Diwali Puja

(United States)


Send Feedback
Share

Diwali Puja. Lago Piru, Los Ángeles, Estados Unidos. 3 de noviembre de 2002.

Os deseo un Diwali muy, muy feliz. Veros a todos aquí me hace sentir un gran gozo. Habéis aceptado Sahaja Yoga de una forma tan hermosa… Es algo vuestro, el Ser os pertenece, el Espíritu os pertenece. Pero “dedicarse” al Ser es difícil. Creo que, sencillamente, se están cumpliendo vuestros deseos. Y es por eso por lo que habéis recibido la Realización. Es algo que no se puede forzar, como muy bien habéis comprobado.

Tiene que funcionar solo con vuestro deseo, con vuestra entrega. No sirve de nada hablar de ello o intentar convencer de ello, lo que funciona es vuestro deseo; tan simple como eso. El poder del deseo que reside en vuestro interior lo hace funcionar. Muchas personas, que no están aquí,  han recibido su Realización en distintas partes del mundo. Me acuerdo de todos ellos, y vosotros deberíais recordarlos también.

Hoy es un bonito día en el que podemos pensar en todas las personas que están iluminadas en este mundo. Ese es el Diwali verdadero. La iluminación de los seres humanos. No se trata de una vela ni de una lámpara, sino de los seres humanos. Si están iluminados sus problemas desaparecen. Los problemas surgen con las personas que no tienen luz, porque están en la oscuridad. Avanzan a tientas en esta oscuridad y algunas de ellas ni siquiera saben que desconocen por completo la realidad.

Cuando llegáis a Sahaja Yoga y vuestro Ser se ilumina, “veis” -bajo esa luz- lo que es bueno y lo que es malo, eso para empezar. Luego, poco a poco, vais creciendo de forma hermosa, como estas flores que constantemente se sienten felices y no dejan de daros gozo. De la misma manera, cuando estáis iluminados por esa Luz del Espíritu no buscáis nada más. Tenéis todo en vuestro interior. Mantened la luz encendida.

Otra cosa que podéis hacer con vuestra luz es iluminar a otros como hemos hecho aquí. Con una vela hemos encendido todas las demás. Todos podéis hacer esto porque tenéis esa luz en vuestro interior; con ella podéis iluminarlos para que sientan el gozo de su propio Espíritu. Es algo que hay que ver ahora, como tantas luces que habéis puesto. De la misma manera vosotros sois las luces para el mundo entero. No es suficiente que tengáis la luz, tenéis que dársela a otros, tenéis que iluminar a otros igual que estas velas.

Una vez que os dediquéis a ello, os daréis cuenta de lo que tenéis. Entonces os respetaréis más a vosotros mismos. Os comportaréis como un santo o un sabio, sin necesidad de proclamar nada. Desarrolláis en vuestro interior ese temperamento tremendamente hermoso y que da tanto gozo. No desearéis dar ninguna falsa impresión acerca de vosotros mismos. Porque sea cuál sea la verdad, está con vosotros.

No hay necesidad de decir algo de vosotros mismos, que no sea cierto. La gente se dará cuenta de que sois almas realizadas, simplemente sentirán vuestra naturaleza sutil, vuestra realidad. Tanto si sois de India, como de Inglaterra o América, todos tenéis en vuestro interior ese océano de amor y conocimiento. Aseguraos de que está ahí, disfrutadlo primero vosotros y después se lo podéis dar a otros. No tengo que deciros cosas como “amaos los unos a los otros”, sencillamente amáis, comprendéis,extendéis vuestra luz entre vosotros.

En ocasiones, quizá os sentís frustrados con la gente de vuestro país, ciudad, pueblo… porque no reciben su Realización. Lo mejor es conseguir que funcione, tenéis que conseguirlo. Yo comencé con una sola mujer, una mujer que era bastante mayor y a quien le di la Realización. Y ahora todos vosotros estáis aquí. De la misma manera vosotros podéis hacer el trabajo de dar la Realización. Para ello no necesitáis ningún tipo de cálculo ni ningún don especial. Es algo que está ahí y que funciona por sí solo.

¿Qué hacéis vosotros para obtener luz? Sencillamente acercáis una vela encendida y obtenéis la luz. Pues se trata de lo mismo, vuestra iluminación es tal, que dará luz a miles y miles de personas en todo el mundo. Como sabéis, todavía hay muchos países a los que nos tenemos que acercar. ¡Lo haremos! Localizad los lugares y averiguad a dónde tenéis que ir y dónde tenéis que trabajar.

En primer lugar sois capaces de dar la Realización, ¡lo sois! Tened la confianza de que lo podéis hacer; para ello no necesitáis ayuda. Una sola persona lo puede hacer, miles de vosotros lo podéis hacer. Es muy importante, para el Diwali del mundo entero, que demos la Realización a la gente. Muy importante. En Sahaja Yoga hay muchas personas que se sienten un poco frustradas consigo mismas, especialmente por su pasado.

¡Olvidad el pasado! El pasado no es importante, lo importante es el presente. En este momento presente, ¿qué es lo que tenéis que hacer? No tenéis que preocuparos por el pasado, “he hecho esto y aquello…”, lo que hayáis hecho ya ha terminado. Ahora mirad por vuestro futuro, ¿qué podéis hacer por el futuro? De una forma u otra, la luz con la que ahora veis vuestro camino, os permite libraros de toda la oscuridad y sabéis hasta dónde llegar, cómo conectar con la gente y cómo extender Sahaja Yoga. Es algo que ya tenéis dentro pero, antes que nada, estableced vuestra conexión con ello.

Si habéis establecido vuestra conexión con el océano que tenéis vosotros mismos, definitivamente, podéis hacer que funcione y además de forma muy hermosa; os sorprenderá vuestro éxito. Al ver los resultados, a partir de tanta ignorancia, os quedaréis sorprendidos porque tenéis la luz. Con la luz hacéis desaparecer toda la oscuridad. No hay que pensar en ello, simplemente desaparece porque tenéis la luz. Si no tenéis la luz, de nada sirve hablar de ello, porque no habrá resultados. Al contrario, será un fracaso, un fracaso del peor tipo y puede ser muy peligroso para la gente.

Hemos tenido experiencias de lo más raras en este país -en Sahaja Yoga- pero creo que están aprendiendo de todas ellas: “Esto no lo deberíamos haber hecho…, aquello estuvo mal…” Deberíamos averiguar qué es lo que nos ciega. América es un país muy orientado al dinero y que se ha extendido por el mundo entero. Con esta orientación al dinero os enamoráis de él. Así, uno siente que debería sacar dinero de Sahaja Yoga. Hay algunos que no piensan así pero, aun así, siguen persiguiendo el dinero. No tenéis ninguna necesidad de hacer dinero o de buscar ningún tipo de seguridad en el dinero. Vuestra seguridad está ya en vuestro interior. Por tanto, todas estas cosas externas, que son totalmente innecesarias, no deberían cegaros.

Si tenéis la luz podéis ver  todo esto claramente. Veis con claridad la ayuda del Divino en vuestra vida; os sorprende ver cómo os ha ayudado en diferentes momentos. Recibo cartas de personas diciendo: “Madre, muchas gracias, mi problema ha desaparecido, mis enemigos han desaparecido”, y todo tipo de cosas. Cuando yo no he hecho nada. Es vuestra luz la que ha hecho desaparecer la oscuridad. Y si sois ignorantes, solo la luz puede hacer desaparecer la oscuridad de vuestra ignorancia. De hecho, no sabemos el alcance que tiene el poder de la luz. Como veis aquí, cada luz o candil no solo da un montón de energía sino una instantánea completa.

De esta manera podéis distinguir si alguien es un alma realizada o no. No es necesario que os acerquéis a esa persona o que tengáis un especial cuidado o algo así. Sencillamente sabréis si esa persona es un alma realizada o no. Es sorprendente, pero ya he experimentado muchas veces el hecho de que la gente no sabe distinguir quién es un alma realizada. Si sabéis quién es un alma realizada, entonces la mitad de vuestro problema está solucionado.

El segundo problema radica en convencer al individuo de lo que es capaz de hacer. Yo tengo también este problema con los sahaja yoguis. Son capaces de hacer mucho trabajo por todo el mundo, pueden averiguar cosas que la gente corriente sería incapaz de averiguar. Los sahaja yoguis pueden saber inmediatamente qué tipo de persona tienen enfrente. Esta es la diferencia. Eso significa que conocéis la verdad. La verdad respecto a los demás y respecto a toda situación. La verdad respecto a quién está alardeando o inventándose una historia, o de quién está siendo hipócrita. No es difícil, porque ahora tenéis la luz. Con vuestra luz podéis ver lo que está bien y lo que está mal en los demás.

Es una gran bendición para vosotros porque nadie os puede engañar y porque el Divino os cuida y os guía todo el tiempo. ¡Tened fe en el Divino, tened fe! Es muy importante. Igual que tenéis fe en una llama de luz, tened fe en que el Divino os dará la luz, guiará vuestro camino y os llevará al lugar correcto para hacer, igualmente, lo correcto.

Ya tenéis muchas experiencias de este tipo. No necesito deciros lo mucho que me ha escrito la gente para decirme cómo se solucionaban las cosas. Además de eso, somos colectivos, somos amables unos con otros, no mentimos, no intentamos destruirnos unos a otros. Eso significa que estamos muy por encima de los “fracasos” humanos. Y todo esto se debe a la luz. Podéis ver dónde estáis fallando. Lo veis por vosotros mismos y para este propósito la meditación es lo más importante en Sahaja Yoga.

Deberíais meditar todos los días. Aquellos que no meditan están en posición de caer de nuevo. Porque meditar es como poner aceite en la lámpara. Aquellos que no meditan y piensan que pueden estar sin meditar, están tristemente equivocados. Tienen que meditar, mañana y noche. El problema es que todo es muy simple, muy fácil, y esto hace que algunos no entiendan la importancia de la meditación.

No vosotros, pero hay mucha gente que recibe la Realización y luego no medita. Su estilo es diferente, su naturaleza es diferente. La meditación es algo tan relajante, una manera hermosa de conectarse con el Divino. A través de ese estado meditativo, todos vuestros problemas se resuelven. Si no estáis meditando, si no meditáis con constancia, vuestra luz se irá apagando, no brillará lo suficiente. Es sumamente importante que os conozcáis a vosotros mismos y a los demás, “en” meditación.

Mucha gente me pregunta que cómo se medita. No hagáis nada, para así entrar en consciencia sin pensamientos, intentad entrar en consciencia sin pensamientos. Si podéis entrar en este estado ya habéis hecho vuestro trabajo. Porque ese es el punto en el que estáis con la verdad, con la realidad, con el gozo, con todo lo que es realmente esencial. No convirtáis la meditación en un tipo de “función”. Meditación implica “silenciar”, “silenciar” vuestros pensamientos y llegar al profundo océano que hay en vuestro interior.

Pero suponed que no hacéis esto, que no meditáis. Yo puedo distinguir inmediatamente quién medita y quién no. Para mí no es difícil. Los que no meditan siempre están dudando, se sienten confusos, no pueden comprender. Por eso en Sahaja Yoga lo más importante es la meditación. De la misma manera que la electricidad fluye a través de la luz, la meditación es una constante disponibilidad de la Fuerza divina que reduce todas vuestras inquietudes o temores. No solo eso, sino que elimina todo lo que es desalentado y todos los pensamientos negativos.

Cuando meditáis en consciencia sin pensamientos, os sorprendéis al ver la ayuda que recibís desde vuestro interior y también del exterior. La consciencia sin pensamientos es un poder tremendo que funciona. Por tanto, aquellos que no meditan no obtendrán demasiado beneficio de Sahaja Yoga. Debéis intentar meditar y llegar a este estado de consciencia sin pensamientos. ¿Qué os ocurre si entráis en este estado? Que obtenéis confianza y la completa seguridad de la Divinidad, sabéis que contáis con esto.

He visto que los niños de nuestra escuela en Dharamshala vienen con mucha seguridad y humildad. Les pregunté: ¿Y qué hacéis para ello? Dijeron: “¡Madre, meditamos! Meditamos en la escuela por las tardes y eso ayuda mucho”. Ya veis, niños tan pequeños diciendo eso; entonces, ¿por qué no podéis vosotros comprender que la meditación os dará mucha seguridad, una iluminación real y una completa conexión con el Divino? Sin la conexión con el Divino, ¿de qué sirve estar en Sahaja Yoga?

Sé quiénes son los que están meditando, los que han llegado en profundidad a su Ser y han crecido. También sé quiénes son un poco superficiales. Vuestra profundidad reside en la consciencia sin pensamientos. Es un punto importante que debéis alcanzar. Cuando observáis algo, si estáis en consciencia sin pensamientos, lo estáis viendo en toda su realidad, funciona así.

No sé cuánto tiempo podéis permanecer en ese estado, pero si lo conseguís, aunque solo sea por un segundo, iréis ampliando el tiempo más y más. Ya he hablado mucho de la meditación anteriormente pero hoy, cuando he visto todas estas luces llameando, he pensado que están meditando. Están todas en meditación y así es cómo crecen.

De la misma manera ocurre con los sahaja yoguis que meditan, y sé quién medita y quién no. Y si tienen problemas sé por qué los tienen. La cuestión principal es que la conexión con el Divino solo es posible cuando meditáis y entráis en consciencia sin pensamientos. Es en ese punto en el que el Divino actúa, os ayuda. Acude en vuestra ayuda de tal manera que ni siquiera os dais cuenta de cómo habéis conseguido lo que queríais.

Por tanto, la consciencia sin pensamientos es lo primero que todos vosotros deberíais alcanzar, es muy importante. Después ya conseguiréis algo más, pero lo primero es la consciencia sin pensamientos. Este estado es muy importante, porque si lo alcanzáis, ya no os vienen pensamientos ni del lado izquierdo ni del derecho, ni del pasado ni del futuro. Simplemente “estáis” en el presente. Es algo que ya tenéis, no es algo que se cumpla porque lo digo yo. Pero, ¡consolidad ese estado! Debéis consolidar la consciencia sin pensamientos. El cuánto os dure no es la cuestión. La cuestión es que, una vez que lo alcanzáis, seguiréis haciéndolo.

Mucha gente medita pero su proceso de pensamiento no se detiene, no alcanzan el silencio. Y este es el punto crucial. Si tenéis que crecer, deberíais estar en una completa conexión con el Divino a través de la consciencia sin pensamientos. No tenéis que rezar para ello, ni llamar a nadie, nada, funciona porque ya está dentro de vosotros. Un montón de pensamientos os bombardean, desde ambos lados en vuestra mente, y no tienen nada que ver con vosotros, no quieren establecerse en vosotros tampoco. Sois un océano y debéis llegar al estado de consciencia sin pensamientos.

De todo esto se habla en todas las escrituras pero no tan claramente como yo os lo estoy diciendo hoy. Tampoco estoy diciendo que los que no lleguéis a ese estado no servís para nada, no, no es eso. Pero, ¡por favor, intentadlo! Todos podéis llegar a la consciencia sin pensamientos. Aunque solo sea por un segundo, es algo muy bueno. Después iréis ampliando ese segundo. Creo que es una mente reflectante. Al mirar algo os quedaréis sin pensamientos; así, esta mente podrá ser claro reflejo de la profundidad de lo que veis. Así es cómo llegaréis a ser realmente sahaja yoguis creativos. Lo que veo es que este estado de consciencia sin pensamientos aún no lo habéis alcanzado muchos de vosotros y eso no es bueno.

Hoy, en este día de Diwali, os diría: “Iluminaos a vosotros mismos con la consciencia sin pensamientos”. No es difícil; ya está dentro de vosotros. Porque los pensamientos solo vienen de ambos lados. No son las olas de vuestro cerebro, no, solo son vuestras reacciones. Y si meditáis, en el sentido auténtico de la palabra, entraréis en consciencia sin pensamientos; un punto muy importante en el que todos estos absurdos pensamientos -que no os sirven de nada- desaparecerán.

Entonces vuestro crecimiento será posible y avanzaréis bien. Mucha gente de la que está aquí dirá: “¡Madre, no conseguimos ese estado!” ¡Intentadlo! ¡Intentadlo! No me creo que no lo podáis conseguir. Todos podéis tener este pensamiento “lo puedo conseguir”, y lo conseguiréis. No tenéis que renunciar a nada ni que ver nada, solo entrad en meditación y os sorprenderá cómo funciona. Por supuesto muchos de vosotros estáis ya ahí, pero aun así os diría: Ampliad la consciencia sin pensamientos!”

Hoy es un día muy importante por ser el Diwali. Diwali significa “día de la luz” o “Iluminación”. Pero la iluminación interior consiste en cuánto está uno en consciencia sin pensamientos. Si estáis ahí, todo funcionará, porque sois el océano de esta consciencia, lo tenéis en vuestro interior. Solo tenéis que tocarlo un poco, probarlo. Si no lo probáis no funcionará. Tocad este océano y os sorprenderéis al ver que sois una gran fuente de gozo, felicidad y diría que también, una fuente de verdadera iluminación.

Por tanto, el mensaje de hoy es que meditéis y entréis en consciencia sin pensamientos. Ningún pensamiento es importante porque son creación vuestra. Si tenéis que llegar a ser uno con la Creación divina, tenéis que entrar en consciencia sin pensamientos, el mínimo del mínimo. Una vez consigáis eso, creceréis gradualmente y os sorprenderéis al ver la profundidad que alcanzáis en Sahaja Yoga.

Muchas gracias.