Puja de Cumpleaños

New Delhi (India)


Send Feedback
Share

Puja de Cumpleaños. Delhi, India. 21 de marzo de 2001.

Hoy todos habéis decidido celebrar mi setenta y ocho cumpleaños. Habéis colocado preciosos globos, como los que se ponen en los cumpleaños de los niños, con manos muy amorosas. Como os comenté ayer, tenéis que ahondar en vuestro Ser. Intentad averiguar también, cuánto podéis amar a los demás, de la misma forma en la que yo os amo. A través de la introspección, será mucho más fácil averiguar cuánto amáis a los demás y cuánto os importan las otras personas. Si esto sucede, muchos problemas de Sahaja Yoga se solucionarán muy rápido.

He oído que, incluso en Sahaja Yoga, la gente todavía anhela el dinero. Creen que aquí se puede ganar dinero. Me sorprende. Este no es un lugar donde se pueda lograr algo así. Quedaréis al descubierto de inmediato. Si por el contrario, lo que os preocupa es el poder en Sahaja Yoga, como líderes o como ayudantes del líder o no sé qué otras cosas, entonces también estáis tristemente equivocados. Este no es el lugar, para eso podéis dedicaros a la política, o para ganar dinero podéis ir a las carreras o algo así. Pero si venís a Sahaja Yoga, lo que tenéis que obtener es un océano de amor en vuestro corazón, y ver eso también en los demás. Es un amor que os ayuda a hacerlo todo de una forma muy suave, muy bella.

Como siempre he dicho, si realmente amáis a vuestro país, nunca podréis ser deshonestos. No os interesará otra cosa que la libertad o lo que deseéis hacer por vuestro país. En este país hemos tenido grandes mártires. Quizá algunos de vosotros no lo sepáis, pero la forma en la que soportaron esa vida de sufrimiento fue solo porque amaban a su país. Vuestro país es espiritualidad. Es el país del completo gozo de vuestro Ser. Es el país en el que no prevalece otra cosa que la paz. Y si lo amáis, ¿cómo podéis tener esas ideas sin sentido de dinero o poder y cosas así? Simplemente no puedo entenderlo.

Como sabéis muy bien, yo no me he preocupado en absoluto de estas cosas en mi vida. Por supuesto que necesitamos dinero, para trabajar, para todo. Pero no hay necesidad de correr tras él o de anhelarlo. Me sorprende que, después de tantos años de duro trabajo, todavía haya personas intentando lograr una especie de metas estúpidas, que no logro entender. Deben saber que se verán al descubierto de inmediato. Este es el año del desenmascaramiento, ya os lo dije la última vez. Completamente. Si no tenéis amor por Sahaja Yoga, si no tenéis amor por vuestra Madre, correréis detrás de esas cosas sin sentido y os estropearéis. Si queréis destruiros podéis explorar otros campos, pero no mientras estéis en Sahaja Yoga.

En Sahaja Yoga, debéis saber que tenéis que ser realmente dedicados y honestos. Deberías disfrutar de vuestra propia honestidad, de vuestro amor, de vuestra generosidad, de todo. Sin duda quedaréis al descubierto. ¿Y entonces, a dónde iréis? ¿En qué posición quedaréis? Si hacéis estas cosas erróneas, tendréis que seguir el camino de los que van al infierno. Porque después de estar en el paraíso del amor, si todavía os preocupan todas esas cosas absurdas, saltaréis muy rápido al infierno, puedo verlo claramente.

No debería hablar así en mi cumpleaños, pero este es el año del desenmascaramiento, tened mucho cuidado. Nadie escapará este año. ¿Qué puedo hacer entonces, aunque sea mi cumpleaños? Tengo que decíroslo, pues es algo inminente.

Existen ciertos poderes que fluyen, y encuentro que cada año empieza a fluir un tipo diferente de poder. Este es el momento en el que se va a expresar el poder del desenmascaramiento. Ya seáis líderes o no, si hacéis algo deshonesto, seréis descubiertos y debidamente castigados. Quizá no os castigue Sahaja Yoga, pues este poder trabaja de muchas formas. La primera característica es lo que llamamos alakshmi, que significa, que el castigo os llegará por sorpresa, sencillamente quedaréis en banca rota o no tendréis nada de dinero, o seréis descubiertos o quizá vayáis a la cárcel. Por eso, aunque hoy es un día muy auspicioso, debo advertiros de que no seáis inauspiciosos.

En la conferencia de ayer os expliqué que debéis conocer cuáles son vuestros poderes, de qué podéis gozar, qué podéis dar, qué podéis lograr. Pero en primer lugar debéis averiguar: ¿Sois capaces de hacer todo eso o estáis intentando que funcione justo al revés? Me quedé asombrada al escuchar que, incluso después de tantos años, la gente no ha dejado todavía sus antiguas tentaciones. En el cumpleaños, debéis recordar cuántos años habéis pasado haciendo Sahaja Yoga. Debéis comprender todos los momentos hermosos que habéis tenido, cuántos años habéis estado gozando en mi cumpleaños, también comprender cuánto habéis crecido, cuánto habéis cambiado, cuánto gozáis y cuánto habéis absorbido todas las cualidades de Sahaja Yoga.

La primera y principal cualidad de un sahaja yogui es que tiene que ser absolutamente honesto. No está aquí para ganar dinero, no ha venido para conseguir poder; sino para crecer en este nuevo y bello mundo que estamos creando. Tenemos que crear este mundo, para el mundo entero, para todas las personas que viven en todas partes, incluso en la selva o perdidos en el Himalaya, por todas partes tenemos que expandir esta hermosa sensación o existencia, de respeto por el Ser y de dignidad.

Es muy importante ver que si realmente somos el Ser, ¿estamos respetando nuestro Ser? Tan solo ayer decíais: “Conócete a ti mismo”. En ese caso, ¿os estáis respetando a vosotros mismos? En primer lugar es muy importante respetarse a uno mismo. Si no sabéis cómo respetaros a vosotros mismos y perseguís cosas inútiles, entonces, ¿qué se puede decir? ¿Qué cualidades habéis absorbido en Sahaja Yoga, aparte de comenzar un negocio o algo así? Es muy triste, pero todavía hay gente hundida en el lodo de todas esas cosas. Habéis superado muchas cosas, lo sé, habéis logrado mucho, lo sé, habéis hecho cosas que de otra forma no serían posibles, que humanamente son imposibles. Habéis trascendido todo este absurdo; pero todavía entre vosotros hay algunos que permanecen en el maloliente lodo de la insensatez.

Es bonito el que celebréis mi cumpleaños con tanto entusiasmo, y tanta felicidad. Es muy bonito ver todo esto, y quiero que todos vosotros seáis mi decoración. En el mundo entero debería verse que sois mis niños y que tenéis unos valores muy altos y un gran entendimiento. Sois mis niños. He trabajado realmente por vosotros, en el sentido de que en cada minuto y momento de mi vida, he pensado en vosotros. Deseaba que funcionara de una forma tan bella que realmente os convirtierais en gente verdaderamente buena, en gente ideal, en gente especial, con entendimiento. Por eso, ese día debéis sentir que se celebra vuestro cumpleaños. Cuando os hayáis limpiado completamente, cuando os hayáis vuelto Nirmal, personalidades de amor absolutamente puras, ese es el día de vuestro cumpleaños, y también del mío.

Tengo que hablaros de todo esto, porque he tenido conocimiento de ciertos asuntos y estoy realmente sorprendida de la forma en que algunas personas todavía no comprenden su valía, no entienden su trascendencia, y por eso el otro día os dije que debéis conocer vuestro Ser. En primer lugar, el Ser es el Espíritu, el reflejo de Dios Todopoderoso. Si queréis vivir como todas las demás personas ordinarias y necias, deberías permanecer fuera de Sahaja Yoga. Pero si pensáis que realmente tenéis que mostrar vuestra valía viniendo a Sahaja Yoga, y que tenéis que sentiros orgullosos de vosotros mismos, entonces intentad comprender que en Sahaja Yoga no debéis tener todas esas debilidades.

Cuando la Kundalini asciende, atraviesa los seis chakras iluminándolos. Yo puedo toleraros hasta un cierto punto, pero la Kundalini os castigará, hará lo que sea necesario para corregiros, también hasta un cierto punto. Si después de eso, considera que no es posible corregiros, entonces no sé lo que pasará ni cuál será la solución. Es muy fácil entrar en Sahaja Yoga, crecer y que funcione. Pero si vais en contra de vosotros mismos e intentáis comportaros como la gente muy ordinaria e inútil, entonces no podréis quedaros en Sahaja Yoga. Seréis expulsados. Y cuando seáis expulsados, ¿dónde acabaréis? ¿Qué pasará? Lo sabéis muy bien.

En este día auspicioso, tengo que pediros que seáis auspiciosos. No hagáis nada que sea inauspicioso. Lo llaman “protocolo”. Pero hay pequeñas, pequeñas cosas que demuestran que sois auspiciosos. Son cosas diminutas y muy sutiles que muestran que sois auspiciosos, y que no necesitáis aprender. Vienen automáticamente, espontáneamente, y gozáis de vuestra auspiciosidad. Porque vosotros sois sagrados, sois Nirmal, y gozáis de esa cualidad en vuestro interior. Cuando eso sucede, entonces es vuestro cumpleaños. Como sabéis, todos vosotros tuvisteis vuestro segundo nacimiento. Nacisteis de nuevo, pero todavía erais niños, y ahora habéis crecido. Ese crecimiento debe manifestarse en todos los aspectos.

Cuando una persona crece, sale a hacer diferentes cosas para expresarse a sí mismo. De la misma forma, cuando habéis crecido, debéis mostrar que sois adultos en Sahaja Yoga, que sois personas muy maduras. También he visto que algunos niños pequeños son tan maduros y tan sensatos que a veces me asombra. Son grandes santos, grandes personas, que han vuelto a nacer. Pero si todavía perseguís cosas absurdas, si todavía estáis llenos de lujuria y avaricia, entonces es mejor que dejéis Sahaja Yoga y encontréis otro espacio en el que podáis dedicaros a ello. Es algo sorprendente, cómo la gente no entiende su posición en Sahaja Yoga.

Vuestro crecimiento ha sido, en general, muy bueno. Sé que hay muchas personas que son sahaja yoguis maravillosos, que son realmente grandes sahaja yoguis y que tienen todo el derecho de llamarse “sahaja yoguis” o “maha yoguis”. Pero eso solo es posible y perceptible si realmente crecéis en vuestro interior y vuestro Espíritu brilla, como un océano de amor extremadamente cristalino.

La conexión ha tenido lugar. Tenéis el conocimiento de todos los chakras. Sabéis cómo elevar la Kundalini. También sabéis cómo curar y tratar a la gente. Todo ese conocimiento, toda esa “vida” que tenéis es como la leche que bebéis para obtener energía. Por tanto debéis volveros energéticos. No podéis permanecer letárgicos. Si sois letárgicos, no sois un sahaja yogui. Os tenéis que mover con esta llama en vuestro corazón, sabiendo qué es este “Ser”, y sabiendo lo que hay que hacer por los demás.

También en vidas anteriores habéis debido ser grandes buscadores, y esa búsqueda que ya estaba ahí os ha traído a Sahaja Yoga. Si con esa búsqueda estáis aquí, pero seguís persiguiendo todas esas cosas inútiles, entonces no podéis crecer. Y este tipo de gente tampoco puede hacer que otros crezcan.

Por tanto, lo principal que hay que entender es cómo habéis crecido en vuestro amor. Una persona que da miedo, que es muy estricta, que habla muy duramente, de ninguna manera es un sahaja yogui. Pero aquél que cuida, que se interesa, que ama, y que es muy generoso, es el verdadero sahaja yogui. Sois personas con cualidades especiales, y esas cualidades deben expresarse en vuestras vidas.

Sé que me amáis mucho, y ya sabéis todo lo que habéis hecho para celebrar mi cumpleaños. Igual que habéis puesto todos estos adornos, ya os he dicho que vosotros sois mi decoración, que vuestras vidas son mi decoración. Y la forma en la que os comportáis y en la que os conocéis a vosotros mismos será muy apreciada en el mundo entero.

No hay ningún otro fin salvo el que recordéis que todos tenéis que crecer. Tenéis que convertiros en personalidades muy, muy profundas. Tenéis que crecer en vuestro interior, celebrando vuestro propio cumpleaños. Intentad ver cada día cuál ha sido vuestra experiencia, qué habéis visto, con quién os habéis encontrado, cómo han hablado, etc. Me refiero a que yo conozco muchos nombres, sé prácticamente los de todos, conozco prácticamente las Kundalinis de todos. También sé qué Kundalini está bien y cuál no. Conozco a mucha gente. Muchos me preguntan: “¿Cómo sabes tantos nombres? ¿Cómo los recuerdas?”

No sé exactamente cómo se produce, pero cuando veo a una persona, veo su Kundalini, y a partir de su Kundalini sé quién es ella. Puede que existan miles y miles de Kundalinis, pero yo sé quién es quién, porque les amo. Si amáis a una persona, entonces sabéis lo que ella es. No se trata de un amor tonto, de un romance como se le suele llamar, sino que es un sentimiento muy profundo. Cuando entráis en el jardín de vuestro corazón y sentís la hermosa fragancia alrededor, cuando pensáis en las personas encantadoras que ha habido, tales como santos, grandes salvadores, y ahora los sahaja yoguis, sentís mucho agradecimiento por haber alcanzado este estado de gozo colectivo.

Nunca os he puesto ninguna restricción. Podéis hacer lo que queráis y de la forma que queráis. Nunca os he molestado con asuntos de dinero ni de nada. Sin embargo, ese es vuestro campo de pruebas, estáis en un campo de pruebas. Si no os ponéis a prueba, ¿cómo sabréis cuánto habéis avanzado? Vosotros sois el alumno, el examinador y la persona que os vais a dar el certificado. Y si este es el caso, lo que sucede es que empezáis a comprender; a comprender muchas cosas que nunca antes habíais entendido. Quiero decir que el así llamado “conocimiento” no es conocimiento en absoluto, pues es todo falsedad, es todo mental. Sin embargo, el conocimiento real y absoluto desciende sobre vosotros, respecto a cada persona, a cada aspecto, a cada entorno en el que estáis; vosotros “conocéis” con mucha claridad. Y debería suceder que supierais, con extrema claridad, cuál es vuestra situación, dónde estáis y qué estáis haciendo.

No se trata de que tengáis menos poderes; tenéis todos los poderes. Pero para ello, tenéis que profundizar. Es como un pozo en el que hay agua. Si vuestro cubo no profundiza, ¿cómo va a extraer el agua? Si vuestro cubo está lleno de piedras, ¿de qué os sirve tener el pozo? De la misma forma, lo tenemos todo en nuestro interior, como os comenté ayer. Y Sahaja Yoga es la forma en la que podéis profundizar y descubrir vuestro Ser, que es tan bello, tan limpio, y eso es lo que hay que disfrutar, no las otras cosas absurdas que perseguís y que consideráis importantes.

Ya os he hablado del Suddha Ichha, que es la Kundalini, Suddha Ichha, el deseo puro. Porque todos los otros deseos nunca se ven satisfechos. Intentáis comprar algo, después no os gusta y queréis comprar otra cosa, luego tampoco os gusta y entonces queréis otra que tampoco disfrutáis. Porque ese deseo no es real. Este es el principio que rige la economía, el que uno nunca está satisfecho. Seguís comprando, comprando y comprando, y compráis tantas cosas que al final lo que sucede es que toda las industrias se colapsan. Esto es lo que está sucediendo en Estados Unidos.

Se da la característica de que lo que haces repercute en contra de ti mismo. Únicamente el crecimiento espiritual carece de esta cualidad. Es algo que florece, que es fragante, que es bello. Es una experiencia tan hermosa estar con tu Ser, como si hubieras entrado en el hermoso jardín del Paraíso. Si queréis experimentar esta sensación, abandonad todas las ideas absurdas, toda la insensatez mundana, abandonad todo eso, y entonces sentiréis que estáis verdaderamente ahí, donde deberíais haber estado. No tendréis dudas, no tendréis anhelos y no os sentiréis insatisfechos por nada en absoluto.

Pero sé que algunas personas están todavía a un nivel muy elemental. No se lo he dicho porque sé que este es el año en el que, sin duda, quedareis al descubierto. Entonces, ¿de qué os sirve hacer algo por lo que luego seréis descubiertos y por lo que el mundo entero de Sahaja Yoga os verá como un criminal o como una persona que no merece ningún respeto en absoluto? Tenéis que salir de ello. Si estáis aquí para ganar escalones en vuestro ascenso, tenéis que dirigir la mirada hacia arriba, no hacia abajo. Tenéis que ver cuáles son los escalones y tenéis que escalarlos. Y al subirlos, ¿a dónde entráis? Os aseguro que entráis en ese hermoso jardín, ese jardín fragante de vuestro Ser, que es tan bello.

Pero en vez de eso, os perdéis en el lodo mundano, como muchos se han perdido. Entonces, ¿por qué habéis venido a Sahaja Yoga? Abandonad esas ideas absurdas. Intentad adheriros a la espiritualidad. Espiritualidad pura, pureza es la palabra. Debéis tener pureza. La pureza interior se puede establecer muy fácilmente con Sahaja Yoga.

Vuestro estado de testigo tiene que mejorar. El estado de testigo tiene que proyectarse de tal forma que termine con el condicionamiento y el ego de la reacción. Ya no tendréis reacciones, simplemente seréis el testigo. El conocimiento verdadero llega siempre, siempre, a través del estado de testigo. Si no sabéis cómo ser el testigo, entonces cualquier conocimiento que tengáis, será solo a través de vuestro ego o podríamos decir, de vuestros condicionamientos. No es conocimiento absoluto. Para tener el conocimiento absoluto sobre cualquier cosa, lo que tenéis que hacer es alcanzar el nivel de lo absoluto, llegar a ese punto en el que estáis absolutamente limpios, puros, Nirmala.

Ahora, no os condenéis a vosotros mismos si tenéis defectos, tiene que haberlos porque todos sois seres humanos. Pero todos estos defectos pueden ser completamente superados con vuestros poderes de espiritualidad. Para ello, ¿qué tenéis que hacer? En primer lugar, introspección. Intentad indagar, separaos de vosotros mismos y deciros: “Hola caballero, ¿cómo estás?” Comenzad con esto. “Hola, ¿qué estás tramando?” Y comenzáis a veros desde afuera, y a erradicar y eliminar todo lo que no es vuestro Ser. Ese conocimiento del Ser os llega cuando deseáis el conocimiento. Debe ser un deseo puro de conocer el Ser.

Sois personas especiales, sin duda. Todos habéis sido escogidos de una forma muy, muy especial, no hay duda. Debéis de tener algo que ha hecho que lleguéis a este estado en el que intentáis convertiros en el Ser. El Ser está absolutamente autosatisfecho. No necesita nada para satisfacerse. De hecho, es la satisfacción personificada. Simplemente ve las cosas, las observa, es el testigo. Y mientras es el testigo de cualquier cosa, Él conoce. Conoce. No le hace falta decir “esto es así o asa…” No le hace falta expresar nada demasiado, sino que sencillamente, se expresa a sí mismo.

Esto sucede si sois una persona limpia, si vuestros deseos son limpios, y si solo tenéis el puro deseo de ascender. Por tanto, de nuevo debo hablaros de la Kundalini, de que vuestra Kundalini debe estar completamente establecida en vuestro interior. Debe expresarse en vuestro interior completamente, iluminando vuestro Ser completamente. Debéis tener una Kundalini así, y esto es posible solo si no le ponéis obstáculos en su crecimiento. Si le permitís crecer, crece y funciona.

Como sabéis, no comencé este trabajo hasta 1970. No porque no hubiera podido empezarlo antes o porque hubiera todo tipo de gente mala en el mundo, sino porque esperé a ser diestra en el manejo de todo tipo de Kundalinis. Tuve que resolver todas las permutaciones y combinaciones que había. Y entonces pensé: “Si puedo conseguir una forma por la cual todas estas combinaciones se resuelvan en consonancia, solo entonces la Kundalini ascenderá”.

Y funcionó, sucedió, gracias al deseo sincero. Porque me sentí muy triste por la gente que malgasta su vida en algo absurdo. No gozan de nada, no tienen sentimientos genuinos por nada ni siquiera son queridos, no saben amar, no son amados y son desdichados. Por tanto fue una acción muy deliberada por mi parte, diría yo, el observar muy cuidadosamente a los seres humanos. ¿Por qué hacen eso? ¿Por qué se comportan así? ¿Por qué no comprenden? ¿Por qué son duros? ¿Por qué gritan? ¿Por qué pegan? ¿Por qué hacen todas esas cosas? Debido a los desequilibrios en su interior.

Pero si comenzáis a ver estos desequilibrios con la introspección, ahora sabéis cómo curarlos, y realmente podéis solucionarlo. Solo tenéis que trabajar sobre vuestros chakras. Ved qué chakra está obstruido, dónde está el problema. Debéis respetaros de tal forma que os convirtáis en vuestro propio médico y lo sepáis todo de vosotros mismos. “Tengo tal problema, ¿por qué estoy obstruido? ¿Por qué tengo tal chakra obstruido? ¿Por qué está pasando esto?” Esta es la educación que debéis daros, lo cual es solo posible si experimentáis todas esas obstrucciones.

Sois vosotros quienes tenéis que crecer ahora; convertiros en grandes personas, en grandes personalidades, en gente tremenda que hace historia, que es respetada. Todos los grandes santos también eran de gran calibre, pero no sabían cómo elevar la Kundalini. Vosotros sí lo sabéis. Tenéis un conocimiento especial sobre cómo elevar la Kundalini, cómo evaluar a la Kundalini, cómo comprender dónde está el problema. Y también sabéis cómo hablarle a una persona de sus problemas de una forma muy hermosa, con amor.

Por tanto, el mensaje de vuestro Espíritu es que debéis amaros los unos a los otros. Cuando no queréis a alguien, ¿qué es lo que pasa? ¿Por qué no le amáis? ¿Qué tiene de malo esa persona en particular? Si es un sahaja yogui, un gran sahaja yogui, ¿acaso es por celos? ¿Es por avaricia? ¿O es por lujuria, por lo que todavía os comportáis así? Hay que gozar verdaderamente de la unidad en este mundo de completa hermandad. Hay que disfrutar de ello agradablemente.

Ved todas estas cosas que tenéis aquí, hay mucha armonía entre ellas. Mucha armonía, porque se han hecho con amor. Todo lo que hacéis con amor es muy armonioso, crea una gran armonía entre la gente. El gozo de la compañía mutua, el gozo de los logros de cada uno, proporciona tanta dicha que no puedo describirlo con palabras. Es imposible, las palabras no pueden transmitir ese sentimiento que se tiene; como os he dicho, os sentís como si estuvierais en el Jardín del Edén.

Este tipo de sentimiento os debería llegar cuando conocéis vuestro Ser. Porque cuando conocéis vuestro Ser, de hecho os conocéis a vosotros mismos y sois muy felices de que vuestro Ser sea tan bello, de que vosotros seáis tan hermosos, tan gozosos, de que tengáis todas estas cualidades. Es saber que vuestro interior está realmente, verdaderamente muy fragante de gozo.

Debéis lograr este estado. Veo que a veces, cuando estáis rebosantes de gozo, bailáis, cantáis, etc. Es algo que está realmente muy bien. Pero vuestro Espíritu debería bailar todo el tiempo, por la cosa más pequeña. Con cosas pequeñas que se hacen, por ejemplo cuando veis algo artístico, o con un gesto de amabilidad o con un gesto de gratitud, sentís la profundidad de ese sentimiento.

Por ejemplo, hoy he visto la bandera de la Independencia. Cuando la conseguimos hicimos esa bandera. Vi cómo se izaba esta bandera cuando la otra era retirada. No puedo deciros cuál fue el sentimiento que me invadió. Un sentimiento de que la verdad, de una forma u otra, había vencido sobre la falsedad; de que la justicia se había manifestado sobre la injusticia. Ese sentimiento todavía es muy fuerte, ni siquiera puedo ver la bandera. Cuando la veo, recuerdo toda la historia, todo: cuánta gente fue sacrificada, cuántos mártires hubo, cuánta gente luchó por ello. Esa bandera representa todo ello.

¡Y vosotros representáis todo ello! Vosotros representáis todos esos ideales. Representáis todos esos sacrificios, representáis todo lo que hay que lograr para la mejora de los seres humanos. Tenéis mucho que lograr para los demás. Tenéis que trabajar en vuestro interior, en lo que podéis hacer por los demás, en lo que podéis lograr para los demás, en cuál es la mejor forma de absorber esas cualidades dentro de vosotros para convertiros en una personalidad absolutamente única.

Como os he contado, ha habido muchos grandes líderes y personas importantes que son recordados por mucha gente. Ahora bien, ¿qué debéis ver en ellos? ¿Qué les hizo tan importantes? ¿Por qué les recuerda la gente después de tanto tiempo? Os he regalado la estatua de Shivaji-Maharaj. Él era otra de esas almas, una gran alma que tenía grandes principios, una vida muy embellecedora: en su lenguaje, en su actitud, en todo. Además de eso, era una persona muy valiente.

Una vez que tenéis eso, nada os impedirá hacer las cosas importantes. No tendréis miedo de nada. No daréis rodeos sino que sabréis cómo encontrar soluciones y cómo lograr las cosas. Esto os sucederá. Si realmente os conocéis a vosotros mismos, tendréis estos poderes de coraje. No seréis temerarios, sino sabios. Tendréis coraje con sabiduría. Así es vuestro Ser, os dará mucha sabiduría y coraje. No se trata de un “espíritu luchador” ni de una naturaleza violenta, ni de una naturaleza ruda; sino de una actitud muy silenciosa, bella y valiente.

Hay una historia sobre un santo chino. Un rey le pidió que enseñara a sus gallos a pelear (entonces se celebraban peleas de gallos) El santo chino dijo: “De acuerdo, traedme al gallo, le enseñaré a pelear”. El santo le debió meter al gallo algo de sabiduría en la cabeza, ¿os imagináis? Cuando los pusieron a pelear, se encontraron con que el gallo simplemente se quedaba de pie. No atacaba, no se retiraba, sencillamente estaba ahí de pie. Todos los gallos escapaban del ring. Porque en ese estar de pie estaba el poder de la sabiduría y el poder del coraje.

El coraje es muy poderoso silenciosamente. No tenéis que bombardear a nadie, no tenéis que matar a nadie, sino que tenéis que alzaros con valentía. Esa es otra cualidad que expresaréis. Es una cualidad muy amable, muy dulce y os erigís con mucha valentía. Sé que muchos de vosotros sois así. No hay pelea, no hay lucha, simplemente permanecéis con ese coraje haciendo lo que es correcto. Y eso es posible porque ahora tenéis la conexión con el Todopoderoso. Tenéis la conexión con el Paramchaitanya, y eso hace que todo funcione.

Me complace muchísimo decir que hoy veo que muchos de vosotros sois muy buenos sahaja yoguis; muchos de vosotros. Si encontráis a alguien que no lo es, por favor hacédmelo saber. Por favor decídmelo. Por favor averiguad si hay alguien que intenta ser opresivo o que intenta controlarlo todo, o que intenta ganar dinero o expresar su lujuria o avaricia.

Por tanto, una vez que realmente ha funcionado, debéis saber que esta es el área que llamamos dharma-yudha, que significa, la guerra de religión. Pero no es de la forma en que la gente la libra. Nuestro dharma-yudha consiste en que nosotros nos mantenemos en el dharma. Y dharma no significa religión, sino que es Vishwa Nirmala Dharma. Nos mantenemos en nuestra religión, aunque existe una negatividad que podemos llamar adharma y que está combatiendo, pero vosotros permanecéis en vuestro dharma. A menos y hasta que sois dhármicos no podéis lograr nada en Sahaja Yoga.

He visto que algunas personas, por ejemplo en el extranjero, tienen ideas raras, vienen y me dicen: “Madre, tengo una esposa pero estoy enamorado de otra mujer, ¿qué debo hacer?” Yo les digo: “¡Fuera de Sahaja Yoga!, eso es todo. Simplemente vete”. O quizá la esposa me dice: “Madre, estoy manteniendo relaciones con otro hombre, ¿qué debo hacer?” Yo le digo: “¡Vete! Eso es todo, sal de Sahaja Yoga. No sirves para Sahaja Yoga y Sahaja Yoga no te sirve a ti”. Es un rechazo completo. No tienen nada que ver con Sahaja Yoga.

También en India tenemos problemas de deshonestidad. Existe gente deshonesta. Es nuestro temperamento especial, creo yo, somos gente muy corrupta. India se ha vuelto muy corrupta. No puedo creerlo, cuando estaba aquí hace unos treinta y cinco años nunca habíamos oído hablar de corrupción. Ahora nos hemos vuelto muy corruptos y eso entra también en Sahaja Yoga. Cuando eso se introduce en Sahaja Yoga, sencillamente esas personas son descubiertas y castigadas, no por mí, no por vosotros, sino por su propia Kundalini.

Cada país tiene su especialidad en lo que a hacer cosas equivocadas se refiere. Nosotros no estamos aquí para hacer cosas malas. No vamos a expresarnos como gente equivocada, sino que estamos aquí para demostrar que somos perfectos. Somos gente maravillosa. En eso consiste el Ser, en que somos perfectos. No tenemos que seguir siendo como antes. Hemos llegado a un nuevo reino, hemos alcanzado una nueva área, disfrutemos de ella.

Creo que todos me entendéis hoy cuando estoy un poco preocupada por las personas que arrastran Sahaja Yoga hacia abajo. Deben darse cuenta de que yo lo entiendo todo. Y cuando sufran los daños, no deben culparme a mí de ello. Es obvio que no están ni siquiera cerca de Sahaja Yoga. Sahaja Yoga os purifica cada día. Tenéis una experiencia, veis a una persona, algún acontecimiento y eso os purifica. Esa es la señal.

Por ejemplo si veo a alguien que es deshonesto, inmediatamente me pongo a indagar: “Espero no estar siendo yo deshonesto”. Imaginaos, sois vosotros quienes ejercéis una influencia curativa y correctora sobre vosotros mismos. Entonces, ¿de qué lado estáis? ¿Estáis intentando corregiros o intentando acabar con vosotros?

La conferencia de ayer le gustó mucho a todo el mundo, pero lo que os estoy diciendo ahora es la continuación. Sois grandes personas, podéis salvar al mundo entero. Debo decir que nunca esperé que todo esto sucediera en mi tiempo de vida, pero ha sucedido, y os veo como personas muy, muy importantes. Especialmente las mujeres tienen que trabajar más, porque yo soy mujer y las mujeres tienen una capacidad especial para amar, para soportar.

Espero que todos os convirtáis en sahaja yoguis muy, muy bellos y que nada convenza al mundo más que vuestro trabajo, vuestras capacidades y también vuestro poder de amar. He visto y experimentado muchas cosas sobre vosotros, y cuando pienso en ellas me siento muy feliz. He visto cómo algunos han manejado y cuidado de muchos asuntos que eran difíciles, y han hecho que funcionen.

Por tanto, ahora estamos entrando en un nuevo mundo, y en este nuevo mundo una nueva raza de sahaja yoguis tiene que mostrar sus resultados, tiene que mostrar sus poderes, su coraje y su entendimiento. No es algo serio ni frívolo; es gozoso. Es solo gozo lo que tenéis que sentir sobre vosotros mismos. Os digo esto porque está dentro de vosotros, dentro de vuestro poder. Todo el tiempo reside en vuestro interior, y también lo habéis visto.

Os deseo a todos un muy, muy feliz cumpleaños; y que tengáis un nuevo nacimiento, una nueva comprensión y una nueva personalidad. Intentad aceptar esa personalidad, intentad respetarla. Esa personalidad es vuestro Ser.

Que Dios os bendiga.