Navaratri Puja: “Vuestras cualidades probarán la verdad de Sahaja Yoga”

Nirmal Temple, Cabella Ligure (Italy)


Send Feedback
Share

Navaratri Puja: “Vuestras cualidades probarán la verdad de Sahaja Yoga”. Cabella Ligure, Italia. 5 de octubre de 1997

Hoy es el sexto día del Navaratri. Ha habido muchas encarnaciones de la Diosa por diferentes propósitos. Cuando los grandes santos que adoraban a la Madre hicieron introspección, descubrieron lo que Ella había hecho por nosotros. El otro día os dije que el dharma es la valencia innata de los seres humanos. Y existen diez valencias. Esto ya está establecido en nuestro interior, pero nosotros nos desviamos y nos apartamos del dharma y entonces aparecen todos los problemas, ya que abandonar el dharma no es una cualidad humana. Pero la misma Diosa ya ha hecho muchas cosas por nosotros en nuestro interior, aunque nosotros no somos conscientes de ello. Por ejemplo se dice: “Ya Devi sarva bhuteshu”, en referencia a todos seres que Ella ha creado, que son principalmente los seres humanos. ¿Cómo son? ¿Qué existe en el interior de los seres humanos?

Ahora vosotros haced introspección para ver si tenéis estas cualidades en vuestro interior o no. Porque estas cualidades os las ha dado la Diosa, la Shakti en vuestro interior. Como: “Ya Devi sarva bhuteshu shanti rupena samstithan”. Es muy importante el que exista en vuestro interior como paz. ¿Podéis encontrar seres humanos que sean pacíficos interior y exteriormente? Es muy difícil. Pero Ella os ha dado esto, os ha dado paz, la cual tenéis que alcanzar. Esto ha sucedido porque vosotros habéis abandonado vuestros dharmas humanos. Así pues, esta paz que Ella os ha dado, debéis lograrla a través de vuestro ascenso, a través del despertar de la Kundalini. Pero vosotros estáis excitados, muy bien. O bien queréis vengaros de algo o dañar a los demás, o causar problemas a otras personas. Incluso a veces gozáis de esto. Incluso los sahaja yoguis disfrutan haciendo daño o causando problemas a los demás.

Entonces el segundo día lo que Ella dice es: “Ya Devi sarva bhuteshu priti rupena samstithan. Priti es la cualidad del amor. A los seres humanos se les ha dado la cualidad de amar. Pero ahora no se manifiesta porque la primera estupidez que los seres humanos han desarrollado son los celos. Por ejemplo, esto sucede si le doy un regalo a una persona y otro diferente a otra. Incluso en Sahaja Yoga sienten celos. Es muy sorprendente. ¿Cómo podéis hacer esto cuando la Diosa os ha dado la cualidad del amor? Pero una tontería muy, muy común es que los seres humanos se sientan muy celosos. Pero como sahaja yoguis no deberíais hacer esto, porque la cualidad que os ha dado la Diosa es la de amar.

Esta es la cualidad que deberíais mostrar, pero por el contrario os sentís muy celosos. Esto significa que no sois sahaja yoguis bendecidos por Shri Mataji. Si estáis bendecidos entonces no tendréis celos de ningún tipo. Y esta envidia puede llegar a tal extremo que incluso se puede producir si alguien es de Cabella y otra persona es de Albera. Entonces se acabó. Ambos están muy cercanos, tanto como los agujeros de la nariz. Pero se sentirán celosos. Tendremos envidia porque Madre no viene a nuestro país y si va a otro. Esto también viene de la ignorancia de que esto es mío, aquello es mío, esto es suyo.

Esta envidia comienza de un modo tan extraño, que no nos damos cuenta de que Ella nos ha dado el poder de amar. Un tremendo poder de amor que de ningún modo puede ser un poder inauspicioso. Es un poder auspicioso y dhármico para amar a los demás. Esto quiere decir que amamos sin ninguna lujuria ni avaricia, sin ninguna envidia. Pero la mente humana se ha desarrollado de una manera tan astuta que se siente orgullosa de poder sentir celos de alguien.

Como ya os he dicho, de esta envidia lo único que surge es la avaricia. Es un hecho, como sentís envidia queréis comprar lo mismo que los demás. Después tenéis que competir con los demás. Si alguien tiene un trabajo mejor que el vuestro debéis competir. Todas estas cosas son destructivas, mientras que los poderes de la Diosa son constructivos. Todos los poderes que Ella os da son absolutamente constructivos.

Después Ella dice: “Ya Devi sarva bhuteshu, (los santos han dicho esto), kshama rupena samstithan”. Kshama es lo que vosotros llamáis perdón. Perdonar desde el Corazón. Muy bien, si alguien ha sido cruel con vosotros, ha sido desagradable con vosotros, os ha explotado, os ha causado problemas, a pesar de todo vosotros tenéis el poder, el gran poder del perdón. ¿Usamos nosotros este poder del perdón?

Para relajarnos, lo que Ella hace es darnos el sueño. Ya Devi sarva bhuteshu nidra rupena samstithan. Cuando estáis cansados y no podéis dormir Ella os hace dormir. Os relaja. Ella nos da el poder de relajarnos porque actúa a través del sistema nervioso parasimpático. El sistema nervioso simpático puede excitaros o deprimiros. Pero el sistema nervioso parasimpático os relaja, relaja vuestro corazón, relaja vuestro cuerpo, os sentís completamente relajados y dormís en el regazo de vuestra Madre.

Pero hay muchas personas que no pueden dormir porque piensan en algo que deben conseguir. Si no podéis dormir, entonces sabed que hay algo erróneo en vosotros. Y cuando vosotros no podéis dormir yo tampoco puedo hacerlo. Cualquier cosa que sucede en el colectivo también me afecta a mí. Cualquier cosa que está mal en vosotros también me afecta a mí. Especialmente lo que sucede en el colectivo. Así pues, vosotros no podéis dormir porque estáis pensando en cosas que no tienen ningún valor.

Como sabemos en Sahaja Yoga, para superar esto debemos entrar en conciencia sin pensamientos. Pero esto no puede suceder cuando vuestro ego está funcionando. Por ejemplo, encontraréis que los niños en India son muy tranquilos. ¿Por qué? Porque la madre asume la responsabilidad de enseñar al niño. Hemos hecho muchos programas allí; ¿habéis visto alguna vez algún niño corriendo de aquí para allá?

Aquí ayer estaban corriendo por todas partes. La razón es que las madres no asumen la responsabilidad, como madres, de ver que el niño se está educando apropiadamente. Incluso aunque vosotros sois adultos, tengo que decíroslo. Tengo que deciros todo lo que es bueno para vosotros, para vuestra sociedad, para la nueva generación que vendrá. En esta nueva generación, si aún no os comportáis apropiadamente sino de un modo anormal, ¿cómo impresionaréis a los demás? Así pues, Madre ha de decíroslo.

Lo más interesante que Madre ha puesto en vosotros es: “Ya Devi sarva bhuteshu bhranti rupena samshtitan”. Ella os pone dentro de una ilusión, porque a veces los niños no pueden comprender a menos que se enfrenten a una ilusión. Deben enfrentarse a las ilusiones. Ella os permite equivocaros hasta cierto punto, a partir del cual descubrís que estáis perdidos. Esto que Ella hace es muy importante, es la parte de Mahamaya. En todas las religiones se discute cómo nos perdemos en las ilusiones.

Ahora bien, ¿qué ilusiones tenemos? Tenemos la ilusión del ego. El ego hace que el hombre se sienta muy poderoso, que puede hacer todo lo que quiera y que no será castigado por ello. Las mujeres también se comportan del mismo modo. No entienden que esta es una ilusión que ha creado Madre, para que descubramos lo que estamos haciendo mal. Porque si le dices a alguien: “¡Eso está mal, no lo hagas!”, como aún no son suficientemente maduros continuarán haciendo cosas equivocadas.

Así pues, Madre dice: “¡Muy bien, sigue adelante! ¡Muy bien, estupendo! ¡Muy bien hecho! ¿Queréis saltar al mar?, ¡pues saltad!” Solo entonces, cuando os dais cuenta de que estabais en una ilusión, podéis volver. De otro modo, sin afrontar ningún problema no podéis volver. Muchos de vosotros sois muy obstinados y egoístas. Os digan lo que os digan no escucharéis. Intenten lo que intenten para convenceros a nivel mental, no les haréis caso. Así pues, bhranti, la ilusión, está más allá de la mente. Está más allá de la mente y a veces funciona muy bien con la gente difícil.

Cuando estáis en la posición de la madre, naturalmente, no queréis que vuestro hijo se eche a perder. Ella se siente responsable, piensa que ahora ellos tienen la conexión con el Divino, que esta conexión no debe romperse y que todo el tiempo deben ser bendecidos y felices. Todo esto está en nuestro interior, construido en nuestro interior desde nuestra infancia, pero nosotros lo olvidamos. Lentamente empezamos a perderlo. Quizá los condicionamientos son de tal modo. O quizá el ego es de tal modo que olvidamos que somos seres realizados.

Os estoy hablando a vosotros, a las personas que son almas realizadas. No estoy hablando para la gente que ya están perdidas o que tan solo están en el camino hacia Sahaja Yoga. Pero cuando se nos dice todo tan dulce y amorosamente, con tanto afecto y amabilidad, si no lo entendemos de este modo, si no nos desarrollamos apropiadamente, entonces, entraremos en el bhranti.

Por ejemplo se dice: “Ya Devi sarva bhuteshu lajja rupena samstithan”. No sé cómo describir lajja, no es timidez. Es un tipo de vergüenza acerca de vuestro cuerpo. Ahora tienen concursos de belleza. En India también tienen concursos de belleza. Lajja rupena samstithan significa que tenéis vergüenza de mostrar vuestro cuerpo. Esto es especialmente para las mujeres. Cuando son niñas observaréis que las mujeres son muy tímidas. Las niñas pequeñas son muy tímidas. Esta timidez desaparece gradualmente, pero al principio incluso sienten timidez conmigo. Cuando vienen enfrente de mí, bajan su cabeza. Ni siquiera dicen “namaste”. Son muy dulces.

Y no les gustan las personas que visten de un modo extraño. Recuerdo que en cierta ocasión mi nieta vio una revista en la cual había una mujer en bañador. Ella dijo: “¿Qué estás haciendo? Es mejor que te pongas un vestido, si no mi abuela vendrá y te pegará muy fuerte”. Le decía esto a la mujer de la revista. Después abrió otra página y vio a un hombre vestido solo con un slip. No sé por qué hacen esto. Ella dijo: “¡Este debe ser un individuo sin ninguna vergüenza! ¡Seguro que le ocurrirá algo malo!” Entonces cerró la revista y le dijo al sirviente: “¡Quema esto, quémalo! ¡No quiero verlo!” Una niña tan pequeña sabía que esto era erróneo. Pero hoy día todo el mundo quiere mostrar el cuerpo. A veces siento que todos estos diseñadores morirán o se arruinarán, porque la gente se viste con muy poca ropa.

Hoy día no hay lugar para que ningún artista muestre su trabajo o su arte a través de vuestras ropas. En Japón les pregunté por qué desde la antigüedad, aunque ahora los japoneses se han vuelto americanos, pero en aquellos tiempos: “¿Cómo es que vestían esos vestidos, esos kimonos, que estaban tan bien hechos, que eran tan caros y tan difíciles de poner? Ellos dijeron: “¡Es muy sencillo! Si Dios ha hecho un cuerpo tan bonito expresando su arte, nosotros también tenemos que expresar nuestro arte para decorarlo. Así pues, lo que hacemos es expresar nuestro arte para decorarlo”.

Realmente me gusta esto, porque en India hacemos lo mismo. Las mujeres visten saris, que son muy artísticos y bellos, simplemente para decorar su cuerpo y para respetarlo. Pero yo diría que esto parece haber desaparecido con la influencia de América, que son gente sin cerebro, absolutamente sin cerebro, y de los cuales no tenemos nada que aprender. Son gente de tan solo doscientos años de antigüedad. Pero empezamos a comportarnos como ellos, sin ni siquiera ver lo que está sucediendo en su país, el tipo de gente que es, cómo viven, cuál es su  meta en la vida o su ideología. Todos los falsos gurús les han explotado porque no tienen cerebro. Si tuvieran cerebro nunca les habrían aceptado. Tienen cerebro para manejar un ordenador o una televisión, para las cosas mecánicas. Pero en lo que a su propio cuerpo se refiere, no saben cómo manejarlo.

En India tienen un concurso de belleza y mucha gente sensata se ha opuesto a ello. Porque es como vender tu cuerpo para hacer dinero. ¿Qué diferencia hay entre una prostituta y esto? Si obtienes dinero vendiendo tu cuerpo, esto es prostitución. Se supone que vosotros no debéis vender vuestro cuerpo. Esto no es lo que la Diosa ha hecho por vosotros. Debéis vestiros bien, vestiros apropiadamente de acuerdo a las diferentes ocasiones.

El otro día le di a una mujer como regalo un sari muy bueno que llamamos paithani. Y teníamos una presentación de un libro, una inauguración a la cual asistió esta mujer. Yo le pregunté: “¿Por qué no te has puesto el paithani? Ella dijo: “¿Cómo? ¡No hay ninguna boda!” Dijo muy dulcemente: “En una boda puedo llevarlo. Solo entonces. Hay ocasiones y lugares en los que podré llevarlo.” Como en India, cuando las mujeres van al templo a adorar a los ídolos, entonces se pondrán todo lo necesario para estar frente a la Diosa.

Imaginad si la gente que ha venido aquí a este programa, hubiese venido con ropas de yute, como los hippies. ¿Qué me habría ocurrido a mí? Habría desaparecido en el aire, os lo aseguro. Así pues, uno ha de respetar su cuerpo. Eso es lo que Ella dijo primero: “Lajja rupena samsthithan”. Vosotros podríais decir que hay gente que se baña en el río sin ropa o esto o lo de más allá, y de este modo tratar de justificarlo. Pero vosotros sois santos, sois almas realizadas, no tenéis que fijaros en las personas que aún no son realizadas y que se comportan mal. Vosotros debéis hacer lo que un santo debe hacer. Hay muchas cualidades que la Diosa os ha dado.

Otra es kshuddha rupena samstithan. Ella es la que os ha dado el hambre. Tenemos que comer nuestra comida. Hoy día existe una moda de volverse muy delgado. Y como sabéis se han desarrollado muchas enfermedades como la Anorexia u otras, a causa de que las mujeres quieren comer muy poco. Podéis cambiar las cosas que coméis, pero tan solo cuidar del cuerpo no es la meta de nuestra vida. El cuerpo no es lo único importante. Lo que es realmente importante es vuestro Espíritu. Y Ella es la que os da la Kundalini. Ella es la que os dará el método para que ascendáis. Pero nosotros nos preocupamos continuamente por el cuerpo. Esto es algo que no puedo entender, especialmente en las mujeres que son la Shakti.

Otro punto es que ellas siguen la moda. La moda es una locura. Cuando yo era joven solía llevar el mismo tipo de blusas que llevo ahora. Pero en India ha comenzado la moda. Suelen aumentar el tamaño de las mangas, después las reducen, después esto sube hasta aquí. Yo pensé: “¿Qué es esta estupidez? ¿Para qué malgastar dinero de este modo?” Tenéis un determinado diseño que es aceptado tradicionalmente. ¿Por qué queréis aumentar el tamaño de las mangas de acuerdo a la moda? Esta es la moda. ¿Quién crea la moda? ¿Lo hace la Diosa? ¿Acaso la Diosa crea la moda? ¿Quién ha creado la moda? Es esta gente ávida y avariciosa que os está engañando.

Y vosotros tratáis de seguir las modas. Por ejemplo, os he dicho que tenéis que poner aceite en vuestra cabeza. Al menos el sábado poned suficiente aceite y después lavad vuestra cabeza. Pero vosotros no lo haréis y después empezaréis a perder vuestro pelo. Yo podría entenderlo si no tuvieseis tiempo o si fueseis un hombre muy ocupado. Pero, ¿por qué? ¿Por qué no hacer algo que necesitáis para cuidar de vosotros mismos? Pero por el contrario os preocupáis de adelgazar, perdéis el pelo, la vista se debilita, vuestros dientes se caen y os volvéis muy pronto una anciana. Lo mismo ocurre con los hombres. Me han dicho que hoy día incluso los hombres van al salón de belleza. Demasiado dinero y demasiada estupidez al mismo tiempo. No hay ninguna necesidad de esto si lleváis una vida correcta y sana, y si hacéis un poco de ejercicio y meditáis. Si meditáis os volveréis pacíficos. Con esta paz, os sorprenderá ver cómo tendréis mucha energía.

Se malgasta mucha energía en pensar. ¿Y en qué pensáis? Si le preguntáis a alguien: “¿En qué estás pensando?” Dirá: “En todo”. Pero, ¿qué significa pensar en todo? ¿Por qué pensáis tanto? ¿Qué necesidad hay de pensar? Es un hábito. Pensar en todo es un hábito humano. Por ejemplo, justo aquí hay tres alfombras. Si pongo la atención en ellas, yo simplemente veo lo bonitas que son, simplemente gozo de ellas. Simplemente gozad de lo que el artista ha creado, eso es todo. Sin palabras, nada. Simplemente sentid el gozo en vuestro interior. Pero si le preguntáis a otra persona esta empezará a decir: “¡Oh, esta no está bien! ¡Aquella no es buena, vale tanto dinero, esto o aquello!”

El gozo del artista se pierde. No podéis obtener este gozo, el gozo que estamos buscando. Lo que estamos buscando es gozo, pero incluso cuando tenemos un método para alcanzarlo no lo logramos. Porque pensar es una reacción, una reacción ante todas las cosas, y hace la vida muy miserable. Hace miserable la vida de la persona que está pensando y también la de los demás.

Os daré un ejemplo. Todo lo que hoy tenemos aquí, lo hemos hecho a causa de las fuertes lluvias y también debido a algunos problemas que teníamos con la nieve. Así que, pensé que sería bueno hacer todo esto, y ha sido muy bien realizado, ya lo tenemos. Ahora bien, en Italia hay gente que piensa mucho. Hay mucha gente así. Por esta razón no progresa.

Pedimos un permiso hace tres años. Durante tres años han tenido nuestro dinero bloqueado en el banco, imaginad. La primera vez dijeron: “Muy bien, no hay ningún problema, estamos de acuerdo. Podéis hacerlo.” Necesitaban setenta firmas de estos, así llamados, italianos. Después de algún tiempo las mismas personas dijeron: “¡No, no, no!, debéis cambiar el tejado por uno de cobre.” Yo dije: “¿Por qué?” Ellos dijeron: “Porque el cobre quedará mejor estéticamente”. Pero acaso no saben estas personas estúpidas que el cobre estará igual que esto dentro de algún tiempo. Tan solo después de un mes tendrá el mismo color. Esta es su idea de la estética.

Ahora yo les he dicho: “No queremos vuestra tierra, quedáosla vosotros y devolvednos el dinero”. Con una cosa tan sencilla como esto. ¿Por qué? Porque tienen un comité y tienen una reunión tras otra. Y vosotros debéis pasar por toda esta estupidez a causa de que ellos se sientan es sus sillones muy seriamente diciendo: “Debemos discutirlo, debemos consultar, hay que preguntar a todo el mundo, esto y aquello”. ¿Y qué sucede finalmente? Pues que no hay progreso de ningún tipo, ni tampoco paz. No sé, quizá tienen algún acuerdo no muy honesto y sienten vergüenza de proponérmelo.

No sé qué es lo que pasa pero no puedo entender cómo una oficina dice que sí y después de un tiempo dice que no. Tres años nos han tenido así. Así pues, lo que estoy intentando decir es que pensar demasiado es una señal de ego. Pero no encuentran ninguna solución, ninguna solución de ningún tipo. Nunca llegan a ninguna solución. Solo se preocupan de discutir, pensar y argumentar, pero no tienen soluciones.

Ahora es importante que los sahaja yoguis hagan introspección, que miren hacia el interior. Introspección es mirar hacia el interior. Visión interna. ¿Por qué estoy pensando? ¿Qué estoy pensando? ¿Qué necesidad hay de pensar? Os volveréis Nirvichara. No permitáis que vuestra mente os engañe. Esta mente es como un mono, os lo aseguro, es verdaderamente como un mono. Y cuando empieza a funcionar os hace saltar de un lado a otro y a otro. Quizá alcanzáis alguna ,así llamada, conclusión pero si no lo hacéis os sentís la persona más miserable.

He visto a gente que se va consumiendo solamente pensando en algo que es absurdo. Y también podéis ver qué es lo que surge de este pensamiento, a nivel global. ¿Qué necesidad hay de ir a la Luna cuando hay tanta gente sin comida y muriendo de hambre? ¿Qué necesidad hay de ir a Marte? ¿Qué es lo que van a conseguir allí?

Pero ellos han formado este hábito. Primero vinieron a India, después a China, después a este o aquél lugar. No pueden quedarse sentados. Sentad la cabeza. Tampoco pueden quedarse tranquilos en casa, especialmente los hombres. Si estáis viajando en tren, incluso aunque el tren se pare tan solo por dos minutos los hombres tienen que salir. La mujer se quedará preocupada. Y solo cuando el tren empiece a moverse ellos saltarán al tren. Tienen unos cerebros un poco trastornados. Creo que incluso más que los monos, porque los monos no hacen esto. Es porque no pueden estarse quietos ni permanecer en un lugar.

Ahora en la meditación tenéis que sentaros en un lugar y no ir saltado de un sitio para otro, de aquí a allá. Esto es muy difícil. Las mujeres tienen otros problemas. Ellas meditarán mientras cocinan. No tienen tiempo. Tienen sus amigas, tienen que ir de compras, tienen que comprar cosas y llenar la casa de todo tipo de basuras. No tienen tiempo para nada. Ellas también son muy aventureras. Quieren hacer negocios, esto y aquello. Pero para la meditación no tienen tiempo. Así pues, establecerse es muy importante. Asentaos en vosotros mismos. En cierta ocasión alguien me dijo: “Madre, si nos establecemos nos volveremos muy gordos”. ¡Muy bien! ¡No importa! ¡Pero, asentaos!

Existen todo tipo de excusas para no meditar. “¡Madre!, sí medito, pero ya sabes que los tiempos modernos son muy difíciles. Hay crisis y problemas en nuestra vida”. Pero os sorprendería que cuando hay una crisis, en mi familia, por ejemplo, o en Sahaja Yoga, inmediatamente me quedo sin pensamientos. Me quedo sin pensamientos espontáneamente, porque sé que el problema será resuelto por el Paramchaitanya.

El Paramchaitanya va a resolver el problema, ¿por qué debería yo pensar? ¡Olvidadlo! ¡Dejad que el Paramchaitanya se haga cargo! Si vosotros no dependéis del Paramchaitanya este no os ayudará. No os dará soluciones. Entonces daréis vueltas y más vueltas con vuestro cerebro y no funcionará. Tenéis que saber, definitivamente, que vosotros estáis conectados con el Poder Omnipresente del Amor divino. Este no es un amor estúpido, sino un amor que piensa. Un amor que es verdad. Un amor que es gozo. Todo esto está construido en vuestro interior. Ahora vosotros habéis recibido vuestra Realización, pero en vez de evolucionar vosotros mismos, simplemente saltáis hacia las cosas que no tienen ningún valor.

Y muchos sahaja yoguis se han perdido. Recientemente alguien me dijo que hemos perdido alrededor de cien sahaja yoguis porque han seguido a otro sahaja yogui que empezó a ver cosas. Ellos también querían verlas. Si podéis ver algo significa que no estáis allí, es algo muy simple. Por ejemplo, si yo estoy en lo alto de una montaña, entonces estaré allí. Pero si estoy lejos de la montaña, entonces podré verla. Cuanto más veáis las cosas, significa que más lejos estáis de ellas. ¿Entendéis este punto?

Así pues, el estado sutil, sukshma, es un estado en el cual vosotros mismos sois eso. Entonces, ¿cómo podéis veros a vosotros mismos? Este es un punto que los sahaja yoguis deben entender. Algunos dicen: “Madre, él puede ver, puede ver las auras a tu alrededor, puede ver cosas”. ¿Cómo puede verlo? Si vosotros sois eso no podréis verlo. Todas estas personas, que a veces son muy populares, al principio de Sahaja Yoga intentan controlaros y engañaros. Entonces sois expulsados.

Esto es lo que llamamos “el Juicio”. Hay cribas y cribas y cribas a través de las cuales tenéis que pasar, en las cuales os sentís atraídos por esto o aquello o caéis en esto o en aquello. Pero todo esto son peldaños que os conducen a un punto en donde vuestra destrucción es segura. Porque lo que vosotros tenéis que hacer es convertiros en el Espíritu. Debéis ascender en vuestra vida espiritual. Y si vuestro movimiento es hacia abajo, ¿quién puede ayudaros?

Como ya os he dicho estos tiempos son muy especiales, son los tiempos del juicio. En estos tiempos debemos tener mucho cuidado de ser nuestros propios jueces. Nadie tiene que deciros que tenéis bloqueado esto o aquello. Vosotros mismos podéis sentir qué chakras están bloqueados. Yo intento hacer todo lo posible para absorber todos vuestros problemas, hago todo lo que puedo para manteneros ascendiendo cada vez más.

Pero siento que este método de ayudaros no os hará fuertes, porque vosotros siempre pensáis: “¡Después de todo, Madre absorberá mis problema!” Si recibo cien cartas, de ellas el 99% son de sahaja yoguis que sufren algún tipo de problema. Me sorprende, porque vosotros ya tenéis todas estas cualidades en vosotros, están en vosotros. ¡Usadlas!

Alguien dirá: “Tal persona me está causando problemas, mi esposa me está causando problemas, mi marido me causa problemas”. ¡Simplemente perdonad! ¡Simplemente perdonad! Vuestro poder de perdón es muy pobre. Además vosotros tenéis el poder de la verdad mucho más de lo que otros santos tuvieron. Vosotros conocéis la realidad mucho más que aquellos santos que adoraban a la Diosa. Si simplemente pudieseis comprender en qué nivel estáis ahora, no os derrumbaríais ni descenderíais tanto. Lo único que debéis saber es que vuestro ascenso ha de ser espiritual, y que estas cualidades ya están en vuestro interior muy bien equilibradas. Más incluso que el dharma. Incluso con el dharma quizá podéis abandonar o caer. Pero estos poderes nunca pueden ser destruidos en vuestro interior.

Recuerdo que cuando fui a América por primera vez me encontré con un caballero. Al día siguiente él vino y me dijo: “¡Madre, yo he cambiado! ¡He cambiado, he cambiado!” Yo le dije: “¿Qué te ha sucedido?” Él dijo: “Yo solía odiar a mi tío, nunca quería hablar con él y estaba muy enfadado con él. Pero no en esta ocasión. Imagínate, ayer me encontré con él y fui a abrazarle, lo bese, y le dije: “Ahora te perdono, te perdono completamente, no quiero que te sientas culpable por nada. Y él empezó a mirarme muy extrañado”.

Así pues, con el despertar de Kundalini todas estas bellas cualidades que tenéis aparecerán. Entonces vuestra generosidad, vuestro bello Ser -que ha sido iluminado por el Espíritu- probará al mundo que Sahaja Yoga es la Verdad. Las obras tan bellas de ayer nos lo mostraron. Pero no debéis sentiros satisfechos mentalmente en vuestro interior por haber recibido la Realización o porque sois eso.

¡No! ¡No! ¡No es mental! ¡Es un estado, un estado! Y para lograr este estado realmente tenéis que meditar. Tenéis que encontrar tiempo para la meditación cada noche y cada mañana. Cuanto más meditéis mejor será. No hay que dar ninguna excusa para convenceros a vosotros mismos. Ninguna otra cosa es importante. Lo que es verdaderamente muy importante es vuestro ascenso, si es que realmente queréis salvar a este mundo del Kali Yuga.

Creo que hoy os he dejado muy claro las cualidades que ya están instaladas en vuestro interior. Están ahí. No son dharmas sino cualidades. Simplemente están en vuestro interior. Lo único que tenéis que hacer es no volver vuestra atención hacia cosas opuestas a ellas, porque estás cualidades ya están instaladas en vuestro interior. Ya están ahí y nada puede destruirlas excepto vosotros mismos. Si vosotros las queréis destruir nadie puede evitarlo.

Que Dios os bendiga a todos.