Diwali Puja

(United States)

2000-10-29 Diwali Puja, 47' Download subtitles: EN,PT,TRView subtitles: Add subtitles:
Download video (standard quality): View and download on Vimeo: View on Youku: Download audio:
Transcribe/Translate oTranscribe


Diwali Puja. Lago Piru, Los Ángeles, Estados Unidos. 29 de octubre de 2000.

Hoy es un gran día para el mundo entero, porque estamos celebrando este Diwali Puja en América. Es muy importante hacerlo en esta tierra en la que ha habido gente que ha ganado mucho dinero y después se han arruinado por completo.

Cuando hablamos de Diwali, hay que entender por qué en el día del Diwali tenemos todas estas luces y la relación que hay entre las luces y Lakshmi, que nació en el agua, y que está de pie sobre el agua. ¿Por qué se da esta combinación? Como sabemos, el que esté de pie sobre las aguas es símbolo de prosperidad. En la conciencia del ser humano está establecido que puede prosperar. Los animales no prosperan, todos tienen sus maryadas. Los árboles tienen sus maryadas. Solo los seres humanos pueden prosperar. Pero si no tienen el sentido de sus propias maryadas, entonces la prosperidad se pierde y resulta ruinoso para el mundo entero. Por eso están ahí las luces, para que todos los que tienen las bendiciones de Lakshmi logren su iluminación, tengan luz e iluminen también a los demás. Sin embargo, lo que sucede es que cuando la gente obtiene las, así llamadas, bendiciones de Lakshmi, se vuelve ciega y olvida lo que hay detrás de estas bendiciones.

Una persona que tiene las bendiciones de Lakshmi debería ser muy generosa. Con una mano Ella da a los demás. Una persona tacaña va totalmente en contra del principio de Lakshmi, y nunca podrá gozar de sus bendiciones; gradualmente se hará más y más pobre. Cuando comenzáis a dar con la mano izquierda, significa que habéis abierto la puerta para que entre vuestra Lakshmi. Entonces lográis la gracia de Lakshmi, que también tiene otro aspecto: el de dar protección. Los que tienen dinero deben proteger a aquellos que tienen problemas, a los que sufren mucha crueldad, a los niños huérfanos que necesitan ayuda, así como a la gente que depende de vosotros. Esto se hace con la mano derecha y es otro de los símbolos de Shri Lakshmi.

Ella tiene dos manos levantadas, que sostienen sendos lotos de color rosa. El color rosa sugiere que hay que tener amor en el corazón. El color rosa es símbolo de amor y compasión. Como ya os he comentado antes, una persona que tiene las bendiciones de Lami debe tener una casa a la que todos estén invitados. Igual que el loto invita a todos los insectos, incluso a los escarabajos, que tienen muchas espinas. El escarabajo llega y duerme toda la noche muy cómodamente, y el loto cierra sus pétalos para que nada le moleste y para que esté bien. Por tanto, vuestras casas deben aceptar cualquier invitado. Se les debe tratar muy bien, como si fueran los dioses quienes hubieran venido a vuestras casas.

He visto que la gente pobre es mucho más hospitalaria que la gente rica. Sucede lo mismo a nivel nacional. Los países pobres son mucho más hospitalarios que los ricos. Es muy sorprendente que los países ricos tengan unas leyes de inmigración tales que mantengan fuera a la gente y rechacen a sus propios invitados. En lo que a los símbolos de Lakshmi se refiere, están yendo realmente por mal camino.

Otro símbolo muy importante es que está de pie sobre un loto. Un bellísimo y majestuoso loto la sostiene. Este loto sugiere que Ella no ejerce ninguna presión, no origina ningún desequilibrio, no impone su poder a su alrededor. Pero en los países donde se tiene dinero, la gente intenta dominar a los que le rodean. La persona que tiene dinero se vuelve la más poderosa. En lugares así, todo se convierte en poder. El dinero es poder, el amor es poder. Este poder no tiene ninguna divinidad. Solo es poder de opresión, de agresión y de arrogancia. Todos estos símbolos de Lakshmi nos convencen de que, cuando hoy decimos que alguien o algún país tiene dinero, estos son todo lo contrario a lo que deberían ser.

La razón es que no están iluminados. Tienen que tener esa luz en su corazón, como vemos en el Diwali, en el que tiene que haber luz. Sin iluminación, esta gente rica, los así llamados “lakshmipatis”, se vuelven absurdos. Por eso tiene que haber luz, porque con Lakshmi uno puede volverse completamente ciego. Las bendiciones de Lakshmi, no os dan el entendimiento para saber para qué tenéis dinero, para qué sois ricos. ¿Qué quiere decir esto? Que por eso son necesarias las luces. Hasta que tengáis la Luz de la Divinidad en vuestro interior, no comprenderéis el gran símbolo de Lakshmi.

Pero en Sahaja Yoga, creemos que la Lakshmi debe llegar a ser Mahalakshmi. El hombre ha de convertirse en un hombre más elevado: “Maha manava”. ¿Qué significa esto? Que debe llegar a ser Mahalakshmi. Mahalakshmi es una Deidad que os hace sentir totalmente satisfechos con lo que tenéis; os hace ver que queréis algo más que cosas materiales; algo que verdaderamente os satisfaga. No más dinero ni más coches ni más televisiones ni otras cosas, sino algo diferente que os dé una satisfacción real.

Ya conocéis la ley de la economía por la que uno nunca está satisfecho; nada os sacia y así seguís comprando una cosa y después otra, y otra, etc. Pero cuando el principio de Mahalakshmi brilla en vosotros, entonces ya no queréis más cosas. Al contrario, deseáis dar a los demás y gozar de vuestra generosidad. Este es el primer signo de que os estáis moviendo de Lakshmi hacia Mahalakshmi. Hasta el estado del Principio de Lakshmi, estabais ciegos e independientemente de lo que tuvierais, pedías más y más cosas. Cuando esto termina, tenéis la luz, la iluminación.

Una vez que habéis desarrollado las cuatro cualidades principales, generosidad, protección, hospitalidad y compasión, entráis en otro tipo de movimiento porque sabéis que nada os da satisfacción. No os sacia ir corriendo tras una cosa y después tras otra y otra. Cuando las personas así actúan a nivel colectivo, inventan formas y métodos para atraer a la gente y ganar dinero. Hay muchas maneras. Por ejemplo, una vez estaba en Italia y me quería comprar unos zapatos. Fuimos a la tienda y solo tenían un tipo de zapatos, pero yo no uso de esos zapatos.

Me dijeron: “No, este año solo tenemos zapatos de este tipo”. Solo había de esa clase en todas las tiendas. Dije: “La gente no es sensata”. No tienen luz en su interior. El próximo año solo habrá otro tipo de zapatos. Todo lo que se produce es siempre nuevo, y los zapatos hechos el año pasado o el anterior se tiran a la basura. Es un gran negocio que comienza así, y por el que muchas personas acaban en banca rota o pierden su dignidad completamente, y caen en la trampa de la inmoralidad.

Por eso, si olvidáis el Principio de Lakshmi, no podéis lograr el Principio de Mahalakshmi. En el camino de Mahalakshmi, podéis encontraros con otras personalidades. Si tenéis luz en vuestro corazón, comenzáis a daros cuenta de que el dinero no da ninguna satisfacción. Cambiáis de un capricho a otro. Entonces pensáis, ¿qué debemos hacer? Con esta luz en el corazón, os dais cuenta de que tenéis que seguir el principio de Mahalakshmi para evitar perderos en el camino.

Cuando pensáis en Mahalakshmi, comenzáis a buscar. Buscáis un camino que os proporcione una satisfacción real en la vida. En un país como Estados Unidos, donde la gente tiene tanto dinero y tantas cosas, también hay el mayor número de buscadores. Cuando vine a América por primera vez, me sorprendió ver que, aunque existía el principio de Mahalakshmi, la gente no sabía qué buscar y por eso seguían a todo tipo de falsos gurus.

Se habían vuelto locos porque no sabían hacia dónde ir. Por ello siguieron a esos falsos gurus que, por su parte, eran esclavos del Lakshmi Tattwa, en el sentido de que iban en contra del Lakshmi Tattwa. Y es así como muchos buscadores se perdieron en este país. Me resultaba chocante la forma en que seguían a esta gente que no era buena. Pensé que en verdad había que hacer algo por este país.

Y no volví a América en nueve años. Lo siento porque los buscadores se estaban moviendo en dirección contraria. No sabían la finalidad de la búsqueda ni qué estaban buscando. Una vez alguien dijo: “Tengo dieciséis años y puedo convertiros a todos en almas realizadas”. Me contaron que puso kumkum de color rojo en una pistola y la disparó. La gente creyó que ya habían llegado al cielo.

No sé cómo aceptaron un comportamiento tan estúpido. No puedo entender cómo se volvieron tan tontos. Así que, regresé y me dije: “No puedo ayudar mucho a esta gente”. Entonces empezó otra moda. En cualquier fiesta o reunión comentaban: “Ha venido un nuevo guru. Es mucho más barato y además está de rebajas”. Yo decía: “Mirad a estos hombres y mujeres que se supone que son los líderes del mundo. ¿Cómo pueden hablar así?” Era muy común entre la gente rica hablar de esas cosas.

Como sabéis, este país ha sido bendecido con personas muy importantes, con gente muy grande. Por ejemplo, Abraham Lincoln. ¡Qué gran hombre era! O incluso George Washington. Todas estas personas mostraron el Principio de Mahalakshmi. Pero la gente no les respetó y comenzaron a desarrollar un nuevo método para hacerse con el mundo entero. Se les había metido en la cabeza la idea de poder, de que todo se puede comprar con dinero, de que si tenían dinero se podía hacer bailar a todos a su son.

Esta actitud hacia el dinero y hacia los seres humanos era tan satánica que su propio país comenzó a arruinarse. ¿Qué ha sucedido con la familia? ¿Qué ha pasado? ¿Por qué se destruyen las familias? Por las ideas equivocadas sobre el Principio de Lakshmi. Las mujeres conseguían mucho dinero con el divorcio. Conocí en este país a una señora que se había divorciado ocho veces, y ahora me han dicho que ya se ha divorciado por novena vez. Se ha hecho muy rica, pero no tiene vergüenza. Le va diciendo a todo el mundo: “Divórciate, es lo mejor, esa es la ventaja de estar en América”.

El problema es que los seres humanos no tienen iluminación. Cometen actos que nunca se habían llevado a cabo en la historia de este mundo, y si se hacen ricos y anhelan tener cosas, acabarán yendo al infierno, sin duda. No necesito deciros todas las cosas absurdas que hacen. Han generado una fuerza negativa de drogas, alcohol, etc. Es incomprensible tanta ceguera y tanta estupidez. Es como si la actividad del cerebro se redujera simplemente a ganar dinero. He visto gente que compra ya los trajes y la ropa para cuando mueran. Resulta tétrico. Incluso cuando se muere el perro los entierran con gran ceremoniosidad. Escogen incluso el ataúd en el que desean ser enterrados.

Con el dinero llegó un nuevo problema: la elección; qué elige cada uno, y la gente jugó con esa elección. Pueden engañaros y deciros qué es lo mejor. No sé por qué, pero la mayoría de la gente con dinero es boba, cuando no muy inmorales. Son muy tontos, cualquiera puede engañarles. Dios sabe qué tiene de especial la gente muy rica, pues pueden ser muy astutos, inmorales y autodestructivos, pero, por encima de todo, son tontos. Cuando hablan, uno no sabe adónde mirar, no se entiende lo que dicen. Así es cómo se ha convertido en el país de la gente absurda, y uno no sabe cómo tratarles ni cómo hablarles de una vida más elevada.

El Lakshmi Tattwa tiene que convertirse en un Principio mucho mayor, que llamamos “personalidad emancipada o persona dotada del Principio de Mahalakshmi”. A una persona así puede que la engañen o que otras personas le den problemas, pero tiene su propio poder interior para superar todos esos obstáculos. Hay que establecer este Principio de Mahalakshmi. Podéis preguntaros: “¿Por qué? ¿Cuál es la ventaja del Principio de Mahalakshmi?”

Cuando se establece, aparecen nueve Lakshmis, “Navada” (nueve), que han sido descritas y que se manifiestan en el ser humano en su totalidad. Una de ellas se conoce como Gruha Lakshmi. Gruha Lakshmi rige la familia. La esposa se transforma en una persona maravillosa, no se opone a las cosas, no reacciona, sino que es muy sensata y saca adelante a sus hijos de una forma muy bella.

Si por el contrario, la esposa no es una Gruha Lakshmi, se enorgullece de logros propios de los hombres. Su trabajo y su saldo bancario son muy importantes. Para una Gruha Lakshmi su verdadero saldo bancario son su familia y sus hijos. Si no tiene este Principio, pensará que es muy importante porque puede competir con cualquier hombre. Las mujeres no entienden que su mayor capacidad es la de amar.

¿Cómo es que Lakshmi es una mujer y que todas las Diosas son mujeres? ¿Cuál es la cualidad de estas Diosas? Otorgar a la gente las bendiciones de su propia naturaleza y sus propias cualidades. Por tanto, pensar que somos mejores que los hombres porque ganamos más dinero es la idiotez más grande. Quizá tengáis dinero, pero vuestros hijos estarán arruinados, vuestra familia habrá fracasado.

Cuando construís una buena familia, estáis creando un universo hermoso a vuestro alrededor, y más y más universos como ese pueden crear un bello universo en el mundo entero. No hay nada que sacrificar. Gozáis de todo. Como he comentado, gozáis de vuestra hospitalidad, de vuestra generosidad, y no la sentís como una carga o un problema, sino que disfrutáis de ello. Al menos yo lo disfruto. Para mí, la mayor bendición es poder dar a los demás. Los idiotas piensan que ser generoso es ser tonto, cuando ellos son los verdaderos tontos.

Por tanto, crear un hogar apropiado para vuestros hijos es hoy un trabajo muy importante y debéis llevarlo a cabo. Pero de nuevo aparece el egoísmo. Creo que los seres humanos encuentran muchos obstáculos en la vida pues, no sé por qué, no gozan de las cosas. Aparece el egoísmo y entonces solo quieren a sus hijos o su marido o esposa. Esto no permite tener una buena familia. Me refiero a una familia global. Para nosotros, todos son almas realizadas, y su familia y la nuestra son una. Pero entonces empiezan a dar problemas criticando, contando chismes. Me sorprende que en Sahaja Yoga tengamos tantas mujeres que están siempre cotilleando.

Debo advertir a las mujeres por qué estoy hablando de Lakshmi y Mahalakshmi; son ellas quienes van a crear los grandes principios, los grandes símbolos de Lakshmi y Mahalakshmi. Hoy en día el chisme es un mal muy común en Sahaja Yoga. He visto juntarse a cinco o seis sahaja yoguinis para hablar y hablar. No sé de qué hablan, pero nunca es de Sahaja Yoga. Hablan de los problemas que tiene tal persona, de qué persona no es buena. A eso lo llamamos “habladurías”. Estos chismes han ocasionado grandes problemas en el colectivo.

Os aconsejaría que estuvieseis calladas. Incluso cuando vienen a mi casa hablan, no se dan cuenta de que hay que estar callado. Sin este silencio, no podéis disfrutar de las vibraciones frescas del Divino. En Sahaja Yoga, ir por ahí contando chismes y cotilleando no es señal de gente muy evolucionada. Por eso, lo primero es que las mujeres deben ser mucho más compasivas, tolerantes y agradables.

Te encuentras con cualquiera e inmediatamente empieza a contarte: “Esa persona tiene tal problema, la otra tiene tal defecto…” No hay necesidad, pero ellas vendrán y solo te darán malas noticias, de cualquier tipo. Les gusta contar las penalidades; se sienten muy importantes por ello y cuando empiezan a sentirse así, pueden ser personas muy, muy peligrosas. Creo que las mujeres tienen que hacer un trabajo mayor que los hombres para entender el valor de Sahaja Yoga, porque afecta a sus propios hijos.

Su familia es una de las unidades de Sahaja Yoga. Digo esto porque he notado que es muy común que las mujeres en Sahaja Yoga no estén al nivel que deberían estar. Cuentan demasiados chismes. Así que, creo que deben practicar “mauna”, es decir, quedarse en completo silencio, no hablar. Las personas realmente efectivas y que hacen un gran trabajo siempre están calladas, no hablan. He visto que ni siquiera vienen a verme, simplemente están atrás. Mientras que las mujeres que se sienten muy especiales son las más peligrosas.

El poder de Lakshmi, que recae primero sobre los hombros de las mujeres, debería ser el de Mahalakshmi. Y este es un desafío para todas las sahaja yoguinis, pues se han de comportar y convertir en mujeres más elevadas que el resto de las mujeres del mundo. Tenemos sahaja yoguinis muy buenas, sin duda, pero tienen un estilo diferente, y hacen que las cosas funcionen de una forma adorable. Simplemente trabajan por Sahaja Yoga. No les importan sus relaciones personales o su propia eminencia. Solo desean ayudar a Sahaja Yoga de cualquier forma posible.

Hay otra Lakshmi que se llama Gaja Lakshmi. Gaja significa “elefante”. La cualidad de un elefante es que camina con un cierto porte, que es un movimiento hacia ambos lados. Como os he comentado otras veces, he visto a algunas personas, especialmente mujeres, que caminan como caballos. Una vez un profesor de danza me preguntó: “Madre, ¿debo poner una escuela de danza?” Yo le dije: “Está bien que hagas la escuela de danza pero, ¿estás seguro de que podrás enseñarles a bailar o solo galoparán?”

Me dijo: “¿Por qué?” Contesté: “Porque lo que he visto en las mujeres de aquí es que caminan como caballos”. ¿Cómo pueden bailar danza india, especialmente estas mujeres que andan como caballos? Es muy difícil. Tenemos que ver cuál es nuestro paso, cómo caminamos. ¿Andáis como un elefante o andáis como un caballo? Especialmente los hombres. Los hombres no deben andar como un elefante, está bien que anden como un caballo.

Pero lo peor que ha pasado es que los hombres se visten como mujeres y las mujeres como hombres. ¿Qué hacemos ahora? ¿Por qué se produce esta transformación tan absurda? ¿Por qué hacen esas cosas? ¿Cuál es la ventaja de ser mujer cuando se es hombre o de ser hombre cuando se es mujer? Lo que esto demuestra es que desean cambiar. El cambio es importante. Os gusta cambiar de ropa, cambiar de casa, incluso de sexo. Pero, ¿por qué no cambiar todo vuestro Ser por medio de la Realización? Es importante comprender que hemos sido transformados y que debemos tener nuestra propia dignidad de Sahaja Yoga, que se demuestra en la forma en que nos comportamos, nos movemos y trabajamos.

Mi experiencia es que la mayoría de la gente que viene a Sahaja Yoga se vuelve muy hermosa, y poco a poco empieza a crecer como flores, fragantes de compasión y amor. Pero también hay gente que no sabe cómo hay que crecer. Tienen su pequeño círculo en el que se mueve y ahí se estancan. Se hacen pequeños y tienen que salir de Sahaja Yoga. Por eso, es responsabilidad de todos los sahaja yoguis observarse y ver hasta dónde llega su mente, cuánto están creciendo, qué están haciendo, hasta qué punto están alcanzando su estatus como sahaja yoguis.

En Sahaja Yoga, estas lakshmis y estos lakshmipatis, tienen que ser muy diferentes del resto de personas que tienen dinero. El Principio de Mahalakshmi debería daros un carácter muy sobrio, equilibrado, afectuoso y amoroso. Si no os lo da, debéis saber que os falta algo. Después de todo, habéis venido a Sahaja Yoga para vuestro crecimiento y para nada más. Y para mantener este crecimiento tenéis que entender cómo debe ser vuestra personalidad en relación con los demás, y a otras personas que todavía están buscando y aún están ciegas.

Tenemos que lograr una emancipación global. Sé que esa es mi visión. El otro día estábamos contando cuántos proyectos había puesto en marcha. Ya he puesto en marcha treinta y cinco proyectos, en India y en otros países. Y son únicamente para la emancipación de los seres humanos. Pero primero, como ya os he dicho, para hacer cualquier trabajo en Sahaja Yoga, tenéis que ser una persona desapegada.

Esa es la cualidad del Principio de Mahalakshmi, que la persona es desapegada, no se apega a cosas que no valen la pena. Pero eso no quiere decir que hagáis sanyasa y abandonéis a vuestra familia, vuestra casa y todo lo demás. Eso no es desapego, eso es escapar. Desapego es tenerlo todo y aun así no preocuparos por el provecho que podéis sacar a las cosas. Podéis lograrlo muy fácilmente si hacéis introspección de verdad.

La introspección es la mejor forma de meditación. Primero haced introspección y después meditad. Así es cómo creceréis. El gozo verdadero de vuestro Ser y de vuestro Espíritu os dará una dicha tal que no querréis hacer cosas absurdas ni insignificantes. Os convertiréis en personas verdaderamente importantes en Sahaja Yoga, que harán un trabajo tan maravilloso que todos se sorprenderán de cómo un ser humano normal puede lograr tales cosas y de su forma de hacer que todo funcione.

Después de la Realización os volvéis tremendamente creativos en todos los aspectos, especialmente en dar la Realización a otros y en vuestra vida artística, en música, poesía, teatro, literatura…; hacéis todo tipo de cosas. Hemos visto muchos casos de personas que dan conferencias muy buenas, cuando nunca antes habían estado ni siquiera en un escenario. La creatividad viene como inspiración para los demás. Os ven y se sienten inspirados. No sois de ese tipo de personas que se sientan en la oscuridad y se esconden, sino que salís abiertamente, sin ningún orgullo ni ningún sentimiento de agresión, sino con total humildad. A través de vuestra conciencia colectiva, transmitís unos sentimientos muy bellos a los demás y reflejáis una gran comprensión sobre vosotros mismos y sobre todos ellos.

Muchas personalidades han hablado sobre conciencia colectiva, como Jung y otros muchos científicos y filósofos. ¡Pero vosotros la tenéis! Tenéis la experiencia de la conciencia colectiva. A pesar de eso, si os quedáis atrás en vuestro progreso en Sahaja Yoga, es que hay algo que no funciona en vosotros. Si tenéis apegos, llevaréis cargas en la cabeza. En Sahaja Yoga estáis implicados en todo, pero estáis desapegados. Este es el milagro que tiene lugar en vosotros y que conocéis muy bien, no tengo que describíroslo.

Gracias al Principio de Mahalakshmi, tenéis una nueva personalidad. El Principio de Mahalakshmi es el que os empuja a la búsqueda y, una vez que habéis encontrado la realidad, la verdad, entonces progresáis. Solo a través del Principio de Mahalakshmi obtenéis vuestra Realización. Lo sabéis muy bien: solo a través del Canal de Mahalakshmi ascendéis y obtenéis la Realización. Por tanto, para convertiros en grandes sahaja yoguis, tenéis que cuidar vuestro Principio de Mahalakshmi.

He visto que hay personas a las que les gusta la popularidad barata. He conocido a gente que hace lo que sea por los demás, pero solo para ser famosos. No han entendido en absoluto que todo lo que están haciendo es para conseguir popularidad barata. En Sahaja Yoga no tenéis que ganar ningunas elecciones. No tenéis que ir repartiendo alabanzas para ganar unas elecciones. Lo que realmente sucede es que la persona que tiene el verdadero dinamismo de Sahaja Yoga simplemente destaca y todo el mundo lo sabe, sin hablar, sin impresionar, sin presumir, sin perseguir esta popularidad barata, sino creciendo interiormente.

No tengo que deciros cómo. ¿Cómo crece un árbol? Por sí mismo. Vosotros sois ejemplos vivientes de Sahaja Yoga. ¿Cómo crecéis? Por vosotros mismos. Es una promesa que os hace el Divino. Pero permitid este crecimiento a través de la introspección y la meditación, y a través de lo que llamamos completa dedicación y devoción.

El otro día os hablaba de la palabra “shraddha”. No es simplemente orar, no es solo tener fe; “shraddha” es tener en el corazón el gozo del logro a través de vuestra devoción y dedicación. Eso deberíamos llamarlo “shraddha”. Solo así funcionará, pero debéis tener fe en vosotros mismos y en Sahaja Yoga. Sabéis que tenéis aquello de lo que otros han hablado, sabéis que estáis en la conciencia colectiva. Pero lo que hay que ver es cuánto habéis crecido en ella. Es muy importante. Para ello no necesito describiros en tan poco tiempo todas las cualidades de Lakshmi. Pero intentad entender que una persona que tiene el Principio de Lakshmi debe tener todas estas cualidades especiales o, de lo contrario, no puede adorar a Lakshmi.

Hoy os bendigo a todos con la sabiduría adecuada y el entendimiento apropiado del Principio de Lakshmi, a través de las luces que están encendidas en vuestro corazón.

Que Dios os bendiga.

Palabras de Shri Mataji después de la Charla del Diwali Puja

(…) todos tenemos que hacerlo funcionar y comprender la importancia del Principio de Mahalakshmi. Si la gente ve en vuestra vida que tenéis mucha paz, que sois muy buenos, que ayudáis y que crecéis colectivamente, entonces Sahaja Yoga se extenderá. No se trata de lo que yo digo, de lo que yo expando, de lo que yo logro. De hecho siempre he sentido que los sahaja yoguis deberían dedicar más tiempo al trabajo social. Yo lo he hecho durante toda mi vida, siempre he sido una persona comprometida. Pero lo hice de una forma, podríamos decir, “secreta”, aunque algunas personas lo sabían. Había que hacerlo y había que donar la mayoría de estos lugares.

La razón de que no los donara al principio era que me quería asegurar de tener personas honestas que hicieran el trabajo de forma honesta. Porque en nombre del trabajo social la gente quiere explotar a otros. Por eso esperé tanto tiempo. Aunque ya he donado algunos lugares, como Ganapatipule, el Hospital y la escuela de Dharamsala, ahora quiero dar más. No sabía que (…) la tierra de Canajoharie está a mi nombre. Cuando lo oí, me sorprendió, porque no da ninguna renta ni beneficio. En ese momento decidí que debía darla al colectivo de Life Eternal Trust de América. Es mi deseo que todo esto funcione.

(…….)

También tengo en Italia una tierra muy buena y una casa que, junto con otra más, llamada Daglio, quiero donar al colectivo de Italia. Creo que los italianos son muy buenos, honestos y dedicados. Sé que no la explotarán. De la misma forma, me gustaría donar a los respectivos lugares la mayoría de las tierras que he comprado o lo que he construido. Pero primero permitidme asegurarme que todo funciona de forma honesta.

Ahora vosotros debéis interesaros por estas cosas. Me alegré mucho de saber que una sahaja yoguini ha ido a Madrás a instalar un orfanato y está trabajando en ello. Es muy buena idea. Pensad en los niños huérfanos. Pensad en las mujeres que son prostitutas y en la gente que sufre enfermedades horribles, como el cáncer, que nosotros podemos curar. Por eso hice el hospital y ahora tengo otro en Delhi. Otra buena noticia para vosotros es que he comprado una tierra a los pies de los Himalayas. Es muy grande, de cincuenta y cinco o cincuenta y seis acres. Además tengo otra tierra que se puede cultivar y donde crecen plantas muy raras para la medicina ayurvédica. Podéis fabricar medicinas a un costo muy bajo para que las use la gente que está sufriendo y así se puedan curar. Así se han hecho muchos proyectos y todos han salido bien.

El asunto es que los sahaja yoguis no donan dinero, a excepción de lo que se da en los encuentros. Todos estos proyectos se han logrado gracias al dinero que se da en los encuentros. El resto de los gastos se cubren con mis libros y otras cosas. Por tanto, es importante que todos entendáis que todo el dinero que dais en los encuentros se usa en su totalidad para la mejora de la humanidad, que quizá no sea para Sahaja Yoga directamente, pero es algo de lo que los sahaja yoguis se pueden beneficiar.

Por eso os pediría que no seáis tacaños. No tenéis que darme dinero, pero no deberías tener una personalidad tacaña. Porque, ¿de qué sirve tener dinero si no se le saca partido? Hay que aprender a donar. No a mí, sino a estas nuevas ideas que surgen. Queréis hacer una Fundación, me parece bien, cuando encuentre a las personas adecuadas para que la dirijan, no tengo inconveniente en hacerla. Porque no debemos caer en lo que toda la gente estúpida ha caído. Por eso os pido que seáis un poco generosos. Vuestra generosidad debe dirigirse hacia el aspecto social de nuestro mundo, el cual es muy importante atender.

Espero que comprendáis que no he cambiado de rumbo. Es el camino, que se vuelve más suave. Al principio tuvimos que escalar una montaña muy arriesgada, y ahora hemos llegado a un lugar en el que tenemos entendimiento. En este entendimiento os pediría que guardéis algún dinero para donarlo en el momento que se necesite para estos trabajos, que no son despertar la Kundalini, pero a partir de los cuales también podemos dar la Realización.

Debemos mostrar los resultados del despertar de la Kundalini. No es solo para vosotros, que ya sois realizados, es para el mundo entero. Esta es mi visión y de acuerdo a ella yo he hecho mi trabajo. Y ahora, como sabéis, paso esta responsabilidad a todos vosotros. Espero que comprendáis que es importante pensar en estas cosas y no solo en vuestros propios problemas y vuestros pequeños y banales asuntos.

He comprobado que, incluso los líderes, me traen constantemente toda clase de personas con problemas sin importancia. No necesitáis contarme estas cosas. Si alguien está enfermo, ¿por qué no podéis curarle? ¿Por qué me los traéis? Es algo muy frecuente entre los líderes. Os pido que no me traigáis más problemas de ese tipo. Resolved vuestros problemas por vosotros mismos. Intentad solucionarlos. Una vez que lo logréis, os sorprenderéis, sabréis lo que tenéis.

No es necesario venir a mí todo el tiempo, no es necesario contármelo. Tengo muchas otras cosas que hacer. Cada vez que alguien está enfermo, me lo tienen que decir. Cualquier cosa que sucede, me la dicen. Incluso después de contármelo, todos seguís hablando de ello: a esta persona le pasa esto, la otra está enferma… No quiero tener que decirlo pero debe haber algún fallo en ellos, en la persona.

No me gusta hablar así de nadie, pero algo debe haber pasado para que se enfermara: algo no funciona bien, pues normalmente Sahaja Yoga os mejora. La meditación de Sahaja Yoga debería ayudaros. Debería funcionar, pues ya ha funcionado en mucha gente. Incluso una vez, unas personas estaban muy enfermas y solo con venir a Cabella se curaron, aunque yo no estaba allí. Ocurrió porque tenían fe. La fe debería ser tan fuerte que las cosas se solucionaran.

Algunas personas tienen la mala costumbre de contarme constantemente: “Tal persona no está bien, a la otra le pasa esto otro, en mi centro pasa esto, etc.” ¿Por qué no podéis solucionar vuestros problemas entre todos? Estaría muy bien que entendierais que sois vosotros los que podéis solucionar estos problemas. No hace falta que yo esté ahí. Yo estoy con vosotros siempre, soy Una con vosotros todo el tiempo. No hay necesidad de que vengáis a verme para hablar de todas estas cosas que son asuntos que debéis solucionar en vuestros países. Si no los podéis manejar, dejad el “liderazgo”. Liderazgo significa que sois capaces de hacer Sahaja Yoga (……..).

Podéis hacerlo, tenéis poderes para ello. No tenéis que venir siempre a mí. Hay muchas cosas que hacer y muchas que lograr en las que estoy trabajando sin descanso. Pero vosotros deberíais también intentar solucionar los problemas de vuestros países y ciudades. Pero si no sois maduros, si no habéis crecido, lo que os pasa es que os sentís muy importantes porque me contáis esas cosas. Ése no es el modo.

Debéis ver por vosotros mismos qué podéis hacer, cómo podéis solucionarlo y cómo podéis ayudar a los demás. Tampoco estamos aquí para cuidar de gente que no sirve para nada en Sahaja Yoga. Creo que en la mayoría de los casos, la gente que se comporta así es la que tiene ambición en lo que respecta a su posición.

Por eso os pido una y otra vez que, por favor, ya seáis líderes o no, no me llaméis ni me escribáis. Todos los días recibo tantas cartas, sobres y papeles, que no sé qué hacer ni cómo deciros que no necesitáis escribirme. Si no podéis solucionar el problema, pues se acabó. Haced cosas buenas que podáis manejar. No os encarguéis de cosas difíciles que no podáis llevar a cabo. Detrás de esto está la sabiduría. Si tenéis sabiduría, solucionaréis todos los problemas, especialmente con vuestros líderes.

Si los líderes son sensatos, nunca me molestarán. Debo deciros que hay líderes que nunca, ni siquiera una vez, me han dicho que esto o aquello no funciona. Uno tras otro, han resuelto todos sus problemas. Ellos deben ser vuestros ideales, y de esa manera lograréis que funcione. Esto es algo que le da mucho gozo a vuestra Madre, pues ahora vosotros estáis listos, sois quienes tenéis el poder. Sentid vuestros poderes, comprended vuestro poder, sed conscientes de vuestras responsabilidades y os asombraréis de cómo las cosas funcionarán.

Os deseo una y otra vez un Muy Feliz Diwali, una vida muy feliz y próspera para el próximo año y para toda vuestra vida.

Que Dios os bendiga.

Muchas gracias. Gracias.

Han traído algunos regalos para todos vosotros. Por favor cogedlos, disfrutadlos.

Que Dios os bendiga.

Y estad quietos. A veces siento como si fuera un mercado porque no sé de qué tenéis que hablar. Tenéis que estar en completo silencio. Hay hay tantas vibraciones, no tenéis idea.

Si las estáis estuviérais absorviendo no estaría tan cansada. Tenéis que absorver, absorver las vibraciones. Habéis venido aquí para obtener las vibraciones, más y más de eso y no para perder vuestro tiempo hablando de esto o lo otro. No. Habéis venido aquí para crecer. Si entendéis eso creo que os ayudaré. Gracias.