Guru Puja

Nirmal Temple, Cabella Ligure (Italy)


Send Feedback
Share

Guru Puja. Cabella Ligure, Italia. 4 de julio de 2004.

Es para mí un gran placer, una gran alegría, ver que han venido tantos sahaja yoguis para el Guru Puja. Es muy gratificante pensar que sois tantísimos discípulos. Nunca esperé que un día me siguiera tal cantidad de gente. Lo que sí se espera de vosotros es que sigáis mi Mensaje de Amor.

Yo no tengo que decir nada sobre el amor. El amor es un don absoluto, el don de sentir a los demás. De nada sirve hablar o debatir sobre él: sencillamente sentís el amor. Yo diría que para sentir el amor hay que tener corazón pero, ¿qué hacer para tener corazón? No es algo que podáis construir vosotros: está todo ahí. Lo tenéis, el hecho de que podáis sentir ese amor es algo que ya se os ha regalado; y es algo que proporciona mucho gozo y mucha paz.

El amor tiene sus propias cualidades y una de ellas es que es comprensivo. Su comprensión no se expresa en palabras o en pensamientos, sino que comprende desde el interior, siente por dentro, y esto es muy importante. Este es el punto más importante a entender: que el amor solamente se puede sentir. No se puede hablar de él, ni demostrarlo, pero está dentro y podéis sentirlo.

Y es por este motivo por el que hoy celebráis el Guru, celebración en la que podéis sentir ese amor por vuestro Guru. Este sentimiento está en vuestro interior y solo allí podéis sentirlo. Así que, debemos entender que no se trata de demostraciones, no es más que el mero sentimiento interno que os dice que tenéis el Amor del Divino. Y está a vuestro alcance porque sencillamente está ahí. Nadie os lo puede dar ni lo puede vender ni compartirlo; sencillamente está ahí. Y ese amor hay que sentirlo y compartirlo.

No tiene que ver con los demás. Si los demás os aman o no resulta indiferente. Es en vuestro interior donde se hallan el sentimiento y la profundidad de la que gozáis. Es un potencial, todo el mundo lo tiene y en gran medida. A veces sentís que lo habéis dado por completo, pero está ahí, como la inmensidad del mar.

Del mar no podéis decir que un día está lleno y al otro ya no. Es eterno. De la misma manera, la Fuente de vuestro amor es eterna. No podéis medirla, es difícil. Por el contrario, trasciende todas las aspiraciones humanas y muestra vuestra comprensión, vuestro entendimiento del amor, que no tiene palabras, que no se puede explicar, pero que por él mismo sabréis que todos tenéis esa capacidad de amar en vuestro interior, y que podéis gozar de este amor en vuestro interior.

Es un don único que muy pocos seres humanos tienen. Entre los animales también hay algunos que tienen amor, pero ese amor no es profundo, no tiene significado alguno. Puede que tenga algún propósito, pero no es humano. Por lo tanto, carece de la belleza del amor humano. Carece del entendimiento del amor humano.

No es fácil describir o explicar el amor con palabras humanas, ya que solo se puede sentir dentro del propio Ser. Y lo que percibís, cuando empezáis a sentirlo, es: quién es vuestro Guru, quién creéis que os está enseñando, adoctrinando y haciendo vivir de una determinada manera. Todo es posible, todo es humanamente posible, pero amar y gozar del amor no es tan fácil, a no ser que os halléis inmersos en él. Es muy gratificante y adorable ver cómo las personas se aman unas a otras y cómo después ese amor se extiende. El amor genera amor. Si alguien tiene amor, este simplemente se propaga. No hay que decírselo ni confesárselo a nadie: sencillamente se extenderá. Y esto es lo que debemos aprender: cómo ver ese amor en el otro.

En cierto modo, nosotros ya estamos aquí, inmersos en el amor, gracias al acontecimiento sahaja. Todos amamos y disfrutamos del amor. Nuestras caras reflejan que vivimos en el amor, y también nuestro carácter y nuestras vidas. Algo tan poco común se convierte en algo muy común, y al alcance de cualquiera. Es una gran bendición que seáis seres humanos y que esta Fuente de Amor esté ahí, al igual que la sensibilidad hacia el amor. Es un estado muy complejo que no se puede explicar con palabras. Solo se puede estar en él y disfrutarlo.

Pero hoy es el día en el que estamos celebrando el Guru Puja. El mayor Guru que tenemos es el amor. El amor sahaj es el Guru que desde nuestro interior nos enseña, que de un modo u otro nos guía. Nos guía hasta el gran camino del entendimiento, para el cual no hay que formarse en universidad o escuela alguna. Es algo tan interno que actúa y se expresa a sí mismo, se expresa como una luz. Se reconoce a estas personas porque están completamente iluminadas. Tienen luz y a través de esa luz ven el mundo entero, que para ellas es algo muy inocente y sencillo.

Sentimos amor por nuestros hijos de manera natural, y también por nuestros padres. Sentimos amor por algunas personas. Pero ese amor es muy diferente del Amor de Dios del que os hablo. Ese amor tiene algún punto en común, un cierto significado, pero el amor que…, que no se puede describir con palabras, hay que sentirlo dentro. De la misma forma, cuando habláis de vuestro Guru, deberíais sentir ese amor en vuestro interior. ¿Por qué lo sentís con tanta intensidad? La razón es que vuestro Guru os ama y vosotros amáis a vuestro Guru. Esa es la única razón por la que deberíais amar a vuestro Guru. Y sin embargo no hay razón para ello, porque amor es amor. Así es cómo el Guru cobra mucha importancia en la vida. Tenemos gente que ama a su Guru y viven en una comprensión muy casta de su amor.

Y después esta gran oportunidad de amor, de que estamos aquí para gozar completamente unos de otros desde el corazón, de que existe este océano en nuestro interior, en el que simplemente tenemos que sumergirnos. Si nos disolvemos en este océano, entonces no tendremos problemas ni preguntas. Todo formará parte de nosotros y lo podremos manejar sin razonar ni cuestionarnos nada. En eso consiste ser sahaj. Si sois sahaj, si tenéis ese amor, lo disfrutáis. Gozáis de vosotros mismos y de todos los demás, porque eso es sahaj.

No tenéis que hacer ningún esfuerzo, no tenéis que intentar nada. Simplemente está ahí y funciona. El sentimiento del amor no tiene modo de expresarse a sí mismo. Sencillamente está ahí, no puede expresarse porque carece de expresión. Solamente tenéis que sentirlo en vuestro interior, y entonces querréis hacer muchas cosas: querréis ayudar a todo el mundo, ayudaros a vosotros mismos, querréis hacer el bien a los demás. Hay líderes mundiales que han hecho grandes cosas porque tenían ese amor. No tenían nada más que ese amor que no podían contener en su interior, por lo que intentaron difundirlo, y ahora se les denomina gurus y maestros. Fue ese amor de dentro lo que llegó a la gente de forma tan especial.

Y eso es lo que no podemos poseer, no podemos reclamar, porque está ahí y funciona, funciona automáticamente. Lo que hay que tener presente es que somos ese amor, y que ese amor está dentro de nosotros. Debemos saber, debemos tener completa noción de que somos ese amor. Eso resolverá nuestro problema, porque podréis explicarlo todo, todo vuestro comportamiento, todos vuestros fallos; podéis explicar cualquier cosa cuando sabéis que estáis dotados de ese amor.

En esto consiste el Guru: él es el amor que lleváis dentro y que quiere compartir amor con los demás, que quiere dar amor a otras personas. Y en esto consisten la paz y el gozo. Podría seguir hablando del amor, pero sentirlo dentro es lo más grandioso. Es como el agua: si tenéis sed, pueden daros agua, pero no pueden beber por vosotros. Tenéis que tomar el agua y sentir su sabor, experimentar la sensación, lo que hace, y todo eso es a la vez, no son cosas separadas.

No creo que este tema haya sido demasiado sutil para vosotros. Todos vosotros habéis alcanzado un cierto grado de entendimiento de ese amor. Espero que crezca y que vosotros crezcáis en él, todos vosotros, y que lo disfrutéis.

Que Dios os bendiga.