Programa público en el Royal Albert Hall

Royal Albert Hall, London (England)


Send Feedback
Share

Programa público en el Royal Albert Hall. Londres, Reino Unido. 14 de julio de 2001.

Me inclino ante todos los buscadores de la Verdad. Algunos de vosotros habéis encontrado la verdad, algunos aún no la habéis descubierto totalmente, y algunos no la habéis descubierto en absoluto. Pero si observáis la situación actual a vuestro alrededor, estaréis de acuerdo en que hoy día hay una gran confusión. Muchos países están siguiendo todo tipo de cosas erróneas. Hay una gran guerra fría, las personas se matan unas a otras, destruyen lugares bellos, se acuchillan la garganta unos a otros sin ninguna razón aparente. Todos ellos son seres humanos creados por Dios. Dios Todopoderoso los ha creado y los ha llevado hasta el nivel de la conciencia humana.

En esta coyuntura uno no puede ver hacia dónde nos estamos dirigiendo colectivamente. ¿Acaso es esto lo que debemos alcanzar? ¿Es este nuestro destino? ¿Es este el destino de los seres humanos? ¿El destruirse unos a otros por un pedazo de tierra o por cualquier otra razón? Pensad en todo el mundo como una unidad y pensad en lo que está sucediendo por todas partes. Todos los días podemos leer en los periódicos noticias horribles acerca de cosas horribles que los seres humanos se hacen unos a otros, sin causa ni razón.

Debemos pensar: “¿Cuál es nuestro destino? ¿Hacia dónde nos dirigimos? ¿Vamos hacia el Cielo o hacia el Infierno? ¿Cuál es la situación a nuestro alrededor? ¿Podemos ayudar de algún modo?” El problema con los seres humanos es que aún están bajo el absoluto control de la ignorancia. Yo lo llamaría ignorancia. En esta ignorancia, en esta oscuridad, hacen todas estas cosas horribles. Nadie quiere entender que estamos avanzando hacia una completa destrucción. ¿Es nuestro destino ser destruidos completamente? ¿Qué cosas buenas estamos haciendo? Bajo el nombre de alguna nacionalidad o quizá de alguna religión -cosas que en principio son buenas- hacemos todo tipo de cosas erróneas. Luchamos. No solo luchamos, ¡odiamos! Cualquiera que pueda excitar nuestro odio es adorado y apreciado, y bajo su guía formamos grupos.

Todo esto sucede porque este es el Juicio Final. Os he dicho que este es el Juicio Final. Y este Juicio Final verdaderamente decidirá quién será salvado y quien será condenado completamente. Esto es algo muy, muy serio. Todos aquellos que sean conscientes deben pensar en ello. Un poquito de trabajo aquí y allá no van a ayudar. Intentéis lo que intentéis, a menos que los seres humanos sean transformados, no podrán ser salvados. Esta transformación no es algo imposible ni tampoco es difícil. Este es el tiempo de la transformación, esta es nuestra oportunidad para transformarnos. En nuestro interior está situado un poder, se le describe como un poder. Es el poder místico femenino en nuestro interior. Todo el mundo lo ha descrito, yo no soy la primera persona que dice esto; pero quizá hasta ahora nadie ha sido capaz de entenderlo o de aceptarlo, y esto debería suceder con vosotros.

Vosotros habéis nacido no solo para ser seres humanos, sino para ser superhumanos. Vosotros debéis gozar de vosotros mismos. Vuestra vida debe ser gozosa, debe ser dichosa. No debería ser una maldición desde la mañana hasta la noche. Preocupados por esto o por aquello. Por esta razón habéis sido creados. Dios no tenía la intención de crear a gente que estuviera todo el tiempo preocupada por cómo luchar, por cómo pelear, por cómo salvarse; sino gente que viviese en completa armonía, paz y gozo.

Por esta razón hemos sido creados. Este es nuestro destino. Esto no es simplemente un cuento, es un hecho. De modo que debemos ser, tenemos que ser, transformados. Esta transformación no es difícil. Pero descubro que la gente se satisface con cualquier cosa. Los hindúes irán al templo y pensarán: “¡Oh, hemos hecho una gran acción!” Los cristianos irán a la iglesia y pensarán que han hecho algo bueno. Los musulmanes irán a rezar y pensarán que son grandes. ¿Qué han conseguido con ello?

Por favor, enfrentaos a vosotros mismos. Afrontad vuestras limitaciones. Afrontad vuestras tribulaciones. Afrontad vuestros problemas y ved por vosotros mismos: “¿Habéis sido capaces de solucionar vuestros problemas? ¿Habéis sido capaces de salvaros a vosotros mismos de las calamidades?” Quizá grandes calamidades puedan venir para destruir a la gente que hace el mal, quizá. Quizá este sea el deseo de Dios. ¿Pero cuál es vuestro deseo? Por qué no pensáis: “Debo ser una persona que sea un depósito, una fuente de gozo y amor”.

Yo no solo hablo, también quiero que todos vosotros tengáis vuestra Autorrealización. La Autorrealización es que os conozcáis a vosotros mismos. Vosotros no os conocéis a vosotros mismos. Vivís en este mundo sin conoceros a vosotros mismos, ¿podéis imaginarlo? No sabéis lo que sois. No sabéis que sois el Espíritu, que sois una fuente de conocimiento, de conocimiento puro.

Veo que algunas personas se sientan muy felizmente en alguna reunión, escuchando a cualquier “babaji” que les cuenta alguna historia. Esto no os va a dar la realidad ni la verdad. Si queréis tener la realidad y la verdad, entonces por favor tratad de entender que a vosotros os debe suceder algo, debe ocurrir una transformación. Vosotros aún no sois suficientemente sutiles, y para obtener esta sutileza debéis alcanzar cierto estado. Para ello no tenéis que abandonar a vuestras familias, no tenéis que abandonar a vuestros hijos, no debéis abandonar vuestro hogar e ir a la jungla. No hay ninguna necesidad de hacer esto. Está muy bien el decir: “Muy bien, todos vosotros tomad el “sanyasa” y dadme a mí todas vuestras pertenencias”. ¡Es una idea estúpida!

Hoy día vivimos en un estado de emergencia. Vivimos en condiciones de emergencia, intentad comprenderlo. Quiero avisaros de que si no vais profundamente a vuestro interior y descubrís lo que sois, si no os transformáis, podría suceder cualquier cosa. Todo tipo de enfermedades están surgiendo, todo tipo de nuevos problemas están apareciendo en los niños, existen todo tipo de problemas en las naciones, existen toda clase de problemas internacionales que la gente no puede solucionar.

Así pues, debemos salir de todo esto y volvernos sólidas personalidades de la verdad. Nosotros no sabemos lo que es la verdad. Somos peores que los animales. Ellos tienen los ojos abiertos mientras que nosotros los tenemos cerrados. Esto no es para condenaros en absoluto, sino para que estéis alerta y conscientes de que los seres humanos deben cambiar. De otro modo será simplemente como venir a mi charla, mañana iréis a otra charla, y eso es todo. Será como un tipo de entretenimiento cotidiano. Pero cuando veo el destino, no sé cuántos se echaran a perder, cuántos serán destruidos. ¿Qué les sucederá? ¿Qué enfermedades tendrán? ¿Qué problemas tendrán? ¿Qué les sucederá a sus hijos? ¿Qué le sucederá a su país? ¿Qué le sucederá al mundo entero?

Simplemente ampliad vuestra visión. Mi visión es que todas las personas del mundo deberían ser transformadas. Tenemos enemigos en nuestro interior. La gente habla del “yihad”, pero el “yihad” en realidad significa que luchéis con los enemigos que hay en vuestro interior. ¿Quiénes son estos enemigos? Hoy día, el peor es la avaricia. Existe mucha avaricia. Con esta avaricia la gente puede hacer cualquier cosa que quiera. Todo tipo de cosas suceden a causa de la avaricia. Tendrán dinero, tendrán todo tipo de facilidades, pero aun así esta avaricia es un deseo tan satánico que ni siquiera veréis todo lo que ya tenéis. Querréis más y más, engañaréis a la gente, engañaréis a vuestro país, engañaréis a todo el mundo y os aprovecharéis.

Otra de las peores cosas que tenemos es la ira. La ira no os permite ver las cosas tal y como son. Desarrollamos ira por cosas muy pequeñas. Por ejemplo he visto que en este país la gente se enfada por que otros tienen un color diferente. No puedo entenderlo. Dios ha creado diferentes colores; de otro modo todos pareceríamos iguales, como un ejército, y la vida sería muy miserable. Así pues, el color ha sido creado por la naturaleza. ¿Cuál es la diferencia si somos blancos o negros? Simplemente no puedo entenderlo. Es un gran mito.

A causa de este mito estamos luchando. Los blancos están luchando con los negros y los negros están luchando con los blancos. Después se van a quemar su piel al sol, sufriendo así cáncer de piel. Simplemente no puedo entenderlo. No es lógico, no hay equilibrio en nosotros para ver lo que estamos haciendo. ¿Por qué estamos gastando este tiempo precioso cuando debemos ser transformados?

Esta ira puede ser hacia cualquier cosa, uno puede enfadarse por cualquier cosa. Este es un punto débil humano muy común. La gente se enfada por cualquier pequeñez. Y les gusta, porque de este modo pueden oprimir a los demás; pueden llegar a ser muy agresivos. De modo que quieren mantener esta ira en su interior, y con ella tratan de dominar a los demás. Este es el mayor problema: “¿Por qué queremos dominar a los demás? ¿Por qué queremos oprimir a los demás? ¿Por qué queremos controlar a los demás?” Si no podemos controlarnos a nosotros mismos; ¿por qué queremos controlar a los demás? ¿Qué necesidad hay?

Después tenemos apegos: “Apegos a sus casas, a sus tierras, a sus hijos, a todo”. Pero mañana vosotros no estaréis aquí. Os iréis con las manos abiertas. No podéis llevaros nada con vosotros. Así pues, estáis muy apegados a las cosas, sois muy particulares con los coches, con vuestra casa, queréis mantenerlo todo. ¿Pero qué pasa con vosotros mismos? ¿Estáis vosotros bien? ¿Estáis en vuestro interior absolutamente calmados, en paz y gozo? ¿Por qué malgastáis vuestra energía enfadándoos con los demás? Esto es señal de una vida que también será destruida.

Si os fijáis en los demás veréis que además de tener debilidad por el dinero también la tienen por las mujeres. Es algo muy común. O las mujeres tendrán debilidad por los hombres. Queréis estar atractivas. ¿Para qué? Todo el mundo tiene que hacerse viejo. ¿Qué habéis conseguido corriendo detrás de las mujeres, corriendo detrás del sexo opuesto? No tenéis sentido de la dignidad ni sentido del honor. Mientras llevéis muy buenas ropas seréis considerados como una persona maravillosa. Esto no es apropiado. Debemos hacer introspección y ver por nosotros mismos: “¿Por qué estamos haciendo esto y malgastando nuestra energía en cosas absurdas?”

Muchas personas con las que me he encontrado están medio locas, incluso algunas de ellas están completamente locas. Me cuentan que quieran casarse con una mujer en particular, con un hombre en particular y por esa razón están así. Quiero decir: “¡Qué frágiles son!” Esto no es ser grande. Debéis ser muy, muy, fuertes en vuestro interior. Sentid vuestro Ser. Vuestro Ser es el Espíritu, es el reflejo de Dios Todopoderoso en vuestro interior. Podéis ser muy fuertes, podéis estar muy sanos y absolutamente equilibrados, si os volvéis el Espíritu. Vosotros habéis oído muchas cosas acerca del Espíritu y de la vida espiritual pero, ¿lo habéis alcanzado?

Incluso cuando leéis por ejemplo acerca del Zen o del Tao, la Biblia, el Corán, cualquier cosa, ¿sabéis cómo alcanzar el estado del Espíritu? Aún no. Aún no lo sabéis. Debéis saberlo porque vosotros sois grandes, sois preciosos, sois muy bellos en vuestro interior. Pero no sois conscientes de ello. Debéis volveros eso. Esta transformación es muy importante. Para ello, Dios Todopoderoso ya ha organizado en vuestro interior la Kundalini, que ha de ser despertada. Su despertar puede daros la Autorrealización, puede daros el auto conocimiento que llamamos “Atma sakshatkar”. Es muy importante que tengáis esto en vuestra vida. Y además es gratis, no podéis pagar por ello. ¿Cuándo podríais pagar? Y siendo gratis, ¿por qué no recibir vuestra Autorrealización y crecer, en vez de luchar en nombre de la religión?

Todas las religiones han dicho: “Conócete a ti mismo”. Mahoma ha dicho muy claramente: “En el tiempo de la resurrección vuestras manos hablarán”. ¿Acaso están hablando? Los hindúes conocen todo esto, saben que deben obtener la Autorrealización. No sirve de nada simplemente escuchar a estos “babajis” y darles dinero. Con todo este tipo de rituales que hemos estado haciendo nosotros y nuestros antepasados, ¿qué hemos conseguido? ¡Nada!

Así pues, ahora, es importante que sepamos que debemos evolucionar y alcanzar el estado de la Autorrealización. Si fuésemos perfectos no habría habido ningún problema. Si fuésemos gente realizada no habría habido ningún problema. Pero hemos acumulado en nosotros mismos todo tipo de egoísmos, todo tipo de límites, todo tipo de condicionamientos y de ego, los cuales han estado dirigiendo nuestra vida y nos han estado arruinando. Debemos superar todo esto. Una vez que superéis todo esto seréis unificados. Nadie tendrá que deciros que seáis unificados. Olvidaréis todas las falsas identificaciones.

Vuestras falsas identificaciones son: que pertenecéis a este país, que pertenecéis a esta o a aquella religión. Vosotros no pertenecéis a nada de esto. Pertenecéis al Reino de Dios. Esto es lo que debéis lograr, y allí debéis ser Uno con ello. Pero si os gusta que os cuenten historias no hay final para ello. De este modo estaréis malgastando vuestro tiempo. El tiempo es muy corto.

Yo he estado aquí desde hace veinte años más o menos. He trabajado muy duro, pero lo que descubro es que la gente no se da cuenta de lo que deberían hacer. Les gusta la gente que simplemente les cuenta algo muy sencillo. Muy bien, es como un entretenimiento.

Toda la humanidad debe comprender que debemos evitar el destino de destrucción. Debemos evitar la completa destrucción. Para ello sencillamente debéis entrar en el Reino de Dios -lo cual es muy sencillo- no tenéis que pagar nada ni hacer ningún esfuerzo para ello. Simplemente recibid vuestra Autorrealización; después, en casa, debéis practicar durante diez minutos la meditación. Pero vuestra mente está todo el tiempo justificando vuestra mala conducta. Yo lo llamo “mala conducta,” porque está en contra vuestra. Está en contra del Deseo de Dios, está en contra de la Humanidad y destruirá a todos los seres humanos.

Todas estas malas conductas han de ser abandonadas. Debéis saber que todos somos uno. Todos somos uno, todos somos globales, no estamos separados por el color, la raza o la religión, ni por la nación. ¡No! Todos somos uno. Esta unidad no debe ser establecida en nosotros a través de slogans o a través de gritos, sino que debe ser sentida en nuestro interior. No es algo artificial. Debe ser algo real, una unidad muy real. Esta llega a vosotros una vez que os dais cuenta de que sois una parte inseparable del Todo.

Las religiones os han traído hasta el nivel actual de conciencia, no para luchar, no para matar. ¿Por qué? ¿Por qué? Los seres humanos se han desviado ellos mismos a causa de la completa ignorancia acerca de la rectitud. A causa de la total avaricia del “uno mismo”, el uno mismo, solo el vosotros mismos o vuestra familia como mucho, o vuestros parientes. ¿Por qué queréis poner límites a vosotros mismos? Vosotros sois el Espíritu. El Espíritu es el océano, el océano de conocimiento, el océano de amor, el océano de todas las bendiciones.

Así pues, debemos tomar la decisión. Hoy os tengo que pedir esto, porque no queda mucho tiempo. Debemos decidir que vamos a convertirnos en el Espíritu. Esto es lo que han enseñado todas las religiones. Pero cómo hacerlo no ha sido explicado demasiado y por esta razón no ha funcionado. Algunos lo consiguieron, pero fueron marginados. Nadie les escucho. La gente incluso los mató, los torturó y los crucificó.

Pero ahora, por favor, intentad todos vosotros comprender el valor de vuestra vida. ¿Por qué sois seres humanos? ¿Por qué habéis sido creados? ¿Cuál es el propósito detrás de todo esto? ¿Vamos a dejarnos llevar por ideas estúpidas? ¿Vamos a ser destruidos por todo tipo de factores divisorios? ¡No, no!, vamos a obtener nuestra Autorrealización, y vamos a entender el valor de nuestra vida! Obtendréis vuestra Realización en el sentido de que el poder en vuestro interior se elevará. Está muy bien organizado; en realidad Dios es un gran Creador. Es muy notable cómo ha equilibrado y hecho funcionar todo. Él ha creado a cada individuo. Pero a pesar de este hecho, esto no es suficiente.

Es como si entraseis en algo así como un palacio y al recorrerlo pudieseis ver por vosotros mismos lo bellos que sois, toda la belleza que Dios ha creado para vosotros. Después debéis crecer en ello. Una vez que crecéis en ello, os dais cuenta de lo grandiosos que sois. Sois la gema más grandiosa, la persona más grandiosa, sois encantadores. Ha habido algunos así, pero se han convertido simplemente en estatuas. Nadie trata de entender lo que ellos hicieron ni cómo fueron.

Esta noche podemos tener la experiencia, la experiencia del Espíritu. Es algo muy inusual, algo muy raro. Nunca antes solía suceder de este modo. Pero ahora es así, entonces, ¿por qué no aprovecharse de ello? Por favor estad preparados para ello, aceptadlo, tomadlo y volveos eso. La cuestión es convertirse en ello. Lo importante en convertirse en ello. Y lo que hagáis con toda la civilización humana es responsabilidad vuestra, no mía. Yo puedo ayudaros. Puedo hacerlo funcionar. Así pues, os pediría a todos que estuvieseis preparados para la Autorrealización. De este modo sería mucho mejor, pero aquellos que no quieran tenerla no pueden ser forzados. Así pues, es mejor que estas personas salgan, es mejor que salgan de la sala si no quieren tenerla.

Que Dios os bendiga a todos.

En primer lugar vosotros no tenéis que hacer nada, lo cual significa que tampoco debéis pensar en todo lo que he dicho. Intentad dejar vuestros pensamientos en paz, y estoy segura de que todos obtendréis vuestra Autorrealización. Pero, ¿cuántos crecerán en ello? Porque debéis venir a los cursos, después debéis practicar en los centros y entonces funcionará. Debéis daros un poco de tiempo para vosotros mismos y para este problema global. Debéis dedicaros a ello. Es muy importante que os dediquéis.

Esto no significa que os volváis un “sanyasi” ni que estéis ocupados durante veinticuatro horas, nada de eso. Pero esta dedicación os hará ser uno con vosotros mismos, con todo el Universo. De este modo yo no tendré que deciros que os dediquéis sino que vosotros mismos lo haréis. De modo que por favor no os quedéis aquí si no queréis tener vuestra Autorrealización. Si no la queréis no funcionará. Por favor dejad la sala si no queréis tener la Autorrealización.

Lo que debéis hacer es no hacer nada, simplemente poned vuestras manos hacia mí. Por supuesto, si lleváis zapatos es mejor que os los quitéis, porque la Madre Tierra es muy importante. Por favor poned ambas manos hacia mí. No tenéis que rezar, no tenéis que decir nada, simplemente poned las manos hacia mí, justo así. Ahora por favor cerrad vuestros ojos. Esto es importante. Por favor cerrad vuestros ojos.

Este Poder, la Kundalini, está situado en el hueso triangular, conocido como hueso sacro. Significa “sagrado”, y se eleva a través de seis centros en el sistema nervioso parasimpático, hasta que finalmente sale a través del hueso de la fontanela, el cual era un hueso blando en vuestra cabeza, en lo alto de vuestra cabeza. Cuando erais niños era un hueso blando. Sale a través de él y entra en la Energía sutil Omnipresente del Amor divino. Lo llaman por diferentes nombres. Lo llaman “Paramchaitanya” otros lo llaman “Chaitanya”. Algunos lo llaman “Ruh”. Podéis llamarle por cualquier nombre, pero es el amor, el Amor de Dios. Una vez que os conectáis con Él, empezáis a sentir una brisa fresca en vuestros dedos. Algunas personas primero sienten calor, no importa, después se refresca y obtenéis la brisa fresca del Espíritu Santo. Entonces empieza a fluir.

Ahora podéis subir vuestra mano izquierda por encima de vuestro hueso de la fontanela. Mantened vuestros ojos cerrados, y observad si hay brisa fresca o caliente sobre vuestra cabeza. Podéis mover la mano. Ahora probad con la mano derecha si hay brisa fresca o caliente saliendo del hueso de la fontanela, que era blando cuando erais niños. Observadlo por vosotros mismos. Inclinad vuestra cabeza, es mejor inclinarla. Por favor inclinad vuestra cabeza. De nuevo poned vuestra mano derecha hacia mí y probar con la mano izquierda. Observad si sentís brisa fresca saliendo de vuestra cabeza. Si es caliente está bien, no importa. Es así a causa del calor que hay en vuestro interior.

Ahora todos aquellos que han sentido brisa fresca o caliente en sus manos o en sus dedos, o saliendo del hueso de la fontanela   -este es el verdadero bautismo- por favor elevad vuestras manos. Imaginad, vosotros sois los soldados que van a salvar el mundo de la destrucción. Intentad comprender vuestra importancia. Podéis bajar vuestras manos. Prácticamente todo el mundo lo ha sentido. Esto significa que estáis maduros para seguir vuestra vida espiritual. Estáis justo en el comienzo de esta vida. De este modo lo obtenéis. Es el último salto hacia la realidad.

Ahora debéis conocer qué es esto, qué sois vosotros, qué es el Espíritu y lo que podéis hacer; cuáles son vuestros poderes, cuáles son los poderes espirituales. Para ello os pediría que, antes de nada, vengáis al programa de seguimiento; y después podéis ir a cualquiera de los centros que os queden más cerca y hacerlo funcionar. Debemos trabajar por todo el mundo. Debéis saber que hay ochenta y cinco países que están practicando Sahaja Yoga. Y sorprendentemente, en un país negro como Benin, tenemos veinte mil sahaja yoguis. Empecé allí hace tan solo tres años. Y en Inglaterra he estado trabajando más de dieciséis años, y después de eso también he venido cada año. Pero de algún modo el crecimiento es muy grande allí aunque, no el crecimiento sutil, no en nuestro interior. El crecimiento debe ser hacia el interior, entonces gozaréis, gozaréis mucho, de la realidad. La realidad es bella, absolutamente bella.

Que Dios os bendiga.

Ellos quieren cantar una canción que fue escrita en el siglo XII por un santo de India, y que se canta en los pueblos. Pero nadie sabe el significado. El significado es: “¡Oh Madre, dame la unión! “Jogawa”, dame la unión. Abandonaré todos mis malos hábitos. Abandonare mi mal genio. Abandonaré… Vosotros no tenéis que hacerlo. Ahora vosotros lo abandonaréis de un modo automático. La luz que tendréis, ella misma, automáticamente hará que lo abandonéis, automáticamente. Vosotros no tendréis que hacer nada. Pero debéis meditar. Alrededor de diez minutos, no demasiado. Podéis cantar Jogawa. Ellos están tan llenos de gozo que quieren estar todo el tiempo cantando.