Puja de año nuevo

Kalwa (India)


Transcript PDF (Marathi Transcript, Translation from English to Hindi, from English to Marathi)
Send Feedback
Share

Puja de año nuevo

Kalwe (Maharashtra) – India, 31 de Diciembre de 2000

Ahora estamos comenzando un nuevo año, y os deseo a todos Muy Feliz y Próspero Año Nuevo. Con ello, también os deseo un crecimiento muy profundo en Sahaja Yoga. Ahora todos sois sahaja yoguis, y todos tenéis que convertiros en maestros de Sahaja Yoga. Para eso, estoy segura de que estáis meditando, haciendo introspección, y utilizando todas las técnicas de Sahaja Yoga. En este nuevo año, creo que tenéis más posibilidades de mejorar, porque los años de dificultades han terminado; estamos entrando en la nueva era. Estaba comentando ahora que el Sattya Yuga se ha establecido. Al principio, quizás no sintierais cómo el ambiente del Kali Yuga se iba limpiando. Pero ahora, gradualmente os daréis cuenta de que todo se ha ido clarificando, y que todos aquellos que supongan un peligro para vuestra vida espiritual, para la vida en vuestros países, para vuestra vida familiar, retrocederán, no podrán tener éxito.

Ahora bien, los sahaja yoguis tienen que decidir hasta qué punto van a extender Sahaja Yoga. ¿Cuánta gente podemos traer a Sahaja Yoga? Debe haber mucha más gente esperándoos este año, y quizás, si este año todos decidís que vais a lograrlo, estoy segura de que podréis conseguir a muchas más personas que se salvarán por tanto, de las maldiciones del Kali Yuga. Ésta va a ser vuestra promesa el día de Año Nuevo: que ahora vamos a comenzar Sahaja Yoga de una forma nueva, a una escala más grande, de una forma más dinámica. Para ello, lo primero que se necesita es vuestro Sanga Shakti, es decir, vuestra colectividad.

Esta colectividad debe ser extremadamente sólida, bien hecha, bien entendida, y debe ser absolutamente amorosa. Esto no es difícil en Sahaja Yoga porque vuestra Kundalini ha limpiado prácticamente todos vuestros celos y vuestras ideas más mundanas. Ella os ha transformado, sois gente diferente, muy diferente. Y no sólo eso, sino que también habéis comprendido vuestro Ser. Ahora conocéis vuestro Ser, y aquellos que conocen su Ser no pueden pelearse entre ellos. Porque este Ser es el reflejo de una sola persona, de una Deidad, de un solo Dios, y entonces ¿cómo puede haber peleas? Si Él está en vuestro corazón, ¿cómo podéis luchar los unos contra los otros? Sería como luchar contra vosotros mismos. Sería muy estúpido hacer una cosa así.

Por tanto, todas las peleas y otras cosas raras en las que habéis estado pensando, por supuesto desaparecerán, sin duda. Os volveréis muy dinámicos, os sorprenderá vuestro propio dinamismo. Simplemente tenéis que crecer, debéis esperar a que vuestro Ser se manifieste, podéis convertiros en personas muy, muy colectivas, que progresan. Y podéis crear muchos sahaja yoguis. Se os hado la Realización, se os ha dado el conocimiento de la Realización. Se ha hecho todo lo posible por vuestra salud y vuestra prosperidad. Ahora es vuestro deber retribuir al Divino con vuestros métodos creativos. Tenéis que ser muy creativos. Veis que hay mucha gente en este mundo llena de problemas de los que vosotros habéis salido. Vosotros podéis ayudarles. No necesitáis ayuda porque vosotros mismos contáis con el poder de la Divinidad en vuestro interior. Tenéis que utilizar este poder divino. No se os ha dado para que se estropee por falta de uso. Hay que usarlo, de lo contrario, ¿de qué sirve tener poderes? Si aquí hay electricidad pero no da luz, entonces ¿de qué sirve tener electricidad? Por tanto, los poderes que tenéis son para la emancipación de la humanidad.

Sois vosotros quienes tenéis que elevar la Kundalini de la gente. Podéis hacerlo. Una persona puede elevar la Kundalini de miles de personas. Espero que asumáis esta responsabilidad. Esto sería la mayor bendición para vosotros, para Sahaja Yoga y para el mundo entero. Porque en Mi visión vosotros tenéis que transformar al mundo entero. No sé si podré lograrlo en mi tiempo de vida. Pero si vosotros os unís a Mí, con todas vuestras fuerzas, funcionará.

En primer lugar, oigo que algunas personas no acuden a las meditaciones colectivas. No se unen. Es sorprendente, después de tantos años de trabajo, después de que he trabajado durante 30 años, todavía hay gente que da Sahaja Yoga por sentado. No entendéis vuestra responsabilidad. Tenéis que meditar colectivamente. Dondequiera que haya una meditación colectiva, debéis uniros a ella. También podéis iniciar alguna reunión en vuestra zona, alguna meditación colectiva, funcionará. Hay muchas personas que meditan ahora en Sahaja Yoga, las distingo fácilmente. Sé quién medita y quién no, no es difícil diferenciarlos.

Y luego aparecéis con otros problemas, como que “a mi madre le pasa esto”, o a mi padre, a mi tío, etc. No hay necesidad de preocuparse de estas cosas. Cuando se es un alma realizada y se está conectado con el Divino, hasta los propios deseos se cumplen. Pero no ocurre así. ¿Por qué? Porque todavía no comprendéis en lo que os habéis convertido. En primer lugar, intentad dar la Realización a los demás. Ved el gozo que se siente, un gozo tremendo. Este gozo no se puede obtener con ninguna otra cosa. Podéis comprar cualquier cosa, tener cualquier cosa, pero no obtendréis el gozo que proporciona dar la Realización.

Esto os hará tan felices…, no porque esperéis algo o queráis algo, por nada de eso, sino porque se trata de un gozo puro, el gozo puro de crear grandes sahaja yoguis. Para eso estáis aquí. Eso es lo que el Divino quiere que hagáis. No sólo sacar provecho del poder divino, pidiendo: “Cura a mi padre, cura a mi madre, a mi hermana…”, o diciendo: “No tengo propiedades”, o “mi marido me trata mal”, o como la esposa dice tal cosa, entonces el marido dice la otra. Y nunca termina. Olvidad todo eso. Ahora estáis por encima de todo, por encima de todas estas cosas. Os habéis vuelto absolutamente poderosos, creedme. Si no habéis usado vuestro poder, ¿cómo vais a saber qué poderes tenéis? Es así de simple. Aquellos que lo usan no paran de contarme los milagros que les han sucedido, lo que les ha pasado, cómo fueron protegidos, y cómo consiguieron todo lo que deseaban.

Pero en Sahaja Yoga no se puede ser hipócrita. Si os comportáis con hipocresía, Sahaja Yoga lo sabe, el Divino sabe que sois hipócritas. Tenéis que estar en Sahaja Yoga por vuestro propio bien, para vuestro crecimiento. No estáis aquí por los demás, sino por vosotros mismos. Cuando la gente es así de poderosa, me asombra la facilidad con la que se pueden curar. Pero hay que meditar y hay que asistir a la meditación colectiva. La mayoría de la gente no va a la meditación colectiva. Me sorprende. Sé que a veces, en Delhi por ejemplo, no hay suficiente sitio y la gente tiene que repartirse entre el sábado y el domingo, y algunos tienen que esperar afuera. No importa. Porque si vais a la meditación colectiva, os asombraréis de cómo la Divinidad fluye allí, de cómo fluyen las vibraciones. Yo estoy allí. No se trata de asistir de forma ritual.

El problema es que no os dais cuenta de que tenéis que ser responsables de Sahaja Yoga, responsables de dar la realización a los demás y asistir a todos los programas de meditación que se hagan. Con la meditación colectiva os equilibráis. Todos los problemas se solucionan si asistís a la meditación colectiva con regularidad, os lo prometo. Pero el problema es que no queréis ir y luego me escribís cartas y queréis reuniros conmigo. Esto no os va a ayudar. Podéis venir y molestarme con ello, o hacer algo por el estilo, pero eso no os va a ayudar. Lo que mejorará la situación es que vosotros os ayudéis a vosotros mismos.

El próximo año va a ser un gran año para vosotros. He visto cómo en Occidente, las cosas se están moviendo muy rápido. En Rusia la gente es muy profunda, muy profunda. Una vez que obtienen la Realización, comprenden su valor. Son muy humildes, y muy profundos, no quieren nada. Nunca desean cosas. A pesar de que han sufrido los horribles problemas del comunismo, y la actual reacción a éste, estos cinco países han aceptado todo de tal forma que Yo los llamo países divinos de verdad. Son países pobres según el estándar moderno, pero son muy ricos de corazón. Son muy ricos en comprensión de Sahaja Yoga. Y sus científicos están muy bien cualificados. En todos los campos ha habido algún científico que ha venido a India y ha descubierto un método por el cual se pueden ver y mostrar los chakras, la Kundalini, las obstrucciones y todo lo demás.

Mientras tanto, los científicos de India están muy ocupados yendo en Mi contra. Un poco de conocimiento es muy peligroso. No quieren ver lo que estoy haciendo y cómo lo estoy haciendo. Todos los así llamados “intelectuales” sólo quieren criticarme. Creo que algo no funciona en la cabeza de los intelectuales, especialmente en Maharastra. No pueden entender Sahaja Yoga. Simplemente está más allá de su alcance. No sé lo que les ha ocurrido, pero no pueden entender Sahaja Yoga. La gente en Maharastra se dedica mucho a sus rituales. Se levantan a las 4 de la mañana, se bañan, hacen los preparativos y empiezan sus Pujas, un ritual y otro. Hubo un señor que se puso enfermo y su esposa me escribió diciéndome: “No hemos ido a ningún templo ni hemos hecho ningún rito, y aún así mi marido se ha puesto enfermo”. Imaginaos, como si por no hacer eso ya se fuera sahaja yogui. Si sois sahaja yoguis de verdad, entonces nada os puede pasar. Lo que sucede es que habéis estado bajo alguna mala influencia. El ir a los templos, el visitar lugares equivocados y el hacer todo tipo de ritos nunca ha ayudado a nadie.

Primero os tenéis que vaciar de estas cosas. Si ya estáis llenos de estas ideas, estas viejas ideas, y seguís manteniéndolas, ¿cómo vais a llenaros del Divino? Si un recipiente ya está lleno de agua u otra sustancia, no se puede llenar de otra cosa. Hay que vaciarlo completamente. Vaciaros a vosotros mismos, vaciad vuestra mente. Con Sahaja Yoga esto es posible si sois capaces de elevar vuestra Kundalini por encima del Agnya chacra y evitáis reaccionar. La reacción es lo peor que hay, porque viene a través de vuestro Agnya, y como os dije el otro día, se debe a vuestro superego o a vuestro ego. Algunas personas reaccionan a causa de sus condicionamientos, y otras a causa de su ego. Uno no debería reaccionar ante nada. ¿Por qué no gozáis renunciando a la reacción? Simplemente observad. Ved qué bonitas han hecho estas flores, simplemente disfrutadlo. ¿Qué necesidad hay de sacar faltas? Algunos dirán: “Eso no debería estar ahí” o “cómo se las habrán arreglado para eso”, y todo tipo de cosas sin sentido. El gozo de la creación está ahí. Y deberíais ser capaces de verlo, de sentirlo, de gozar de él. Entonces sois un sahaja yogui. De lo contrario, no lo sois. Si sois de ese tipo de personas que reaccionan, no podéis ser un sahaja yogui.

Esa es la medida en Sahaja Yoga. Creo que hay muchos tipos de sahaja yoguis. Algunos están un poco por debajo, otros un poco por encima, cada uno está en un punto. Pero la profundidad de un sahaja yogui se mide por la forma en que está contento y gozoso. Hay personas que se dedican a criticar a otros, o a enfadarse con los demás y continúan con este tipo de cosas, y creen que son sahaja yoguis. En nuestra universidad divina no tenemos diplomas, no os damos certificados, se es sahaja yogui si se obtiene la Realización. Si la Kundalini atraviesa vuestro Sahasrara, sois un sahaja yogui. Pero ese sahaja yogui puede no serlo de verdad. Depende sólo de si estáis gozosos y tenéis muchas ganas de dar la realización a los demás. Queréis compartir vuestra realización, no queréis guardároslo para vosotros. Si no os sentís así, es que todavía no sois sahaja yoguis completos. Debéis averiguar a cuántas personas habéis dado la realización. Esto es muy importante, porque como os he dicho, el próximo año va a ser un año de gran relevancia, un año muy importante, en el que me gustaría veros a todos saliendo a dar la Realización.

Al mismo tiempo, todos estos falsos gurus están siendo descubiertos uno a uno. Observad su actitud, en cualquier parte que os los encontréis. Una vez estaba viajando en avión y una señora se sentó a mi lado, tenía unas vibraciones muy calientes. Le pregunté: ¿A qué guru sigues? Ella me dijo el nombre. Decía: “Es muy bueno, este guru es el mejor” etc., etc. ¡Y su cuerpo desprendía tanto calor…! Yo no le dije nada. Pero me asombré de cómo esta señora hablaba tan orgullosamente de su guru (que es un hombre muy malo), y sin conocerme, pues Yo era una extraña para ella. Sin embargo, los sahaja yoguis no hablan. Debéis hablar a vuestros vecinos, debéis hablar a las personas con las que os relacionáis.

En India tenemos muchas costumbres por las que la gente se reúne: por ejemplo en Maharastra hacemos haldi kumkum. Pero los sahaja yoguis nunca hablan de Sahaja Yoga a las mujeres que vienen al haldi kumkum. Ni siquiera llevan Mi fotografía. Si quieren, pueden hacerlo. Pero no sé de qué tienen miedo. Es una oportunidad muy buena. En una cena, en una reunión pública, en situaciones así, nunca hablarán de Sahaja Yoga. Muy sorprendente. No quieren hablar de Sahaja Yoga, de cómo han logrado tantas cosas en Sahaja Yoga. Entonces ¿cómo se va a expandir Sahaja Yoga?

Tenéis que entender esto. Todos debéis daros cuenta de la responsabilidad que habéis adquirido al entrar en Sahaja Yoga. Por supuesto, todos estáis protegidos, todos sois bendecidos, la mayoría de vosotros tenéis todo lo que deseáis. ¿Pero cuántos estáis reponiendo esta deuda? ¿Cuántos estáis trabajando por dar la realización a otros? Es una deuda que tenéis. Pero si en vuestra atención no hay metas, si vuestra atención no está limpia, si no es Nirmala (pura), entonces os involucraréis en todo tipo de cosas, como los tentáculos de un pulpo. Os volvéis como un pulpo, os apegáis a esto, a lo otro y a lo de más allá. Tenéis que ser pájaros libres. Todos estos apegos que tenéis no conducen a ninguna parte. Solo debéis estar apegados a Sahaja Yoga y tenéis que ser conscientes de que os habéis conocido a vosotros mismos. Si tan sólo pudierais entender vuestro valor, vuestro nivel, os aseguro que podríamos cambiar el mundo entero.

En este país tenéis una tradición muy buena, una cultura muy buena. He visto los problemas que hay en América y en otros lugares. Pero nosotros no tenemos estos problemas. Al menos no son tan predominantes. Lo único que tenemos que hacer es saber que somos sahaja yoguis. Como un árbol, que cuando crece, sabe que es un árbol. Sabe que tiene que producir frutos, que no ha crecido sin ningún objetivo, que no ha sido desarrollado para ser un simple palo. Tiene que hacer algo. En este mundo todo es para algo. ¿Y qué hay de los sahaja yoguis? Haber obtenido la realización es algo fuera de lo normal. Entonces ¿dónde estamos malgastando nuestra atención? ¿Por qué somos negligentes con la meditación? ¿Por qué? Tenemos que crecer. Somos gente diferente. Somos una raza completamente distinta en este mundo. Somos almas realizadas. En los tiempos de Cristo no había casi nadie de esta categoría, prácticamente ninguna persona. Y en tiempos anteriores a ése, es sorprendente cómo en China y otros lugares, sólo había un guru, un solo maestro, por siglo. ¡Mientras que vosotros sois tantos maestros! Pero no queréis usar vuestro poder de maestros. ¿Por qué tampoco lo usan las mujeres? Encuentro que las mujeres son más letárgicas que los hombres en Sahaja Yoga. Deberían ver que Yo misma soy mujer, y que he hecho todo este trabajo sola. ¿Por qué no habríais de hacerlo vosotras? Transformar a la gente de todo el mundo es una tarea tremenda.

Es muy fácil para vosotros. Si Yo he podido hacerlo, ¿por qué vosotros no? Prestad una atención completa a la idea de que “vamos a sacar Sahaja Yoga adelante”, no por nosotros, sino por la mejora de la humanidad. Lo necesitamos, lo necesitamos mucho. Vuestra compasión, vuestro amor, todo se malgasta si sólo pensáis en vosotros mismos, en vuestra familia. ¿De qué sirve? Eso es lo que la gente hace antes de la realización. Por tanto, ¿de qué sirve? ¿De qué sirve apegaros completamente a vuestra familia y todas las otras cosas? Deberías apegaros al mundo entero. Ahora pertenecéis al mundo entero. Ya no sois individualistas, ya no.

Como ya os he dicho, la gota se convierte en el océano. Identificaos con el océano. El océano está en el punto más bajo, está tan bajo, que el punto cero comienza al nivel del mar. El océano es muy humilde. Vive en el punto más bajo, pero todos los ríos fluyen hacia él. Y el océano hace el trabajo de formar nubes en el cielo. Luego estallan y se convierten en lluvia que vuelve a caer al mismo océano. Vuelven al mismo océano. Por tanto, aquellos que son humildes atraerán a más sahaja yoguis. Los que son amables atraerán a muchos más sahaja yoguis.

Por eso es importante que cambiéis vuestro temperamento. Si intentáis presumir, no vais a impresionar a nadie. Si os creéis muy importantes, nadie os va a mirar. Sed muy humildes, amables y generosos, y también personas muy gozosas. Imaginaos a un sahaja yogui dirigiéndose a un grupo de personas y contándoles: “Mi madre está enferma, mi padre se está muriendo, me está pasando esto y lo otro, pero practico Sahaja Yoga”. La gente dirá: “Pero entonces, ¿para qué lo practicas? Ve y siéntate ahí a llorar y a lamentarte” Si uno practica Sahaja Yoga de verdad, entonces no puede tener ninguna enfermedad, no se tiene ningún problema. Es un hecho. Intentad comprenderlo. Se supone que sois vosotros los que tenéis que guiar a las personas que vienen, y así crecerán.

Pero no sirve de nada identificarse con gente que no son sahaja yoguis. Pueden ser vuestros parientes, o quienes sean, no sirve de nada. Porque vosotros estáis a un nivel distinto al de ellos. O intentáis elevar su nivel, o no tengáis nada que ver con ellos, porque os empujarán hacia abajo. No verán vuestra altura. No tendrán ojos para verlo ni oídos para escucharos, y no tienen sentimientos. Si hubieran visto cuánto habéis cambiado, cómo ha cambiado vuestra vida, hubieran entrado absolutamente de cabeza en Sahaja Yoga. Pero si no lo han hecho, entonces no son asunto vuestro. No os preocupéis por ellos. Si vienen a Sahaja Yoga, muy bien, y si no, no son vuestros parientes. Nada os une a ellos. ¿Cómo haréis que tengan contacto con Sahaja Yoga? ¿Cómo vais a explicarles las cosas? Va a ser imposible hablar a estas personas.

Lo que os tengo que decir hoy es que vuestra familia, que es Sahaja Yoga, es muy grande, se extiende por ochenta y seis países y marcha muy bien. Pero lo que tenéis que ver es que vosotros pertenecéis a ese océano, a la gran familia de Sahaja Yoga. Ahora os corresponde a vosotros aumentar su tamaño. Tenéis que hablar de ello a la gente, tenéis que transformarla. Es responsabilidad vuestra. No se os ha dado Sahaja Yoga para nada. Tenéis que producir sahaja yoguis más elevados, sahaja yoguis mejores. En cuanto a vosotros, meditad, y no sólo eso, sino también asistid a tantos programas colectivos como sea posible.

Me complace la forma en la que os habéis adaptado aquí y el hecho de que hayáis venido. Ha llovido y sin embargo aquí estáis, gozando de la dicha divina. Os bendigo de todo corazón una y otra vez. Quiero que tengáis ese Suddha Icha, que es la Kundalini, ese Suddha Icha que es el deseo puro, no sólo de convertiros en sahaja yoguis sino también de crear más sahaja yoguis. De hecho ése es vuestro puro deseo. Quizás no lo hayáis reconocido, pero hasta que ese deseo no llegue a estar satisfecho, no podéis ser buenos sahaja yoguis. Se trata de expandir Sahaja Yoga de todas las maneras posibles, por todas partes y a todas las personas; lo podéis hacer. Se expandirá muy bien, y mucha gente se podrá salvar. Muchas personas que están perdidas en la maya de la estupidez regresarán al buen camino. Simplemente pensad en cuánto bien les podéis hacer. Si Yo sola he traído a tantos sahaja yoguis, ¿por qué no podéis vosotros intentar traer a otros? Este mundo necesita de Sahaja Yoga. Siempre que leo el periódico y veo los problemas, me digo: “Si estas personas hubieran sido sahaja yoguis no hubiera habido ningún problema”. Pero encuentro que algunos todavía andan por ahí sin rumbo, dando vueltas, no sé, como si no tuvieran cerebro o no fueran capaces de entender “¿hacia dónde va este mundo?”, y “¿quién lo va a salvar?”.

No estoy aquí para deciros lo que tenéis que hacer en vuestra vida privada. Pero deberías saber, por vosotros mismos, lo que tenéis que hacer para manteneros limpios y hermosos. Algunas personas son tan superficiales que no comprenden Sahaja Yoga. Sencillamente no les entra en la cabeza, son muy superficiales. Olvidaos de ellos. No creo que puedan ser salvados. Así que olvidadlos, no saben gozar. Siempre están preocupados por cosas sin sentido. No necesitáis dedicaros a personas así, pero todavía hay mucha gente, creo que al menos un 80% de la gente, que está buscando, y debéis ayudarles.

Este es el deseo de vuestra Madre, que ahora vosotros asumáis la responsabilidad de Sahaja Yoga, y que habléis de ello siempre que tengáis oportunidad. Lo que deseo no es popularidad barata, sino que haya sahaja yoguis en todas partes.

(Siguen palabras en hindi/marathi)