Navaratri Puja

(Greece)

2001-10-21 Navaratri Puja Talk: Overcome Hatred With Love, Loutraki, Greece, DP-RAW, 50' Download subtitles: EN,ES,FI,FR,HU,NL,PL,PT,TRView subtitles: Add subtitles:
Download video (standard quality): Download video (full quality): View and download on Vimeo: View on Youku: Listen on Soundcloud: Download audio:
Transcribe/Translate/Verify using oTranscribe


Feedback
Share

Navaratri Puja. Delfi, Grecia. 21 de octubre de 2001.

[Madre dio esta charla en un profundo estado meditativo, y a veces Sus palabras casi no podían entenderse]

Hoy nos hemos reunido aquí para celebrar el Puja a la Diosa. Los Devas celebraron este puja en muchas ocasiones, para pedir a la Diosa que les salvara de la tiranía de personas satánicas. Hoy siento algo parecido: que estamos atrapados en una situación extraña; que hay gente realmente satánica, que hipnotiza a otros, y que está intentando hacer cosas que nunca se deberían hacer. Pero no saben que todo llega a su clímax. Y ha llegado ese momento en el que todas las personas buenas, especialmente los sahaja yoguis, deben poner todo su empeño en la destrucción de estas personalidades horribles como Mahishasura.

En aquellos tiempos era muy fácil porque los demonios venían como tales y se veía que eran demonios, su comportamiento lo demostraba. ¿Por qué actuaban así? ¿Por qué eran crueles? Porque no son como los seres humanos, son demonios por naturaleza y desean hacer cosas para destruir a los seres humanos, a los seres humanos buenos. Es evidente que ha llegado el momento de su destrucción.

Yo no podría estar en contra del islam de ninguna manera, ni siquiera criticar a Mahoma. Él era sin duda divino e intentó hacer el trabajo del Divino. Pero de ese trabajo divino han surgido individuos estúpidos que aceptan a la gente satánica. Os sorprenderá saber que hay setenta y cuatro grupos dentro del islam. Dicen que siguen una única religión, pero no es así. Algunos de estos grupos son realmente demoníacos. Se hacen llamar Devbandis, porque hay un lugar en India que se llama así. También se les llama Wahabis.

Los conozco desde hace mucho tiempo porque en la casa de mi padre teníamos a muchos musulmanes trabajando de cocineros, conductores y en otras labores. Estos Wahabis son gente muy interesante porque no creen en Mahoma. Si les dices que Mahoma dijo esto o lo otro, responden: “Nosotros no creemos en Mahoma”. “Entonces, ¿en quién creéis?” “¡Creemos en Alá!” “¿Habéis conocido a Alá? ¿Acaso Le habéis visto, para creer en Él?” Pero formando parte de todo su comportamiento estaba la crueldad; eran muy crueles. Cuando mi padre les veía comportarse así, les pedía que se fueran, pues siempre trataban a los demás de forma siniestra.

Nunca creí que fueran a llegar a este punto. La mayoría eran de Afganistán, imaginaos. Por supuesto también molestaban a otros afganos, y dondequiera que iban, su especialidad era ser muy crueles. No todos los afganos eran así, por supuesto que no, solo algunos. Llegaron a la India procedentes de Afganistán, y existen varios tipos. Algunos eran muy cariñosos, amables, colaboradores, gente muy agradable. Otros eran muy crueles.

Al principio no entendíamos esto. Mi padre, que era un erudito y un estudioso del islam, nos decía: “Estas personas no son islámicas. Se hacen llamar Wahabis, y no son islámicos”. Hoy lo veo muy claramente. No es que en otras religiones u otros grupos no haya gente mala. Pero estos Wahabis fueron formando diferentes grupos en secreto. No son muchos, pero es como me lo había dicho mi padre: “Un día se volverán muy explosivos y podrían intentar acabar con el mundo entero”. Al principio no le entendí, porque, después de todo, parecían simples seres humanos. Pero él me dijo: “Están completamente camuflados, y cuando empiecen a manifestar su crueldad, no sabréis qué hacer”.

En India tuvimos a un invasor que se llamaba Ahmed Shah Abdali (era musulmán). Era un hombre extremadamente cruel. Mataba incluso a los musulmanes, porque tenía el concepto de que no se debe adorar a Mahoma pues Él mismo dijo que no era divino. Yo solía decir lo mismo, para mantenerme a salvo de personas estúpidas. Durante años dije que no era divina, pero cuando la gente sentía mis vibraciones, creían en mí.

Sin embargo, esta gente nunca entendió a los que creían en Mahoma. Son extremadamente crueles, y como no creen en Mahoma, no se puede discutir con ellos sobre ningún tema. No se puede razonar sobre lo que dice el Corán porque no creen en el Corán y no creen en Mahoma, solo creen en Alá. ¡Dios sabe con quién tienen vínculos!

Es sorprendente cómo gradualmente captaron a otros, igual que hay gurus horribles que, en su cualidad de guru, hipnotizan a lo demás. Ya habéis visto a esta gente hipnotizada. Muchos ya están siendo descubiertos y otros van a serlo. La mayoría eran personas a las que les interesaba el dinero; ganar mucho dinero, utilizando de alguna manera la religión. Aunque en aquellos tiempos la gente no se daba cuenta de sus atroces métodos y sus crueldades.

Esta crueldad empezó a aumentar. Sabéis que estuvimos en Nizzamuddin Auliya. Justo en ese lugar descubrí que había una “Madarsa”. Madarsa significa “escuela”. Era una escuela para niños pequeños. Todo estaba tan bien planeado que ni siquiera Dios sabe, ni siquiera yo puedo decir, cómo había ciento veinte madarsas tan solo en Delhi. Pero nadie sabía lo que se enseñaba en ellas, de qué forma se hipnotizaba, lo que allí se hacía. Sucedió que una vez fui a este lugar, Nizzamuddin, y me encontré con unas personas que estaban cantando y todo eso. En ellos descubrí una verdadera sensibilidad hacia el amor. Todos sintieron intensamente mi amor, y comenzaron a venir a Sahaja Yoga. Pero yo no sabía que en ese lugar había una “madarsa”. Les pregunté: “¿Por qué hay estas vibraciones? Nizzamuddin era un auliya (un santo) ¿Por qué este lugar no tiene buenas vibraciones?” Entretanto yo había percibido muy malas vibraciones. Me dijeron: “Madre, aquí hay una madarsa”.

Fijaos cómo funciona el mal. Normalmente, el mal trabaja generando grupos, creando guerras y matando a la gente. Ellos eran pocos, pero su religión era la crueldad. Fuera cual fuera su modo de vida, ellos querían ser crueles. En aquellas madarsas tenían a gente que enseñaba a ser cruel, a odiar. Así comenzó la “educación en el odio”. Esta educación del odio fue muy bien entretejida, a través de estas madarsas, por todo el mundo.

Como sabéis, Pakistán e India siempre han estado enfrentados. Pero esta vez, los paquistaníes se han dado cuenta de que: “si luchamos contra India de esa forma, nos llamarán terroristas”. Así que han dicho: “No habrá terrorismo en nuestro país”. Pero son ellos los que estúpidamente lo apoyan. Este individuo, el nuevo presidente Musharraf, envió a sesenta eruditos, embajadores, a Afganistán a estudiar en esas madarsas, para que aprendieran a ser crueles, para que les enseñaran la ley del odio. Por supuesto hay muchos musulmanes que no son así, pero si no respetas a Mahoma y eres musulmán, entonces, ¿en qué te conviertes?

Así, todas estas ideas erróneas fueron creciendo y el islam quedó dividido en muchos grupos. De acuerdo. Sin embargo, tener un grupo de este tipo que va en contra de toda la humanidad fue un plan de lo más peligroso. No sé cuántos musulmanes sabían de su existencia. Extendieron este método de las madarsas por todo el mundo y de ellas salían personas extremadamente crueles. La primera crueldad iba en contra de las mujeres. Se les trataba con completo desprecio, no se les tenía ningún tipo de respeto en absoluto. Esto ya muestra que no había nadie que pudiera controlarlos. Esto no está escrito en el Corán, ni fue descrito por Mahoma. Él dijo: “Dios es misericordioso; da paz”. Todo lo que hizo fue sin duda divino. Pero estas personas siguieron a las fuerzas satánicas de tal forma que la gente empezó a malinterpretar el islam.

“Islam” significa “rendirse”,”entregarse”. Los que estáis rendidos sois precisamente vosotros. Haberse rendido significa haber abandonado toda lujuria, toda avaricia, todos esos enemigos, y estar por encima de la gente normal. Por otro lado, es muy interesante ver que Mahoma dijo: “En el tiempo de la Resurrección, vuestras manos hablarán”. Lo dijo claramente. Pero fue escrito en un lenguaje muy poético y naturalmente la gente puede tergiversarlo si quiere. Pero Mahoma nunca, nunca hubiera dicho… (pequeña pausa)…

Es muy sorprendente que la gente haya adoptado ideas tan malvadas en estos tiempos modernos. Pero la razón de que esto ocurra es que, a su vez, se desarrolla una resistencia a esas ideas. Los judíos han desarrollado esa resistencia. El responsable es el odio, este odio entre ambas partes, yo diría que ahora hay dos diferentes… (pequeña pausa)….. es muy evidente.

Ahora, en Sahaja Yoga, creéis en una existencia en común completamente simple e inocente. Pero la gente piensa que efectivamente existen grupos diferentes… (pequeña pausa)… Entonces, ¿cuál es nuestro deber? ¿Qué debemos hacer? En primer lugar, tenemos que hacer introspección. Por ejemplo, si habéis nacido en la religión hindú, debéis sentaros y averiguar si odiáis a otra persona por ser musulmán. No podéis odiar. No se puede odiar a nadie por ser musulmán. Vosotros sois musulmanes porque estáis rendidos, entonces, ¿cómo podríais odiar a otros? Si estáis rendidos, estáis entregados al Divino, entonces, ¿cómo podríais ir en contra del Divino? Por tanto, hay que abandonar todos esos pensamientos e ideas engañosas. Si sois hindúes no tenéis derecho a odiar a nadie. Esto es incuestionable.

La palabra “hindú” viene del río Sindhu, porque Alejandro Magno no sabía pronunciar Sindhu y decía hindú. Y basándose en esto, mucha gente ha generado un odio terrible en la India. Pero la crueldad no era una característica de esa gente. Esto fue lo que les salvó, el que no querían hacer daño a los demás. Por tanto, esta capacidad de torturar u odiar tiene otro origen. La causa es, como podéis ver claramente, el odiar abiertamente. Odiar es algo muy malo. Una de las cosas más peligrosas que existen es el odio. Todos debéis saber que… (pequeña pausa)… de acuerdo. Ahora estamos… (pausa larga)…

Es muy doloroso para mí pensar que los seres humanos se odian entre sí, cuando sabéis que el amor es un sentimiento tan grandioso y tan hermoso. ¿Por qué os dedicáis a odiar? Porque alguien os ha impresionado, porque os han dicho mentiras, por eso odiáis. ¡Vaya logro! Primero convertirse en ser humano, y después ser una persona llena de odio. ¿Qué vendrá luego? No lo sé. Estuvo bien en aquellos tiempos en los que la Diosa mataba. Mataba a toda la gente así… (pausa larga) … Da mucha tristeza que Dios haya creado a los seres humanos, desde la ameba hasta este nivel y que ahora se odien. Pero eso es lo que ha pasado.

Por supuesto en sahaj es diferente. Los sahajis saben gozar del amor. Les gusta el amor y lo disfrutan. Eso se ve. Si de alguna manera, vosotros consiguierais eliminar este odio, de alguna forma, con el poder de vuestra voluntad, negando y desafiando todo lo que se les está diciendo a los seres humanos, estoy segura …. (pausa larga) ……. Es un trabajo muy difícil, pues las personas que vinieron a esta tierra, desarrollaron diferentes tipos de educación, intentaron mejorar las condiciones, las relaciones, las amistades, y ahora han caído en las profundidades del odio … (pausa larga) …

Mi corazón simplemente llora. En qué momento he venido a esta tierra. En el que tengo que ver a los seres humanos odiándose entre sí. Se habla de “el amor y el odio”. Es algo muy grave el que vosotros, que sois los niños…… (pequeña pausa)… acaben así… (pausa larga)… Quiero decir que he tenido experiencias que os asombrarían si os las contase, sobre cómo la gente ha caído muy bajo, hasta volverse satánica.

Debemos comprendernos a nosotros mismos en este sentido: ¿Odiamos a alguien? ¿Hacemos cosas o tenemos ideas que no deberíamos tener? …. (pequeña pausa)….. ¿Están esas cosas en vuestro interior? Averiguadlo. ¿Odiáis a otras personas?

Para la mente humana estas ideas están completamente corruptas. Las ideas que proceden exclusivamente de instintos animales no sirven a los seres humanos para nada en absoluto. Sin embargo, es esto lo que está sucediendo, cada vez más… (pequeña pausa)… Cuando uno es pobre no se vuelve rico por medio del odio. Si tenéis dificultades, vuestro deber es eliminar esas dificultades, no prosperar en ellas.

Todo esto tiene que terminar. Es sorprendente que no nos preocupe en absoluto lo que estamos haciendo. Debéis tener una percepción adecuada de hacia dónde vamos. Si tenéis alguna diferencia con alguien, mejor que desaparezca completamente. De acuerdo, esa persona intentó molestaros; sin embargo, no tengáis un mal concepto de ella. Es sorprendente que nunca vemos estas cosas, lo feas que son, lo ridículas que son, cómo arruinan nuestra personalidad. Quizá podáis corregir a algunas personas. …. (pausa larga)….

No me había dado cuenta antes de lo importantes que son todas nuestras actividades como sahaja yoguis. Tenemos que dedicar mucho tiempo. Debemos ocuparnos de cosas serias y no dar importancia a cosas que son absurdas o frívolas. Debemos librarnos de ellas tanto interiormente como en nuestra actitud con los demás. Si os pregunto: “¿A cuántas personas odiáis?” Podríais responderme: “A veinte”…… (pausa larga)…….. Todo este ambiente me llena de tanto pesar que realmente no sé qué vamos a hacer los sahaja yoguis. ¿Cuál es vuestro plan? ¿Podéis por favor mirar en vuestro interior y pensar qué trabajo constructivo estamos haciendo y qué trabajo destructivo hemos hecho hasta ahora? Necesitáis una fuerte sacudida para entender esto.

Me gusta la forma en la que hacemos programas y pujas y todo eso, pero si le preguntáis a mi Ser Interior, sé que se siente extremadamente infeliz y decaído. En este momento, lo que tenéis que hacer como sahaja yoguis… (pausa corta)… como sahaja yoguis, lo menos que podéis hacer es prestar completa atención a esta situación. Y luego tenéis que decirle a todo el mundo… (pequeña pausa)….. ¿Sabéis? El problema con Sahaja Yoga es que todos empezáis a gozar y luego no veis lo que pasa a vuestro alrededor.

Ahora debo deciros que me encuentro en medio de una guerra entre… (pequeña pausa)….. Es una zona, es… no sé cómo decirlo, es que dentro de nosotros todavía se esconde algún tipo de debilidad, contra la que no intentamos luchar… (pequeña pausa)… Ahora os pediría que todos meditaseis en vosotros mismos y averiguarais qué es lo que no funciona… (pequeña pausa)…

Estamos ante una terrible conmoción, y para mitigarla, ¿qué pueden hacer los sahaja yoguis? ¿Qué solución pueden encontrar para acabar con estas horribles manifestaciones de la vida humana? Con el Poder del Amor es posible, podéis lograrlo. Pero tenemos que desarrollar ese poder en nuestro corazón. Pensad en ello. Es una gran lección para todos nosotros, para que nos miremos: “¿Estamos bien? ¿O seguimos odiando a otros?” ¿Cuál es la función de nuestra mente: odiar o amar?

Si este amor os ilumina, os asombraréis de la gran fuerza que seréis para mí. Yo no puedo luchar contra todo esto sola. Necesito a gente que verdaderamente desarrolle su amor y nada más. Es uno de los desafíos que tenemos todos los sahaja yoguis del mundo. No es solo una lucha entre creyentes y no creyentes, no solo entre sahaja yoguis y no sahaja yoguis. Es una batalla en la que todos somos uno y vamos a luchar hasta el final. Tenemos que ser mucho más sutiles en cada etapa.

Es fundamental que hoy veamos el quid de la cuestión: ¿Somos también nosotros parte de esa maldad que está actuando? ¿O estamos libres de ella y preparados para combatirla? Es una gran batalla, y espero que sea definitiva. Después de esto, no habrá más crueldades contra los seres humanos, no habrá más peleas, porque es una lucha entre los rakshashas y nosotros mismos. No es una batalla común.

Hay que explicar esto, incluso a aquellos que apoyan a las fuerzas satánicas. Me podéis decir: “Madre, ¿cómo podemos saber quién está en contra y quién no?” Vosotros tenéis el conocimiento, sois sahaja yoguis, sabéis quién está del lado equivocado. Sé que los sahaja yoguis pueden salvarles y traerles al buen camino del conocimiento y el amor. Pero tened mucho cuidado con la propaganda satánica que hay ahora.

Deseo llegar a lo más profundo de vuestros corazones, lo cual debería resolver… (pequeña pausa)…..

Estoy segura de que todos comprenderéis la magnitud del peligro que acecha. Quizá no quede ningún ser humano o quizá no quede ningún niño. Porque, cuando algo así empieza a actuar, es muy difícil, muy difícil… (pausa larga)…… Toda mi existencia se ve perturbada, sacudida. Todos debéis observar, en cada rincón y en cada esquina, cada momento de la vida: ¿De qué se está hablando? ¿Dónde hay gente hablando de crueldad? ¿Qué está pasando? … (pausa larga)… Todo lo que pienso… (pequeña pausa)… no se trata ni de uno ni de dos, sino de todos nosotros. …… (pausa larga)……..

La lucha que estoy librando es, sin duda, muy seria. Pero si podéis luchar todos colectivamente, podremos lograr mucho… (pausa larga)… Todos mis esfuerzos, mi entendimiento, mis poderes, todo, está ahora en vuestras manos, y debéis estar preparados para ello. No solo por medio de leer alguna cosa o hablando al respecto, sino desarrollando el Poder del Amor en vuestro interior.

Con la apertura del Sahasrara, estoy segura de que lo lograréis. Intentad leer algo, comprender algo sobre el Poder del Amor. Es un tema muy profundo, y al hablar de él, estoy en parte en mi interior y en parte afuera. Tengo que pediros a todos que desarrolléis este Poder del Amor, pues solo eso constituirá una oposición muy fuerte contra estos “malhechores”, como se les suele llamar.

Todas mis bendiciones están con vosotros, y quiero que todos lo logréis individualmente. ¿A cuántas personas amáis? ¿A cuántas personas……. (pequeña pausa)… Tenéis que averiguarlo.

Espero que hayáis entendido lo que quiero que hagáis… (pequeña pausa) …

Una nueva generación está surgiendo… (pausa larga)…

Todos vosotros, todos vosotros estáis en mi corazón, y os amo mucho, y deseo que os convirtáis en soldados para luchar conmigo. He oído que algunos están formando grupos. ¡Es una actitud extremadamente negativa! En este momento lo que necesitamos es completa solidaridad. A todo el que veáis comportarse así, decidle que se corrija. No ha servido de nada hacerles sahaja yoguis.

Estoy segura, es mi deseo de corazón que os convirtáis en verdaderos soldados de Amor y de Paz. Porque para eso estáis aquí, para eso habéis nacido. ¡Disfrutad!

(Shri Mataji hace Namasté)