Puja de Navidad

Ganapatipule (India)


Send Feedback
Share

Puja de Navidad. Ganapatipule, India. 25 de diciembre de 1993.

Hoy vamos a celebrar el nacimiento de Cristo. Esto lo hacemos justamente en un tiempo muy importante, porque hay algunas personas “anticristo” que precisamente se hacen cargo de la religión cristiana, y hablan en contra del nacimiento de Cristo. No tienen autoridad. No son almas realizadas, no saben nada del Divino, nada, y dicen que todo es falso; que María no era una Virgen, y que Cristo no nació así (Inmaculada Concepción). ¿Quién se lo ha dicho a ellos? ¿Acaso vino Gabriel a decirles algo? ¿Qué derecho tienen a decir estas cosas?

Debido a que son personas “anticristo” se han hecho cargo de la religión cristiana. Incluso el papa es así. Pero en Satya Yuga, todos ellos serán expuestos. Alguno de vosotros podría escribir a este hombre y decirle: “¿Qué derecho tienes a decir eso? ¿Has sentido alguna vez el Poder Omnipresente del Amor de Dios? ¿Tienes alguna Divinidad dentro de ti para desafiar a Cristo de esa manera? Debe haber ahora por ahí alguna encarnación de Pablo. No pueden entender lo que el Divino puede hacer. No tienen ni idea de lo milagroso que es.

Todos vosotros habéis sentido las bendiciones del Divino. Todos sabéis qué es un milagro. Constantemente un milagro está teniendo lugar. Os contaré un ejemplo muy simple: En el Navaratri Puja hicieron algunas fotografías; y en una de ellas, en el fondo del escenario aparecía una escena, que yo misma me preguntaba de qué se trataba. La escena consistía en un sol, Surya, que parecía mover una cortina. Este Surya tenía ojos, boca, estaba sonriendo, y moviendo una cortina. Dije: ¿Qué es esto? ¿De qué es esto indicativo en el Navaratri Puja? Pero cuando fui a Moscú me sorprendió ver que habían decorado el escenario de fondo exactamente así. Idéntico. El Navaratri Puja tuvo lugar un mes y medio antes y el Paramchaitanya pintó ya esta escena. Es sorprendente cómo las cosas suceden tan milagrosamente.

Y hay mil y un milagros sobre los que podéis hablar. Cuando estábamos en el avión en dirección a Moscú, dijeron que la temperatura en Moscú era de -20ºC. Cuando bajamos del avión anunciaron que era de -15ºC., y a la mañana siguiente dijeron: “la temperatura mejora rápidamente, estamos casi a -12ºC”. Y después de un día dijeron que era de -4ºC. Pero al día siguiente ya era de 10ºC. Y se supone que conforme pasa el tiempo la temperatura ha de tender a ser más y más fría.

Ahora mi marido tenía que ir a Moscú y me dijo: “Hace mucho frío, dicen que hay 20ºC.”; le dije “no te preocupes, lo arreglaré”. Luego me contó que cuando llegó había -2ºC.

Por tanto, todas estas cosas muestran que todos lo elementos nos están ayudando. Todos los problemas, pequeños o grandes, se solucionan, en nada de tiempo. Uno, a veces, se sorprende de cómo suceden las cosas.

Luego surge la pregunta pero: ¿Por qué Cristo tuvo que ser crucificado? ¿Por qué no pudiste salvarle de la crucifixión? Él fue crucificado porque, en su caso, tenía que ser así. Tenía que pasar a través del Agnya para establecerse a Sí mismo en el Agnya. Y respecto a la cruz, era algo que también tenía que pasar. Pero el mensaje de su vida no ha sido nunca la cruz, sino la Resurrección.

Él resucitó y ésta es una de las grandes cosas que Él hizo. Ahora, vosotros también podéis resucitar. En la evolución, cada encarnación hizo algo realmente único y finalmente, Cristo, llevó a cabo la Resurrección. Tuvo que morir, si no, ¿cómo iba a resucitar?

Por tanto hay muchas cosas que parecen míticas pero que no lo son. Mañana dirán que Cristo nunca resucitó. De hecho, más tarde, Él murió en Kashmir; hay prueba de ello, pero aun así, la gente no lo quiere creer. Solo querían extender el cristianismo porque sabían que cuando se tiene una mayoría de gente uno puede gobernar. Y el mismo truco lo utilizan los políticos. Pero este tipo de mayoría no va a traer consigo ningún bienestar ni va a aportar ningún bien a la gente. Hasta la Virgen María, la Madre de Cristo, ha sido desafiada, puesta en duda, por este hombre, y ha dicho muchas cosas absurdas de Ella. Sin embargo, Mahoma dice en el Corán: “Nadie debería desafiar la castidad de la Madre Santa, de la Madre de Cristo”. Diciendo esto Él la respetó, mientras que, en la Biblia no se muestra ningún respeto por la Virgen María, la Madre María. Se refieren a Ella como “mujer”. Esto se debe a Pablo, que iba totalmente en contra de Cristo y se hizo cargo de la cristiandad, intentando extenderla con el fin de darse importancia a sí mismo. Utilizó a Pedro, que era el peor de los discípulos de Cristo, a quién Cristo le dijo: “Satán se apoderará de ti”. Y ahora le están diciendo a la gente que no es posible que Cristo naciese de una Virgen.

Nosotros, los indios, adoramos a Shri Ganesha. Shri Ganesha es lo mismo que Cristo. Y creemos que la Madre ha creado al Hijo, como Virgen, como Gauri. Y no solo lo creemos, sino que es nuestra fe misma, tenemos fe en ello. Mientras que en Occidente la fe es todo racionalidad. Continúan pensando así e inventan muchas historias falsas. ¿Qué necesidad tenían los periódicos de publicar todo este absurdo que escribió este obispo de Durham? Y encima le rindió honores el arzobispo de Canterbury, que es otra persona totalmente “anticristo”. Le rindió honores y al terminar, la iglesia donde se encontraban fue quemada por un rayo, por Vishnumaya. Ella esperó amenazante durante una hora y luego la quemó completamente. Solo quedó ilesa la parte de abajo, quizá porque habría algunas hermosas pinturas. Y el razonamiento de esta gente tan estúpida es que “por la Gracia de Dios se ha salvado la parte inferior; Dios ha tenido piedad de nosotros”. Pero, entonces, ¿por qué se quemó la iglesia?

Debéis entender que la racionalidad nunca os puede hacer comprender la Divinidad, nunca, porque es muy limitada, muy condicionada, está llena de ego. ¿Cómo puede la razón deciros cuál es la verdad sobre la vida de Cristo?

Y tenemos pruebas científicas. Ya os explique que si miráis el átomo de carbono de derecha a izquierda, veis una esvástica; hemos hecho una maqueta del átomo de carbono. Y si lo miráis de izquierda a derecha, veis el OMKARA, sin duda. Si lo miráis desde abajo veis el Alfa y el Omega. Y Cristo lo dijo: “Yo soy el Alfa y el Omega”. No sé si en aquellos tiempos se conocían ya estos símbolos, pero, en cualquier caso, El lo dijo: Yo soy el Alfa y el Omega”. Esto también tiene otro significado: “Yo soy el Principio y el Fin”. Pero estos símbolos de los que Él habló, el alfa y el omega, los podéis ver claramente si observáis el átomo desde abajo. Por tanto, OMKARA en un lado, la Esvástica en el otro, se juntan, ascienden y cuando encarnan se convierten en Alfa y Omega.

Pero todo este conocimiento no entra en los cerebros de esta gente “anticristo”. Todos ellos van contra Cristo. No pueden entender lo que la Divinidad puede hacer.

Vosotros obtuvisteis la Realización, vuestro segundo nacimiento, y simplemente estando ahí sentados, ¿cómo lo hicisteis?, ¿cómo conseguisteis vuestro segundo nacimiento?

La manera en la que esta gente habla les conduce únicamente hacia su completa perdición, su completa destrucción. Es demasiado atrevimiento, ya que, como sabéis, Shri Ganesha es una Deidad muy poderosa; y Cristo también. Como sabéis Él dijo: “No toleraré nada que se diga contra el Espíritu Santo”. De la misma forma, yo no toleraré nada en contra de Cristo, ni una sola palabra. Y respecto a esto he de hacerme cargo de que toda esta gente sea destruida completamente.

En ocasión de su nacimiento, debemos ver que Cristo nació de la misma forma y con los mismos Principios que Shri Ganesha. Por tanto Él era Sabiduría. Dijo algunas cosas, aunque no muchas, porque no le permitieron vivir mucho tiempo. Pudo hablar a la gente, como mucho tres años y medio; pero todo lo que Él dijo era la Verdad, era cierto, correcto y sabio. Después han intentado omitir sus palabras pero, sin duda, muchas de estas verdades están en la Biblia. Pasó su vida diciendo a la gente cuál era la Verdad. Él fue el primero que habló tan claramente de Dios.

En su mismo nivel se encuentran otras dos personalidades, en el área de TAPAS (penitencia) que está aquí en la frente. Uno es Buda y el otro es Mahavira. Ambos nacieron en un tiempo en el que vieron que el ritualismo reemplazaba a la Realidad. Se dijeron. “No hablaremos de Dios, primero hablaremos solo de Chaitanya”. Y así es cómo hicieron todos, incluso el Guru de Janaka, Astawakra, solo habló de las vibraciones. También Nanaka, cuando Namadeva fue al Punjab le dijo: “No hables de Dios, no hables de Hari, es mejor que hables primero del Paramchaitanya. Porque una vez que uno llegue al Paramchaitanya, se terminará preguntando, ¿y dónde está Dios?”

Solamente Cristo habló de Dios en aquellos tiempos en los que nadie quería hablar de Dios Todopoderoso. Él era una persona atrevida, con mucho coraje, no temía a nada en absoluto. Pero su niñez no ha sido descrita en ninguna parte, lo cual es triste.

Tenemos una bonita descripción de la infancia de Shri Krishna y de Shri Rama; son bonitas historias. Pero de Cristo no se cuenta nada excepto aquella disputa con los fariseos. Él mostró lo inteligente que era y la gente estaba admirada de semejante discusión.

Esto es todo, no hay nada más de su infancia. Pero, más tarde, a pesar de que no mostraron ningún respeto por la Virgen María, la gente se decía: “Tiene que haber alguna Devi, ¿cómo puede Cristo haber nacido de Ella (una simple mujer)? Y así es cómo la llamaron “Madona”. La Virgen María pasó a llamarse Madona que significa Maiden = Virgen.

Esta Madona comenzó a ocupar lugares en muchas iglesias, por todo el mundo. La gente pasó a considerarla como una Diosa. Fue por tanto la gente quién la llamó así, y no la Biblia o el cristianismo. La gente comenzó a llamarla Madona, y desde ahí, comenzaron a ver en Ella, a la Madre y la Maternidad. Ella era Mahalakshmi, lo sabéis muy bien; la adoramos como Mahalakshmi. Ella es Radha. Radha tuvo un hijo, que era como un huevo. La mitad del huevo era Cristo y la otra mitad era Shri Ganesha. Pero cuando este niño nació, empezó a llorar llamando a su Padre. El Padre era Shri Krishna. Si leéis el Devi Mahatmyam veréis esto descrito. Cristo siempre pone este dedo así, hacia su Padre. Como sabéis, el índice derecho es el dedo de Shri Krishna y el dedo corazón es el de Shri Vishnu.

Ella era Radha. “Ra” es energía y “dha” es aquella que sostiene la energía. Ella fue quién le llamó “Jesús”. De hecho, en hebreo es “Jesu”; menos mal que leí la Biblia en Marathi, traducida directamente del hebreo. Ahí se le llama “Jesu”. “Jesu” es el nombre de la Madre de Shri Krishna, pues se le llama “Jesu” o “Yashoda”. Por eso Ella le llamó Jesús. Y el nombre Cristo viene de Krishna. Ella le llamó Cristo y Jesu o Jesús. Nosotros también llamamos a Yashoda Jesu o Jesús.

Ella puso estos nombres para darnos el eslabón de unión, para hacernos comprender lo cerca que Él está de Shri Krishna.

Shri Krishna encarnó solamente en India porque había sido excesivamente tolerante si hubiera nacido en América. Pues allí no tienen límites, no tienen Maryadas, no tienen ninguna idea de lo que es dharma, son muy “adharmis”.

Solamente una persona como Cristo, es absolutamente pura, sabia y no cree en el aspecto Lila (juego) de Shri Krishna. Shri Krishna dijo “Todo es Lila” para superar la seriedad y rigor de Shri Rama. Pero Cristo no dijo eso, no predicó eso y, sin embargo, en todas partes dónde se practica el cristianismo, creen que la vida es Lila, que el dharma es Lila, cualquier cosa mala que hagamos es Lila, después de todo, somos inocentes.

Es sorprendente, su lógica es tan absurda… nunca he sido capaz de comprender su lógica. Tienen una lógica completamente autodestructiva y absurda.

Nosotros los indios, debemos saber que tenemos una idea clara de lo que es el dharma. Sabemos lo que está mal y lo que está bien. Pero para mí, tienen mayor mérito los cristianos que proceden de estos países que no saben nada acerca de la Kundalini, han ascendido, han crecido mucho y se han convertido en grandes sahaja yoguis.

Esto ha sido una bendición de Dios porque eran genuinos, eran sinceros. Es Cristo quién les trajo a Sahaja Yoga. Sin Él no hubiera sido posible. Aquí, Shri Ganesha es solamente un símbolo; reside en las piedras. Pero allí Cristo encarnó y dijo a las gentes lo que era el dharma. Pero nadie lo siguió. Nunca siguieron el dharma. Son extremadamente materialistas. Es sorprendente lo que han llegado a hacer en nombre de Dios.

Lo más simbólico es su nacimiento. Nació en un pesebre lleno de paja. Así nació el bebé, en un lugar donde solían estar los animales.

Ved la manera en la que esta gran Encarnación nació. No era un rey ni un hombre rico. Nació como alguien muy pobre y en un lugar que se sitúa muy por debajo del nivel humano normal. Este mensaje es que no necesitáis grandes palacios, ni grandes lugares para nacer. Podéis nacer en cualquier parte si sois Espíritu, Alma pura. Cristo, una gran personalidad, nació así.

La gente va totalmente en la dirección opuesta; son muy materialistas, su atención está plenamente en el dinero, hasta tal extremo que uno ya no sabe ni de lo que son capaces.

Se están destruyendo a sí mismos con el dinero que han ganado. No tienen mesura, ni proporción. Esto es lo que está sucediendo en Occidente. Y nosotros estamos intentando seguirles. Estamos imitando sus métodos destructivos, pensamos que somos “avanzados”, que avanzamos, ¿hacia qué? Ellos avanzan hacia la perdición. Esa es la realidad. Debemos tener mucho cuidado con nuestros niños, con nuestras relaciones, y debemos ver que no adoptemos sus maneras sucias de vida, maneras sucias que han creado en nombre de Dios. ¡En nombre de Dios!

Ahora aquí tenemos un grupo muy grande; somos sahaja yoguis, sois gente bendecida. Sabemos lo que es la Divinidad y lo que es Cristo. Tanto si habéis nacido hindú o alguna otra cosa, no importa, porque Cristo es Universal. Él es el soporte del Universo. Por eso se describe en el Devi Mahatmyam que “Él será el soporte del Universo”.

Por tanto, debemos entender que no tenemos que ridiculizar a nadie que sea seguidor de Cristo. Y debemos adorarle con el mismo afecto, devoción y entrega con que adoramos a Shri Ganesha. Porque, no creo que ningún cristiano tenga fe en Cristo. No tienen fe. Dicen: “Yo creo en Cristo, yo creo en Cristo. Por favor, cura a mi padre, haz esto y aquello”.

Pero la fe de un sahaja yogui trabaja activamente. Vuestra fe, es fe iluminada, y es activa, funciona, opera. Pero debéis tener fe en vosotros mismos, en Sahaja Yoga, y en la vida que estáis llevando. Hasta que esto no sea así, no deberíais llamaros sahaja yoguis.

Veo que todavía hay gente en la periferia. Vosotros no lo entendéis, mentalmente no sabéis qué hacer sino que simplemente flotáis en el inmenso Amor de Dios, y sentís que queréis dar este Amor a otros.

Aun así, en algunas personas el materialismo se hace más sutil y todavía son materialistas, en el sentido de que están pensando en sacar algún dinero de alguna mala manera. Quizá esto no sea muy común, pero siento que ahora, por ejemplo, algunas personas se están apegando a sus niños; y este apego es algo muy equivocado. Los niños pertenecen a Sahaja Yoga. No tenéis ningún derecho sobre ellos.

Los padres querían que los niños volviesen inmediatamente a casa al coger las vacaciones de la escuela; no querían que viniesen a Ganapatipule. Son niños de Sahaja Yoga. Tienen que venir a Ganapatipule, sin duda. Pero no, los padres se querían llevar a los niños directamente, desde la escuela. Los niños no están aquí para eso. Están aquí para crecer en Sahaja Yoga. Si no queréis que vuestros hijos crezcan en Sahaja Yoga, es mejor que os los llevéis. Pero esta no es la manera de comportarse, llevarse a los niños así de la escuela, cuando todo el mundo viene a Ganapatipule. Además estoy segura de que esto no les gusta a los niños, pues les encanta estar aquí. Por tanto este es el materialismo, en el sentido de los niños ¡para ahorrar dinero! Esto muestra el materialismo que Cristo nunca, nunca quiso. Nunca lo quiso.

Debemos entender una cosa, y es que para tener respeto a Cristo lo mejor que se puede hacer es abandonar todas estas ideas materialistas.

Hasta un cierto nivel están bien las ideas sobre lo material; no os pido que vayáis al Himalaya o que practiquéis ascetismo, ni siquiera que dejéis por completo a vuestro niños. Nada de eso. Pero vuestro desapego debería actuar o manifestarse.

Digamos que hay un pájaro que está volando sobre el océano. Nunca beberá el agua del océano porque está salada. Vosotros estáis ahí, estáis en el mundo, pero debéis desarrollar vuestro desapego.

Al principio estaba bien, no importaba “mi padre está enfermo, mi madre está enferma, mi hijo es así…”, todo este absurdo…, pero ahora no. La velocidad de Sahaja Yoga ahora es muy rápida. Y aquellos que queden atrás, quedarán atrás. Por tanto, tened cuidado, no os enredéis en estas ideas materialistas. Y, especialmente para los indios, sé que no les gusta vivir en ashram; los indios quieren tener su propia casa porque así pueden dominar a sus mujeres, tener su comida especial, esto y lo otro; así desarrollan todos los horribles gustos particulares.

Creo que esa debe ser la razón por la que la gente ha dicho que los indios deben ayunar, para librarse de los deseos de su paladar. Pero incluso aunque ayunen pensaran en la comida, ¿de qué sirve entonces? Cristo ayunó cuarenta días y Satán le dijo: “Deberías abandonar el ayuno y hacer esto y aquello”, pero Él nunca le escuchó.

Por tanto el materialismo funciona de dos maneras. Ahora en Occidente consiste en “mi casa, mi mujer, mis niños” y en el Este, “¿qué tipo de comida voy a comer?, ¿qué casa tendré, ¿qué familia debería tener?”

Todas estas cosas están ahí rondando todavía. A medida que el crecimiento se hace más sutil también nosotros nos hacemos más y más sutiles; y estas cosas os sujetan, os impiden avanzar.

Se dan todo tipo de cosas. Por ejemplo, sé de sahaja yoguis que querían hacer un negocio con Sahaja Yoga. Como esta gente que está ahí afuera, quiere vendernos cosas y sacar dinero con nosotros.

Me dijeron que había una demanda de saris, les dije, “¡vale, tomad saris!” Pero no debéis comprar los saris en los puestos de afuera.

También hay muchos que van ahí fuera, a los puestos, a beber algo, a comer algo, luego acaban cogiendo alguna enfermedad. ¿Qué necesidad hay? ¿Acaso no podéis controlar vuestro apetito? Es muy fácil. ¿Acaso no lo hizo Él? Cristo lo hizo. Habéis venido aquí para adorarle, así que, intentad controlar todas estas cosas, es muy importante. Una vez que lo hayáis conseguido, no os importará si tenéis o no para comer, o si tenéis o no un buen sitio para vivir. Podéis vivir en cualquier parte.

En lo que a mí se refiere, eso lo sabéis muy bien. No tengo demandas. Mi cuerpo no demanda nada. Es un cuerpo tan bueno que nunca demanda. Por eso nunca me siento cansada. Estoy aquí con vosotros y de la misma manera estoy en cualquier parte. Si me hacéis dormir aquí, dormiré la noche entera. Mi cuerpo nunca dice nada. Por el contrario, la experiencia que tengo de Él es muy diferente. En cierta ocasión viajaba en tren, de Puna a Hyderabad, creo, y estaba sentada en un lugar que correspondía con las ruedas por debajo. No paraba de botar. Me dormí, y lo que estaba sintiendo era que iba de una estrella a otra, moviéndome por todo el Universo. Nunca sentí la incomodidad de los botes, sino todo lo contrario. Sentí que el cuerpo se movía de una estrella a otra. Cualquier otra persona se hubiera enfadado por estos botes, pero yo gozaba con estos agradables botes, yendo de aquí para allá. Era muy interesante.

Por tanto, la reacción es muy diferente. Si hay alguna crisis, entro inmediatamente en consciencia sin pensamientos. Y una tremenda paz brota de ese silencio. Y esto lo podéis alcanzar todos simplemente si os desapegáis.

Yo tengo hijos y nietos, pero nunca les llamo por teléfono. Si ellos me llaman muy bien, pero yo no los llamo. Tampoco llamo nunca a mi marido. Siempre he pensado que es una perdida de tiempo, telefonear aquí y allí. Yo tengo todos los teléfonos dentro de mí misma. Sé que todos están bien, entonces, ¿para qué telefonear? Hasta que no desarrolléis este estado no os desapegaréis.

Otra cosa que he observado de los sahaja yoguis es que, de repente, se ponen muy violentos y me ha llegado noticia incluso de que a algún sahaja yogui le han pegado. Esto no es ser un sahaja yogui. Yo nunca he levantado mi mano, ni siquiera contra mis propios hijos. No está permitido. Nadie debe levantar la mano contra nadie, ni puede pegar a nadie. Una persona así, con toda seguridad, caerá muy bajo en Sahaja Yoga, sin ni siquiera hacer nada.

No debéis enfadaros ni gritar tampoco. Nada así os va a ayudar. Tenéis que ser personas pacíficas, tranquilas, compasivas. Si hay alguna persona que no hace bien, simplemente decídmelo, yo me las arreglaré. Vosotros no tenéis que arreglar situaciones así y comportaros mal, porque todavía estáis apegados, y este apego os puede tirar abajo. Así que, tened mucho cuidado con enfadaros. Mirad a Cristo. Él estaba enojado con las personas que vendían cosas fuera del templo. Estaba enojado porque vendían cosas fuera, junto al templo de Dios. Cogió un látigo y les golpeó. Pero Él era Cristo. Al mismo tiempo, cuando fue crucificado dijo: “¡O!h, Dios! ¡Padre mío, perdónales porque no saben lo que hacen!”

Esto es lo que debéis entender de Él, su personalidad, su perdón, lo amoroso y compasivo que era. Cómo cuidó de la gente, cómo les ayudó a emanciparse. En aquellos tiempos de completo caos y anarquía, Él se mantuvo firme, habló de la Verdad y de cosas como el Espíritu, el ascenso. Todas aquellas personas estaban ciegas, no sabían de qué estaba hablando, pero Él habló de ello.

Hay muchos mitos en la Biblia. Uno de ellos dice: “Cuando el tiempo de la Resurrección venga, vuestros cuerpos saldrán de sus tumbas”. No solo existe este mito en el cristianismo, sino también entre los musulmanes y los judíos. Pensad en ello, después de tantos años, ¿qué es lo que queda en la tumba? Algunos huesos. Si estos huesos salen de la tumba, ¿cómo podéis darle la Realización? Pensad en ello. Es un gran mito. Uno debería entenderlo. Según la lógica no es real. Entonces, ¿de qué se trata? En la filosofía india se expone la idea muy claramente: “Cuando venga el Kali Yuga, grandes buscadores que buscan a Dios, en las colinas, en las montañas, nacerán de nuevo y recibirán su Realización. Su Kundalini será despertada”. Esto es lo que se dijo y parece muy lógico, porque, de hecho, es lo que nosotros estamos haciendo. La población de hoy es precisamente tan enorme, porque muchas almas han nacido de nuevo. No se cuántos recibirán su Realización, pero aquellos que ya la tienen, deben establecerse a sí mismos; y en esta cuestión observo que hay todavía algún tipo de apego operando.

Por tanto, de momento siento que lo que tenéis que hacer es rendiros a las cualidades de Cristo, que son cualidades inmensas, y la más grande es que no puede tolerar nada en contra del Espíritu Santo. Esa sería la única ocasión en la que iría tras vosotros. Os lo advierto, si sois un sahaja yogui, y os comportáis mal, Él os lo tolera pero hasta un cierto límite.

Había un individuo en América que quería discutir conmigo por teléfono sobre Sahaja Yoga y quizá le resultó demasiado duro; finalmente empezó a decir cosas a los sahaja yoguis; no quiso hablar conmigo. Todos se enfadaron mucho, les dije “olvidadlo”. Y el otro día recibí la noticia de que estaba haciendo un programa de la misma manera y sufrió una parálisis. Él no es un sahaja yogui, yo no soy responsable. Pero si alguien me llama “Madre”, entonces el Paramchaitanya respeta a esa persona.

No tenéis ningún derecho a pegar a nadie, ni a hablar groseramente a nadie, ninguno de los sahaja yoguis. Si queréis reñir a alguien por algo, hay maneras de hacerlo en Sahaja Yoga, pero no de una forma violenta. Es algo que está muy, muy mal. Y me enoja oír que todavía hay gente que, de repente, se pone muy violenta en Sahaja Yoga.

Esto viene del hígado, lo sé. Podéis hacer la dieta del hígado, mejorad. Pero no penséis que os vais a escapar con ello, no podéis. Es mejor que personas así ayunen dos días enteros y se castiguen a sí mismos. El mal humor o el mal genio es lo peor que existe y Shri Krishna ha dicho que es lo más horrible y que de ello, del mal humor, viene todo lo demás. Por tanto debemos controlar nuestro mal humor y comprender que Cristo era la personificación del Perdón.

Hoy le estamos adorando. Cómo perdonó Él a la gente. De hecho, los que le crucificaron no fueron los judíos, sino los romanos, las autoridades romanas. Pero Pablo decidió condenar a los judíos y los condenó para siempre. Con esta actitud, la gente odió a los judíos, los torturaron. Y a su vez, los judíos reaccionaron de la misma manera.

Pero no fueron los judíos. Nunca se ha hecho lo de preguntar a la multitud si se “crucificaba a un ladrón o a este hombre”. Esto nunca se hizo. Las autoridades tenían que tomar sus propias decisiones. Y aquello nunca se hizo. Solo se dijo para condenar a los judíos. Este Pablo les causó el peor daño que se puede hacer.

Ahora, gracias a Dios, aquí tenemos muchos judíos y tenemos un centro en Israel. Tenemos mucha gente de Irán que han ido a América, que son judíos y musulmanes y han entrado en Sahaja Yoga.

Es algo, que está ocurriendo, funcionando. Gente sufi de Turquía está aquí con nosotros. Y tendremos también gente sufi de India. Así funcionará en todas partes. Pero antes que nada, debemos entender cómo era Cristo, cómo fue su vida, lo mucho que amó al mundo, cómo Él vino a esta Tierra para ser crucificado. Él sabía que tenía que ser crucificado y lo hizo.

La imagen que se ha transmitido de Él no es la correcta. Era una persona muy sana, grande y fuerte. Tenía que llevar la cruz. La gente que le pinta como un tuberculoso debería preguntarse, ¿podría llevar la cruz si fuera un hombre así?

Han hecho todo tipo de cosas para dañar su personalidad, para asesinar su carácter. Pero vosotros, sahaja yoguis, deberíais conocerle, tener absoluto respeto por Él; es vuestro hermano mayor. Como Shri Ganesha, encarnó como vuestro hermano mayor. Está ahí para cuidar de vosotros en cualquier problema, en cualquier cosa. Nos va a ayudar constantemente, de muchas maneras. Lo único que hay que hacer es entregarse, rendirse, perdonar. Esta es la cualidad de Cristo que debéis absorber.

Que Dios os bendiga.