Diwali Puja, Navavarsha (Hindi)

New Delhi (India)

Transcript PDF
Send Feedback
Share

Diwali Puja

Delhi, 25-10-1995

Hoy es el propicio día de Año Nuevo(*) . Bendiciones para todos vosotros. El día de Año Nuevo llega año tras año, todos los años, pero el espíritu de su celebración no se ha entendido. A no ser por el hecho de que se ponen ropa nueva y se divierten. No piensan en la importancia del nuevo año y en lo nuevo que hay que alcanzar en este nuevo año. De la misma forma en que hemos vivido, así seguimos, con el mismo estilo, y nos felicitamos el Año Nuevo unos a otros todos los años. Ya que somos tan colectivos en Sahaja Yoga, deberíamos plantearnos en qué nuevo desafío o tarea vamos a embarcarnos. Habéis alcanzado profundidad en la meditación, entendéis qué es la meditación y también habéis establecido un estado de meditación dentro de vosotros. Ahora es necesario que nuestra atención se desplace y averigüe lo que tenemos que lograr en el Nuevo Año. Lo primero de todo es ver qué problemas existen en nuestro país y en el mundo entero, y cómo podemos encontrar soluciones a estos problemas. Para llevar a cabo esto, creo que los sahaja yoguis deberían examinar cuidadosamente las áreas que son de su interés.

De alguna manera, han empezado muchas cosas nuevas en Sahaja Yoga. Ya sabéis que esta vez hemos decidido invitar a los musulmanes Shia, y explicarles cosas. Estamos intentando hacerlo y también estamos tratando de hacer pública, de una forma amplia, la virtuosa y noble vida de Shri Shivaji Maharaj. Ambas cosas son bastante importantes para que los musulmanes Shia entiendan la verdadera Religión y para que también nosotros podamos entender qué es el verdadero Dharma a partir de la vida de Shivaji, de sus ideales y de cómo él vivió y trabajó por esos ideales: cuánto alcanzó él en tan corto espacio de tiempo.

En Delhi y sus alrededores estamos mucho mejor organizados ahora y también Sahaja Yoga se está expandiendo. De igual modo, hemos de ver si hemos alcanzado o no esa gravedad. Hemos de darnos cuenta de que al aumentar en número es necesario mejorar en calidad, y debiéramos prestar atención a este aspecto. Os tengo que decir que debéis prestar atención a los centros de meditación y a los grupos de personas. Id y ved cómo les va. Podéis llevar la expansión de Sahaja Yoga aun más lejos y aumentar el número de sahaja yoguis yendo a las aldeas y haciendo cosas allí, como de hecho ya habéis estado haciendo. Sería bueno que, por ejemplo, se empezara un nuevo proyecto para adquirir pisos, casas y, también, para el nuevo ashram que se va a constituir. En este nuevo año debéis tener presente qué vamos a hacer en ese nuevo ashram, qué es lo que todos podemos hacer para extender Sahaja Yoga y qué cosas podemos publicar desde allí para darnos a conocer. Una cosa que habíamos pensado hacía muchos años era en que debíamos tener un periódico de Sahaja Yoga. Así que se empezó a publicar un periódico sobre Sahaja Yoga en Bombay, pero se cometieron algunos errores y, como consecuencia de ello, se tuvo que cerrar. Pero ahora hemos crecido tanto en número que podemos tener…, como el boletín de noticias que se publica en el extranjero (Divine Cool Breeze), y que se traduce; contiene en su mayor parte información sobre programas en otros países. De forma similar, vosotros podéis dar noticias acerca de India en vuestro boletín de noticias y trabajarlo.

Bien, creo que debemos prestar especial atención a tres niveles en lo que se refiere a las cuestiones candentes del mundo actual. La primera yo entiendo que es la paz, es decir, tenemos que establecer la paz dentro de nosotros y encontrar las razones de la perturbación que está fuera. ¿Por qué no hay paz? ¿Cuál es la causa de esta perturbación? ¿Cuál es la fuente de los desordenes y problemas en nuestro país y en otros países? Debemos tratar de buscar la causa-raíz y de qué manera podemos solucionarlo. Por ejemplo, ahí está la cuestión de Chechenia. Hablé con los rusos sobre ello y me dijeron que nadie publicaba el punto de vista de ellos: todo está tan de un lado. Me explicaron que el problema en Chechenia era debido a que hay una gran diferencia entre el hecho de que “nuestro país sea democrático o sea un país imperialista”. En un país democrático, donde existe el gobierno del pueblo, cualquier religión única… aquella que es excluyente, exactamente como las tres religiones principales, al igual que los budistas y los seguidores de Mahavira.

Estas tres religiones, que podemos decir provienen de cinco ángeles, son la Judía, la Cristiana y la Musulmana. Y cada una de ellas cree sólo en un libro y sólo en una encarnación, lo cual las hace exclusivistas. Pero, en verdad, no son exclusivas. Éste es el punto que deberían enfatizar y sobre el cual deberían escribir. El punto es que en todas las religiones, si, por ejemplo, escribimos sobre Moisés, descubriremos que él habló de Abraham. Después de eso vino Cristo, quien habló acerca de Moisés, de Abraham y de todos los otros. Cuando vino Mahoma Sahib habló sobre los tres e, incluso, de la Madre de Cristo. Por tanto estas religiones no son exclusivas. Lo que ocurre es que las han hecho así, y es por ello que están enfrentadas. Si alguien les dice que la Religión Universal ha sido establecida, no aceptarán este supuesto de ningún modo, porque entonces, ¿cómo se las arreglarían para seguir enfrentadas? ¿Cómo podrían entonces satisfacer su compulsión y temperamento belicoso? Por consiguiente, no están preparados para aceptar que su religión no es única.

Si lo que queremos es una democracia en la que, por ejemplo, un judío llegue al poder partiendo de la base de una religión única aquí; un cristiano bajo la misma premisa allí, y en otro sitio el seguidor de alguna otra religión exclusiva, etcétera, entonces los conflictos nunca cesarán. Deben aceptar la Religión Universal. En cuanto vengan a la Religión Universal sus creencias e ideas de que ellos son únicos y las de otros de que también están separados y son únicos, serán hechas pedazos por completo. Si miramos a nuestro alrededor, descubriremos que incluso en este momento hay muchos conflictos teniendo lugar en nombre de la religión. Todo esto cesará si entienden que estas religiones no son realmente exclusivas. Entonces, ¿por qué lucháis? Un judío cree en ello, los cristianos también creen en lo mismo: todas estas religiones tienen el mismo sistema. Si es así entonces no hay una religión que sea única. Si pensamos en ello, hoy en día hay tantos conflictos en curso en este mundo. Y eso se debería acabar.

Así pues, los rusos argumentan: si les damos poder a los musulmanes en Chechenia… La comunidad musulmana es famosa por el hecho de que un padre puede engendrar hasta veintiocho niños, y, por tanto, trayendo tantos niños al mundo consiguen ser una mayoría. Se dice que sus mujeres son como fábricas. De modo que si mañana se les da poder, continuarán actuando del mismo modo y, entonces, ¿quién les parará los pies? La fuerza principal de su religión reside en que son muy numerosos y no les resulta difícil aumentar aun más en número; y si siguen aumentando así, cubrirán toda Rusia. La pregunta es ¿por qué no se consideran rusos? ¿Por qué están identificados con una única religión? Esto también se puede decir, por ejemplo, de los musulmanes indios: son primero musulmanes y luego indios. Y este es el estado de cosas en otros países.

Los musulmanes indios2 han recibido una buena bofetada en Pakistán. Cada día son asesinadas allí de 18 a 20 personas. Puede que hayáis visto la entrevista que les hicieron en televisión. Decían: “Habiendo renunciado a la compañía de los seres queridos en este mundo, no logramos alcanzar a Dios en el más allá. Nos hemos quedado en tierra de nadie, ni aquí ni allí”. Tal es su triste situación. Ahora los indios musulmanes están empezando a entender, paulatinamente, que aquellos musulmanes que se quedaron en India gozan de considerable prosperidad, les va bien y no tienen problemas. Mientras que en Pakistán las cosas son tan inciertas para ellos que nadie sabe quién va a aparecer asesinado y exterminado salvajemente a la mañana siguiente. Éste es su calvario, y de hecho están siendo asesinados en Pakistán. La razón es que los sindhis y los punjabis de Pakistán no les quieren allí por haber emigrado de India. Estos emigrantes han formado su propio grupo y viven alrededor de Karachi. Ahora reclaman para sí Karachi ya que son mayoría allí. Karachi es el único puerto de mar de Pakistán.

Por lo tanto, en todas la religiones, en el Islam particularmente, el dogma subyacente más importante es que “a menos que no te conozcas a ti mismo, no puedes conocer a Dios; primero conócete a ti mismo”. El segundo dogma, en virtud del cual están armando tanto revuelo y griterío, es la existencia de lo informe, de aquello que no tiene forma, pero, ¿por qué entonces se pelean por un pedazo de tierra? Aquello que es forma es algo muerto y vulgar, y si creéis en lo informe, entonces debierais alcanzar lo que no tiene forma. Con todo, sin alcanzar lo informe estáis peleándoos por un pedazo de tierra: esta es la segunda y muy grande equivocación. Pero no es fácil hacerles entender esto, ya que están empecinados en derramar sangre. Sea como fuere, si empezamos a escribir artículos en la prensa y a hablar de estas cosas, entonces la gente comenzará a pensar: “Veamos que hay de verdad en lo que dicen”, y también ellos se plantearán qué han logrado realmente con tanta lucha y tanta muerte. La comunidad musulmana es una comunidad difícil para Sahaja Yoga, y muy pocos de entre sus miembros han venido a Sahaja Yoga.

Sin embargo, no debiéramos decir esto ya que musulmanes provenientes de muchos lugares están en Sahaja Yoga. Son alrededor de 15 ó 20, de todas partes del mundo. Pero esta vez cuando les hablé por la radio les dije todo muy claramente, y mientras yo hablaba ninguno puso objeción alguna hablando conmigo por teléfono. Algunas de las mujeres que había allí telefonearon diciendo que, al oír a Shri Mataji, habían empezado a sentir la brisa fresca, y mucha gente obtuvo su autorrealización.

Estamos pensando que esto también puede ser una forma de atraer a aquellos que han emigrado de sus respectivos países (islámicos sobre todo); por ejemplo, los iraníes que se han asentado en América. Allí donde van los musulmanes que emigran son, primero que nada, muy violentos; crean disensión y conflictos, y conspiran siempre en este sentido. En África han formado un grupo. Hace poco una persona que había constituido un grupo criminal, y que estaba planeando hacer volar por los aires el edificio del Centro Mundial de Comercio, fue detenido y condenado a 18 años de cárcel. Así pues, estas personas, estén donde estén, recurren a la violencia y no tratan de entender. Hay que hacerles entender que “si crees en lo informe, ¿por qué entonces peleas por un pedazo de tierra?”. Otra creencia boba que tienen es que tras la muerte, aunque sus cuerpos sean enterrados, cuando llegue el tiempo de la Resurrección, sus cuerpos se erguirán y resucitarán. Ahora bien, ¿me podéis decir qué puede quedar de un cuerpo, tras 500 años, que pueda elevarse y resucitar? Todos podéis ver muy bien que se trata de algo bastante loco. De alguna manera, deberíamos intentar publicar algo al respecto en un periódico, y se les podría indicar que se trata de ideas bastante necias y que se están enredando en una maraña de necedad.

El hecho más importante es que Mahoma Sahib no escribió el Corán. El Corán fue escrito cuarenta años después de la muerte de Mahoma Sahib. Jesucristo no escribió la Biblia, tampoco Moisés escribió jamas nada. Esto es algo que también hay que examinar, a saber, ¿cuál es el grado de autenticidad de estos libros por los que tanto os peleáis? Si continúan por ese camino, se van a ir todos al infierno. No veo ninguna otra salida. También hay un límite para la necedad, y dejándose llevar por tales cosas no obtendrán nada bueno. Si lo intentamos con ahínco, puede que de entre los musulmanes encontremos a una o dos personas que tengan la valentía suficiente como para decirles estas cosas y hacerles comprender. Pero todos temen que les maten y acaben con ellos. Pero esto no puede suceder: si uno está en Sahaja Yoga, no puede sufrir daño alguno. Si alguien pudiese reunir esa gallardía, entonces se les podría hacer comprender. Desde un principio el elemento principal que ha perturbado nuestra paz ha sido la religión. No hay paz dentro de nosotros por culpa de esta religión irreligiosa. Si se solucionara este problema en estos momentos, yo diría que un 75% del problema de las guerras estaría solucionado.

El segundo punto es descubrir la fuente donde se generan esta agitación y perturbación. Cuando se trata de guerras y conflictos que tienen lugar entre países grandes, eso es otra cosa. Pero, por ejemplo, Chirac hizo explotar bombas atómicas allí, por eso están explotando tantas bombas en su país. Pero si os fijáis, tenemos que encontrar a nivel del individuo la causa que provoca desasosiego dentro de una persona. ¿Por qué causa pierde su paz una persona? Hay muchas causas profundas. Se puede decir que es por celos, ambiciones y si una persona es del lado derecho, no tendrá paz. Pero incluso a las personas del lado izquierdo les puede ocurrir otro tanto, pues les perturbará su infelicidad, mientras que las personas del lado derecho estarán perturbadas y creerán ser felices. Pero ninguno de los tipos tiene paz. Por consiguiente, tenemos que hacer desaparecer su perturbación interior. Debéis haber leído sobre los genes en mi libro, pues he escrito sobre ello. En Sahaja Yoga vuestros genes se ponen bien. Y en cuanto los genes se ponen bien, automáticamente esa persona se hace pacífica. No hay necesidad de decirle nada, toda su disposición cambia.

En mi libro explico detalladamente acerca del fósforo que contienen los genes. Como sabéis, el fósforo explosiona si es sometido a la acción del calor, de modo que cuando una persona se hace muy seca, este fósforo presente en los genes explosiona. Worlikar nos decía que este aspecto nunca había sido señalado por nadie hasta ahora. “Tres científicos han recibido el Premio Nobel por su investigación sobre el fósforo en los genes, pero en lo referente a este aspecto concreto que tú has explicado, Shri Mataji, no se había hecho la menor mención antes”. Así que les dije que en lo que atañe al Premio Nobel puede que lo obtengamos, sí, ¡pero el de la Paz! Lo que ocurre realmente es que cuando hay inquietud interior, ello conduce a la gente a formar grupos, los cuales −creo yo− pueden ser de dos tipos. Uno es el de las personas egotistas, y el otro el de las del lado izquierdo, las personas que están poseídas. En África el conflicto se debe a las personas poseídas, pero en otras partes se debe al ego. Por tanto, si conseguimos destruir tanto el ego como las posesiones, entonces nos haremos pacíficos. Y por medio de esta paz interior, podremos dar paz a otros. Debemos prestar más atención a este aspecto. Suponed que vamos a una aldea y damos la Realización a la gente, en tal caso también les explicaremos la importancia de la Paz.

En las aldeas del norte de India la situación más común, y que proviene de la mentalidad musulmana, es la opresión de la mujer. Y cuando se oprime demasiado a la mujer, ésta reacciona y se rebela, e incluso comienza a agredir al hombre, de forma aun más furibunda que la de los propios hombres. Debería haber un respeto por la mujer. Pero, de algún modo, aquí las mujeres están atrasadas, en el sentido de que no entienden qué es el amor propio, el respeto a uno mismo. Me parece que las sahaja yoguinis de aquí son muy débiles, aunque yo misma soy una mujer y estoy aquí, ante vosotros. No meditan y se dedican a reñir y a dominar. Cuando las mujeres nos dedicamos a tales cosas, perdemos nuestro poder, porque el poder proviene de las mujeres pues ellas son el potencial. Y cuando se empiezan a comportar de esa manera, el poder de la sociedad entera se desvanece.

Así pues es de la máxima importancia establecer la paz dentro de nuestras mujeres. Y para ello los maridos también deberían tener paz. Si el marido tiene paz y respeta a la esposa, entonces creo que también habrá paz en los niños y en el hogar. La agresividad que los hombres despliegan aquí no se limitará a los demás sino que rebotará y se producirá un efecto boomerang que les afectará a ellos mismos. Deberíamos prestar una atención especial al aspecto del compañerismo entre el esposo y la esposa: al hecho de hablarse el uno al otro de una forma amorosa y apropiada, al cómo comportarse el uno con el otro enfrente de otras personas y en todas las ocasiones y momentos. He visto que en muchos casos las esposas son absolutamente inútiles para Sahaja Yoga, pero los maridos se dejan dominar e influir por ellas de forma completa. Por otro lado, hay maridos a los que no les importan nada sus mujeres y les pegan… incluso ahora en Sahaja Yoga hay casos así.

Me entristece mucho que no exista a estas alturas un compañerismo completo entre esposo y esposa; entonces es que hay algo que definitivamente no funciona. Esto es algo muy serio para mí, porque ahora sois un sahaja yogui y vuestra esposa es una sahaja yoguini, y si ambos estáis a bordo del mismo barco, ¿cómo os podéis poner a pelear? No debería haber peleas porque ello podría provocar una situación muy peligrosa. Una vez que estáis en Sahaja Yoga si os peleáis el uno con el otro, lo primero que ocurrirá es que las deidades se disgustarán con vosotros, y la verdad es que nadie sabe qué problemas podéis acabar teniendo. Esto es algo con lo que hay que ser muy cautos. Pongamos por caso un hombre que importune a su mujer innecesariamente diciéndole: “Esto no está bien, eso está mal; así no, tampoco de esa manera”. Llegará un día en que todas las deidades se enfadarán con este hombre y, como resultado, podría padecer un problema de Lakshmi, y si no de Lakshmi, un problema de corazón. Es aun peor si la obstrucción es de Nabhi izquierdo, ya que puede conducir a muchas otras enfermedades. He trabajado mucho en el Nabhi izquierdo y estimo que es bastante difícil limpiarlo ya que no hay introspección. Nadie intenta averiguar por qué su propio Nabhi izquierdo está obstruido. Supongamos que es la mujer la que es egoísta y mandona, que es ella la que no está dispuesta a escuchar y sigue danzando al son de sus propios tambores todo el tiempo e insulta al hombre. Siéntate y habla con ella. Debería haber conformidad, acuerdo entre ambos, debería haber comunicación. Cuando la gente obtiene la realización, al principio tienen mucho entusiasmo por Sahaja Yoga, pero fuera. Nunca hablan de Sahaja Yoga con sus esposas o sus hijos. Se lo toman como cuando la gente en Inglaterra y América se va de vacaciones. Uno debería dedicarle tiempo a Sahaja Yoga, trabajar duro por Sahaja Yoga, pero ambos: marido y mujer en pleno compañerismo. Traed a vuestros hijos, a vuestras mujeres a Sahaja Yoga, traed a todo el mundo. Si lo que queréis es trabajar en Sahaja Yoga vosotros solos y que vuestra esposa permanezca confinada en el hogar, entonces cuando volváis a casa ella empezará a discutir. De modo que, intentad construir un compañerismo pleno, hablad de vuestros planes con ella, de cómo pensáis llevarlos a cabo. Las esposas también deberían lograr su ascenso, su nivel intelectual debería elevarse, deberían mejorar su nivel de consciencia.

Creo que ahora el efecto provocado por la influencia musulmana se está invirtiendo. Antes se podía observar que las mujeres eran fácilmente intimidadas, pero ahora son ellas las que se comen a los hombres. Se trata del principio de acción-reacción. Esto habría que extirparlo de Sahaja Yoga completa e inmediatamente. El remedio es corregirlo en la vida de cada individuo y también en su vida matrimonial. Cuando tengáis paz, vuestros hijos también tendrán paz. ¿De dónde vienen todos estos males que van contra el sosiego y que se proyectan en las grandes guerras? ¿Cuál es la causa de estas guerras, por qué se generan? Provienen del hombre, no del cielo o de los árboles.

La causa-raíz de todo esto es el hombre mismo, y si el hombre se sumerge por completo en la paz, crece en la paz y considera su disposición pacífica como la posesión más valiosa y digna de orgullo, entonces al menos nuestra vida social se arreglará. La tarea de corregir y normalizar los aspectos de la vida social corresponde exclusivamente a los sahaja yoguis. Pero aquellos que se pelean entre ellos, ¿acaso pueden corregir y traer paz alguna a nuestra vida social? A menudo llega a mis oídos que tal persona es muy buena pero que su esposa es muy egoísta y mandona; o, por el contrario, que la esposa es buena pero que el marido es un matón. Nos llegan noticias así muchas veces.

Sin duda tenemos nuestra propia cultura, nuestras propias normas de comportamiento. Al excluirnos y separarnos de esta cultura, hacemos cosas equivocadas. En nuestro país encontramos que, al menos en Maharashtra, se respeta mucho a las esposas, y las esposas también respetan mucho a sus maridos. Ésta es la cultura y no que el marido considere a la mujer diferente o inferior. Os he explicado tantas veces que la carroza tiene dos ruedas; si una de ellas es más pequeña o más grande que la otra no sirve. No son similares, aunque se puede decir que ambas tienen la misma altura, la misma constitución, pero si intentamos colocar la de la izquierda en el lado derecho, o la de la derecha en el lado izquierdo, entonces fracasaremos. Por tanto ambas tienen su especialidad. Por ejemplo las mujeres tienen sus propios defectos, o más bien debiéramos decir que tienen sus propias predisposiciones en lo relativo al corazón. Y los hombres tienen sus propias predisposiciones en lo concerniente al corazón. Los hombres llevan relojes y sus relojes están siempre moviéndose, registrando el paso del tiempo. Con frecuencia les aconsejo que se quiten los relojes. Y en lo que se refiere a las mujeres, se toman su tiempo preparándose para salir. Si tienen que salir y las mujeres no están listas a tiempo, los hombres se irritan mucho. Son cosas tan insignificantes, tan sumamente insignificantes las que hacen comenzar una pelea. Creo que los hombres están convencidos de que están a cargo de todo: “Debemos llegar a tiempo”, dicen. Pero lo cierto es que si uno no llega a tiempo, el cielo no se cae sobre nuestras cabezas, no es el fin del mundo.

Lentamente uno tiene que adiestrar a la mente para que no reaccione. Hay que mantener la mente en un estado tal que no reaccione, la mente debería ser sola y exclusivamente testigo. Os sorprenderéis de cómo paulatinamente os pondréis bien, y también le sucederá lo mismo a vuestra esposa. Ambos deberíais poner esto en práctica, esto es, deberíais observar todo como testigos. Por consiguiente, hay que entender que las mujeres y los hombres son diferentes, que tienen métodos y estilos diferentes. Debemos entender que la única similitud que comparten es el hecho de ser seres humanos.

Deberíais tratar de desentrañar por qué surgen tales problemas en Sahaja Yoga. Por ejemplo, una chica de Lucknow vino aquí tras su casamiento y docenas de problemas surgieron con su venida. Uno debería hablar con esta chica y averiguar cuál es el problema. Sahaja Yoga no está para romper relaciones sino para cimentar relaciones. No obstante, si se están rompiendo relaciones, deberíamos descubrir cómo y por qué está sucediendo esto y tratar de enmendarlo.

Ahora que hemos empezado a juntarnos unos con otros, también deberíamos plantearnos cómo los sahaja yoguis de Delhi podrían juntarse con los de Bombay espontáneamente. Pero eso no ocurre. “Debemos hacer el Puja en Delhi”. “Pero, ¿por qué?” Si el Puja se realiza en Bombay, también tiene lugar en Delhi. Si agrandáis vuestro corazón, descubriréis que sois el mundo entero. El Puja se está haciendo en vuestro beneficio, independientemente del hecho de dónde se haga. Ésta es una actitud bastante persistente, la de decir: “Esto debe hacerse en nuestra Delhi; debéis venir a Delhi”. Es por esta razón que yo he estado yendo de un sitio a otro. Unos me dirán: “Madre, por favor, ven a Moradabad”, y otros me pedirán que vaya a algún otro lugar. Si supierais cuánto viajo, a esta mi edad, para impedir que los unos no piensen que estoy favoreciendo a los otros y para convencerles de que no favorezco a nadie.

Por tanto, he decidido que no voy a continuar haciendo el tour de Europa. De manera que todos los europeos irán al lugar que yo vaya. Fui a Rumania y todos estaban allí para estar con su Madre, ya que no iba a ir a sus respectivos países. Así pues, sea cual fuere el dinero que se gastaban en organizar mi visita a su país, ahora utilizan la misma cantidad de dinero para viajar a todos los lugares que yo visito. En Sahaja Yoga todo el mundo se conoce por el nombre. Mirad qué vasta y de tan largo alcance es la conexión que habéis esparcido por todo el mundo y que os va a permitir, de esta forma, viajar por el mundo entero. Supongamos que ahora os dijera que no voy a volver más a Delhi, solamente a Nagpur. Entonces vendríais todos a Nagpur, ¿no es verdad? De esta manera debéis desarrollar ese desapego. Pero me encuentro con que me decís: “Madre, ya que vas a ese lugar, ven también a este otro”. Nadie piensa en lo mucho que hago a mi edad, en lo mucho que tengo que viajar, y si unos tiran de mí por un lado y otros por otro, ¿cómo va a funcionar?

Ha llegado el momento de que la gente entienda que cualquiera que fuese la labor que Shri Mataji tenía que llevar a cabo, Ella ya la ha realizado sobradamente, y de ahora en adelante Ella solamente hará lo que le plazca. No ejerceremos ninguna presión sobre Ella. Los Pujas se harán solamente cuando Ella sugiera que se hagan. Si Ella da su consentimiento, entonces está bien, pero no se le debería presionar a que haga nada. Esto aliviará en parte mi salud. Si aún tengo que hacer algo de trabajo, no quiero que haya ningún tira y afloja al respecto. Ahora, cualquier proyecto que queráis emprender, hacedlo, pero, por favor, después de planearlo de una manera sistemática y adecuada y sin que su carga recaiga sobre mis espaldas. Me llamáis por detalles muy, muy pequeños: “Madre, tal o cual persona está enferma”. Después de todo, sois sahaja yoguis, se os han dado todos los poderes”. ¿Qué necesidad hay de molestarme? Deberíais ser capaces de curar a la gente; ésta es vuestra responsabilidad. Yo, por mi parte, pienso que mis niños han crecido, se han hecho muy responsables y entienden todo. Ahora debéis asegurarme lo siguiente: “Shri Mataji, descanse tranquila y no se preocupe porque nosotros nos haremos cargo y pondremos las cosas en su sitio”. Sólo cuando esto empiece a suceder, me sentiré completamente aliviada porque todo estará bien. Pero, por el momento, la realidad es que recibo carta tras carta por un motivo u otro. Habría que decir a la gente que si realmente tienen que mandar cartas, que las envíen pero a los centros de Sahaja Yoga, que por qué molestan a Shri Mataji con esto.

Ahora está por ver cuántos sahaja yoguis han resuelto los problemas de tantos buscadores en Sahaja Yoga de la misma manera que yo lo he hecho. ¿Por qué he de ser yo la única que los resuelva? Para poder hacerlo, en primer lugar, tenéis que estar dotados de un conocimiento completo de Sahaja Yoga y, en segundo lugar, esto ha de hacerse desde una pureza interior plena. Ambas cosas son esenciales, pues he visto a mucha gente que se ofrece: “Sí, yo resolveré tu problema”. Y luego resulta que a la persona se la trata tan mal que llega un momento en que sale huyendo de Sahaja Yoga. Por lo tanto deberíais constituir una comisión por medio de la cual se diesen soluciones a estos problemas. Supongamos que vais a un lugar donde una persona tiene un problema concreto, otros tendrán otros problemas. Mi opinión a este respecto es que estáis muy versados en todos estos problemas y que sabéis cómo resolver cada uno de ellos.

Quiero escribir un libro, si es que puedo, sobre todos estos problemas y cómo solucionarlos. Incluso vosotros podéis escribir dicho libro y explicar cómo resolver estos problemas. De esta manera yo me quitaré esta carga de encima, que pasará a vosotros. Esto os nutrirá y asegurará vuestro progreso. Que éste sea vuestra deseo de Año Nuevo. Quizá decidáis asumir nuevas responsabilidades el año que viene. Os estoy pidiendo esto primero a vosotros, luego se lo pediré a los sahaja yoguis de otros países. Os estoy diciendo esto porque tenéis dharma dentro de vosotros y la ventaja de una cultura sobre cuyas bases podéis hacer mucho más. Los sahaja yoguis extranjeros tienen un gran concepto de vosotros y os profesan un gran respeto. Dicen que no hay nada como una esposa india. Ahora bien, una chica india que tras casarse se fue al extranjero, causó tantos problemas allí que no hubo más remedio que mandarla de vuelta a India, y uno se queda con la sensación de que “mejor me conformo con una occidental”. Por consiguiente, hay cosas muy importantes que hay que observar y considerar juiciosamente.

En lo referente al matrimonio, me gustaría deciros a vosotros, los líderes, que solamente sugiráis parejas tras haberlo considerado en profundidad y examinado concienzudamente, ya que no ganamos nada con estos matrimonios. Cuántos matrimonios habéis concertado, pero que no han representado ninguna ventaja para nosotros, ya sea económica o de cualquier otro tipo, salvo que si el matrimonio es feliz, ellos son los beneficiados y muchos grandes santos y almas realizadas pueden nacer. Pero ellos piensan que nos hacen un favor al casarse por Sahaja Yoga. Su actitud es como si nosotros contrayesemos una gran obligación con ellos por el hecho de casarse en Sahaja Yoga. Pero, ¿qué ganamos nosotros con ello? Por tanto, si recomendáis a alguien, hay que decirle a esa persona que su matrimonio ni representa un beneficio para Shri Mataji ni para Sahaja Yoga, y que si le estamos casando es por su propio bien. En adelante los matrimonios deberán concertarse tras un minucioso escrutinio, puesto que si se decide, de manera abrupta y repentina, que alguien se case, esto conducirá a montones de problemas.

Veo que ahora estáis bien, y también los matrimonios. También he de referirme a los niños. Lo primero, como os he dicho, es que todo el mundo debe tener paz, y lo segundo es el respeto de la sociedad por las mujeres y que éstas han de ser educadas en la responsabilidad. Las mujeres son el eje de la sociedad, son los cimientos de la sociedad. Las mujeres tienen que asumir la plena responsabilidad de la sociedad (la vida social). Para esto no se necesita a los hombres. Es mejor que los hombres se ocupen de la economía y la política. Pero las mujeres tienen que asumir la responsabilidad completa de la sociedad. Deberían ser sacrificadas, equilibradas e iluminadas. Algunas mujeres no son generosas y otras no saben lo suficiente acerca de Sahaja Yoga, y si saben algo tienen un concepto muy elevado de sí mismas. Es una tarea muy importante que logren un equilibrio, poder hacer que se sienten, escuchen y entiendan. Podría parecer un asunto menor, pero desde mi óptica es de especial importancia que nuestras mujeres se den cuenta de lo que son, de por qué han nacido en este mundo y cuál es su verdadero papel. Hemos tomado conciencia de que las mujeres son los auténticos pilares y constructores de una buena sociedad, y ¿hasta qué punto las estamos ayudando a crear una sociedad ideal? En primer lugar, la atención debería estar al servicio de este logro, y en segundo lugar en las mujeres, lo cual es muy necesario.

La tercera cosa que os he dicho ha sido en lo que atañe a los niños. Debemos poseer el entendimiento que nos otorgan nuestras ideas y actitudes para con los niños. Tenemos que hablar con los niños y preguntarles cosas. En Inglaterra se ha publicado un libro compuesto de observaciones que los niños han hecho sobre todo tipo de temas. Se vendieron todos los ejemplares en un día. Todavía es difícil conseguir un ejemplar de este libro, pues las observaciones de los niños son tan bonitas que todo el mundo quiere leerlas. ¿Qué observan los niños? ¿Qué es lo que dicen? Son cosas tan preciosas y encantadoras las que han expresado en este libro. Por ejemplo, han dado sus impresiones respecto al entonces Primer Ministro y otros ministros. Esto llevará a dos cosas. Primero, creará en la sociedad el Poder de los Niños. Los niños tienen inocencia. A través de su inocencia observan y se expresan. El mundo entero se enterará de las observaciones que hacen los niños. Esto llevará a que haya una interacción apropiada en la sociedad cuando los niños vean que lo que ellos han expresado es aceptado por los mayores. Los mayores entonces pensarán cómo poner remedio a las cosas indicadas por los niños. Y así damos comienzo a esta sana interacción. Esto no debería conducir al desarrollo de ningún ego ni descortesía en los niños, sino al desarrollo de la capacidad de expresar sus observaciones y puntos de vista. Deberíais prestar atención a este punto. Son unas observaciones tan deliciosas y hermosas las que han hecho los niños, me producen un deleite inmenso. Si me dan cien niños, no necesito nada más.

Su entendimiento es muy profundo y sensible. Se fijan en cosas muy pequeñitas y nos cuentan cosas acerca de estas cosas tan pequeñitas de formas tan amorosas, como si estuviesen completamente inmersos en absoluto conocimiento divino y en actividad divina. Incluso en cosas tan pequeñas como las que, por ejemplo, hay sobre esta mesa: un niño vendría y las dispondría teniendo en cuenta cuáles deben estar cerca y qué orden es el mejor para Shri Mataji. Diría: “No deberíamos colocar todas las cosas juntas, hay que ponerlas como más convenga a Shri Mataji”. Averiguan todo teniendo como fundamento las vibraciones. He observado que la mayoría de los niños operan a base de vibraciones y también corrigen a los mayores.

Una vez un caballero vino a verme y se sentó con las manos así. Los niños le preguntaron: “¿Por qué pone sus manos con las palmas hacia abajo? Debería sentarse con la espalda recta, así”. El hombre se enfadó y les espetó: “¿Y a vosotros qué os importa?” Los niños le dijeron: “Por favor, no se siente así”. “¿Cuál es el problema?”, dijo el hombre. “¿Cómo puede usted absorber vibraciones de Shri Mataji así? Ahora mismo sólo está absorbiendo vibraciones de la tierra”, le respondieron los niños. El hombre estaba sorprendido de lo muy sabios que eran estos niños pequeños, niños pequeños de tan sólo tres o cuatro años. Sé tantas cosas bonitas de ellos. Me da un gran placer ver como estos niños saben tanto y cómo lo expresan, cómo entienden todo y con cuanto amor me cuidan. Por lo tanto, el tercer punto es que debemos aprender de los niños, relacionarnos con ellos, comunicarnos con ellos. Cuando crecen, también ellos se hacen como nosotros, pero durante la infancia poseen una gran sensibilidad. Poder hablar con ellos y descubrir sus observaciones es, de veras, una experiencia muy gozosa. Todos deberíamos tratar de vivir esta experiencia tan gozosa.

Así pues, en primer lugar, os he hablado de aquellos que luchan en nombre de la religión. Debemos establecer la paz dentro de ellos, tenemos que hablarles y hacerles entender. Y en segundo lugar os he hablado sobre la sociedad. Si la sociedad no es buena, entonces la ley, el orden y la paz no se podrán asentar en semejante país. Ese país no podrá progresar. Pongamos por caso Rusia: he visto que allí la sociedad es muy buena. También en China hay una buena sociedad. De la misma manera, la sociedad india es buena. Es por las mujeres de esos países. Han sostenido su sociedad. América es muy próspera, lo tienen todo, pero la sociedad es muy mala.

Una tarea muy importante de Sahaja Yoga es la de construir los cimientos de una buena sociedad, y averiguar lo que hay de ilícito y erróneo en todas las sociedades. Por ejemplo, en América una menor fue golpeada brutalmente, y los sahaja yoguis me llamaron y dijeron: “Madre, queremos ayudar a esta chica pequeña”. Yo les dije: “Sí, debemos ayudarla, es algo muy necesario. Acogedla y averiguad lo que necesita; dadle plena ayuda y apoyo, tras obtener los permisos policiales de rigor para poder cuidarla”. Esto os dará una nueva imagen y dimensión: que los sahaja yoguis se ocupan de la gente. Si alguien está en apuros, si alguien no tiene comida o si alguien tiene algún otro problema a causa del cual esté en apuros…, no por codicia sino por un problema verdadero. Se ha hecho muy necesario que prestemos atención a estas personas. Ha llegado el momento de que, en nuestra colectividad sahaja, encontremos soluciones a todas las cuestiones que plantea la sociedad.

Debemos prestar atención a este aspecto. Por ejemplo, podemos abrir una enfermería para aquellos que son mayores, que no pueden caminar; estas personas deben tener un lugar donde quedarse. Luego podéis organizar allí un refugio, un campamento, también un Hogar para leprosos. Estos tres proyectos fueron empezados por mí cuando era bastante joven. Yo ahora estoy al margen, pero las tres instituciones aún siguen funcionando muy bien. Debemos dar atención a estas personas que padecen estos handicaps, cuya salud no es buena, o que padecen cualquier tipo de handicap o deficiencia. Si ayudáis a personas que pertenecen a esta parte de la sociedad, entonces toda la gente desarrollará un gran respeto y amor por vosotros. Por el momento, sólo estamos trabajando para nosotros. Tenemos la realización del sí mismo, pero, ¿qué damos a los demás? Especialmente con los poderes que habéis alcanzado a través de Sahaja Yoga, podéis curar las enfermedades de cualquier número de personas. Ayudadles, sed buenos con ellos y construid ashrams para ellos. De alguna manera, la carga que representa ser responsables de la sociedad está sobre nuestras espaldas, puesto que el Todopoderoso nos ha conferido tantos poderes. Tenemos que ver cómo podemos efectuar la transformación de la sociedad entera de una forma bella, de modo que tanto su crecimiento físico, mental, intelectual, cultural como su crecimiento espiritual tengan lugar. Esta tarea debe ser abordada por los sahaja yoguis. Seleccionad y escoged personas de distintos lugares, gente atrasada y débil, y ayudadles. Os sorprenderéis de cómo vuestra popularidad se extiende gradualmente a lo largo y ancho del país.

De hecho mucha gente constituye forums y organizaciones de ese tipo para conseguir votos o hacer dinero. Nosotros no necesitamos organizaciones de este tipo sino que podemos sanar a la gente a partir de nuestros propios poderes; podemos curarles y ponerles bien. Las personas que se pongan bien podrán comprobar mediante el despertar de sus poderes cuán beneficioso es Sahaja Yoga para el bienestar de las gentes, y no sólo eso sino que podrán explicar abiertamente, al gran público, qué es Sahaja Yoga y qué no es.

En este año nuevo deberíais dejar a un lado vuestros viejos modos, deberíais salir de los caparazones cerrados en los que habéis estado viviendo hasta ahora y proyectaros hacia el exterior. Al principio tendréis problemas, o tal vez vuestro ego aparezca y os haga frente y estropee vuestra cabeza. Puede que os molestéis y enfadéis, que os irritéis y os sintáis agitados y ese tipo de cosas. Pero incluso para poder controlar esto, tendréis que salir del caparazón. Sólo entonces podréis saber que estáis bien. Aquí todo el mundo es Rama, pero sólo cuando salimos podemos ver cómo nos las arreglamos con los de fuera. Tenemos que integrarles a ellos también. Si habéis aprendido a tratar con ellos de forma pacífica, sabed que, entonces, habéis sido limpiados completamente desde dentro. Se trata de limpiarse. Muchos dicen: “Madre, tú lo puedes hacer; todo lo que haces está bien, pero nosotros no podemos”. “Pero, ¿por qué no?”. “La razón es que tú eres Dios, y nosotros no”. Pero yo os aseguro que Dios no hace nada, Él permanece absolutamente distante y desapegado. Pero si Yo soy Dios y aun así hago cosas, quiere decir que cualquiera que sea vuestro estado, este elevado estado que habéis alcanzado deberíais vivirlo de tal manera que sea útil. ¿Cómo podéis llamaros sahaja yoguis si lleváis una existencia tan inútil y malgastada? Ya que debéis encargaros, de forma adecuada y completa, de utilizar plenamente el tesoro que poseéis. Y si os prestáis atención a vosotros mismos y a vuestro tesoro, descubriréis que tanto vosotros como vuestro hogar y vuestra sociedad han adoptado una forma y apariencia nuevas. Incluso ahora, si contemplamos a los sahaja yoguis, vemos que tienen buen aspecto; sus caras resplandecen, sus ojos están llenos de chispa y las vibraciones fluyen. Todas las almas realizadas pueden poseer eso, pero vosotros tenéis una cosa especial: la capacidad de utilizarlo y usarlo en colectividad. Para el bien de otros. Y cuando esto empiece, cuando avancéis en colectividad y construyáis un movimiento en colectividad, entonces os sorprenderá comprobar que con los poderes que tenéis no sólo podéis hacer que todo el mundo esté bien, sino otorgarles estos poderes a todos ellos. Pero por el momento todavía somos muy exclusivistas en esta materia. Decimos: “Sahaja Yoga significa swayam ‘uno mismo’, ¿por qué entonces habríamos de hablar con otros?”. Sin embargo, si esto ha empezado a funcionar a cualquier nivel, entonces debemos prestarle atención y hablar de ello, debemos popularizarlo. No hay nada de malo en ello, ni tampoco si tiráis de ellos para que vengan a Sahaja Yoga. Ni siquiera les importa a aquellos que no están en Sahaja Yoga, por el contrario es esencial darles solaz y paz.

Tenéis que operar a estos tres niveles. ¿Cómo hacerlo? Del mismo modo que habéis decidido colectivamente, que habéis planeado exitosamente la adquisición de casas, la compra de tierras. Se trata de un gran logro. Pero estoy hablando de una cosa mucho más grande que eso: debemos construir nuestra reputación en el mundo, según la cual ayudamos a los pobres, a las mujeres, a los desposeídos, a los que padecen enfermedades, pero no con el celo del misionero, sino porque realmente sentimos algo por ellos desde dentro y, por tanto, tratamos de elevarles por encima de sus sufrimientos. Esto reportará una gloria aun mayor a Sahaja Yoga. Y es lo que debemos hacer, debemos trabajar duro para lograrlo. No es en absoluto difícil.

Por tanto, el mensaje que os he transmitido en este Año Nuevo debéis traducirlo y enviárselo a todos. Les gustará escuchar lo que hay que hacer y cómo ha de hacerse. De alguna forma, tenemos que profundizar en nuestra introspección. Y una vez que crezcamos en ella llegaremos a ese punto en el que se alcanza el no-pensamiento: debéis crecer en el no-pensamiento. Puesto que el trabajo que podéis hacer cuando estáis sin pensamientos no lo podéis hacer de otra manera. Observaos y tratad de estar sin pensamientos manteniendo la atención en vosotros mismos. En la meditación, intentad estar sin pensamientos. En ese estado sin pensamientos, os elevaréis por encima de la mente y todos los Poderes Cósmicos os ayudarán. Y sea lo que fuere que pudieseis albergar en vuestro corazón puede conseguirse. Cuando hagáis todas estas cosas, debéis estar sin pensamientos. Esto es absolutamente esencial. En caso de que no estéis sin pensamientos, todo seguirá a medias.

Bueno, ahora debo decir que hemos mejorado y que nos estamos organizando apropiadamente, pero, ¿de qué sirve? Somos almas realizadas, pero, ¿qué uso hacemos de este hecho? ¿Acaso se trata de sufrir como Buddha o de renunciar como Mahavira? ¿En qué hemos utilizado esta bendición? ¿Y de qué otra manera se puede utilizar? He visto que la gente utiliza las vibraciones allí donde va, o siempre que tienen un problema. Pero lo hacemos sólo por nosotros mismos, por beneficio propio o, como mucho, por el bien de Sahaja Yoga. Pero también debemos utilizarlas para los no-sahaja yoguis. No es difícil: vosotros estáis en posesión de estos poderes, los podéis utilizar con quien queráis. Si la cualidad de la benevolencia hacia todos se despierta en vosotros, entonces no quedará ningún problema en el mundo. Bien, me gustaría que pusieseis por escrito todo lo que he dicho y que empezarais a trabajar en ello. Y encargaos de que todo se haga.

Muchas gracias.

* * *

(*) De acuerdo con el calendario indio, el Año Nuevo empieza el primer día tras el Diwali

2 Los musulmanes provenientes de India que se asentaron en Pakistán como ciudadanos de pleno derecho del nuevo estado cuando éste fue creado, como nación islamista, mediante la partición de India.