Charla con Sahaja yoguis, durante un picnic

Richmond Park, London (England)

1995-06-25 Advice, Picnic, 65' Add subtitles:
Download video (standard quality): View and download on Vimeo: View on Youku: Download audio:
Transcribe/Translate oTranscribe


1995-06-25 Advice, Picnic, 83' Add subtitles:
Download video (standard quality): Download video (full quality): View and download on Vimeo: Listen on Soundcloud: Download audio:
Transcribe/Translate oTranscribe


Durante un picnic en Richmond Park

Londres 25 – 6 – 1995

En la Naturaleza uno se queda absolutamente sin pensamientos. Para Mí es un gran placer reunirme con todos vosotros aquí, bajo los árboles. Hay una bella atmósfera creada por estos árboles. ¡Cuánto trabajan ellos por nosotros! Pensadlo. Todo está dentro de ellos, preparado para producir esta clorofila, este verdor. Todo está instalado dentro de ellos, pero ved lo colectivos que son. Tenéis que aprender mucho de ellos. A cada hoja se le permite recibir el sol, a cada hoja. Cómo crecen, cómo están organizados, cómo se comportan, nadie lo piensa, ¿y qué es lo que les hace actuar así? Ellos no tienen la realización, pero, ¿por qué actúan ellos de tan bella manera? Porque ellos están bajo el control completo del Divino. Ellos no tienen que preocuparse en absoluto. Incluso los animales lo están, por eso se les llama Pashu, que significa que ellos están bajo el completo Pash. Pash es el control completo del Divino y a Shiva se le llama Pashupati. Él es quien cuida de todo esto. Con afecto y de forma muy delicada. Todo esto se crea para los seres humanos. Estos seres humanos no entienden que todo este mundo está creado para su uso, no para su abuso. Está creado para el uso de los seres humanos.

Y esta es una cosa que se tiene que sentir, en este ambiente; así es cómo ellos son colectivos. Ellos no tienen problemas. Cómo ellos viven juntos creando un ambiente agradable para nosotros. Cómo ellos siguen el ciclo. Es un ciclo Global. Primero, por ejemplo, podemos ver que la savia sube, luego da todo lo que se necesita a cada parte del árbol. Luego, lo que sobra va a la atmósfera o puede bajar. De manera que no se queda estancada en ningún lugar. Esto os lo he dicho hace mucho tiempo, que no debéis quedaros estancados en nada. Si estáis desapegados, entonces todo funciona muy bien. Pero si estáis apegados, sólo conseguís preocupaciones y problemas; pensando demasiado sobre ello vuestra vida “se estropea”, se hace desgraciada. Pero si estáis desapegados, entonces la naturaleza se hace cargo de ellos, y vosotros os sentís extremadamente relajados, absolutamente relajados. Pero os ponéis a pensar: “tenemos que hacer esto, tenemos que hacer eso, tenemos que hacer esto, tenemos que lograr esto”, y empezáis a preocuparos. Pueden pasar dos cosas: una es que os confundáis, no logréis ningún resultado, y sigáis pensando, pensando, pensando, y la segunda es que os agotéis completamente. Pero si estáis desapegados, entonces, como sahaja yoguis, os asombraréis de cómo funcionan las cosas. Después de recibir vuestra realización deberíais intentar desapegaros, estando en conciencia sin pensamientos. Simplemente desapegados.

Ahora ved vuestros apegos, a tantas cosas. Este desapego vosotros podéis simplemente practicarlo; os podéis mirar en el espejo y saber que no sois este reflejo sino que sois mucho más que ese reflejo, y qué es lo que hay dentro de nosotros que cuida de todo, incluso antes de la realización, que cuida del sistema nervioso parasimpático. Conocéis pocas de las cosas que cuida. Intenta mantenernos en el camino correcto y darnos una conciencia. ¿Qué es eso? ¿Qué hay dentro de nosotros que hace eso? El espíritu no ha venido todavía a nuestra atención, pero hay algo dentro de nosotros, que nos hace pensar sobre la verdad, buscar la verdad, saber que hay algo equivocado en la sociedad. ¿Qué es eso que hay dentro de nosotros? ¿Podéis decírmelo? Dios no os ha dejado sin su protección. Hay algo que cuida de nosotros. La Kundalini está dormida, por tanto, está en nuestros corazones. ¿Qué tienen estos que sentir dentro de ellos? Esto es el alma. Es el Alma lo que se extiende a lo largo de nuestra espina dorsal (columna vertebral). Algunas veces, cuando la gente muere, o estáis a punto de morir y ellos vuelven otra vez a la vida, ellos siempre dicen que pasaron a través de algún tipo de túnel, algo como un túnel negro, algo como un túnel brillante, algo como un túnel con luz, el cual está dentro de nosotros y empieza a ascender y con ello se va nuestra atención y empezamos a sentir que estamos pasando a través de un túnel. Estas Almas las podéis ver ahora en el cielo, penden de él. Las podéis ver, están enrolladas en siete vueltas. Solamente después de la realización, antes no podíais verlas. Así este Alma os guía. Este Alma os ha traído a Sahaja Yoga. Este Alma os ha dicho que tenéis que buscar la verdad y tenéis que llegar a la verdad. Yo diría que este es también el propósito, la perseverancia o la manera en la que este Alma llega a vosotros. Vosotros tenéis que buscar. Alguna gente verdaderamente se vuelve muy inquieta al respecto. Todo esto viene del Alma. Antes de la realización es el Alma quien comienza a poner en marcha este tipo de búsqueda que vosotros habéis tenido.

Cuando una persona muere, entonces su Alma sale fuera y su Espíritu también le guía. Así, nosotros lo llamamos un alma muerta. A veces ellas flotan en el aire; algunas veces, cuando son almas realizadas, no les hace falta. Se hacen uno con el Divino y cuando ellas quieran pueden volver a nacer otra vez. Pero estas Almas que están todavía apegadas a algo, puede que a los niños, puede que a la casa, puede que a la bebida, puede que a algo que no tenga sentido, todavía se quedan por aquí, y ellas son las que nos molestan, quienes nos molestan mucho. Pueden estar en grupos, pueden ser de muy diferentes tipos, pueden tener una actividad subconsciente muy mala, o también supraconsciente. Pero sobre esto no podemos hablar con nadie, porque ellos no saben, no quieren creer que hay Almas muertas y Espíritus malos. Sólo en la Iglesia o en la Mezquita o en los Templos, pero en la vida privada no creen que tengamos todas esas cosas a nuestro alrededor.

Algunas de las dificultades con las que os enfrentáis y que no se solucionan, podrían proceder de estas Almas muertas. Así que la mejor manera de librarse de ellas es desarrollar una actitud desapegada hacia la vida. Ahora, alguien está muy apegado, digamos, a una casa, o a un edificio, o a algo así. Lo que sucede es que estas Almas están intentando encontrar a alguien a través de quien puedan satisfacer sus deseos, entrar dentro de vosotros, entrar dentro de vuestra mente y entonces todo sale mal. No podéis actuar bien, no podéis lograr nada, os sentís horriblemente. Especialmente con falsos maestros cae esta maldición sobre vosotros. Todo esto tiene que corregirse a través del desapego a las cosas. ¿A qué estáis apegados? Alguna gente está demasiado apegada, digamos, a sus hijos. Entonces los hijos serán atacados por estas Almas. Si estáis muy apegados, digamos, al dinero, entonces algo sucederá y vosotros perderéis el dinero. Hemos sabido de mucha gente que era multimillonaria, pero la avaricia seguía en ellos. Así el espíritu, o lo que sea, entró en ellos, y empezó a decirles: “invierte aquí, invierte allí, invierte aquí.” Y no les quedó nada de dinero. Especialmente los negocios de Occidente son así. Continúa diciéndoos:… “ahora invierte allá”, y vosotros invertís allí y no os queda nada, sólo préstamos y deudas, y así es cómo os metéis en problemas (líos). Así es que uno debe estar muy desapegado de todo.

Conocéis la historia del negocio de Terracota que comencé. Lo que pasó fue que algunos de estos grandes Johnnies de Delhi, que está jubilados, pensaron que todavía podían servir a su país haciendo exportaciones. Pero ellos no podían aguantarse unos a otros con sus tonterías burocráticas. Cada uno pensaba que era el mejor. Así que lucharon y la empresa entera se destruyó completamente. Pero todavía mi esposo dijo que nosotros tendríamos la nuestra propia, y tantos otros tuvieron la suya propia. Y no sé lo que ellos están vendiendo. Así que le pregunté -¿Qué exportarás? Él dijo: “abanicos”. Yo dije: ¿Abanicos, a dónde, a Suiza? ¿exportar abanicos? Así, él me dijo varias cosas que son todas para importar. No para exportar. Así que me preguntó: ¿Qué exportarías tú?” Y le dije “Yo exportaría terracota”; él dijo “¿Qué? ¡Es arcilla! ¡Eso es arcilla! “Eso es lo que voy a hacer”. Pero Yo no se nada de banca. No sé nada de negocios, nada. Estoy tan desapegada de esto. No sé lo que es hacer negocios, así que no tengo ese dolor de cabeza. Pero la Terracota se está vendiendo muy bien en todas partes, porque sé que ahora la gente quiere cosas hechas a mano, les encanta y se vende bien. Y entonces, estoy ayudando a alguna gente en un pueblo apartado, o pueblos donde sólo tienen un trapo para cubrir su cuerpo, un trapo. Así, esto ayuda por su naturaleza caritativa. Todavía hoy hay una necesidad global de que la gente utilice cosas hechas a mano. Funciona muy bien, estaríais asombrados. Funciona tan bien. No sé nada de negocios, pero va bien. Yo no tengo que saber nada de esto, simplemente funciona.

Así que el desapego que tengo sobre esto…, como alguien dijo: “Di tanto dinero a Shri Mataji”; así Mr. Shrivastava preguntó: “¿Quién lo contó? ¡Ella no sabe contar!” Y de verdad, no sé contar. Si tengo que contar 1.000, cuento 2.000. No sé lo que me pasa. Sin embargo soy buena en matemáticas, pero cuando se trata de contar , mis dedos se resbalan. No sé. No sé cuanto dinero tengo en el banco. Nunca, es terrible. No se contar dinero, no entiendo de bancos, no sé cuanto dinero tengo que devolver, cuanto he ingresado, nada. Compro cosas, lo que creo que es bueno, cosas bonitas hechas a mano, y se están vendiendo. No sé si se venden por el mismo precio, o por un precio más bajo, no me preocupa. No me da dolor de cabeza, ningún tipo de dolor de cabeza. Es tal el placer de ver a estas pobres gentes hacer algo tan bonito. ¡Es tal placer!. En todas partes. ¡En Rusia hacen cosas tan bonitas!, Bulgaria, Turquía. Turquía es otro gran país, debo decirlo. ¡Son tan capaces! Hacen la mejor terracota. En cierto modo incluso mejor que la de los indios; se puede cocinar en ellas, se pueden lavar, podéis hacer lo que queráis. ¡Estas personas son tan capaces! Pero en estos días no tienen éxito; tienen que tener ordenadores. Tenéis que tener competencia, tenéis que tener esto.

Si desarrolláis el desapego, a través de la conciencia sin pensamientos, Dios se hará cargo, Él hará el trabajo. Él os cuidará. Vosotros deberíais tener fe en Dios, eso es lo principal. La gente no entiende lo que significa tener fe en Dios. Que Él es todopoderoso, Él lo hace todo. Él cuida de Todo. ¿Por qué deberíamos preocuparnos? Es una forma de vida muy buena el no preocuparse. Ahora vosotros habéis ido más allá, habéis ido más allá de las tres Gunas; también habéis ido más allá del pensamiento. No importa en lo que os hayáis metido, por medio de las ondas de vuestro pensamiento, de vuestra mente, podéis pararlo.

En América di la realización a una chica que tenía una tienda. Así, ella me dijo una cosa: “Madre, yo conocía todas las cosas que tenía, tenía la lista completa dentro de mí. Yo sabía esto, lo otro, todo lo que tenía, claramente. Ahora no me preocupa. No sé lo que tengo en mi tienda y ¿Cuál es el resultado? Que estoy obteniendo grandes beneficios”. Yo dije: “eso es lo mejor, que estás obteniendo grandes beneficios. Después de todo, ¿De qué sirve llevar toda esa carga en tu cabeza y no obtener beneficios?”.

Así, uno debería estar preparado para entregarse completamente, absolutamente a la voluntad de Dios. Cualquier cosa que Él haga es para nuestro bien. Por ejemplo, ayer en el programa no quería que lloviera por la gente, eso es todo. No dije nada a nadie y simplemente funcionó: como estaba nublado, nadie vino a este parque. Nadie se fue de vacaciones, nada. Ellos estaban muy bien. De otro modo imaginad cómo podría haber funcionado Sahaja Yoga, especialmente en el Occidente. Es una situación imposible pero ha funcionado. No fue ningún tipo de, digamos, deliberación, de preocupación; nada de este tipo. Todo funcionó y está allí, vosotros lo podéis ver muy bien.

De la misma forma, vosotros no deberíais preocuparos de nada en absoluto. Cualquier preocupación que venga, simplemente decid: “No”. No os preocupéis. Ved, hay muchos que se preocupan por sus hijos. ¡Yo recibo unas cartas tan largas! No tengo tiempo de leerlas, no sé. Últimamente todo lo que leéis es acerca de sus niños. Antes de Sahaja Yoga, quizás no estuvieran tan apegados a sus hijos. Quizás. Pero ahora, después de esto, están pegados con pegamento.

Luego hay preocupaciones acerca del marido y la esposa que son muy corrientes hoy en día. Hay un marido y una esposa que dicen que irán a Ganapatipule y allí se animarán a casarse. Y tan pronto como salen de Ganapatipule no quieren casarse. Así que, ¿Qué es esto? He conocido muchas clases de locura, pero esta clase no la he visto nunca. Es muy difícil. Allí están tan entusiasmados con esto, ellos rellenan el papel. Me dan una larga lista de gente, cuatrocientas solicitudes de matrimonio, y luego de repente dicen: ¡Ahora no queremos casarnos! Si al menos fuera por mutuo acuerdo, sería mejor; pero aquí sólo uno dice que no quiere. Algunas chicas inglesas se han comportado muy mal a este respecto. Tanto es así, que ahora los nombres de las chicas inglesas se han cancelado, están como en la lista negra. No queremos tener ninguna inglesa más. Sorprendente. ¿Cómo pueden ser así? ¡Vosotros tenéis unas escritoras tan buenas! Yo las he leído. Habéis tenido tanta gente, como incluso Shakespeare, que alabó a las mujeres. No puedo entender cómo podéis cometer este tipo de error. Si no queréis casaros, de acuerdo, no os caséis. Luego, si queréis casaros, al menos sabed cual es vuestra responsabilidad como sahaja yoguis. Complicación tras complicación. No hablo sólo de Inglaterra, pero sí principalmente. Os he advertido que esto no se debería de hacer. Hay chicas de 34 años, 50 años, y todavía encontramos chicos, quiero decir, mayores, para ellas. Y después de eso, de repente, ellas dicen que no. “No queremos este hombre, queremos otro”.

Los hombres ingleses son muy buenos maridos, no hay duda, pero son como coles algunas veces. En parte no me gusta. Algunas veces son realmente coles.

Así, uno debería entender que, como maridos, debéis corregir cosas. Y, como esposas, sois parte de la sociedad que tenéis que crear y también preservar y hacer avanzar. Es el deber de las mujeres. Ellas no saben cuales son sus deberes, y no es su deber trabajar como secretarias o políticas de algún tipo. Su deber principal es llegar a ser un miembro muy activo de su sociedad. Desde luego, tenemos unas señoras muy importantes. No debería decir eso; no es que no las tengamos, pero algunas de ellas son excepcionalmente extrañas. No entienden que el matrimonio no es una especie de centro comercial de compras. Es una misión; es muy dulce ser una esposa y una madre. Pero a ellas les falta dulzura para las pequeñas, pequeñas cosas. Si vais a pelear, de acuerdo, pero entonces sería mejor que no os hubierais casado por Sahaja Yoga, porque vosotras empañáis el nombre de Sahaja Yoga, el cual os ha dado la realización. Así que vosotras deberíais saber cómo llevar vuestros matrimonios, y hacer justicia.

Desde luego en Sahaja Yoga tenemos divorcio. Permitimos a la gente que se divorcie si así lo quiere, porque es una cuestión de libertad. Podéis divorciaros de quien queráis pero si queréis ayudar a Sahaja Yoga, es mejor hacer de vuestro matrimonio un éxito.

Otro problema que tiende a surgir algunas veces, y es muy peligroso, es que hay quien tiene el hábito de formar un grupo en contra del líder. Recientemente hemos tenido un caso muy grave en América. Donde quiera que ella iba, formaba un grupo en contra del líder. Lo creaba, y no se iba. Ella no saltaba, por supuesto, ella no saltaba. Y nadie la echó tampoco; pero así con toda esta rabieta, estáis yendo contra vosotros mismos ¿de qué sirve? Cuando le dije que volviera a India, ahora no te queremos aquí, ella hizo todo esto… Ella dijo: “No me iré, haré esto, haré aquello”. Su padre tuvo un ataque de corazón tan grande que ella tuvo que ir al día siguiente. Yo no lo hice, odiaría hacer una cosa así. Así que ella se tuvo que ir. Yo dije que mejor sería dejarla saltar al Río Hudson.

Así este tipo de mujeres con naturaleza de “rabietas-pataletas” es muy malo. Os estáis engañando a vosotros mismos, sois sahaja yoguis, deberíais saber cómo absorber los problemas, podéis hacerlo. Podéis pacificar, podéis enfriarlos. Podéis hacerlo todo, tenéis el poder. Las mujeres deberían comprender sus propios poderes, es muy importante. Porque no saben los poderes que tienen. Yo misma soy una mujer y si las mujeres empiezan a comportarse así es muy difícil. También los hombres tienen este hábito de empezar a formar grupos.

El tercer tipo, puede que sean líderes, o quizás algo, puede que sean las esposas de los líderes, este tipo se hacen extremadamente dominantes; de alguna manera es como si estuvieran cerca de un tipo de “estación de choque” (coches de choque) o algo así. Todo el aire se mete en su ego y empiezan a flotar como en el aire y a dar puntapiés a todos los que les rodean. Ésta también es una cosa pecaminosa. Por ser la esposa del líder te tienes que comportar. No puedes intentar herir a la gente, y molestarles porque eres la esposa del líder. De hecho, de acuerdo con Shashtra, hay cinco madres de las que nacemos. Una de ellas es la esposa del líder, la esposa del Guru, ella es nuestra madre y se tiene que comportar como una madre. Ella tiene que tratar a todos los discípulos como una madre y si el líder está enfadado o contrariado, por ejemplo con alguien, debería intentar calmarle, debería hablar a la otra persona y decirle: “ves, ahora no deberías hacer esto”. Esta es su función, no la de dominar a otros. Ellas están haciendo exactamente lo que se supone que no deberían hacer. Así si alguien tiene problemas y no puede hablarlos con el líder, irá a su esposa y se los contará, ¿veis? esta es la situación. Y entonces ella puede verdaderamente haceros caer.

Recuerdo un caso en nuestra vida, fue realmente notable. Mi marido tenía a alguien en su oficina que se fue a otra compañía, porque la primera era una compañía gubernamental y no le pagaban demasiado; naturalmente él consiguió un buen empleo y se fue a otra compañía. Pero a él no le gustó mucho la manera en la que se hacían algunas cosas. Así es que volvió y pidió a mi marido volver a su puesto. Él dijo: “Vete, no tendré nada que ver contigo. ¿Por qué dejaste el empleo?” Él no sabía que hacer, lo intentó pero no funcionó. Así, él vino a mí. Me dijo que quería volver, que era un oficinista muy bueno. “He hecho bien el trabajo, dijo, pero fue estúpido por mi parte haber cogido otro empleo, el cual odio, y quiero volver a servir a mi país”. Así, cuando C.P. volvió a casa, le dije que este caballero había venido a la persona adecuada. ¿Veis? Él dijo “Ahora me vas a comer el coco”. Yo dije “No, sólo te estoy diciendo que él vino a verme porque pensaba que Yo era más generosa que tú”. Él dijo “¿Qué? Yo dije “Sí”, “Yo soy menos generoso” (C.P.), Yo dije: “De acuerdo, haz lo que quieras”. Al día siguiente le devolvió su puesto de trabajo. Así, el trabajo de la mujer es mucho más grande, mucho más profundo y mucho más alto.

Mi marido tiene al menos cien familiares muy cercanos. Me dijo: “Tienes que cuidar de mi gente”. Entonces él se hartó y me dijo: “Sólo te dije que cuidaras de ellos; tú está haciendo que ahora ellos se sienten en mi cabeza”. Yo no lo siento así. No sólo a esos cientos, sino a cientos de sus amistades intenté ayudar, tanto como pude. Veis, esto es algo tan satisfactorio que cuando voy a Lucknow todos ellos vienen a verme, ninguno viene a ver a mi marido. Así, veis, vosotras creáis vuestro propio comité. De aquí hacéis surgir vuestra propia comunidad. Ellos son de vosotras mismas. Si necesitáis algo, ellos estarán allí para ayudaros, estarán allí para cuidaros. Así lo más importante es simplemente amar e intentar complacer a los otros. Si las mujeres hacen esto habrán alcanzado su calidad de mujeres. Todo el tiempo hablando en contra de vuestro marido, todo el tiempo criticándome a alguien; ese no es el camino. Por el contrario, nunca digáis ni protestéis de alguien, a menos que esa persona os dañe. Y siempre decid algo agradable. Ese es el mejor camino. Por ejemplo, alguien viene a hablarme de alguien: “Madre, ves él me hizo esto, él me hizo eso”. Yo le digo una mentira como, digamos que eso está permitido, y le digo: “No entiendo como tú dices cosas acerca de él. El estaba alabándote todo el tiempo. Durante una hora te estuvo alabando”. Y se acabó. Verdaderamente. Ellas confían en mí. Ellas piensan que estoy diciendo la verdad. Así es como vosotras podéis llevar vuestra familia, podéis llevar a todo el mundo que os rodea, y a los sahaja yoguis.

Lo primero que las mujeres deben saber es que tienen que llegar a ser compasivas y amorosas. Su poder principal está en la compasión. Creo que ese es mi poder también. ¿Por qué estáis aquí? Algunas de vosotras ni siquiera podéis oírme, pero a vosotras no os importa sentaros aquí. Eso es simplemente amor, sólo amor, lo sabéis. ¡Es tan grandioso sentir que conocéis esta bella atmósfera de amor! Dar y tomar. ¿Qué más podemos darnos unos a otros? Esto es lo que estoy intentando deciros, que este es el corazón del universo. ¿Qué tiene el corazón? Compasión, amor e iluminación. Así tenemos que entender que sólo estaréis satisfechos a través de la compasión.

He conocido a mucha gente en este mundo que son grandes, que piensan que son el no va más, que son muy populares, grandes escritores, y no sé que más, de todas clases, pero ellos se quejan de que nadie viene a verles cuando son viejos. Dije: “Esto es al revés aquí. Cuanto más vieja me voy haciendo, tengo más visitas. Nadie parece conocer mi edad”. Ellos dijeron: “¿Cómo lo haces?” Yo dije: “Sólo amor, sólo compasión, sólo puro amor, nada más”. Pero ellos nunca amaron a nadie en toda su vida, y vivieron así. Por eso ahora están solos, hablando a sus frigoríficos. ¿Podéis imaginarlos? Hablan a sus frigoríficos. No podéis comprar un amigo así. Veis, esta es la situación en la que ningún sahaja yogui debería caer. Deberíais ver cuan colectivos sois, cuánto os ayudáis unos a otros, cuan amables sois unos con otros. Es muy importante que hagáis introspección acerca de esto, descubrirlo, más que cualquier otra cosa. No importa que vuestras vibraciones sean malas; no importa, cambiarán a mejor. Pero primero vuestra actitud tiene que ser correcta. En Sahaja Yoga veo que la gente que no tiene buena actitud no puede progresar nunca.

El amor debería ser puro. Si sentís amor por alguien, no veréis los puntos malos de la otra persona, nunca. Veréis siempre los puntos buenos de esa persona, siempre apoyaréis a esa persona. Algunas veces me enfrento con tales problemas que hay gente a la que hay que “sermonear”; así, me preparo primero, delante del espejo: “Me levantaré y le diré esto”. Cuando la persona viene, la mitad de esto está perdido. Cuando estoy hablando, un 25% de esto se pierde, lo que sea que quede 25%. Yo lo intenté. Es más fácil soltarlo que conservarlo, muy fácil. Es mucho mejor si vosotros practicáis esto, estoy segura. Así les podéis sugerir muy pocas cosas.

Como ayer, sabéis que regalo tan bonito me dieron los sahaja yoguis. Era una bella miniatura del Royal Albert Hall. ¿Lo podéis imaginar? Bello, hecho a mano, bellamente hecho, ¡Tan bellamente hecho!. Esto venía verdaderamente del corazón, porque Yo amo este hall desde hace tiempo, de alguna manera. Y muestra a la Reina Victoria, por la que tengo un tremendo respeto. Ella lo construyó en honor de su marido. Este tipo de cosas muestra una profunda reverencia por su marido, amor por su marido y, cuando él murió, ella permaneció viuda hasta el final. No asistió a ninguna función, nada. Como una india. Y ella disfrutó su viudez. Estaba todo el tiempo con ello e hizo muchas cosas buenas. Es la que creó toda esta Terracota que veis alrededor. En su reclusión se volvió extremadamente creativa. Pero era una persona profunda. Y creo que su ejemplo debería ser un buen ejemplo, especialmente para las mujeres de este país. Es una personalidad muy, muy alta, muy respetada, especialmente en India. Había una estatua de ella y, durante una revuelta, alguien cortó su nariz, y todos los periódicos y todo el mundo fueron con pancartas como: “¿Quién cortó la nariz?”, “¿Cómo os atrevéis?”, “¿Cómo osáis hacer eso?” Y vieron que había sido colocada de nuevo. Es una mujer que es adorada por un país que, de alguna manera, estaba bajo su dominación. Pero esto es lo que es la personalidad de una mujer.

Tenemos que entender lo que podemos hacer. Cuando viene la guerra, una mujer puede llegar a ser como Juana de Arco o, si no, en tiempo de paz, puede prepararse para neutralizar las guerras, para traer la paz. Ella es la creadora de la paz. Es tan poderosa porque ese es el poder verdadero. No en hacer algún tipo de trabajo como los hombres, o competir con ellos. Vosotras tenéis un potencial más profundo. Usadlo para crear un lugar muy compasivo y bello. En el campo de la paz, de la paz global, llevad esta compasión a la acción. Esto es posible porque vosotros sois todos sahaja yoguis. Los maridos también tienen que respetar a sus esposas. Muy importante. Donde las mujeres no son respetadas la calamidad entra, como en Bangladesh. ¿Veis? Bangladesh está lleno de calamidades porque no respetan a sus mujeres, Pakistán, lleno de calamidades, ahora hay guerras que continúan porque ellos no respetan a sus mujeres, y Arabia Saudita siempre amenazada por las guerras, y ¿qué hará Irán? Todos estos países donde las mujeres no son respetadas tienen conflictos. Pero las mujeres también deben respetarse a ellas mismas, no como las mujeres de Occidente, en la forma en que se arrojan a los hombres. ¿Por qué deberíais intentar atacar a los hombres todo el tiempo? ¿Por qué deberíais intentar estar todo el tiempo elegantemente vestidas para hacer que ellos corran detrás de vosotras? ¿Por qué deberíais correr detrás de los hombres? Ellos deberían correr detrás de vosotras. Esta es una cultura que verdaderamente degrada a las mujeres hasta no se qué nivel. ¡Ellas no son prostitutas! Así, nosotras deberíamos tener nuestro propio respeto.

Os he contado que 3.000 mujeres se suicidaron en India porque los Musulmanes les iban a invadir, así que ellas se quemaron a sí mismas de repente, sólo para proteger su castidad. Así, el poder de la mujer es la compasión, pero su vehículo o, podemos decir, lo que funciona es su castidad. Deberíamos respetar nuestro cuerpo, respetar a nuestros maridos, respetar a nuestros hijos, respetar a todo el mundo. Eso es importante. Es muy importante, muy complementario; los hombres y las mujeres son complementarios. Como siempre digo, para los Occidentales (aunque a ellos les ha ido muy bien en el campo de la ciencia) los negros son muy complementarios porque, ¿cómo podrían ellos ganar al rugby si no tuvieran a los negros? ¡Qué me decís de perder! Todas estas cosas son complementarias.

Así, somos una suma total, como uno. Tenemos que tener Indios aquí también, tenemos que tener ingleses aquí también, porque nosotros somos todos complementarios. Como la mano izquierda tiene que tener una mano derecha -es así- en todo una suma total, juntos. Como el lado izquierdo y el lado derecho que, siendo complementarios, no pueden ser lo mismo, tienen que ser contrarios; de otra forma, ¿cómo van a ser ellos complementarios? Así los hombres deberían respetar a sus mujeres y las mujeres deben respetar a sus maridos, porque son complementarios y tenemos que entender de una forma correcta la importancia de la vida matrimonial en Sahaja Yoga. Pero tanto tiempo con estos arreglos de matrimonio, y esto, y eso…No tenéis idea. Si me liberara de esto, podría escribir un libro más, porque, primero, seleccionáis, luego os casáis, luego todos los cambios, esto, lo otro, cartas y más cartas. Todos los líderes -los líderes están siempre preocupados por casos individuales, siempre-me escribirán: “Madre, hay un problema: esta mujer no quiere vivir con él; después, este hombre no quiere vivir con ella” Hacéis algo y luego, de repente, lo que encontráis es que salen problemas de ahí. Los hay incluso peor -durarán el año entero; luego viene otro matrimonio.- Yo paso tanto tiempo en ello con estas personas. Esta vez aquellos que no se quieran casar no deberían hacerlo, y si se casan y se comportan así, entonces nunca se les debería permitir venir a Sahaja Yoga. Se acabó. Piensan que pueden hacer lo que quieran. Ambos tienen que salir de Sahaja Yoga y divorciarse y luego culparán a Sahaja Yoga. Lo digo porque he tenido muchos problemas de todos los centros del mundo. Así, ahora, debajo de los árboles tenemos que prometer -porque ellos son seres vivos-que no vamos a hacer todas esas tonterías y no vamos a crear problemas entre nosotros, y que vamos a vivir muy felizmente como marido y mujer y disfrutar de la vida. Desde luego hay casos muy difíciles, de acuerdo, podemos resolverlos. Podría haber excepciones, pero si de cien matrimonios fracasaran sesenta sería mejor que no lo hicierais. Alguien puede descubrir esto después de tres o cuatro años, pero sólo Dios sabe lo que va a ocurrir. Esto es muy difícil. No es una institución matrimonial, es algo que hay que tener para que las grandes almas puedan nacer de vosotros. Para eso estamos teniendo estos matrimonios, pero si os gusta esto, entonces nunca funcionará; o, si queréis divorcios, sería una buena idea que no hubiera más matrimonios.

¡Estoy tan feliz de ver tantos niños aquí! Todos son bellos, han nacido realizados ¡Son tan dulces y dan tanto gozo! Deberíamos saber que entre los 10 y los 15 años emiten una gran fuerza, lo veréis, y ellos os corregirán. Ellos eliminarán todas vuestras complicaciones. Así que permitidles crecer, permitidles ser sahaja yoguis adultos, y entonces veréis la diferencia. ¡Qué sensibles son! ¡Qué bellos son!. Apoyadles, ayudadles, entendedles. Algunos sahaja yoguis están perdidos para Sahaja Yoga; sé que los niños son dinamitas. Dejadles crecer, ellos les corregirán. Lo sé. Así, llegamos a un punto de entendimiento de que ahora tenemos que dar un paso hacia delante. Olvidar esos sin sentidos y cosas nimias e inútiles y vuestros problemas. ¿Qué vamos a hacer por Sahaja Yoga? Tenemos los poderes para dar un salto más alto, y esto funcionará. Todo el mundo debe pensar de esta forma y estoy segura de que funcionará, muy segura de que funcionará.

¡QUE DIOS OS BENDIGA A TODOS!

Vosotros podéis llegar a ser tan grandes, grandes hombres, conociendo el mundo entero, metiéndose en él y cuidándolo, eliminando las dificultades y resolviendo los problemas de este mundo y dando conocimiento a todos. Estas son mis bendiciones: que todo el mundo progrese de esta manera y haga introspección para ver si se es así.

¡QUE DIOS OS BENDIGA