Sahastrara Puja

Nirmal Temple, Cabella Ligure (Italy)


Send Feedback
Share

Sahastrara Puja. Cabella Ligure, Italia. 8 de mayo de 1994.

Hoy se da una combinación única pues es el día de la Madre en muchos países, y el día del Sahasrara para los sahaja yoguis. Creo que este es el día más importante en la historia de la evolución humana, porque todos los demás acontecimientos y encarnaciones y todos los logros en el nivel espiritual no han sido de mucha ayuda. Por el contrario, han desembocado en una especie de crisálida o burbuja sin salida, donde la gente se golpea contra las paredes, creando problemas a cuenta de algo que es muy auspicioso y hermosamente espiritual.

No es posible encontrar falsedad alguna en aquellas encarnaciones, en cuyos nombres se basan las religiones. Pero esta crisálida o capullo es Mahamaya. Esta burbuja o capullo es la ignorancia. Podemos decir que Mahamaya no es quien la crea. Esta burbuja ha sido creada por la ignorancia de los seres humanos, y sus falsas identificaciones. Por tanto, la naturaleza humana es tal que se identifica a sí misma fácilmente con lo falso. Para los seres humanos es muy difícil comprometerse con aquello que es verdadero. Y el problema con la Verdad es, que ella misma, no se puede comprometer con nada. Por tanto, toda ignorancia, toda falsedad, todas las fuerzas destructivas se unen de alguna manera para atraer a la mente humana. Quizá el ego del ser humano le hace sentirse atraído hacia ello, pues todas estas cosas miman y halagan su ego.

El centro más difícil que tenemos que cruzar es el Agnya. Este centro es el que nos lleva al lado izquierdo o al lado derecho si lo presionamos mucho. Acabamos atrapados en la ignorancia, que a su vez es controlada por Mahamaya. Se dice que, a nivel del Sahasrara, cuando la Diosa aparece es Mahamaya. ¿Se puede ser otra cosa al venir a esta tierra tal y como hoy está el mundo? Cualquier tipo de encarnación habría tenido muchos problemas. Porque en el Kali Yuga, el ego del ser humano se encuentra en el punto más alto; por lo que son muy estúpidos y son capaces de causar cualquier daño, cualquier acto violento contra una personalidad divina. No es posible existir en este mundo de otra manera que bajo la forma de Mahamaya.

Esto también tiene un efecto sobre la gente que está buscando la Verdad. Tiene muchas facetas. Una de ellas es que cubre vuestro Sahasrara. Los buscadores son puestos a prueba. Si sois una persona que se siente más atraída por la gente algo rara, que viste ropa rara, que muestra cosas raras, como muchos falsos gurus han hecho; o si sois atraídos por cosas absurdas o mundanas, esta atracción de la atención humana es debida a Mahamaya, o también podemos decir que es Mahamaya juzgando a esa persona. Mahamaya es como un espejo. Cualquier cosa que seáis lo veis en el espejo. El espejo no tiene ninguna responsabilidad. Si vuestra apariencia es la de un mono, aparecéis como un mono. Y si parecéis una reina, vuestra apariencia será la de una reina. No tiene el poder o la intención de daros ideas equivocadas, ni de deciros algo falso. Todo aquello que se refleja en él es la verdad.

Por tanto, en cierto sentido, decir que Mahamaya nos engaña, es erróneo. Por el contrario, cuando os miráis al espejo, lo que veis es lo que sois. Supongamos que sois una persona muy cruel; entonces vuestra cara en el espejo será la de una persona cruel.

Pero el problema comienza cuando Mahamaya actúa, y entonces no veis vuestra imagen. Giráis vuestra cabeza en sentido contrario porque no la queréis ver, no queréis saber cómo es. Miráis al espejo, veis algo horrible, y giráis la cabeza para no verlo. Lo negáis, negáis la verdad. Decís: Cómo puedo ser yo así, yo no soy así. Yo soy muy buena persona. No hay nada malo en mí. No he hecho nada malo. Estoy perfectamente bien”.

El tercer aspecto de Mahamaya es que sois atraídos de nuevo hacia Ella, en el sentido de que, de nuevo os miráis al espejo. Miráis al espejo una y otra vez, y veis a todos los demás también en ese espejo. Como resultado de ello, empezáis a sentir “¿Qué estoy haciendo? ¿Quién soy yo? ¿Qué es este mundo? ¿Dónde he nacido?” Y este es el comienzo de vuestra búsqueda. No os sentís satisfechos. Por tanto, esta es una gran ayuda de Mahamaya. He visto que algunas personas que vienen por primera ver a verme me ven beber agua y dicen “¿Cómo puede ser Ella algo especial si necesita agua?” O si bebo coca cola como todos vosotros, dicen: “¿Cómo puede beber coca cola? Nunca debería beber algo así; solo tendría que beber néctar”.

Otro aspecto de Mahamaya se ve, cuando algunas personas vienen a verme y empiezan a temblar. Piensan: “¡Oh! tenemos mucha energía, por eso nos pasa esto”. Esto ha ocurrido con muchas personas y se llevan esta falsa idea de sí mismos por la reacción que tienen. Su reacción es decir: “¡Oh! Estuvimos allí y absorbimos tanta energía que temblábamos y nos agitábamos mucho, por lo que somos algo especial”.

Este tipo de sucesos hace a estas personas más egoístas, pero, por el contrario, cuando ven a alguien temblar de hecho ha ocurrido y le preguntan “tú, ¿quién eres?”. Le contestan: “Somos locos que venimos de tal hospital”. Entonces empiezan a pensar más relativamente y se preguntan, “¿acaso estamos locos también? ¿Por qué estamos temblando?” Si son locos de un psiquiátrico y están temblando, y nosotros también temblamos… Así comienzan a ver las cosas poco a poco. Por una parte hay un loco que tiembla y por el otro estás tú temblando, entonces, definitivamente también hay algo en ti que no está bien.

Por eso, el entendimiento relativo, en relación a otros, ayuda a superar esa especie de cortina que tenéis, por la cual, no queréis afrontar la verdad. Una vez que este relativismo empieza os veis a vosotros mismos comparados con otras personas. Ayer visteis en la obra de teatro cómo, comparados con otras personas, nosotros somos personas muy puras, sabias, sensatas y maduras. Una vez que veis este ascenso relativo, os comenzáis a establecer en Sahaja Yoga.

Mahamaya es muy importante. Sin Ella no podéis estar frente a mí, no podéis estar sentados aquí, no podéis hablar conmigo, no podéis ir en el mismo coche que yo, ni conducir el coche en el que yo viaje. Todo sería imposible, porque yo flotaría en el aire y vosotros estaríais aquí todos sentados y sería un gran desastre. Yo no necesito viajar ni en tren ni en coche, simplemente puedo volar. No necesito estar frente a vosotros, puedo estar aquí simplemente en, Nirakar la forma “sin forma”. Pero, ¿cómo comunicarse?, ¿cómo tener una relación? Para ello tuve que venir bajo la forma de Mahamaya. Para poder acercarse sin miedo y poder comprenderlo. Porque si había que dar este conocimiento y dar la Realización, la gente tenía al menos que sentarse frente a Mahamaya, porque si todos hubiesen salido corriendo, ¿cómo lo habríamos hecho? Así que, para crear esta personalidad tan humana en el Sahasrara, Ella tenía que venir como Mahamaya.

El Sahasrara es el chakra más poderoso, porque en él se combinan los siete chakras principales y muchos más. Con el Sahasrara podéis hacer cualquier cosa. Podéis controlar el Sol, la Luna, la Tierra, la temperatura,… cualquier cosa. Pero, a través de Mahamaya, las cosas funcionan con mucha normalidad y deben funcionar así, con mucha normalidad. Por ejemplo, alguien puede decir “Madre, la atmósfera está llena de todos estos problemas ecológicos, ¿por qué no la limpias?” Pero si yo la limpiase la gente seguiría produciendo en exceso.

El problema es de los seres humanos y si es corregido por mí, entonces lo dan todo por hecho. Tienen que hacer frente a esos problemas, tienen que cambiar sus hábitos y entender que ellos se destruyen a sí mismos. Si alguien siempre estuviese ahí para limpiar todo, en ese caso, nunca cambiarían.

También uno puede hacer muchas cosas de un modo milagroso. Uno puede decir: “Madre, de la misma manera que solucionas los problemas de los sahaja yoguis, ¿por qué no solucionas los problemas de los demás?” ¡No! Solucionar sus problemas no es la meta de mi trabajo ni tampoco el propósito; sino equiparlos de tal manera que ellos puedan resolver sus propios problemas. Ese es mi trabajo.

Como os dije, tenéis que ser vuestro propio doctor, vuestro propio Guru. Sin Mahamaya no podéis conseguirlo. Porque Ella sabe hasta dónde llegar a la hora de corregir o de controlar. Pues, finalmente, los seres humanos tienen su propia libertad. Aunque los sahaja yoguis no tienen este tipo de libertad absurda; sino que tienen la libertad del Espíritu. Por eso, está bien solucionar sus problemas, pues deben tener más y más libertad. Pero, ¿de que sirve dar libertad a personas que siguen viviendo sin ver el daño que le están causando al mundo entero? Por tanto, para ellos es necesario venir a Sahaja Yoga; por eso se dice que es “Mahamaya Swarupa”. Si yo hubiera venido como la Virgen María o como Radha, ellos estarían todos aquí, cantando canciones y todo eso, pero esa no es la cuestión. Tenéis que madurar, tenéis que transformaros, tenéis que crecer. Es muy importante que, primero vengáis a Sahaja Yoga, y luego que crezcáis en Sahaja Yoga; porque si no, esta Mahamaya continuará actuando y haciendo trucos con vosotros. “Voy a beber agua otra vez”. Luego dicen cosas como “necesita beber agua”. Como si yo tuviera que vivir del aire o algo así. Es un gran juego.

El Sahasrara, como sabéis, es el área del Virata. Virata y Viratangana. Virata es Vishnu, que después se convirtió en Rama, luego en Krishna y finalmente en el Virata. Por tanto, Él es Lila; es Lila dhar, un juego; y para desarrollar bien este juego debía venir bajo la forma de Mahamaya. Sin embargo, a veces hay cosas que escapan a Mahamaya y la gente puede descubrir cosas con gran facilidad. Por ejemplo, una de estas cosas es el Paranchaitanya. Este Paramchaitanya actúa, muestra mis fotografías, me expone de maneras insospechadas, cosa que no había ocurrido nunca anteriormente. Yo misma me sorprendo de ver cómo solo piensa en exponerme continuamente. Ahora, cuando hemos estado en Brisbane, hicieron una fotografía al arco iris y lo que apareció en la fotografía es realmente increíble (esta foto se os hará llegar pronto), lo que apareció fue un cuadro que a mí siempre me ha gustado mucho, de la Virgen y el Niño. ¡Y apareció el cuadro en el cielo! ¿Podéis entenderlo? Como sabe que me encanta este cuadro. ¡Y estaba en el cielo!

Por tanto, este Paramchaitanya está intentando exponer este Mahamaya Swarupa. Solo para haceros entender lo que es Mahamaya. Está intentando expresarse a Sí mismo. Yo, en absoluto le he dicho o sugerido que haga estas cosas. Pero lo está haciendo, porque cree que, incluso ahora, la gente que sigue a Madre no es del nivel que debería ser. Algunos cometen faltas horribles, no puedo creer al extremo al que pueden llegar. Después de haber entrado en Sahaja Yoga, después de haber visto mis fotografías, después de tantas cosas… todavía pueden llegar a cualquier extremo de estupidez. Es un hecho. Y ocurriendo todas estas cosas, no sé hasta qué punto va a continuar el Paramchaitanya actuando así, espontáneamente. Pero una cosa sí muestra con toda claridad, y es que quiere que os asentéis firmemente en vuestra fe, que no sea una fe ciega. Sin embargo, estas fotografías pueden ser desafiadas; cualquier intelectual puede decir que es una foto trucada y que hemos utilizado algún método para hacerla, pero vosotros, como sahaja yoguis, sabéis que no hemos hecho nada en absoluto, que ha salido así espontáneamente.

Ahora bien, ¿cuál es el propósito? No mostramos esas fotos a la gente de fuera. Solo a los sahaja yoguis. Entonces, ¿cuál es el propósito? El propósito es que los sahaja yoguis entiendan que tienen que crecer. Este crecimiento ha de ser en dos direcciones. Por un lado, vosotros mismos, “cuánto tiempo dedico a pensar sobre Sahaja Yoga y cuánto tiempo dedico a mi vida personal, mi educación, mis negocios, mis deberes, mi trabajo, mi familia…” Porque este punto es importante, ya que el cerebro tiene que pensar y el Virata está ahí.

A nivel del Sahasrara debemos pensar: “¿Cuánto pienso en Sahaja Yoga?, ¿cómo podemos extender Sahaja Yoga?, ¿cómo lo podemos hacer?, ¿cómo hacer que funcione?, ¿cuánto apoyo debería dar y de qué modo?, ¿cómo puedo hacer que Sahaja Yoga sea mi propia vida?, ¿cómo llegar a mirar todo y ver que es Sahaja Yoga funcionando?, ¿cuál es la cultura Sahaja? , ¿estoy en la cultura Sahaja?, ¿cuánto me siguen impresionando otras culturas, otra modas, otras cosas?, ¿ cuánto debo crecer en mi capacidad mental para llegar a ser una persona sahaja?”. Por ejemplo, una persona que tenga una personalidad sahaja, en todo verá “sahaja”: en las flores, en las alfombras, luces, estatuas, carpas, en todo, solo ve lo “sahaja”. Ved estos pilares de hierro, por ejemplo, que aguantan la carpa; para sujetarla tienen que estar inclinados hacia un lado. ¿Y qué hacemos nosotros en Sahaja Yoga? Tenemos que inclinarnos hacia la Divinidad. Así, todas las ideas se mueven hacia Sahaja Yoga. Todo el pensamiento se hace Sahaja. He visto, por ejemplo, la relación de matrimonio. Si ambos son “sahaja” pasan todo el tiempo hablando de Sahaja Yoga. Nada de charlas frívolas o inútiles, sino solo sahajas; sobre cómo es la relación sahaja de marido y mujer. Esto es lo más interesante en “sahaja”, y es que, en todo lo que hacéis, pensáis de una manera “sahaja”.

Así podéis juzgaros a vosotros mismos en este Mahamaya, hasta qué punto os importa el pensar sobre Sahaja Yoga. Todas vuestras preocupaciones, sin embargo, son del tipo: “¿cuánto dinero obtendré con esto?, ¿cuánto negocio puedo hacer?, ¿cuánto placer me aportará?, ¿cuántos problemas físicos se me curarán?” Todas estas “ganancias” son nada, comparadas con vuestra madurez en Sahaja Yoga. Pero la mente acaba dominando, empieza a pensar y a pensar, preguntándose y meditando sobre cosas diferentes como vuestra esposa, vuestros hijos, casa, esto y aquello. Pero si pensáis de una manera Sahaja, pensaríais, “debería hacer tal cosa para que mis hijos sean sahaja, debería tener una casa que fuese útil a Sahaja Yoga, debería comportarme de una forma sahaja”. La madurez en vosotros debería crecer de manera que podáis sentirla.

En primer lugar es importante la paz. Si una persona no tiene paz en su interior, su mente es como un instrumento estropeado, no puede pensar apropiadamente, no puede ver las cosas apropiadamente, no puede entender apropiadamente. Si le decís algo, él entiende algo diferente. Hoy el mundo entero está así. Un partido político nuevo desbanca al partido actual; todo está en un estado caótico, todo se está poniendo al revés y esto ocurre a través de Mahamaya. Uno debe admitir que la situación caótica en la que se encuentra el mundo no es una situación de guerra fría como tal, pero sí se trata de un tipo de guerra extraña que no se puede describir con palabras.

¿Qué diríais de lo que está pasando en Italia hoy día? ¿Y de lo que ocurre en Bosnia? ¿O de cualquier otro lugar donde están surgiendo problemas absurdos? La gente matándose unos a otros, no hay paz, no hay sentimientos de seguridad. Os paráis a leer el periódico… Hoy tenía un periódico inglés y casi no lo podía leer: tantas mujeres violadas, tantos hombres asesinados… También cosas individuales, el presidente haciendo cosas absurdas Hoy día se ven todo tipo de cosas, es absurdo. Cuando nosotros teníamos vuestra edad, estas cosas nunca se oían. La gente tenía dignidad, eran personas sensatas.

Lo que ocurre hoy es que las personas se destruyen, no hay paz en su mente para ver lo que están haciendo, cómo están, y cuál es su responsabilidad. Se han expresado cosas horribles; los medios de comunicación se han acogido a una línea de expresión horrible; esto nunca había ocurrido antes. En el pasado hemos leído artículos muy buenos, y bonitos en la prensa, pero hoy en día es muy diferente. Este es un mundo muy materialista, extremadamente materialista, comercializando esto, comercializando aquello, comercializando seres humanos, robando niños, mujeres, vendiendo luego a los niños, mujeres… todo tipo de cosas están ocurriendo. Comercializan a Dios, la espiritualidad, incluso a sus propios hijos. Este tipo de mundo perverso es el que tenemos hoy y por eso se necesita Mahamaya, a través de la cual se os muestra que debéis pagar ahora un precio muy alto por lo que estáis haciendo, en esta misma vida.

Por ejemplo, un hombre que es muy destructivo, que bebe y fuma, que va con mujeres…, en cuestión de dos años se ve arruinado, por tanto, su recompensa ya la ha recibido. Todo lo que estuvo haciendo lo puede ver ahora. Otra persona que pasa su vida diciendo: “Qué pasa?, ¿y qué pasa?, finalmente coge sida o cualquier otra horrible enfermedad incurable. Nosotros llamamos a esto “Rokada Devi”, que significa “pago al contado”, “pago al contado”. La Diosa “paga al contado”. “Hacéis esto, pues tomad esto otro”. “Hacéis esto, pues ahora gozad de esto otro”. Así funciona. Ahora Mahamaya está realmente activa. A veces hasta me asusta un poco, porque la manera en la que está castigando a la gente, a veces es demasiado fuerte. Pero es así. Si conducís temerariamente, ¡oh, me encanta conducir así!, muy bien, acabáis con una pierna rota o con una mano rota.

Por tanto, las leyes divinas, funcionan a través de Mahamaya. Nunca fue algo de acción tan rápida cómo hoy día. Por ejemplo, un presidente de América, imaginad, una posición tan elevada, y está siendo desafiado por cualquier persona de la calle. ¿Cómo es posible? Nadie podía hacer una cosa así antes. Y es porque Mahamaya está utilizando todo su libre albedrío para poner a prueba, el libre albedrío de los seres humanos. La así llamada “libertad”, de la que estamos intentado gozar, de repente se termina, y la gente empieza a pensar, ¿qué ocurre?, Esto le pasa a grandes personajes, como a un famoso boxeador, muy conocido y admirado por la gente; ahora está en la cárcel. Otro individuo que participaba en el “Grand Prix”, algo de lo cual yo siempre estuve en contra, de repente murió. Y la gente decía “es un héroe”, pero ahora nadie hará eso. “Un héroe es suficiente, yo no quiero serlo, no voy a participar en este “Grand Prix”. “Así que, aunque se ha creado un héroe de esto, todos sienten ahora el temor de practicarlo.

Otra actividad que tienen es esquiar. En este deporte también murió alguien; otro se rompió una pierna o algo así. Creo que en la familia real ocurrió algo y ahora, en Inglaterra, muy pocas personas van a esquiar. Sin embargo, creo que los suizos necesitan una lección. Es algo que se ve fácilmente, un día leéis cómo un personaje está alardeando de sí mismo, y al día siguiente leéis que está en la cárcel.

Algo sorprendente fue lo que ocurrió con un ministro de Italia. Mi marido me dijo que quería verme pero le dije que yo no, que tenía un pasado muy malo. Ahora está en la cárcel, ¡así que ahora ya no puedo verlo! Están cayendo en su propia trampa, y esta trampa es Mahamaya. Ella crea todo esto a través de vosotros, y solo porque no queréis afrontaros a vosotros mismos, no queréis saber la verdad, la evitáis. Y este es el principal aspecto de Mahamaya, que, inmediatamente tenéis que afrontaros a vosotros mismos. ¿Cuántas cosas han ocurrido? Pensadlo. Grandes empresarios y personas de alto nivel están en prisión, gente muy famosa y rica están en la cárcel por drogas. Todo esto está ocurriendo, ¿por qué? Porque Mahamaya quiere enseñaros una lección. Dando una lección a una persona, deja estupefactos al mismo tiempo a miles. A esa persona concretamente le sobreviene la muerte o alguna otra cosa; puede ser que él no aprenda la lección pues ya está muerto para aprender nada, pero los demás aprenden. Ved pues cómo se extiende.

Por tanto, en cierto sentido, los medios de comunicación que siempre están dando malas noticias, no saben el bien que están haciendo a través de Mahamaya. Y, por cierto, para vuestra información, tantas cosas estamos diciendo sobre el tabaco… sabed que el hábito de fumar está desapareciendo. La bebida también desaparecerá. ¿Y qué hizo Sahaja Yoga con esto? Nada. Lo hizo Mahamaya. La gente ha cogido cáncer masivamente y ahora los médicos dicen a sus pacientes que no fumen, porque si no, cogerán cáncer.

Mahamaya crea incidentes. Un simple incidente es suficiente para hacer a la gente ser prudente. Lo que es más, el mundo está en un estado de pánico e inseguridad. De repente se descubre que hay veneno en la leche de vaca o se encuentra que el agua está adulterada; de repente se dan casos de agujas de jeringuillas infectadas. Todo el mundo está tan nervioso… solo piensan en cómo salvar su vida.

Sin embargo, si venís a Sahaja Yoga, ninguna de estas cosas os puede pasar. Porque es el otro aspecto de Mahamaya: el que os protege. Ella os protege. Nadie puede destruir a los sahaja yoguis a menos que vosotros mismos queráis ser destruidos, nadie os puede tocar. El otro día contaron un milagro de un sahaja yogui nuevo, australiano. Iba en motocicleta a bastante velocidad. De repente aparecieron dos camiones a ambos lados de él y le golpearon. Sin embargo, él salió despedido, como volando, cayó al otro lado y no le pasó nada; se levantó y todos quedaron sorprendidos. Su moto estaba destrozada pero él estaba perfectamente bien. No podían entender cómo este chico se había salvado. Hay muchas, muchísimas historias así, que muestran cómo esta Mahamaya protege a los sahaja yoguis, os protege, muy amorosamente.

También os protege en los sueños. Es sorprendente ver los sueños que tenéis; cómo en sueños obtenéis la medicina y el tratamiento que necesitáis, cómo recibís la información de los peligros que hay; cómo en sueños se os dice cómo son los demás, cómo se comportan. No tenéis que saberlo en vuestro estado consciente, pero en vuestro estado profundo, en sueños, sabéis lo que es bueno para vosotros y lo que es malo. De alguna forma lo sabéis. Y ese conocimiento, esa intuición, podemos llamarlo, viene de Mahamaya. Ella es quien os da este conocimiento intuitivo de qué hacer, qué es lo que hay que hacer, cómo salir de los problemas. Y de hecho salís de ellos, aunque sea algo que no lo entendáis completamente, pero salís de los problemas. Hay muchos ejemplos de ello, miles de ellos, pero os contaré uno.

En Australia había un sahaja yogui muy bueno, muy agradable y con mucha cultura, pero era un hombre muy sencillo. Un individuo que es bastante horrible le dijo que comprase un terreno determinado, llamado Lilydale . Le dijo “podemos empezar allí Sahaja Yoga, esto y aquello…” Inicialmente este sahaja yogui puso todo el dinero que tenía y el banco pondría el resto. Sin embargo, hicieron un documento como que disponía de las propiedades de Sahaja Yoga, mi propiedad también y esto consta disponible en el caso de que nosotros no paguemos”. Cuando vi esto pensé: “¡Esto es demasiado!” Hablé con mi abogado y me dijo que era mejor que publicase esto en el periódico. Nadie podía quitarme mis tierras o mis propiedades, pero una cosa era segura, y es que esto me tendría con juicios durante años. Por tanto, dijo que lo mejor era publicar en el periódico que yo no tenía nada que ver con “Lilydale”, ni Sahaja Yoga tampoco.

Este sahaja yogui se sentía muy mal porque el banco no le daba el dinero y la gente que vendía la casa le puso una denuncia. Estaba arruinado, no sabía que hacer, tenía un gran problema. Yo le dije, “no te preocupes, estás protegido”. Y os sorprenderá pero, a pesar de los temores que la gente tenía, de que podía ser arrestado a algo así, ocurrió que alguien ofreció un precio mucho mayor para comprar “Lilydale”, y así vendió “Lilydale”.

Por tanto, debéis tener paciencia, fe y coraje. Él me dijo: “lo sé Madre, nadie puede destruirme”. Así es cómo funciona la protección de Mahamaya. La primera parte de Mahamaya fue para exponer a este mal sahaja yogui ante todos los demás, todos le admiraban, era un gran orador. Todos vieron cómo era. Por eso, Mahamaya actúa también a nivel colectivo. Si hay alguien que intenta molestar a los sahaja yoguis, Mahamaya se lo permite hasta un punto. Y de repente Ella actúa. La gente se queda sorprendida de cómo este hombre se ha vuelto así.

Esta Mahamaya es como mi sari, como suelen decir, siempre os está protegiendo. Es hermosa, amable, cuidadosa, compasiva, afectuosa, y os maneja delicadamente. Es muy colérica también y mata a todo aquél que trata de destruir el trabajo de Dios, como los raksashas y los demonios. Os mantiene limpios, lejos de todas estas malas influencias.

Otro aspecto muy bueno de Mahamaya es que os transforma. Para los seres humanos todo está en el cerebro. Si sois un timador, lo sois en el cerebro. Si sois una persona que odiáis a los demás, todo está en el cerebro. Si sois adictos a algo, es en el cerebro. Este es un condicionamiento muy complicado en la cabeza. El Sahasrara es muy importante, sin duda, pero el poder del Virata y de Viratangana solo puede ser eficaz, si hay “Mahamayarupa”. Ella, dulcemente hace desaparecer estos condicionamientos que os hacen feos, horribles, coléricos, no sahaja yoguis. Ella es quien realmente, como la Madre Tierra, da todo lo que tiene para haceros gozosos, felices, y para que gocéis de Nirananda, nada sino ananda, gozo. Y esto es el Sahasrara. Sin embargo solo es posible cuando vuestro Brahmaranda se abre; si no, no podéis entrar en las sutilezas del Amor divino, de la Compasión de la Omnipresente Mahamaya. Os he descrito cómo es Ella desde el exterior, pero desde el interior, cuando entráis y penetráis en Ella a través del Brahmaranda, Ella, Mahamaya que, como sabéis, es una encarnación de este Poder Omnipresente, se hace muy diferente.

Por un lado intenta daros lecciones, intenta destruir todo lo que es malo, destructivo, dañino. Y por otro lado, os ama, os protege, os guía delicadamente. Su amor no tiene ninguna expectativa. Ama porque no puede hacer otra cosa que amar. En ese amor os sumergís y gozáis.

Todo el mundo sabe que estamos cerca de Ella, muy cerca. Siempre que queramos podemos llamarla, donde quiera que estemos, somos apoyados por Ella. Por tanto, el Sahasrara es muy importante; porque a través de él reaccionamos, acumulamos muchas tonterías. En este mundo en el que estamos viviendo, tenemos que ser como lotos, que no pueden perder el brillo, que no pueden verse afectados por todo el mal que les rodea. Este es el test, la prueba: que en estos tiempos, en estos tiempos difíciles podemos florecer y crear fragancia. Podemos traer a muchos más a esta hermosa atmósfera. Es un tipo de guerra hermosa y divertida, contra lo que es negativo. ¿Cuál es el poder de lo negativo? ¿Qué poder tienen los condicionamientos o toda esta estupidez que todo el mundo puede ver?

Así desarrolláis la visión, el entendimiento. Lo comprendéis tan claramente, que sois los responsables, que sois las células de este Sahasrara, de este cerebro. Y todos debéis actuar. Ayer me conmovió cuando expresasteis cómo una luz debe encender a otra. Fue una gran promesa la que me hicisteis. Por tanto, venir a Sahaja Yoga no es solo para vuestra vida personal y limitada, y para vuestros problemas; sino que, como os dije, por un lado vosotros debéis crecer y por otro, los demás deben crecer a través de vosotros; de este segundo punto debéis cuidar también.

Hoy me siento muy feliz de ver en vida la manifestación de Mahamaya. Es tan hermoso… Esta puerta que está abierta entra directamente en el Reino de Dios, para gozar de la dicha del cielo y de su protección. Pero tened fe en Ella, tened fe. No os perturbéis por pequeñas cosas. Estoy segura de que funcionará de una manera hermosa si tenéis esa fe llena, y una absoluta entrega. Estoy segura de que funcionará muy bien.

Que Dios os bendiga.