biblia. Todo el trabajo de Cristo quedó en las manos de este diablo. Si leéis su Biblia, enseguida veis que estaba lleno de ego, organizándolo todo; estaba lleno de ego y suprimió muchas cosas que debían haber estado en la Biblia. Estoy segura de que Cristo debió hablar de la Kundalini, pero no apareció ninguna de estas cosas, él lo evitó, a pesar de que Mateo insistió en que Cristo dijo que teníamos que volver a nacer, etc. Pero él discutió con Mateo, y tampoco podía aceptar la Concepción Inmaculada. No tenía ni idea respecto a lo que era la Verdad, la Realidad ni sabía de los milagros que existen en la Divinidad. A pesar de que Pablo negara todo esto, Mateo escribió su propio evangelio, pero Juan se marchó y comenzó su propio estilo que hoy se conoce como los Gnósticos. Y de los demás discípulos, Tomás se marchó también.

Por tanto, editó el evangelio de Lucas y Mateo, y con grandes dificultades, ellos consiguieron que se respetasen algunas cosas originales. Así fue cómo este diablo se infiltró en la gran Religión de Cristo y todo se trastocó quedando al revés. Se utiliza la Biblia como libro de gran autoridad, y en ella se dicen cosas que hacen que la gente no conozca límites para su ego. La primera cosa que sugiere es que si uno se convierte en miembro de la iglesia, uno es un “elegido”. Y Pablo se ocupó de que quedara escrito que Pedro comenzaría esta Iglesia, que Cristo había dicho que Pedro tenía la llave de esta iglesia y que él era la piedra sobre la que Cristo edificaría su Iglesia. ¡Imposible!. Ponedme a mí en el lugar de Cristo. ¿Pediría yo al hombre más débil una cosa así? ¿Nombraría yo a una sola persona para que cuidara de algo tan grande? Esta parte de la Biblia es absolutamente blasfema, y así es cómo, al constar todo esto en la Biblia, Pedro entró dentro de su ego sin encontrar límites a sí mismo. Todo fue manipulado y manejado por mentes burocráticas y Pedro cayó en este juego porque era un discípulo muy débil de Cristo.

Como sabéis, en Sahaja Yoga, tenemos también doce tipos de sahaja yoguis. Algunos son muy débiles, y son débiles porque tienen mucho ego; no se pueden relacionar con nadie, gritan a la gente, perturban a los demás, no conocen límite para su ego, son agresivos y no son colectivos. Nunca muestran ningún amor hacia los demás. Estos sahaja yoguis van mostrando uno a uno su color; sin embargo, algunos de ellos están aprendiendo y comprendiendo que esto es algo que no debería estar ahí. Cristo tuvo que llevar todo a cabo en tres años y medio, pero no podía imaginar que de estos doce discípulos saldría uno tan siniestro, y que otro fuera quien le entregara a los romanos. Este Pedro era un individuo tan horrible que solo por glorificarse a sí mismo y por su interés personal, puso estas palabras en la Biblia con el fin de tener mucha autoridad.

También ha ocurrido esto con Mahoma. En primer lugar, Mahoma habló de que habría un tiempo de resurrección; esto significa que él habló del futuro. Por tanto, ¿cómo se puede decir que Él era el último profeta? Si Él era el último, ¿cómo van a tener ese tiempo de resurrección? El sello de un profeta no implica que detrás de Él no pueda encarnar otro profeta. Este sello, lo que significa es algo como una marca, algo que certifica. El era el Adi Guru, así que, Él dijo de sí mismo: “Yo soy el sello”. Él no dijo: “Yo he sellado esto”; pero la gente astuta, se aprovecha de estos pequeños detalles utilizándolos para su propio propósito, porque son muy egoístas.

Otro tipo de sahaja yoguis, son extremadamente egoístas; otros, bastante egoístas, en el sentido de que solo conocen a su mujer, a sus hijos, su casa, etc. Para ellos es muy importante estar ocupados con sus hijos. Os sorprenderá saber que algunos sahaja yoguis vinieron a Bombay para estar con sus hijos y no vinieron al Puja que tenía lugar en Delhi. ¿Qué tipo de sahaja yoguis son? Este tipo de sahaja yoguis existe, los que están más preocupados por sus hijos que por Sahaja Yoga o por su emancipación. Les preocupa más la familia, su casa, etc. A algunas mujeres esto se les da muy bien, intentan sacar a sus maridos del ashram, intentan encontrar excusas para salir de la colectividad.

Sois juzgados todo el tiempo, así que, vosotros juzgaros a vosotros mismos claramente; no penséis en los demás cuando digo estas cosas, aplicároslo a vosotros mismos y sabed que Cristo fue crucificado. El que Cristo fue crucificado por los judíos es una idea equivocada. ¿Cómo es posible que los judíos, que eran casi esclavos, crucificaran a Cristo? Fue el Imperio romano quien quería crucificarlo, porque creían que Él estaba llegando a ser muy poderoso. Y cuando intentaron crucificarlo, la gente pensó que se le crucificaba porque los judíos querían. Culparon a los judíos para evitar que la culpa recayera sobre los que gobernaban. Y los que gobiernan siempre pueden hacer cosas así, el crucificar a cualquiera y culpar a cualquiera.

Los cristianos más tempranos eran en su mayoría judíos; Cristo mismo era judío, entonces, ¿cómo se puede decir que los judíos crucificaron a Cristo? Se culpó a los judíos y los cristianos pensaron que tenían todo el derecho a odiar a los judíos porque Cristo fue crucificado por los judíos. Esta idea se debe de nuevo a la intervención de Pablo, porque a Él no le interesaba que cayera ninguna culpa sobre la Administración romana, y así, Pilatos se lavó las manos. Esto es muy significativo; él se lavó sus manos, en el sentido de que él lo hacía con la seguridad de los judíos y no con la suya propia. Así se desarrolló este drama, y entonces todos los cristianos andaban ocupados odiando a los judíos y pensando que ellos habían crucificado a Cristo. Esto ocurrió miles de años atrás y porque alguien crucificó a alguien, aquel primero debe ser odiado. Entonces, de esta manera toda la raza blanca debería ser odiada, porque ellos han crucificado no a uno, sino a millones, y por tanto, según ese criterio, ¿deberíamos ahora odiar a sus niños o a sus nietos?

Por tanto, este es el tercer tipo de sahaja yoguis que tenemos; son aquellos que constantemente intenta culpar a los demás y no a sí mismos. Estas personas, cuando empiezan a culpar a los demás nunca pueden crecer o mejorar. Deberían hacer introspección, pero la introspección es algo de lo que se carece mucho en los países occidentales, excepto en Rusia. Y esto es porque no está escrito en ningún sitio que uno haga introspección. Lo único que consta es que si uno va a la iglesia a confesarse a un cura sordo y tonto, entonces uno se salva. Y así, nadie hace introspección. Afrontémoslo, ¿hacemos introspección o no?, ¿somos acaso ese tipo de sahaja yoguis que quizá no son muy egoístas, pero sí son asertivos, con sus propias ideas y opiniones por encima de todo, que se autoglorifican y que no quieren saber cuál es su problema?

El cuarto tipo de sahaja yoguis es muy interesante. Son los que adoran a Mataji en sus casas, pero no pueden venir a la colectividad, porque quizá está muy lejos. Ahora bien, si han de ir a ver a su hijo recorrerán kilómetros y kilómetros. O si se trata de su familia o de algún negocio, harán cualquier cosa. En Sahaja Yoga no se os pide que dejéis los trabajos o vuestro estilo de vida, nada de eso, pero las prioridades se deben entender bien. Están siempre preocupados con sus ganancias, trabajos y van detrás de ganar un nombre, fama, trabajan para ello muy duro, estan siempre muy ocupados con algo creativo o artístico, siempre ocupados. No tienen tiempo ni para sí mismos ni para Dios. Estas son personas que se inclinan ante Madre, y antes de hacer un trabajo creativo se inclinan para pedirle ayuda, quieren toda su protección para su trabajo y para su creatividad. Y todavía hay sahaja yoguis que piensan que el dinero es importante, pero no lo es. En Sahaja Yoga obtenemos dinero siempre que queremos. Hay algunos que dicen “voy a empezar un negocio, porque quiero dar el 0,001% a Sahaja Yoga”. Y si le preguntáis, ¿por qué das ese dinero?, contesta: “Madre todo es tuyo, el 0,001% es todo tuyo”. Esta actitud viene cuando pensáis que el dinero es muy importante, y esto le pasa a personas que no pueden ver a Dios más allá de todo esto, que no pueden ver ventajas más sutiles de este dinero, por eso cuentan hasta la última peseta, porque no quieren que su dinero, ganado con tanto esfuerzo, se malgaste en algo espiritual.

Tenemos personas que no comprarán nunca un libro o una cassette, en todo caso se harán una copia, para ahorrar algunas pesetas o dólares. No comprarán nunca algo que se necesite; no comprarán nunca una fotografía, pero sí le pedirán a alguien que haga una foto de esa fotografía para así poder tenerla también. No es que haya que gastar el dinero en esto necesariamente, sino que se trata de una actitud de la mente; si se puede ahorrar algo, muy bien, pero el hecho de que cuando se ahorra algo es un ahorro para Sahaja Yoga, es algo que raramente se entiende.

He estado leyendo algún libro de la religión budista y he visto que tienen muchas normas y reglas; si yo os pusiera una sola de estas normas, vosotros, todos los sahaja yoguis, saldríais corriendo. La primera norma que tienen es que uno no puede tener pertenencias, uno no puede comprar su tierra. Solo pueden comer una vez al día. Hay que ser vegetariano (¡aunque parece ser que uno puede matar seres humanos, porque esta restricción no está escrita!); uno no puede matar ni un pez ni siquiera un mosquito. Por tanto, este tipo de religión está ahí y dicen que Buda dijo todo esto, pero no creo que fuera así. Todos los seguidores de estas grandes encarnaciones han hecho mucho daño a estas personas que nos traían grandes religiones a la tierra. Y por eso nosotros somos absoluta divinidad en el camino de la Verdad. Así pues, aquellos que son honestos y que quieren unirse al camino de la Verdad, deben hacer introspección y ver dentro de sí mismos en qué medida nos encontramos en la Verdad.

Otro tipo de sahaja yoguis son los que son más festivaleros, forman grupos y les gusta la fiesta. Está la idea de pertenecer a algo y siempre debemos pertenecer a un grupo o a otro, y o bien uno va al grupo cristiano o al judío, o va al Islam. O quizá acude a la política. En Inglaterra me preguntaron, ¿qué eres?, ¿a qué grupo político perteneces? Yo al principio esto no lo entendía. Todo el mundo debe tener un partido. Me decían, ¿eres comunista? Yo decía, no, no. ¿Eres conservadora?, ¡no, no! ¿Eres socialista?, no, no. Entonces, ¿qué eres? Nada, simplemente un ser humano, les respondí. No podían entender que yo fuera simplemente un ser humano sin ningún tipo de política en mi cabeza. Por tanto está primero la idea de pertenecer, a un culto, a una secta o a una religión. Después os empezáis a implicar a las normas, condicionamientos, reglas, y así os comenzáis a atar y a quedar atrapados, y lo hacéis muy contentos. Como cuando le preguntáis a alguien, ¿por qué llevas la cabeza afeitada? Y te contesta, “en nuestra religión se lleva la cabeza afeitada” o cosas así, muy absurdas, como tener que llevar barba o bigote. Es una tendencia al “grupismo”, sin entender que la Realidad está llena de variedad. Con la variedad tenemos la estética, Saundarya. Si no tenemos variedad, ¿cómo podéis tener vuestra personalidad? Si estáis limitados por estas ideas externas absurdas, ¿cómo vais a tener vuestra personalidad? Si la religión no os puede dar una personalidad, es mejor que la descartéis, porque una religión os da una personalidad interna y externa, y cuando empezáis a gozar de esta personalidad, entonces sois un sahaja yogui. Es cuando ya no se os tiene que decir que no robéis, que no hagáis daño a los demás, que no seáis agresivos, que no seáis egoístas. Sino que tenéis una personalidad que se observa a sí misma. Pero normalmente la gente observa a los demás y no a sí misma. Esto es otro problema de Occidente, que solo miráis a los demás y no a vosotros mismos. Y esto sigue y sigue durante mucho tiempo hasta que llegáis a haceros esclavos de vuestra propia idea de lo que es una personalidad, entonces, comenzáis a proyectar esta idea sobre la personalidad a través de vuestro ego, queriendo mostrar que sois alguien muy especial.

Sahaja Yoga es justo lo contrario. Intentad comprender esto. Todos somos una personalidad, todos somos personas, santos, y hemos de respetarnos como santos. No necesitamos tener todos el mismo tipo de personalidad. Tiene que haber distintos estilos de hablar, de mover las cosas, distintos tipos de expresión del amor de Dios. Y así, no formamos ningún tipo de gente como un regimiento, sino que somos personas libres, somos absolutamente libres, porque tenemos la luz y sabemos hasta donde llegar, sabemos cuál es el buen camino y por dónde ir. Si tenéis esta luz encendida dentro de vosotros, inmediatamente sabéis por donde debéis ir. No me tenéis que preguntar a mí, ni a nadie.

Cuando personas así crecen, entienden que Sahaja Yoga es completa libertad; ahora bien, tenéis libertad porque tenéis la luz. Sin la luz la libertad es absurda y no tiene sentido, porque herís, torturáis y causáis problemas a los demás. Pero con la luz, lo primero que nos ocurre es que todas estas religiones que han sido predicadas por estas grandes encarnaciones, se convierten en una parte de nuestro Ser.

Los japoneses dirán que son budistas y matarán a quienes quieran, o quizás los cristianos, que son lo opuesto a Cristo. Pero con la luz, os convertís en verdaderos cristianos, verdaderos musulmanes, y os dais cuenta de que todas las religiones forman parte del mismo océano. Entonces ya no os identificáis con una en particular, sino que saltáis al Océano de la Religión y sois, en cierto sentido, una persona realmente religiosa. Ya no os tengo que decir nada más sobre vuestra moralidad; simplemente ved cómo os vais enredando con estas cosas equivocadas que hacéis. Muchos me escriben confesándome muchas cosas, pero yo nunca lo leo sino que quemo estos papeles. No quiero saber nada de ello. Somos personas libres, y en esta libertad hemos de ver que hemos absorbido toda esta rectitud.

Antes de la Realización uno no puede ser dhármico o religioso, puede que lo aparente, que predique o que tenga un estatus de tal categoría o algo así, pero es solo algo externo, y no solo eso sino que predican justamente lo opuesto a la verdadera religión. Desvían, y no solo desvían sino que corrompen los fundamentos y el pilar básico de la religión, que es el ascenso. Si la religión no os da un equilibrio para ascender, es mejor no tener religión. En este sentido, los ateos, como los rusos, son mucho mejores porque solo están preocupados por su ascenso. Quizá por esto Mahavira y Cristo no quisieron hablar de Dios.

Tenemos pues personas que tienen luz y que están preocupadas por su luz y desean que esta luz brille constantemente. También desean que esta luz no solo les ilumine a ellos sino a todos los demás y trabajan por ello. Asumen la responsabilidad; no se sientan a meditar en la selva o en el bosque, no, hay que trabajar en este mundo. Hay que hacer funcionar Sahaja Yoga en este mundo para los demás, tenéis que darles este hermoso sentimiento de unión con la Divinidad; tenéis que gozar de todo ello. Sahaja Yoga no es solo para vuestro gozo o contento personal, como cuando algunos borrachos se ponen a beber juntos. Es para llenar vuestras copas y así se la deis a muchos otros más. Ellos asumen esta responsabilidad. Y la base de todo esto es la Verdad que ellos conocen. No creen que sean de Sahaja Yoga. No vienen a mí para preguntarme cosas absurdas como, ¿qué se puede hacer para que a mi padre le crezca el pelo? Algunos vienen a preguntarme cosas así. Me sorprende, ¿acaso creen que Sahaja Yoga es una peluquería o qué?

Pero este tipo de sahaja yoguis del que hablo, tienen una visión muy diferente. Tienen la visión de que el Universo entero ha de iluminarse, y de que ellos son una parte de ese Universo. Y esta Religión Universal ha de entrar en la vida de las personas a través de la Realización, del despertar de la Kundalini. Trabajan muy duro, no escatiman esfuerzos a la hora de ver que la gente llegue a conseguir su Realización. Pero aquí también hay un poco de este ego sutil que dice: “estoy haciendo esto, estoy haciendo aquello”. Hay gente que me dice: “Madre, viajas tanto, haces tantas cosas, ¿cómo consigues esto a tu edad?” Lo primero, no se cuál es mi edad, no lo sé, ni tampoco me importa, y en segundo lugar yo no hago nada, y si no hago nada, ¿cómo puedo estar cansada? Yo no hago nada en absoluto. Todo simplemente funciona y yo lo observo y gozo. Pero el ego de estos sahaja yoguis empieza a pensar: “estamos haciendo esto y aquello…”, y así este ego que es tan sutil -a la hora de sugerir,- crece; y esto va en contra de Cristo. Así automáticamente, la mente empieza: “esto no funciona, aquello no va bien, etc…”, y se empieza a criticar a los demás. De nuevo es mirar a otros y no a uno mismo.

Hay también otros sahaja yoguis que no sienten así, que saben que el Paramchaitanya lo hace todo y que trabaja a través de ellos; saben que ellos son su instrumento y, a veces, si fracasan en algo comienzan a dudar y dicen: “Madre, ¿cómo es que esto ha ocurrido así?, ¿cómo es que si Gorvachov tenía que dirigir y gobernar, ha pasado esto? Y tuve que explicar por qué Gorvachov tuvo que dejar la vida política. Imaginad. Esa era mi responsabilidad. Por supuesto que a Dios podéis hacerle cualquier pregunta, los seres humanos así lo creen, que tienen derecho a preguntar a Dios lo que les apetezca o a maldecirle cuando quieran, como si Dios fuera una persona que se tuviera que hacer cargo de vuestras responsabilidades.

Esto, pues, aún sigue ahí, aún queda algo a pesar de que son sahaja yoguis que se entregan, todavía quedan ciertas dudas en la mente.

Luego también hay personas que no dudan en absoluto; saben que existe el Paramchaitanya y que detrás de todo milagro está el Paramchaitanya.

Por encima de todos ellos están aquellos que se dan cuenta de que tenemos poderes y de que estamos conectados con el Divino. Por supuesto, alguna vez también dudan sobre si tienen o no poderes.

Sé de algunas personas que les dices: “¿Por qué no haces tal cosa?”, y contestan: “Porque temo que mi ego suba”. Tienen miedo de su ego. Y esto es un ego muy sutil. Por eso se dicen: “Mejor ir despacio, no asumir demasiado o creer algo tan fuerte como que tengo poderes”.

Pero hay personas que saben que han sido bendecidas con poderes; y estos poderes pueden ser descubiertos más y más en vuestro interior. Las personas que tienen fe en sí mismas, fe en Sahaja Yoga, fe en mí y en el Paramchaitanya son personas muy simples, extremadamente simples, de corazón muy sencillo, gente muy inocente. He visto muchas en los pueblos y aldeas. También aquí hay muchas personas así.

Estos son los doce tipos de sahaja yoguis que os he descrito. Pero hay un tipo que es el sahaja yogui con todos sus poderes. Son los sahaja yoguis que descubren sus propios poderes. En introspección “ven”, están muy seguros de sí mismos y no dudan; este es el estado de Nirvikalpa, sin ninguna duda de sí mismos. Para tener fe en mí, me adoráis, para obtener algo de mí; pero yo también he hecho de vosotros algo grande y vosotros también debéis desarrollar vuestro poderes; no tenéis que depender solamente de los poderes que yo tengo, no intentéis solamente extraer poderes que son de vuestra Madre, sino más bien intentad ascender a los mismos niveles. Podéis hacerlo; no diré cuántos podéis conseguirlo, pero intentadlo. Y para ello lo más importante es completa humildad. Claro que, como estáis entregados a mí, sois humildes.

Mahoma ya lo dijo, habló de la entrega. Pero lo que tenéis que hacer es rendiros a vosotros mismos, porque si vosotros sois el Espíritu, ¿por qué no rendirse o entregarse a uno mismo, a vuestro Ser? Y que ese Ser brille, llegad a ser uno con esa luz, que toda la vida debería ser luz, luz de Amor, luz de Divinidad, luz de Belleza. Así, a través de la introspección, tenéis que ver todo esto; tenéis esta luz dentro de vosotros. Tenéis tantos poderes… desde luego que dependen de Madre, lo cual es algo bonito; pero tenéis que crecer, tenéis que crecer y asumir la responsabilidad sin sentiros responsables. Esto debería ser vuestra personalidad. Espero que sigamos adelante con el resto de los discípulos porque, si no, cabe la posibilidad de que hundamos Sahaja Yoga en otro Océano de sinsentidos y cosas absurdas. Así que, hemos de desarrollar nuestra personalidad a través de nuestra introspección, nuestra comprensión, nuestras pruebas de lo que es la realidad.

Siento mucho haber tenido que decir todas estas cosas, pero tenía que hacerlo y aproveché esta oportunidad a la hora de hablar de los discípulos de Cristo y cómo fueron engañados por estos Pedro y Pablo. A veces pienso que los seres humanos son también muy astutos e inteligentes y pueden echar por tierra a Sahaja Yoga, con lo importante que es hoy día.

Hoy es el día de vuestra Resurrección y hemos de pasar a través de estos doce estados para alcanzar el estado más alto, que le llaman el estado decimocuarto, donde sois solamente un instrumento, completamente insensibles a lo que sois y os encontráis plenamente en la manos del Paramchaitanya.

Hoy es un día muy auspicioso y disfrutamos de él gracias a Cristo. Él aceptó su crucifixión porque tenía que jugar ese papel. Fue algo horrible, pero cuando llevaba su cruz estaban preocupados por Él, y Él contestó: “No os preocupéis por mí, preocuparos por vosotros mismos”. A pesar de toda esta manipulación de la Biblia, muchas verdades se han mantenido y están escritas. Así que, no hay que odiar a nadie porque haya crucificado a Cristo. Pero sí hay que repeler esa autoridad por la que odiamos a los demás, el ego sutil empieza a funcionar y hemos de reducirlo más y más en la colectividad. Os sorprenderá ver cómo a medida que este “yo” empieza a disminuir todos los poderes comienzan a venir a vosotros. Es como una flauta hueca, si hay alguna obstrucción no puede.

Por tanto estas ideas, condicionamientos que tenemos, especialmente el ego de que “yo estoy haciendo esto”, debe desaparecer; porque si pensáis así, nunca gozaréis de vuestro trabajo, no podréis gozar ni podréis llegar al océano de gozo mientras sigáis pensando “yo lo estoy haciendo”.

Ha habido varias preguntas respecto a la escuela, y he de decir que dirigir una escuela debe ser un gran trabajo. Se ha observado que los niños occidentales tienen un sistema de muy pobre… Quizá les han dado muchos antibióticos, comida enlatada o de conservas o quizá han visto muchas historietas de fantasmas o cosas de miedo, pero su sistema inmunológico es muy débil, a la más mínima cogen una obstrucción. Si otra persona tiene una obstrucción, ellos la cogen también. Este es un descubrimiento que hemos hecho. También hemos observado que con el calor, con el sol, su cerebro se pone muy caliente, ardiendo; porque de hecho, estos niños están muy en el ego. Así que hemos decidido llevarlos de Wasi a Dharamsala. Allí Yogui Mahayan nos ha donado diez acres de tierra. Yo también he donado algunos, y los sahaja yoguis hindúes han donado mucho dinero. Y allí desarrollaremos una gran escuela. Vosotros no os preocupéis por qué tipo de escuela va a ser, etc…, dejadlo todo en nuestras manos. Esta es una cosa. Y por otro lado se observó que a principios de abril los niños empezaban a ponerse malos; con un poquitín de polvo empezaban a toser sin parar, cogían todo tipo de alergias. Así, decidimos llevarlos a un sitio más fresco y los llevamos a Dharamsala.

Ahora bien, los padres han de saber una cosa, y es que si quieren que sus hijos crezcan apropiadamente deben dejar todo en manos de la escuela; no deben interferir en nada.

Según el primer plan había tres meses de vacaciones, pero esto ha cambiado y este curso no va a haber estos tres meses de vacaciones en Dharamsala, así que, por favor, cancelad vuestros tickets. Habrá tres meses y medio de vacaciones en Sheree, donde podréis ir a quedaros y pasar este tiempo con vuestros hijos, durante el invierno en India.

Aparte, he de decir que su educación es muy pobre. Muchos de ellos, incluso con ocho años, no saben escribir bien; son niños de gran negligencia y muy mimados; así que, dejad que la escuela los eduque. No quieren estudiar, no tienen ningún sentido de la disciplina ni ningún sentido de por qué están en esta tierra. Así que, dejad que aprendan. Puede que algunos padres lleven un tiempo sin ir a la India, pero eso no quiere que en cuanto consigáis dinero tengáis que salir corriendo para ir a la India. Intentad entender que no debéis perturbar la disciplina de la escuela ni la disciplina de los niños. Porque si vienen algunos padres, por pocos que sean, los demás niños se sienten mal, y su atención se echa a perder. Por tanto lo primero que hoy hemos de absorber es la sabiduría de Cristo. Sabiduría que os diga: “hemos de dejar que los niños crezcan”. Nosotros estamos haciendo nuestro máximo esfuerzo para obtener los mejores resultados. No os estamos pidiendo ayuda, pero también es sorprendente ver lo inteligentes que son estos niños; todo lo cogen con gran rapidez. Solo que no quieren estar sentados; todo el tiempo quieren salir fuera. No quieren estudiar, por tanto hemos de encontrar métodos mediante los cuales sientan un auto respeto y hacerles comprender que están en la vida para hacer algo.

Los padres en occidente tienen fama de ignorar a sus hijos, de incluso matarlos, pero dentro de Sahaja Yoga se apegan a sus hijos como con pegamento. Por una parte toda la familia queda apegada como con pegamento, no pueden superarlo, y este tipo de amor es la muerte del propio amor. Intentad entender que estos son niños de Sahaja Yoga y que se les va a cuidar muy bien, y tened la sabiduría de gozar de este desarrollo de vuestros niños. Si tenéis algún problema respecto a esto, no debéis perturbar a todo el mundo. Toda vuestra atención está en vuestro niño; es esto algo muy erróneo y, pienso, que una persona así, no es en absoluto un sahaja yogui. No pensáis que Dios es el responsable, sino que os sentís vosotros responsables y eso no es propio de un sahaja yogui, en absoluto. Amáis a vuestros hijos, pero no a los hijos de los demás. No os preocupáis por sus problemas o por su situación.

Supongamos que un padre o una madre va allí y el resto de los niños se siente muy mal, entonces, ¿por qué tenéis que ir? Lo mismo con enviar regalos, comida enlatada, chocolates. El próximo paquete de comida enlatada que llegue lo vamos a echar al mar. No hay necesidad de enviar estas cosas. Si enviáis algo, enviad cosas sensatas, que sean buenas para ellos y para toda la escuela. Si no, no mandéis nada. No mandéis cosas solo para vuestro hijo. Somos sahaja yoguis, no personas corrientes. Somos personas especiales. Así que, si mandáis algo mandad para todos, y no cosas como chocolates, que lo único que hacen es echar a perder aún más su sistema inmunológico, que ya se encuentra bastante mal. Cualquier alimento en conserva se tirará. Ha llegado esto a tal extremo que nos hemos visto en la necesidad de importar algo de comida, decían a todo: “esto no me gusta, esto no me lo voy a comer”.

Así que, si realmente queréis que vuestros hijos sean fuertes, sanos, sabios y sensatos sahaja yoguis, entonces vosotros debéis tener sabiduría como padres, y entender que son almas realizadas, son bendiciones especiales, así que sed amables con ellos. La crudeza con los niños o el ser malos o duros con los niños, no consiste solo en ser agresivos con los niños, sino también en mostrar excesivo amor a los niños. Esto también es agresividad, porque hiere a otros niños y también a vuestro propio hijo. Porque este niño empieza a pensar: “¡Oh, yo soy alguien especial!, así que, no tengo que estudiar y no tengo que hacer nada”. Por tanto, debe haber un equilibrio.

Alguien me dijo: “Ya tengo un ticket para ir a Dharamsala”. Pues, por favor, no vayáis. Están bien, se cuida de ellos. Hay grandes posibilidades de que desarrollen una gran personalidad, por lo que os sentiréis orgullosos de ellos.

Intentad entender esto y daros cuenta de que cualquier esfuerzo que Sahaja Yoga está haciendo por ellos se debe materializar.

Espero que ninguno de vosotros eche esto a perder. Y cuando les escribáis cartas, decidles cosas como: “espero que estés estudiando mucho y que seas un gran sahaja yogui”; y no cosas como: “te quiero mucho, te echo de menos, estoy llorando todo el día por ti”. Esto no es así, eso es la tragedia griega.

Por tanto, hemos de darles coraje, enseñarles auto respeto, decidles que os gusta verlos crecer así, dadles razones de su existencia. Esto les dará coraje no solo a los niños, sino también a los profesores, que a veces leen algunas de las cartas y también acaban llorando (risas). No hay necesidad de decir todas estas cosas a los niños, ya sois adultos. Un niño escribió una carta en la que decía: “¡Oh, mi padre y mi madre están los dos llorando!, ¿qué voy a hacer?” Es como si el niño ahora fuera el abuelo.

Con todas estas cosas, uno tiene que aprender que vamos a cambiar el mundo, que nosotros y nuestros hijos van a crecer para ayudarnos.

Desde luego que no todos los niños pueden ir a esta escuela, porque piensan que es algo cara esta escuela, o algo así, pero más adelante, quizá se pueda reducir el precio, no ahora, porque hay muchos gastos necesarios para los niños, más profesores, etc. Pero una vez que veáis que estos niños crecen muy bien, pues de momento solo parece un experimento, quizá se pueda comenzar aquí alguna escuela, donde los niños puedan ser educados adecuadamente. Pero aquí, sin embargo, los precios siempre serían más altos. En el ashram de Roma se gasta mucho más, el precio es mayor, y no lo pueden evitar. Por tanto, es casi lo mismo, así que, sed sensatos con esto.

No sé cuál sería el lugar más apropiado para comenzar una escuela así en Occidente, qué país podría asumir la responsabilidad. Quizás en Rusia sea más barato.

Por tanto, esto es un experimento y debéis colaborar con la escuela al máximo. Si hay algo más que queráis consultarme, decídmelo.

Hoy estamos hablando de nuestra resurrección a través de estos catorce planos que hay dentro de nosotros, uno detrás de otro; y después, brotamos a través de ellos como hermosos lotos. Este es el significado de Semana Santa, donde simbólicamente se ofrecen huevos, y se ofrecen en el sentido de que estos huevos, luego, se conviertan en pájaros.

Gracias.

Que Dios os bendiga.